Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Sony siempre gana

imagen por defecto contenido opinión

¿Recordáis ese momento de la Gamescom en que Microsoft anunció la exclusiva de Rise of the Tomb Raider? Pues sí, eso que oísteis en la lejanía fui yo cayéndome de culo. Yo soy uno de esos que se rindió ante el "remake" de Tomb Raider de Crystal Dynamics en su momento (no he jugado la Definitive Edition para PS4 y Xbox One) y en cuanto lo terminé, empujé a mi prometida a que empezase ella a jugarlo. Así que me pareció un auténtico megatón, capaz de decidir el "ganador de la feria". Eso no es todo: la conferencia de Microsoft estaba cargada de juegos -entre ellos una apoteósica secuencia de Quantum Break- y a lo largo de la feria, incluso han anunciado contenido físico exclusivo para la edición de coleccionista de The Witcher III, que es uno de mis títulos fetiche para 2015. 

Con Nintendo fuera de juego (la compañía japonesa no acude a Gamescom ni a Tokyo Game Show desde hace unos años) sólo Sony podía arrebatarle el protagonismo a los anuncios de Xbox One. Y la verdad, su conferencia no fue para tanto. Los juegos de Media Molecule esconden un talento enorme, pero no son "vendeconsolas" y lo demás ya se había visto en el E3 (yo fui uno de los afortunados que presenció el gameplay de Bloodborne y la demo de clima dinámico de Driveclub a puerta cerrada). Sólo llamaron la atención Until Dawn, con un nuevo aspecto y desarrollo y esa demo jugable, P.T. de la que nadie había oído hablar.  Para ser totalmente sincero, me pesaron más las ausencias de Uncharted 4, The Last Guardian o ese RPG de Guerrilla Games del que no se ha confirmado nada... y el olvido de PS Vita.

El martes pasado por la tarde, hubiera dicho que "estaba todo el pescado vendido". Y sin embargo, en un par de días se ha dado la vuelta a la tortilla. La presión de los medios y la comunidad hizo que pronto se revelase que la exclusiva de Rise of the Tomb Raider sólo era temporal (de hecho, así no coinciden las aventuras de Lara Croft y Nathan Drake en la misma ventana de lanzamiento) y P.T. es una bomba: un nuevo Silent Hill, producido por Kojima, con la colaboración de Guillermo del Toro, y presentado mediante una demo jugable. 

Todavía no me parece que sean motivos suficientes para darle la victoria. Pero, en general, tanto en la comunidad de Internet, como cuando hablo con mis compañeros, la impresión es que Sony ha ganado. Si lo consigue con una conferencia tan aburrida, la única conclusión posible es que "siempre ganan".

Lecturas recomendadas