Imagen de perfil de Jesús Delgado
La opinión de
Jesús Delgado

Spider-man, Zendaya, Mary Jane y decisiones de casting

Mary Jane repartos

La elección de Zendaya como la Mary Jane de Spider-man: Homecoming va a despertar la ira de más de un hater. ¿Es esta elección correcta o un pésima opción motivada por una decisión de marketing? ¿Acaso es imposible tener una MJ fiel al cómic?

En tema de repartos nunca llueve a gusto de todos. Pero tengo la sensación de que en los próximos meses van a llover chuzos de punta, muy mala uva, alguna palabra malsonante y, posiblemente muchas salidas de tono y faltas de respeto de esas que la gente lanza tan valientemente desde el anonimato. Y es que con la elección de Zendaya como Mary Jane Watson para la próxima película de Spider-man, Spider-man: Homecoming tengo la impresión de que las cosas se van a poner calentitas y raro será si no oímos de ciberacoso en redes a la elegida para el papel. 

Zendaya en Spider-Man: Homecoming

Dicho esto, y preparándonos para un bochornoso espectáculo de nuevo he de decir que a mi personalmente la elección Zendaya como MJ no me parece la más adecuada. De hecho me parece una mala idea de base. Ahora, que también habrá que ver cómo la desarrollan. Ciertamente el masivo "nonwhite washing" (por llamarlo de alguna manera) que están recibiendo muchos personajes de cómic en el cine es algo que no comprendo del todo, por mucho que a los social justicers de Internet les parezca fetén.

Esta práctica, cuyo ejemplo más próximo es el Deadshot de Will Smith en Escuadrón Suicida,  ya empieza a ser algo reiterativo y, en mi opinión, innecesario, habida cuenta de la cantidad de personajes no caucásicos que pululan en los cómics y que merecen mayor exposición. Ahora bien, ¿resulta entendible la elección de Zendaya como nueva Mary Jane, atendiendo al contexto de la película? Quizá sí, señoría. Pero también puede ser que no. Resulta complicado decirlo. Vamos por parte

Pongámonos en contexto

Cuando MJ ser creó allá por 1965 por Stan Lee, Romita Senior y Ditko para las páginas de Spider-man, la tónica dominante en los tebeos era la realidad de la sociedad wasp (White AngloSaxon Protestant). Difícil era ver un negro o un asiático en estas historias, y que su figura estuviera dignificada era algo poco común. Incluso Pantera Negra y su génesis (fechados en 1966)  respondían a ejemplos de racismo positivo aunque simbólico. De ahí que la realidad se centrase en personajes de unos rasgos que dominaban a su vez la escena pública. No obstante, incluso para su momento Mary Jane era exótica al ser una pelirroja de ascendencia escocesa.

MAry Jane Spider-man

Pero a día de hoy, cincuenta años después, la exposición de otras etnias en los medios es mayor, luego también lo es su presencia social. Esto implica que en las adaptaciones de los cómics y de un universo con unas reglas clásicas deba de amoldarse para que quepa representación de estos otros grupos étnicos. Nótese que además esta realidad nueva realidad social va a quedar reflejada en el principal escenario de la próxima película de Spider-man, que se desarrollará en Queens, una zona obrera que está considerada "chunga" según los estándares neoyorkinos. De hecho, para que os hagáis una idea, Queens podría ser comparado a Vallecas de Madrid hace unas décadas, o a El Raval, el "Barrio Chino", de Barcelona. 

Por otro lado, fijaos que Zendaya Maree Stoermer Coleman tiene una ascendencia bastante variada. Siendo de padre afroamericana y madre germanoescocesa, Esto, claro, pretende ser un ejemplo positivo de los barrios en donde se da el mestizaje.  De ahí que, como ella, muchos actores, vayan a ser de origen étnico bastante variado, ya que Marvel y Sony parecen querer apostar por la llamada "diversidad racial", pero aquí encontramos el primer "pero".

¿Dónde están los personajes latinos y asiáticos? Parece que la única exposición de diversidad étnica en el cine en los últimos tiempos y los cambios étnicos pasen por hacer negros a los blancos y ya. Y eso sin contar la falta de personajes de otras etnias relevantes, más allá de representantes afroamericanos como Sam Wilson "El Halcón", Luke Cage y Misty Knight (a la que veremos en Iron Fist). Incluso Miles Morales, el actual Ultimate Spider-man, es hijo de latinos y de afroamericanos, pero se rumorea que será encarnado en esta misma película por Donald Glover, cuyo origen es netamente negro. ¿Dónde están Amadeus Cho (el nuevo Hulk) y otros personajes representantes de las así llamadas "minorías"?

Actores negros Marvel

Estas decisiones me hacen pensar si en Hollywood la únicamente consideran que la diversidad racial acaba en el tándem negro-blanco, haciendo que me pregunte dónde quedan las otras etnias, cuya integración en EEUU es mayor. Como, por ejemplo, la comunidad latina, la cual ocupa poco a poco cargos de poder y de responsabilidad de manera incipiente en el sistema de poder del país.

Aún así una cuestión subyace:  ¿Era necesario realmente el cambio de etnia? Yo en este punto lo dudo. Mary Jane es un personaje que culturalmente resulta tremendamente reconocible, debido precisamente a lo exótico de su apariencia. Pálida y pelirroja, de rasgos afilados y ojos verdes y expresivos. El experimento no va a ser muy bien recibido que digamos. Y, esto, finalmente nos conduce a un apunte: Hasta el momento no hemos tenido ni una sola MJ fiel al cómic. Como veremos en el siguiente epígrafe.

¿Por qué es tan difícil hacer una Mary Jane fiel al cómic?

Simple y llanamente porque Mary Jane ha sido presentada a lo largo de los años como una fantasía sexual masculina. Ojo, no digo que lo sea. Digo que el cómo se ha vendido ha sido como una fantasía onanista para los lectores, una utopía de lo que habría que esperar de la media naranja. Ora a través de pequeños detalles de carácter, ora a través de sus retratos, ora como objeto de pin-ups o de arcos argumentales que la presentaban como objeto de deseo o como objeto de rescate. 

Mary Jane Spider-man

Mary Jane, personaje sufrido y duro donde los haya, ha sido objeto de sexualización desde muchas décadas. Ya sea protagonizando portadas ligera de ropa, en posturas tan imposibles como explícitamente incitadoras. ¡Y eso sin hablar de las estatuas y figuras que se han hecho! Pero, además (y esto tiene que ver con el propio relato del personaje) Mary Jane se ha dibujado siempre como una modelo con unos rasgos muy claro, definidos y cerrados. Esto implica, claro, que el rango de intérpretes capaces de hacer a una mujer tan sensual e idealizada sea muy complejo y nunca vaya a convencer a todo el público por igual.

Este fue precisamente de Kirsten Dunch en la trilogía clásica de Spider-man, brindándonos un trabajo actoral potable, a pesar de que su caracterización no fuera lo que se dice fiel al personaje original, debido a las enormes diferencias físicas entre la MJ de ficción y la intérprete.

Mary Jane Spider-man cine
Kirsten Dunst (izquierda) y Shailene Woodley (derecha)

Algo parecido ocurrió con Shailene Woodley, actriz que iba a ser Mary Jane en la película de Amazing Spider-man 2. Aunque esta última debe de verse como una adaptación de las Mary Janes modernas de las series de dibujos animados de Disney XD (Spectacular Spider-man y Ultimate Spider-man, para más señas), en donde la muchacha no es tan exuberante, sino que resulta bastante más modesta. Lo dicho, no hay ni una sola Mary Jane fuera de los cómics que hasta la fecha sea fiel a la versión original. ¡Ni siquiera la de la serie de los 90, cuya belleza es cuestionable según a quién le preguntes!

Además, y este penúltimo párrafo está sujeto a debate, el tratamiento de Mary Jane en los cómics puede ser objeto de discusión y de crítica acerca de su papel en la relación con Spider-man. De ahí que entienda que Sony y Marvel no quieran exponerse en cine a críticas sobre machismo y sexismo. No ahondaré en este punto, ya que dilucidar si MJ es una mujer trofeo, una mujer relegada a "apoyo del bueno" o un personaje capital aunque complementario del cómic daría para otro artículo. Sobre esto no me voy a extender. Os dejo a vosotros debatir sobre esta cuestión, que merece atención aparte, que ya le dedicaremos otro día. Tan solo tened en cuenta este punto para entender el giro que se le puede querer aplicar al personaje. 

¿Pero a dónde quiero llegar con todo esto? A que da igual que Zendaya sea medio afroamericana, morena y de rasgos ovalados, alejada del perfil tradicional de su personaje. Incluso aunque hubieran cogido a alguien más parecido, al final seguro que no acabábamos de ponernos de acuerdo sobre su idoneidad o falta de ella. Ahora bien, como también dije al principio, hasta que no veamos la película y entendamos cómo justifican esta versión afro de Mary Jane Watson yo no concluiré si ha sido una buena o una mala decisión. Por el bien de los fans y del público, sinceramente, espero lo primero. 

 

Lecturas recomendadas