Imagen de perfil de Daniel Quesada
La opinión de
Daniel Quesada

Street Fighter V: ya no hay luchadores como los de antes

street_fighter_5

Street Fighter V sigue en plena promoción al estilo Capcom: haciendo que goteen los anuncios de nuevos luchadores, para que nuestro "hype" se mantenga en un reflote constante. Ya llevamos unos cuantos: Ryu, Chun-Li, Bison, Birdie, Rainbow Mika, Vega, Zangief, Cammy, Nash, Karin, Rashid, Necali y Laura.

Otro día hablamos de lo salidorros que parecen estar los diseñadores últimamente con el "tema pectoral" (esa física de boti-boti parece de otro planeta), pero por ahora me quiero quedar con Rashid, Necali y Laura, los tres personajes nuevos que se conocen por el momento. Tras la correspondiente filtración, Capcom acaba de lanzar el tráiler oficial de la luchadora brasileña, con su Cristo Redentor cambiado al fondo por su Copa del Mundo y todo.

 

Si veis el tráiler, parece una luchadora de presas, con algún ramalazo eléctrico al más puro estilo Blanka (¿hija de nuestro bestiajo favorito, quizá?). Un diseño estilizado y agresivo, como el de Necali y Rashid. Pero, ¿sabéis lo que no veo en ninguno de los dos? Originalidad. Y eso es lo que me preocupa.

Ojo, no digo que su gama de movimientos no vaya a ser atractiva, pero les falta algo que sí tenían los juegos clásicos de la época de los 16 bits. ¡Demonios, Blanka era un tipo verde que lanzaba rayos y Dhalsim era un indio excéntrico que se estiraba! Antes, los luchadores parecían más bien superhéroes. Había un estilo en su diseño que parecía decir "bah, es una locura, pero lo vamos a hacer igualmente". Y es que la saga Street Fighter siempre ha ido acompañada de espectáculo, pero también de algo que la distinguía: el humor. ¿Quién no se rio alguna vez con los nudillazos de Dhalsim o con el aplastamiento de culo de Honda?

 

Sin embargo, los últimos luchadores ideados por Capcom parecen haber perdido ese aire loco e infantil. Yo creo que fue con Decapre con quien se tocó fondo. Sí, era interesante pelear con ella, pero su diseño era el colmo de la pereza. En todos los derivados de Street Fighter IV se han visto pocos pasos adelante: solo vi algo de ganas de soltarse la melena en Hakkan y, quizá, en El Fuerte. El resto, eran variaciones y reinvenciones de personajes ya existentes y clichés. Quizá, Rashid y sus tornados es el único que parece salirse por la tangente un poco. Pero bueno, ya lanzaba tornados Joe Higashi en Fatal Fury...

No sé si me hago viejo (os lo confirmo: me hago viejo), pero echo de menos ponerme delante de un juego de lucha y no decir "pelea bien" o "qué buena está", sino... "¡Qué personaje más guay! ¡Qué flipe!" Sentirme como un niño porque hacen volar mi imaginación, vaya. ¡Ese Mudman loco de World Heroes 2, incluso ese Q de Street Fighter III, si me apuráis! Ya puestos a soñar... ¿Qué tal si Vega se marca una danza cosaca con Mariano Rajoy al superar su modo historia?

 

Vale que cada vez es más difícil inventar algo nuevo, pero... ¡Ellos son los artistas! No pasa nada, aún tienen margen para corregir el rumbo. A fin de cuentas, llevamos 13 luchadores, pero no sabemos cuántos tendrá el juego final. Street Fighter V tiene una pinta fabulosa, no me malinterpretéis, pero además de solidez, quiero sorpresas. Llamadme loco.

- ¡Loco!

- ¿Quién ha dicho eso?

Lecturas recomendadas