Imagen de perfil de Daniel Acal
La opinión de
Daniel Acal

Los trofeos, un logro de esta generación

imagen por defecto contenido opinión

Una de las mejores cosas que nos ha dejado esta generación que se está acabando son los logros/trofeos, diversos objetivos extra establecidos por los desarrolladores en cada juego que se van acumulando en nuestros gamertags o PSN ID (como querais), bien en forma de puntos G (perdonadme el chiste fácil) en el caso de Xbox 360, bien en forma de trofeos si hablamos de las consolas de Sony. En función de su complejidad, de su dificultad o de su rareza, suelen valer más o menos puntos o, en el caso de los trofeos, integrarse en una de estas tres categorías: bronce, plata y oro (hay una cuarta, platino, que suele ser el merecido premio para los que han conseguido desbloquear todos los trofeos de un mismo juego).

Esta idea ya estaba presente en los albores de Xbox 360 y Sony, que suele tardar poco en incorporar a sus consolas todo aquello que funciona en las máquinas de la competencia, convirtió los logros de la competencia en trofeos, aunque en esta ocasión tardó más de la cuenta. Como recordaréis, los primeros juegos de PS3 no tenían incorporada esta característica. A partir de enero de 2009, todos los juegos de PS3 tenían la obligación de incluir trofeos. Incluso algunos juegos los añadieron con carácter retroactivo gracias a un parche (algunos tardaron poco en hacerlo, como el primer Uncharted; otros se hicieron más de rogar como Metal Gear Solid 4).

El caso es que hoy en día muchos ya no concebimos los juegos sin los logros/trofeos. Aportan un extra de reto y alargan la duración del juego (aunque muchas veces de forma artificial), además de potenciar el factor pìque entre los jugadores. De hecho, mucha gente disfruta sacándolos tanto o más que del juego propiamente dicho. Son los llamados cazadores de logros/trofeos, jugadores que exprimen sus juegos al límite y no paran hasta sacar hasta el último de estos objetivos extra cueste lo que cueste. Algunos de ellos llevan su pasión tan al límite que se zampan incluso juegos infantiles, todo en aras de incrementar su cuenta de logros/trofeos de forma rápida y sencilla. Si os interesa esta idea, una sencilla búsqueda en google os llevará a múltiples ránkings con los juegos con los logros/trofeos más fáciles de sacar… aunque yo creo que esto en cierto modo desvirtúa la competición. Una competición en la que yo mismo quise participar, pero la falta de tiempo libre para dedicarlo a estos menesteres me hizo terminar desistiendo. Y cuando vi en su perfil que mi compañera Estela Villa tenía 36 trofeos platino, supe que jamás podría alcanzarla y arrojé definitivamente la toalla.

Pero reconozco que, cuando estoy jugando a un juego que me gusta, siempre miro la lista de trofeos mientras lo estoy jugando. Y me sigo picando con algunos. A mi no me enganchan con “encontrar 300 cosas por el escenario”, ni con “mata a 1000 enemigos con el arma X” (bueno, sí me piqué con los 53.594 zombies de Dead Rising, pero ya no llegué a los 53.595 de Left 4 Dead… aunque volví a intentarlo con los 53.596 infectados del primer Prototype). Pero por ejemplo recuerdo que, jugando a Resident Evil 5, no paré hasta conseguir desviar una flecha con mi cuchillo. Y me sigue haciendo gracia la creatividad que le echan ciertos estudios en estas lides. Como en cierto juego de motos, que te dan el trofeo “La única forma de que los veas” si te tragas los créditos hasta el final. O en Los Simpson, juego que parodia otros juegos y que tenía “el logro más fácil de la historia”… que simplemente consistía en pulsar el boton Start. Estos son sólo algunos ejemplos que se me han ocurrido sobre la marcha mientras escribía esta entrada, pero seguro que cada uno de vosotros tendréis vuestros trofeos/logros favoritos que recordaréis con cariño de los muchos juegos que habréis jugado en esta generación que se está acabando... ¿Se perderán en el tiemrpo, como lágrimas en la lluvia?

Pues no, en esta nueva generación de consolas los logros/trofeos van a continuar. Bueno, no en las consolas de Nintendo, ya que la compañía de Kioto no parece interesada en incorporar esta idea a sus máquinas (aunque algunos juegos incluyan elementos parecidos de forma independiente). Pero además de PS Vita, tanto Xbox One como PS4 van a mantenerlos… y con novedades. Microsoft ha anunciado que en One habrá logros multimedia, premiándonos por ejemplo por ver X cantidad de películas… aunque al parecer serán logros que no afectarán al gamescore. Y ya sabemos cómo serán las notificaciones de los logros en Xbox One.

Sony, por su parte, además de mantener las mismas cuatro categorías para sus trofeos en PS4, va a añadir el componente “Rareza”. Así pues habrá trofeos comunes, raros, muy raros y un último nivel de rareza para los más extraños. Además, esta clasificación de los trofeos por su rareza puede variar con el paso del tiempo. Una idea esta última que me gusta mucho porque creo que a todo buen coleccionista (de trofeos en este caso), le gusta tener rarezas en sus vitrinas, ¿no creeis?

Lecturas recomendadas