Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

Los videojuegos ideales para niños como tú

imagen por defecto contenido opinión

No hace mucho leí un Tuit relacionado con el V Gamification Spain Meetup (en otro viaje llenamos las alforjas de gamificación, que ahora no me cabe) que rezaba lo siguiente: “La edad media del jugador de Pokémon ronda los 30, y la de Call of Duty los 12 #gamificación #GSMm #pahacérnoslomirar”. He sido incapaz de encontrar la posible fuente de esta afirmación, pero lo cierto es que me lo creo. Me sorprendió así de primeras, pero en cuanto lo pensé un segundo, me lo tragué. Cebo, anzuelo y sedal. Sigo sin saber si hay una base estadística debajo de semejante afirmación, pero si miro a mi alrededor, me lo creo. Y es que si nunca he tenido muy claro eso de “juego para niños”, actualmente esa diferencia se me escapa todavía más.

A lo mejor habría que empezar por definir qué es un niño. Yo tengo uno desde hace tiempo y os aseguro que no tiene nada que ver el “niño” de tres años, con el de seis y con el de diez (mi experiencia de primera mano acaba ahí). Pero a los tres se les considera “niños”. Obviamente, a cada edad ha jugado a cosas diferentes, aunque tiene algunas constantes en su vida…

Por si fuera poco lío, entre ellos también son muy diferentes aunque tengan la misma edad. Curiosamente, el mío es un nintendero de pro, un incondicional de Pokémon que se ha pedido para Reyes Hyrule Warriors y que no deja de jugar a Skylanders Trap Team en Wii U. Claro, se lee la Revista Oficial Nintendo... Sí, cría cuervos… ;-) Su primo, exactamente de la misma edad (es decir, 10 años), se ha pedido para Reyes Call of Duty, NBA 2K15 y Plantas contra Zombis Garden Warfare (este prefiere Playmanía). Cuando le regalaron una PS3 por su Comunión a mí mi pidió “todos los juegos de Sully”. Y tardé un rato en entender que quería los Uncharted… Se puso tan nervioso cuando le dije “pide lo que quieras”, que sólo atinó a decirme lo de Sully, qué cosas… A mi niño le emocionan Knack y los roboticos de The Playroom, pero cuando su primo vino a casa sólo quería darle a Destiny… Así, entre nosotros, confieso que disfruté más el rato de Knack que el de Destiny. Sí, yo también debo ser muy niña…

Además, ayer mismo me pasé por una tienda de videojuegos a devolver un regalo de Reyes repetido (¿os podéis creer que “encargué” a los Reyes dos veces el mismo videojuego?) y una señora le pedía al vendedor juegos de PS3 para niños. El vendedor no sabía qué ofrecerle y la niña que iba a ser la jugadora (yo no le echo más de 12 años), quería GTA V… Me fui, pero me dieron ganas de quedarme a ver en qué acababa la cosa, aunque tenía mal apaño…

No sé si esa distinción de “juegos de niños” nos la hacemos los adultos para saber qué regalarle a ese proyecto de adulto que tenemos a nuestro cargo o si son los propios niños los que la usan para dejar claro que ellos no lo son. Y es que, llegados a cierta edad, que te digan que eres un “niño” resulta de lo más ofensivo (a otra edades te encantaría oírlo). Al mío todavía no le pasa, pero si hace nada le decía “pareces un bebé”, se ponía hecho una furia…

El hecho de que los adultos digamos que Knack, Invizimals o Pokémon son juegos para niños, directamente echa para atrás a su público más objetivo. Porque, de verdad, no hay nada más ofensivo para una chaval de 12 o 13 años que llamarle “niño” (a mí me revienta que me llamen señora). A los adultos también les predispone en su contra, aunque yo me sé más de un adulto (y de dos y de tres) que disfrutó como un enano con los Ratchet & Clank o con Rayman Legends, antes de enterarse de que eran “para niños”. Y es que, dejando de lado los juegos educativos o los descaradamente infantiles, pocos de los señalados como juegos de niños no son recomendables para adultos. Ahí están los juegos de Mario, siempre considerados como paradigma del juego infantil… (de hecho, la señora de más arriba le preguntó al vendedor por “un Mario, pero para PS3”). Supongo que es el aspecto: mucho colorín = juego infantil. Personalmente disfruto mucho con los LEGO y no creo que los niños entiendan el humor que los adorna…

Kingdom Hearts, LittleBigPlanet y hasta Katamari se encuentran siempre entre los juegos ideales para niños… ¿De verdad? A mí sobrino, el de COD y Garden Warfare, le han regalado (sin pedirlo) Kingdom Hearts 1.5… Si es que lo llega a probar ya os contaré, pero anticipo la respuesta. Sólo por la cara que puso cuando me lo dijo, creo que no lo va ni a abrir. Es demasiado maduro para eso…

Lo curioso es que nosotros mismos, los que somos algo más que jugadores ocasionales, somos los que entramos en este entramado de prejuicios, que califica de infantil un juego que ofrece unas combinaciones estratégicas y tácticas que ya quisieran los juegos de “adultos”. Sí, como Pokémon. Y es que en cuanto un juego se presenta con una ilustración así, como muy colorida y con personajes que no tienen un espadón, cuernos o cara de mala leche, enseguida los clasificamos como “juego de niños”. Y una vez que una idea se planta en nuestra cabeza, no hay quien la desarraigue. El pobre Kigdom Hearts sabe lo que es eso, he oído cada cosa por lo de Goofy y Donald…

Supongo que es inevitable. Es como en el cine o la TV: si es dibujos animados, es de niños. Sí, igualito es Dora la Exploradora que Hora de Aventuras o Padre Made in USA… Y los cómics, por supuesto, son cosas de niños. Que el desconocimiento provoque estas afirmaciones no me sorprende, así somos las personas: prejuzgamos rápidamente y no nos cuestionamos nuestros juicios. Que los que se supone que sabemos de videojuegos caigamos en este error sí que me hace pensar que deberíamos hacérnoslo mirar… Confesad, fans de Pokémon, de Kingdom Hearts, de Ratchet & Clank, de Rayman, de Mario, de LEGO lapeliquesea, no os avergoncéis. Ni sois más adultos por jugar a GTV ni más niños por leer Harry Potter. De hecho, si la afimación del tuit del principio es tan cierta como parece, es porque hay gente que pasa de los prejucios (y padres que pasan del PEGI ;-).

Así, entre nosotros, no se nota tanto la edad en lo que se juega si no en cómo se juega. Y los que le deis mucho al online en Call of Duty (por ejemplo), sabréis a qué me refiero.

Lecturas recomendadas