Imagen de perfil de Rubén Guzmán
La opinión de
Rubén Guzmán

Videojuegos inspirados en novelas (1 de 2)

imagen por defecto contenido opinión

Los libros. Qué cosa, ¿eh, amigos? Dicen los que los leen que son la leche. Voy a tener que comprarme uno un día de estos. He aquí un ejemplo gráfico de cómo son:

 

Uauh. Qué vintage. ¡Me encanta! El caso es que hace poco le comenté a mi amiga Susana Herrera que no se me ocurría nada para mi próxima entrada en el blog y, entre el torrente de ideas que me propuso en apenas unos minutos, una pregunta quedó resonando en mi mente: “¿Hay muchos juegos basados en libros?”.

Menuda pregunta. De primeras se me ocurrieron pocos, porque está claro que no valen los juegos que están basados en películas que a su vez están basadas en novelas (lo que deja fuera a la gran mayoría de juegos de El Señor de los Anillos y a todos los de Harry Potter, por poner los ejemplos más famosos).

La literatura ha sido fuente de inspiración de los videojuegos con mucha menor frecuencia que el cine (lo primero que se me ocurre es una razón meramente comercial: las enormes campañas de marketing y repercusión mediática de los grandes estrenos cinematográficos hacen muy atractivas sus licencias a las compañías de videojuegos). Pero tiene que haber otras muchas razones. ¿Descubriremos algo echando un vistazo a la lista de las adaptaciones más destacadas, o curiosas, o al menos aquellas de las que me he acordado hoy? Probablemente no, pero lo voy a hacer igual. Eso si, en dos partes, porque sino no llego al cierre del número 258 de la Revista Oficial Nintendo ni de coña. ¡Un fuerte abrazo, compañeros!

Mundodisco

El fantástico universo literario creado por Terry Pratchet es un ejemplo poco común de traslación casi instantánea al mundo del videojuego: en 1983 salió el primer libro, The Colour of Magic, y solo tres años después Piranha Games lanzó una aventura conversacional para ordenadores de 8 bits que adaptaba con fidelidad el argumento del mismo.

Pero el impacto de Mundodisco en el mundo del videojuego es inolvidable por las tres aventuras gráficas desarrolladas por Perfect Entertainment para PC y Playstation (el segundo juego salió también para Saturn) en los años 90. Los dos primeros juegos, Discworld y Discworld II Missing Presumed, estaban protagonizados por el mago Rincewind.

          

Mezclaban personajes y argumentos de diferentes novelas para sumergirnos en un mundo de fantasía, surrealismo y humor que se quedó cerca en calidad de las míticas aventuras de LucasArts. El tercer juego, Discworld Noir, cambió al prota por Lewis, un detective privado creado para la ocasión, y es una parodia del género negro que no bajo ni un ápice la calidad.

Además, Mundodisco tiene desde 1990 su propio MUD (Multiuser Dungeon), es decir, un juego de rol de texto multijugador online, creado por usuarios y al que puedes apuntarte a través de este enlace. Eso sí, está en inglés.

Viaje al Centro de la Tierra

En 1989, Topo Soft realizó esta aventura para los ordenadores de 8 bits, que entraban ya en su última etapa. En esta época eran corrientes los juegos que mezclaban fases con distintas mecánicas, porque estos ordenadores estaban ya muy exprimidos y de alguna manera había que intentar sorprender al jugador. El juego de Topo empezaba con un puzle, continuaba con una fase de exploración 2D, otras dos de acción de desplazamiento lateral y cenital y acababa con un ascenso en balsa a través de la chimenea de un volcán.

 

Todo bastante fiel a la novela, aunque con un cambio importante: en el juego manejamos al Profesor Lidenbrock, a su sobrino Axel y a Grauben, la novia del mismo, que sustituye al tercer explorador del libro, el guía islandés Hans. ¿El motivo del cambio sería que Alfonso Azpiri pudiera lucirse plasmando a Grauben en la portada del juego? Pura especulación por mi parte. Hoy en día, Viaje al Centro de la Tierra es árido de jugar por su dificultad pero, artísticamente, una pequeña joya.

Drácula

 

Quizá el personaje de ficción más famoso de todos los tiempos, ha aparecido en multitud de juegos y con multitud de aspectos. Pero si hablamos de fidelidad a las fuentes literarias, solo he encontrado un juego que adapte directamente el argumento de la novela: la aventura de texto Drácula (CLR Group, 1986, Amstrad CPC, Commodore 64 y ZX Spectrum). No obstante, hay al menos otro caso destacable en los que los creadores de videojuego han bebido directamente de la obra literaria.

Dracula Resurrection (Microids, 2000, PC, Mac, PlayStation), es el primero de una trilogía de aventuras gráficas con la tradicional exploración de los escenarios mediante el puntero, en este caso en vista subjetiva. La gracia está en que el argumento continúa la novela original, contándonos en el primer juego cómo Jonathan Harker tiene que hacer frente a una nueva resurrección del vampiro siete años después. Los personajes principales y muchos de los escenarios (¿te apetece darte una vuelta por el aterrador pasaje del Borgo?) están sacados de la novela. Microids continúo la historia en dos aventuras gráficas más, Dracula 2 The Last Sanctuary (2000) y Drácula 3 The Path of The Dragon (2008). Por cierto, puedes encontrar los tres juegos en iOS y los dos primeros en Android.

Nosferatu The Vampyre (Piranha, 1986, Spectrum, Mastrad, Commodore 64)

      


Pues mira, aquí me salto mi propia regla porque este juego está basado en una peli de igual nombre dirigida por Werner Herzog. Pero es que es el único caso que recuerdo en el que puedes explorar en tiempo real el Castillo de Drácula, escenario inolvidable de la primera parte de la novela. Bueno, también podías en Bram Stoker´s Dracula, las adaptaciones para Megadrive y Super Nintendo de la peli de Coppola. Pero eran juegos de acción del montón, mientras que el de 8 bits mantiene cierto encanto y capacidad de inquietar al jugador mientras explora el castillo, realizado en impecable técnica Filmation.

Dune 

 

Vale, el juego que hizo historia fue Dune II (Westwood Studios, 1992, PC) en muchos aspectos el padre de los juegos de estrategia en tiempo real modernos. Pero, cómo no, su inspiración más directa fue la peli de David Lynch. Solo unos meses antes, y con el mismo editor (Virgen Interactive) había llegado a PC otros juego de estrategia, no tan revolucionario pero sí de calidad, llamado… Dune (Cryo Interactive, 1992, PC y Mega CD). En el papel de Paul Atreides, el prota de la novela, teníamos una doble misión: cosechar la valiosa especia del planeta Dune y acabar con la casa Harkonnen, sus jurados enemigos. El juego equilibraba bastante bien la decisiones estratégicas (consistentes en recolectar especia y crear una fuerza militar para enfrentarnos a los Harkonnen), con el toque de aventura: había que hablar con personajes y elegir diálogos, en una trama que seguía en su mayor parte la historia del libro. El juego presentaba una atractiva recreación gráfica del universo de la novela, y los fans de la misma lo gozaron bastante.

American McGee’s Alice

   

Si el surrealismo de las obras de Lewis Carroll protagonizadas por Alicia ya escondía un toque siniestro, este juego dirigido por American McGee (Doom II, Quake) en 2000 lo llevó al extremo. Años después de los acontecimientos de ”A través del Espejo”, Alicia ha visto morir a su familia en un incendio y vive catatónica en un manicomio… hasta el día en el que los habitantes del País de las Maravillas la reclaman para acabar con la tiránico Reina de Corazones. Parajes oscuros, seres de aspecto monstruoso y mucho, mucho gore, en un juego de acción, saltos y exploración en tercera persona. El mejor amigo de Alice es su cuchillo, y la sangre hace desvanecer cualquier atisbo de sutileza. En su momento sus gráficos impresionaban, y hoy siguen ejerciendo un oscuro atractivo.

Hace solo un par de años, EA lanzó una secuela, Alice Madness Returns, también dirigida por American McGee para Xbox 360 y PS3. Sus bazas eran las mismas (estética siniestra, gore y mezcla de géneros en la que primaba la acción). El impacto fue considerablemente menor, pero aún así es un juego recomendable para aquellos que gusten de mirar su lado oscuro en el espejo.

Tai-Pan

   

Tai-Pan es una novela de 1966 escrita por James Clavell, ambientada en el Hong Kong de 1842 y que narra el enfrentamiento de dos británicos por convertirse en el “Tai-Pan” de la península, es decir, el hombre que domina el comercio de la zona. TOMA YA.

Pues, en 1987, la por entonces ascendente compañía inglesa Ocean decidió que el libro era ideal para inspirar un videojuego (y eso que en realidad era la segunda novela de una serie de seis), y lanzo Tai-Pan para ordenadores de 8 bits. En esta aventura recorríamos las calles de Hong-Kong para ganar pasta con la que comprar barcos y tripulación, y luego manejábamos los barcos de nuestra flota buscando puertos con los que comerciar. Desde luego, una rara avis que merece la pena recordar solo por lo original de la propuesta.

The Grand Gastby The Videogame


 


Pues sí: el clásico que F. Scott Fiztgerald escribió en los años 20 (del siglo XX) ha inspirado un par de pelis… y también una aventura de plataformas 2D con gráficos estilo 8 bits. De hecho, el juego creado por cuatro programadores en código abierto se llama The Great Gastby for NES, porque emula la sencillez gráfica de los juegos de la mítica consola. En él, tomamos el papel del periodista Nick Carraway para superar niveles de scroll lateral saltado y librándonos de los enemigos. Sí, el juego sigue el argumento de la novela, recrea sus escenarios e incluye escenas animadas entre fases que explican la trama. Los gráficos son muy bonitos y lo mejor es que… ¡puedes disfrutarlo simplemente pulsando aquí!

Dante’s Inferno

De este no me extiendo demasiado, porque es reciente y bastante conocido. A los chicos de Visceral Games y EA se les ocurrió inspirarse en la primera parte del poema La Divina de Comedia de Dante Alighieri para ambientar un beat’em up al estilo God of War. Y nosotros no vamos a quejarnos, porque la cosa tiene su gracia: el prota es Dante (una reinterpretación muy, muy libre del escritor, convertido aquí en Caballero Templario) que debe rescatar a su amada Beatriz. Cada nivel del juego representa uno de los círculos del Infierno, y está habitado por monstruos que reflejan cada pecado (gula, lujuria, ira…).

Universo Lovecraft

Dioses oscuros de poder inimaginable, razas extraterrestres que usan a los humanos como sus cobayas, monstruos de todas clases que habitan en los rincones más oscuros de la Tierra… La imaginación de H.P. Lovecraft creo un universo de terror al que los videojuegos han mirado en varias ocasiones. Pero permitidme que destaque dos títulos basados en la novela La Sombra sobre Innsmouth (de hecho, fue la única obra de Lovecraft que se publicó como novela durante su vida).

Shadow of the Comet (PC, 1993)

   


Los aficionados a las aventuras gráficas recuerdan con cariño este juego que Infogrames lanzó durante la época dorada del género. En él tomamos el papel del fotógrafo británico John Parker que, en 1910, se traslada a la localidad estadounidense de Illsmouth (inspirada en Innsmouth) para fotografiar el paso del cometa Halley. La mecánica de juego era la típica de explorar pulsando sobre objetos y personajes para interactuar con ellos. Una buen atmósfera, puzles interesantes y una elevada dificultad (a diferencia de otras aventuras gráficas, el protagonista podía morir), le garantizan un hueco en nuestro “lovecraftianos” corazones.

Call of Cthulu: Dark Corners of The Earth (Xbox, 2005; PC, 2006)


Este no lo he jugado, pero parece bastante interesante: un survival horror en vista subjetiva que se desarrolla en el propio Innsmouth, que mezcla acción, exploración y sigilo y cuyo prota es un detective que acaba de salir de un manicomio. A priori mola, las críticas fueron decentes (rondaban el 7,5)… y en España se distribuyeron poquisimas unidades. Una la tiene Daniel Acal, que asegura que es “un juego muy “lovecraftiano” y con una ambientación cojonuda, aunque al final termina sacrificando su fidelidad al texto original en aras de brindarnos una experiencia de juego más variada y satisfactoria (y con más bichos)”.

Sus creadores, Headfirst Productions, planearon dos secuelas, pero el fracaso comercial de Dark Corners y la imposibilidad de encontrar editor para los nuevos títulos acabó llevando a la quiebra a la compañía.

Y no quiero acabar sin mencionar dos juegos que están en la mente de todos y que, aunque no adaptan directamente material de Lovecraft, están clarísimamente influidos por su mitología: el padre de los survival Horror, Alone in the Dark, y ese clásico del terror que es Eternal Darkness. Son dos juegos muy conocidos y creo que poco puedo aportar a todo lo que ya se sabe de ellos.

The Witcher

La joya de la corona de las adaptaciones literarias. Los polacos CD Projekt no han necesitado de una gran película previa (hay una pequeña, pero es muy mala) para llevar a los videojuegos todo el carisma de Geralt de Rivia, el personaje creado por su compatriota Andrzej Sapkowski. The Witcher (PC, 2007) y The Witcher 2 Assassin´s of Kinas (PC y Xbox 360, 2011) son dos de los grandes referentes el rol en la última década, pero sobre todo son una muestra de amor a la obra original. No voy a extenderme, son juegos muy conocidos también, pero baste decir que la fidelidad a la obra es total en argumento, ambientación e incluso en cómo se plasma la forma de lucha del brujo, o en cómo potencia su capacidad mediante pociones. Nos quitamos el sombrero.

Bueno, y aquí acabo la primera entrega, entre otras cosas porque tengo encima el cierre del número 258 de la Revista Oficial Nintendo. Prometo una segunda (y última) con Sherlock Holmes, El Señor de los Anillos, Don Quijote, Dragonlance y otros protas. Pero sobre todo me interesa que vosotros comentéis las adaptaciones que conocéis, porque seguro que hay muchas y muy interesantes, y así aprendo algo, que falta me hace. Gracias chicos.

Lecturas recomendadas