Imagen de perfil de Vanessa Carrera
La opinión de
Vanessa Carrera

¿Wii Fit o gimnasio?

imagen por defecto contenido opinión

Ya falta muy poco para que llegue el verano y como cada año por estas fechas a todos nos entra la neura con perder esos kilitos que hemos cogido durante el invierno: empezamos las famosas dietas milagrosas, nos apuntamos al gimnasio como locos y buscamos la forma de conseguir un cuerpo 10 en un mes y con poco esfuerzo. ¡Como si eso fuera posible!

Algo muy atractivo ahora que todos estamos tan ocupados y vamos al 150% de nuestras revoluciones, es tener el gimnasio en casa. Sin ir más lejos, mi mejor amiga se ha apuntado a esta línea porque ayer me contó que se había comprado Wii Fit. Bueno, para ser exactos, me dijo “la tabla esa de la Wii”. Me extraño bastante porque siempre había pensado que esta chica no sabía ni lo que era una consola. Lo entendí rápidamente cuando me explicó que su idea era utilizar el videojuego para poder lucir bikini. Para lograrlo, al Wii Fit, ella le añade el rollo de cenar piña todos los días. En fin, cada uno..

Yo no le quiero quitar la ilusión pero creo que tengo que llamarla. Tengo que decirle que por mucho que se haya comprado Wii Fit y aunque lo utilizara, ¿cuánto?, ¿tres veces a la semana?, en un mes no va a quedarse como Giselle Bundchen. Primero de todo, porque este tipo de cosas lleva su tiempo. Segundo, porque para ponerme en forma yo no creo en milagros. Al igual que no me convencen las máquinas vibratorias que ahora están tan de moda. Seré una escéptica ¡que le vamos a hacer!


La verdad es que en el caso de WiiFit, no puedo hablar por experiencia, porque no he seguido una tabla de ejercicios con el objetivo de perder kilos. Pero, si comparo mi clase de yoga con los ejercicios de yoga que he probado en Wii Fit, no lo dudo, ¡¡me quedo con mi yogui!! El ambiente de la clase, sus explicaciones, el olor a incienso, los mantras por parejas… ¡¡todo eso no es posible en Wii Fit!! Que yo no digo que los ejercicios del videojuego no te ponga en forma. Eso no lo podría decir nunca, ¡porque anda que no te mueves  y sudas con el jueguecito! Lo que sí digo, es que para algunas cosas (como para el yoga) apuesto por las clases de toda la vida ¡con profesor físico incluido!

Sinceramente, yo prefiero seguir usando Wii Fit para divertirme en las reuniones con mis amigos (¡cuántos buenos y divertidos momentos me ha dado!), la piña para el postre y ¡no renunciar, por el dichoso bikini, a unas buenas tapitas!

Lecturas recomendadas