Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

Wii U manía

imagen por defecto contenido opinión

Oscar Wilde dijo: mejor que hablen mal de ti, a que no hablen. No le faltaba razón, aunque no sé cómo se estará tomando Nintendo todo el catálogo de declaraciones y opiniones sobre Wii U, algunas más afortunadas que otras, que se están sucediendo en las últimas semanas. Estamos ante la Wii U manía... o la manía a Wii U, depende de cómo se mire.

La penúltima, y en Hobbyconsolas ha dado mucho que hablar, como podéis ver por el número de comentarios, ha sido la de uno de los miembros de 4A Games, realizadores de Metro Last Light, sobre la velocidad del procesador de Wii U. Que se une, por citar tan solo otra, a la sorprendente -por usar un término amable- declaración de Yves Guillemot sobre, según él, el alto precio de la consola. Digo yo, sea o no sea así, que todo es opinable ¿por qué no se aplica él el mismo cuento con sus juegos? Porque no veo que esté regalando ninguna de sus versiones de Assassin´s Creed III precisamente...

En fin, no voy a seguir enumerando la cantidad de empujones, algunos para ayudar otros parece que más para hacerla tropezar, que está recibiendo la consola, incluso antes de salir en Europa y cuando apenas lleva unos días en USA.

Entiendo que en parte todo esto sucede por el hecho de que estamos ante el primer lanzamiento de una consola de sobremesa con las redes sociales en su máximo esplendor, en un momento en el que cualquier declaración cobra una dimensión desproporcionada. Vamos, que un desarrollador puede levantarse un día con el pie cambiado, por poner un ejemplo, y echarle la culpa de todo al pobre procesador de Wii U. Con el agravante de que ahora lo hace por Twitter y nos enteramos todos. Y podréis decir, ¿y por qué publicáis todo lo que se dice? No publicamos todo, os lo aseguro, pero nuestra obligación es informar. A partir de ahí nos toca a todos sacar conclusiones. U opinar, como estoy haciendo yo en esta entrada.

Y mi opinión, y es algo que he mantenido siempre, es que el éxito de una consola lo da la experiencia que ofrece a través de sus juegos, independientemente de su capacidad técnica. Y en el pasado hemos tenido ejemplos de consolas que siendo en teoría inferiores a sus rivales han acabado teniendo más éxito. Y con esto no quiero decir que Wii U vaya a ser inferior o superior a sus actuales o futuras competidoras porque, sinceramente, aún no lo sé.

Está bien que hoy en día tengamos una ingente cantidad de información sobre todas las posibilidades y capacidades técnicas de una consola (aunque también hay que distinguir entre lo que son datos contrastados y valoraciones personales). Pero al final, al menos para mí, lo que cuenta es el contacto del jugador con la máquina. Yo ya he compartido con bastantes usuarios, entre los cuáles estábais algunos de vosotros, dos eventos para probar Wii U, y la opinión mayoritaria ha sido muy favorable. Y me incluyo. Dejemos que la consola salga, demósle el tiempo razonable (ninguna consola da lo mejor de sí en los primeros meses y eso va también por contratiempos técnicos menores habituales en cualquier lanzamiento) y después valoremos. No es una cuestión de justicia, sino de sentido común.

Lecturas recomendadas