Imagen de perfil de Jesús Delgado
La opinión de
Jesús Delgado

Wonder Woman - ¿Por qué romperá la mala racha de críticas?

Wonder Woman - ¿Romperá la película la mala racha de críticas?

Wonder Woman comienza a cosechar las primeras críticas. La película parece estar acabando con la mala recepción de las adaptaciones de superhéroes de DC al cine. ¿Logrará la Mujer Maravilla de Gal Gadot lo que Superman y Batman no pudieron?

Wonder Woman llegará el viernes 23 de junio a los cines españoles. Y lo hará dejando tras de sí una estela de buenas primeras impresiones por parte de la crítica. Parece que la crítica en esta ocasión sí está satisfecha con una película basada en superhéroes de DC Comics, rompiendo la mala racha iniciada con El Hombre de Acero y el resto de películas que quedaron a la sombra de la Trilogía del Caballero Oscuro de Christopher Nolan. 

Y es que tanto Batman v Superman: El amanecer de la justicia como Escuadrón Suicida recibieron críticas ferocísimas por parte de los "entendidos" y de los no tan entendidos. Algo que, sin embargo, no lastró el resultado de sendas películas en taquilla, ya que recordemos que la recaudación de ambos títulos fue bastante bueno. Aunque, también recordemos que tanto la una como la otra recibieron mejor acogida una vez se hizo público el material adicional que no vimos en cine y que solo pudimos disfrutar en las versiones extendidas domésticas.

Pero, como digo, Wonder Woman parece que no va a tener que depender tanto de su Blu-Ray para salvar el pescuezo. Y es que la cinta de la Amazona de DC Comcis viene pisando fuerte y se espera incluso que haga unos números espectaculares. ¡Para que luego haya algún directivo de Hollywood que aún se atreva a decir que una película de superhéroes protagonizada por una mujer no es rentable! 

¿Pero qué ha podido cambiar en Warner y en la división de cine de DC para que Wonder Woman no sea otra debacle a ojos de la crítica y del público en general? Creo poder elucubrar la respuesta.

Aprendiendo de la competencia

Aún a sabiendas de que lo que voy a escribir no es del gusto de más de un lector especialmente conspiranoico y obsesionado con maletines, lo voy a señalar igualmente: Quizá el secreto del éxito de Wonder Woman se encuentre en que finalmente Warner ha tomado nota de lo que están haciendo Disney y Marvel Studios y ha aprendido de sus errores.

Antes de ir a ver Wonder Woman no olvides leerte nuestro especial de cine de superhéroes

En primer lugar,  han adoptado una figura necesaria para la articulación de un universo cinematográfico como el que pretende ser el Universo Extendido de DC, en el que todas las películas están relacionadas entre sí. Me refiero, claro, a la figura de un productor que supervise todas las películas. En Marvel tenemos a un señor como Kevin Feige, que ha logrado hacer del MCU lo que es. En DC, desde el pasado año tenemos a Geoff Johns, un productor y guionista responsable de cómics como Batman Tierra Uno, Green Lantern, y Liga de la Justicia en el Nuevo Universo DC. 

Además de ser considerado uno de los mejores guionistas de la casa de Batman y Superman, Geoff Johns también ha sido una de las mentes que ha estado detrás de la popularidad de Arrow, The Flash y otras series de la cadena The CW basadas en el Universo DC. Así que podemos decir que es un tipo que conoce de sobra la esencia de los personajes con los que se trabaja en cine, sabe el lenguaje que hablan y también cómo hacerlos atractivos y coherentes para el gran público.

En este sentido, con Johns supervisando las películas tras Escuadrón Suicida no tendría que extrañarnos que a nivel de producción las películas mejoren. Sobre si no hay injerencia de ejecutivos timoratos y desconocedores del medio en el que se mueven, que escamoteen el montaje de la cinta para que esta sea políticamente correcto, desperdiciando secuencias y material que hubieran hecho de esta algo mucho más brillante. Sirva como ejemplo, el Escuadrón Suicida ya mencionado, que se vio privado de un tratamiento mucho más fiel a los cómics y que hubiera mejorado ostensiblemente lo que vimos en cine y en casa. 

En otro orden de cosas, Warner también ha aprendido de Marvel Studios, no haciendo una película de "superhéroes" al uso sino de género mixto. En esta línea algo ya se apuntó con Escuadrón Suicida, tratando de hacer una cinta de acción y espionaje con supervillanos. Sin embargo, Wonder Woman es la que propiamente es una película de género, bélico-histórico y ambientada en la I Guerra Mundial, en donde que la protagonista sea una semidiosa de los cómics solo es el detalle añadido. Este acercamiento al material augura mayor facilidad de asimilación al público general, como ocurriera con las películas del Capitán América (en especial su primer largometraje) o, salvando las distancias, Ant-Man, una película de robos y de intriga, con el superhéroe como ingrediente adicional. 

Y sobre esto, también he de decir que creo que también han aprendido en lo tocante en el humor. Como bien demostró Batman v Superman, no puedes tener al público amargado y rechinando dientes dos horas y media. Por mucho que digan los indignados con el humor del cine de Marvel, los cómics de superhéroes tienen humor para aliviar tensión. Incluso desde el idolatrado (y generalmente mal entendido) Watchmen, pasando por El Retorno del Caballero Oscuro, hasta los cómics de Injustice, los guionistas saben cuando tienen que soltar tensión y hacer que el lector (o el público) se ría, aunque la historia acabe como el rosario de la aurora y mueran todos de forma cruenta, hasta el apuntador. De ahí que me da en la nariz que, aunque seria y épica, Wonder Woman sabrá cuando relajarse y arrancarnos algunas risas. 

Una buena elección de equipo

Por otro lado, hemos de señalar que Wonder Woman, a diferencia de las anteriores películas está dirigida por una cineasta más versátil que Zack Snyder y David Ayer. Uno es un maestro del espectáculo visual (aunque no le pidas un guión elaborado), el otro es un director competente, sobre todo en escenas de acción y en el acercamiento a un drama en base a una historia bien escrita. Pero ambos están limitados en cuanto a la sensibilidad que una historia como Wonder Woman requiere.

Y es que la elección de Patty Jenkins resulta un acierto, debido a que Wonder Woman tiene un discurso feminista. No, no nos rasguemos las vestiduras por decirlo a las claras. Como ya os dije en su momento, en el reportaje sobre las curiosidades de la heroína, la Amazona es la primera súper feminista. No hay más vueltas de hoja al respecto. Pero trasladar esta característica básica del personaje a la Gran Pantalla requiere cierto tino para no caer en la trampa de "supermujer" exuberante y machorra que va destruyendo todo a su paso o en el discurso misandrista de la mujer víctima de la maldad del hombre, que ya es malo solo por su juego de cromosomas.

La directora de Monster, creo, ha sabido equilibrar estos dos polos opuestos para mostrar tanto "una mujer fuerte e independiente" (valga el topicazo) como las inequidades de la sociedad occidental a principios de siglo XX, especialmente machista y retrógrada de acuerdo con nuestros valores actuales. Y todo ello, sin dejarse arrastrar a los estereotipos facilongos, sabiendo a su vez señalar cierta crítica social al tiempo que narra una película de aventuras.

Además, el mérito podría ser del guionista Allan Heinberg, que ha trabajado sobre la historia original de Snyder y su equipo, para cincelar un guion que logre tratar adecuadamente ciertos temas. Y es que, recordemos, Heinberg es un escritor habituado a escribir series con un target femenino, como Anatomía de Grey, Sexo en Nueva York o (más cercano en cuanto a tono e intención) The Catch. La historia, me da en la nariz, que sabe también jugar con la sensibilidad adecuada para realizar el retrato de una heroína, al tiempo que trata temas importantes para el público femenino que vaya a verla, y a que su vez no resulten incómodos para el público masculino. Ni siquiera para el más cavernícola.

Por último, he decir que considero que Gal Gadot como Wonder Woman es una de las mejores elecciones de casting de los últimos años en materia de superhéroes. Tanto es así que recordemos que precisamente en BvS, el interés del público subía cada vez que ella aparecía en escena. Y que en su duelo con Doomsday, la actriz israelita demostró no solo haber hecho suyo al personaje, sino también disfrutar como una enana con él. Algo que no siempre ocurre en el cine de superhéroes. Ah, y me despido recordándole a aquellos que criticaron a la actriz por el tamaño de sus senos, que la valía de una intérprete y de cualquier mujer no se mide por la talla de sus copas. Al menos no después de que dejarámos el Paleolítico atrás. 

Dicho esto, no olvidéis comprar palomitas cuando vayáis al cine. Esta película las va a merecer. 

Lecturas recomendadas