Imagen de perfil de Esli
Análisis de Dark Souls 2
Esli

Alabado sea el soHAS MUERTO

269 es el número
de veces que he tenido que morir antes de poder venir aquí a contaros por qué
ha merecido la pena. Cada vez he sentido la misma rabia, hacia mí mismo pero
sin olvidarme tampoco de las madres de los chicos de From Software. Y una
extraña necesidad de superación que me impulsaba a ir a por más, porque en todo
momento me acompañó la certeza de que yo puedo, y que si el juego intenta
convencerme de lo contrario es sólo porque sabe que es así como más lo voy a
disfrutar. Sufriendo.

 

 

No, no somos masocas

 

Simplemente nos
gustan los retos. Y en una generación mimada por juegos facilones, la saga
Souls destaca por saber desafiar al jugador, llevarlo al extremo, y no darle
ningún tipo de ayuda que le prive de la satisfacción de lograr algo por méritos
propios. Aunque en esta ocasión tal vez no sea para tanto. ¿O sí?

 

Hay cosas en Dark
Souls II que parecen más fáciles que en su predecesor, pero es difícil
discernir si realmente es así o es que algunos ya venimos curtidos del primero.
En cualquier caso, también hay ciertas novedades que, sobre todo al principio,
impartirán lecciones de humildad a cualquiera que comience el juego en plan
gallito, como si el haber superado Dark Souls nos concediera el derecho de ir
de sobrados en la secuela. Pues de eso nada, y no tardé en sufrir el primer
castigo: a cada muerte la barra de vida se reduce, complicando más el siguiente
intento. Este exceso de sadismo me generó dos reacciones: primero ira, y luego
me obligó a esforzarme más y, en definitiva, a saborear mejor cada pequeño
triunfo. Pero tranquilos, hay maneras de recuperar la salud al completo, y
cuando lo hagas, te esforzarás aún más y te obligarás a ti mismo a jugar mejor.
Este es el tipo de consecuencia que, aunque duela, acaba por hacerte crecer.

 

 

Témele, pero no le tengas miedo

 

Pueden parecer lo
mismo, pero el temor implica respeto, mientras que el miedo anticipa un fracaso
que en realidad puedes evitar. Y aunque ya he mencionado que en algunos
aspectos este DSII se excede, tengo la sensación de que en general se ha
ablandado un pelín.

 

Para empezar, la
posibilidad de saltar entre hogueras desde el principio puede parecer una
ventaja muy cómoda, y es cierto que facilita el acceso a las zonas que ya has
visitado. Pero también reduce la sensación de recorrer un enorme mapa
interconectado a la perfección, y nos quita el placer de obtener dicha
habilidad de manera merecida. En el primer DS, poder teletransportarse era algo
que te tenías que ganar a pulso en un momento crítico del juego. Aquí nos lo
regalan como si nada.

 

También he echado
en falta enfrentarme a un boss con la sensación de que la victoria es algo
inalcanzable. Y es que la mayoría supuso algún tipo de desafío, pero muy pocos
me costaron más de tres intentos.

 

 

Otro reino con la misma niebla

 

La maldición que
padece el personaje que controlamos es parecida a nuestra adicción. No están
muy claros ni el por qué ni el cómo, simplemente es así, y avanzamos en busca
de unas respuestas que seguramente no necesitemos. Porque, una vez más, el
argumento se plantea con ambigüedad y sutileza, para servir de excusa a
cualquiera que se aventure a superar sus desafíos, que es lo que realmente importa.

 

Eso sí, los NPCs
hablan con una prosa y una voz que hipnotiza. Y sugieren que hay mucho contenido
escondido entrelíneas para todo aquél que quiera profundizar en sus historias y
descubrir sus misterios.

 

Pero a mí me bastó
su ambientación, vestida de melancolía y silencio, en unos parajes tan
maravillosos y terribles que invitan a salir huyendo, pero que te seducen para
que te adentres, te pierdas, y acabes exclamando alabado sea el sol.

 

 

No hay enemigo inofensivo, pero tampoco
imposible

 

Cada vez que te
cruces con una criatura desconocida debes optar entre ser demasiado osado o
cobarde. No quieres perder todas tus almas, pero al mismo tiempo necesitas
medirte a ese enemigo que se interpone en tu camino y, quién sabe, tal vez
tenga alguna recompensa que merezca la pena. Así que te acercas con cautela,
escudo en alto, sientes el primer golpe con contundencia mientras evalúas cuál
es el mejor momento para contraatacar. Pero entonces se acerca un segundo
enemigo que no habías visto. Procuras tener a ambos delante para poder
protegerte. Te atacan a la vez, agotando casi toda tu resistencia hasta que no
puedes evitar recibir la primera estocada. Decides salir corriendo para
curarte, pero mientras estás dándole un trago al Estus ves venir un hechizo
mágico que no habías previsto. Logras levantar el escudo justo a tiempo pero,
¡mierda!, resulta que ese escudo no bloquea los ataques mágicos y HAS MUERTO.

 

Entonces vuelves,
seguro de que no volverás a cometer los mismos errores. Ya crees haber
estudiado los patrones de ataque y te conoces todas sus rutinas. Levantas tu
arma y, ¡oh!, no sabías que podía hacer eso. HAS MUERTO.

 

Entonces te das
cuenta de lo impredecible que es el enemigo. Que cada combate requiere que
estés preparado y sepas adaptarte a lo inesperado. Así que a la siguiente será
la vencida, y lo sabes. Atacas cuando debes, acertando de pleno. Casi lo tienes.
Te proteges mejor que nunca. Recibes un fuerte golpe que te empuja hacia el
barranco de atrás y HAS MUERTO.

 

Resistes la
tentación de lanzarle el pad al televisor. Te calmas. Vuelves a intentarlo. Escudo
en alto. Atacas cuando debes. Esquivas la magia. Procuras mantener el
precipicio delante y no detrás. Atacas. Proteges. Atacas. Proteges. Atacas.
Vences. Sigues adelante, atraviesas la niebla, y el monstruo que te espera
detrás es imponente. Pero no has llegado hasta aquí para acobardarte, y sabes
que tarde o temprano también doblegarás a esa bestia gigantesca, por
imposible que parezca. Aunque seas un pringado armado con un alfiler, vencerás
y seguirás avanzando. Tienes que hacerlo, porque necesitas saber qué nuevos
retos te aguardan después.

 

 

VIRTUDES: Los triunfos que requieren verdadero esfuerzo se celebran
como ningún otro, en esta aventura que te aplasta sin piedad porque sabe que podrás
soportarlo, te hará más fuerte, y finalmente lo agradecerás.

 

DEFECTOS: Su dificultad es una virtud, pero se convierte en
injusticia cuando se pasa de la raya. Algunas trampas son prácticamente imposibles
de sortear y algunos enemigos te hacen bullying. Y aunque explorar Drangleic es
una gozada, encontrar el camino a veces puede abrumar.

 

 

VEREDICTO: 4 / 5  >>>
GRAN JUEGO <<<

 (Equivalencia HobbyConsolas: 95 aprox.)

 

 

Jugar un juego
sabiendo que vas a palmar, y mucho, puede parecer una locura. Porque lo es.
Estamos locos y lo mejor será admitirlo. Pero aún más loco hay que estar para
no unirte a nosotros, los valientes, y descubrir que la muerte es el camino a
la gloria. Suena bonito y retorcido, porque así es este juego.

 

 

- Esli

 

 

Mi música  | 
Lo mejor de la generación  |  Top
chicas

 

 

95

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Dark Souls II en PS3 y Xbox 360

    ACTUALIZADO: Ya ha llegado a su fin The Lost Crowns, la trilogía de contenidos descargables de lo último de From Software que ha estado dejándose querer una vez al mes durante los últimos tres meses. Por eso, actualizamos este análisis de Dark Souls 2 con los respectivos análisis de los DLC para que no los paséis por alto: Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Sunken King Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Old Iron King Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Ivory King ORIGINAL (3/11/2014): La muerte es, quizás, la mecánica más básica y repetida a lo largo de la historia del videojuego, y Dark Souls II no

    Hobby

    92

    Excelente

    Lo mejor

    Casi todo: combates, ambientación, dificultad, exploración, mejora de personaje..

    Lo peor

    Se parece demasiado al Dark Souls original. Gráficamente es muy mejorable.

    Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Old Iron King

    Ha pasado un mes desde que pudimos disfrutar de la primera parte de The Lost Crowns, la trilogía de DLC de Dark Souls 2 que se está dejando querer entre julio y septiembre para despedir uno de los mejores juegos del año a lo grande.  Y como lo prometido es deuda, ya tenemos disponible la segunda parte, Crown of the Old Iron King, que se presenta dispuesta a hacernos sufrir y disfrutar a partes iguales. Crown of the Old Iron King hizo acto de presencia en Xbox 360 y PC el pasado 26 de agosto, mientras que en PlayStation 3 hizo lo propio un día más tarde. Su precio individualmente es

    Hobby

    80

    Muy bueno

    Lo mejor

    El lore que desvela. El combate contra el Caballero de Humo. La zona es genial para invasiones.

    Lo peor

    La IA es un desastre. Abuso del fuego. Más fácil y corto, en general, que el otro DLC.

    Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Sunken King

    Aunque en un principio desde FromSoftware no había intención alguna de desarrollar contenidos descargables para Dark Souls 2, tras su lanzamiento el estudio nipón decidió probar suerte con la mecánica que tan bien les funcionó en la anterior entrega de la franquicia Souls. El resultado no es otro que una trilogía de DLC, The Lost Crowns, que nos llevará a revivir algunos de los momentos más importantes y enigmáticos del pasado de Drangleic. El primero de estos contenidos descargables, el que hoy nos ocupa, responde al nombre de Crown of the Sunken King (o Corona del Rey Hundido en español) y está disponible desde el 22 de julio en Xbox 360

    Hobby

    92

    Excelente

    Lo mejor

    Las trampas. La dificultad de algunos combates. La batalla contra el jefe final es espectacular.

    Lo peor

    La inteligencia artificial sigue siendo un desastre.

    Análisis de Dark Souls II para PC

    Tal y como relataba nuestro compañero Borja Abadie en su descriptivo y genial análisis de Dark Souls II para consolas, la dificultad de este juego está por encima de guiños a la jugabilidad del aficionado común y mortal de videojuegos. Va camino de convertirse en uno de los juegos más chungos que existen. Al igual que los amantes de los coches clásicos prefieren la carburación a la inyección electrónica, la manivela al elevalunas eléctrico, y unos parcos asientos de rígidas esponjas en lugar de otros con unas preciosas pieles de Alcántara, los seguidores de la saga de From Software son también unos puristas de esto del vicio rolero. Al experimentado reconforta y

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    La jugabilidad, dificultad extremadamente adictiva, atmósfera decadente

    Lo peor

    La interfaz es mediocre, técnicamente muy desaprovechado

Más análisis de usuarios