Imagen de perfil de Megaman97
Análisis de Bioshock 2
Megaman97

Análisis de Bioshock 1 (NO ME DEJA HACERLO)

Antes de nada (y sin propósito de spamear) he de decir que este análisis ha salido directamente de mi blog de videojuegos, pero de igual manera quería compartirlo con vosotros pues me encanta esta comunidad. Este análisis ha sido íntegramente redactado por mí, aunque se pueda ver en mi blog (vamos, en otra página). 

 

Análisis submarino de Bioshock.

"Cuando papá y mamá me subieron a ese avión para ir a ver a mis primos de Inglaterra, me dijeron: Hijo, eres especial, ¡naciste para lograr grandes cosas! ¿Sabes qué? Tenían razón"

Con estas breves palabras (las únicas pronunciadas por nuestro personaje, por cierto) y con un impresionante accidente en avión comienza uno de los juegos de la presente generación que se podría considerar casi de culto. Bienvenidos a Rapture.

Aunque la cosa pinte muy jodida al principio, pronto cambia... a peor. Estamos en una ciudad submarina en medio de ninguna parte, y parece que todos los ciudadanos se han vuelto locos. ¿Qué pasó en Rapture? ¿Qué llevo a la supuestamente perfecta utopía que nos proponen los primeros compases del juego a destruirse sin remedio? Eso, querido lector, es lo que vas a tener que averiguar por tu cuenta.

Y sí, he dicho bien, por tu cuenta. Aunque por supuesto Bioshock tiene un guión perfectamente estructurado (y unos giros argumentales que os dejarán de piedra) lo importante, en el fondo, no es eso. Lo importante es explorar a fondo esa magnífica ciudad, su historia, sus detalles, sus habitantes, su desmoronamiento... Si tú te encargas de explorar, el juego se encarga de darte las respuestas, pues ese es uno de sus grandes puntos fuertes: la narrativa visual. A lo largo de toda la historia solo verás dos secuencias realizadas al margen del motor del juego, el resto lo vives todo en primera persona.

Un estilo... distinto.

Como bien acabo de decir en el párrafo anterior, nos encontramos ante una jugabilidad típica de shooter en primera persona o FPS para los entendidos, aunque un poco especial para lo que estamos acostumbrados. Olvidaos de la típica interfaz de shooter en la que tienes un arma y poco más en pantalla. Aquí no te recuperarás automáticamente de todos los daños como si fueras un Lobezno en potencia, pues se usa el manido (pero olvidado en esta generación) recurso de los botiquines limitados y la comida esparcida por los escenarios, por lo que por supuesto tienes una barra de vida que te representa el tiempo que te queda hasta el siguiente botiquín.

No podría olvidarme de uno de los elementos más importantes de la jugabilidad y la trama: los plásmidos. Debajo de la barra de vida nos encontraremos una barra que bien podría representar la magia de A link to the Past, y podríamos decir que es algo así como magia, pues esta barra representa el EVE, o lo que es lo mismo, la capacidad de ejecutar poderosos ataques a partir de modificaciones genéticas que hemos adquirido anteriormente (ataques de hielo, fuego, electricidad, abejas, dobles para burlar la seguridad y un largo etcétera). Al igual que con la salud, hay un sistema de rellenado de la barra, pero en vez de ser botiquines hablamos de jeringuillas de EVE.

En el apartado de las armas tenemos una cierta variedad. Disfrutamos de un arsenal básico (arma cuerpo a cuerpo, pistola, escopeta, ametralladora, lanzagranadas... vamos, lo típico) que se podría quedar corto si no contáramos con que cada arma, excluyendo el arma de cuerpo a cuerpo (que, por cierto, recuerda sospechosamente a la mítica crowbar de Half Life), cuenta con hasta tres tipos de munición, además de que se pueden aplicar mejoras en ciertas terminales diseminadas por todo Rapture.

Además, olvídate de esos aburridos escenarios pasilleros en los que se te van interponiendo hordas y hordas de enemigos que parecen recién salidos de parbulitos: tendrás que explorar a fondo los escenarios si lo quieres saber todo sobre Rapture. Sin embargo, que no se preocupen los jugadores a los que les gusta ir a saco: siempre tienes una brillante flecha en pantalla que te indicará a dónde ir. Hacerla caso o ignorarla es cosa tuya.

Deliciosos toques de rol.

Siguiendo con la jugabilidad, podríamos decir que Bioshock tiene ciertos toques de rol. La práctica totalidad de los plásmidos tienen versiones más potentes, podemos mejorar la cantidad de salud y EVE que poseemos, tendremos que comprar cosas en distintas máquinas expendedoras, habrá que investigar enemigos para ejercer más daño (por ejemplo) y hay una serie de mejoras, denominadas tónicos genéticos, que nos proporcionarán ciertas ventajas en distintos ámbitos. ¿Y cómo gestionamos y conseguimos todas estas mejoras? Pues comprándolas en determinadas máquinas expendedoras llamadas Jardines de recolectoras.

Estas máquinas se llaman así por un motivo: las Little Sister, pequeñas niñas convertidas en monstruos que se dedican a recolectar Adam de los cadáveres. Según vayáis avanzando en la historia se os contará más sobre ellas, pero lo importante es que tendremos que encontrarlas para acceder a ese preciado Adam que nos hará ser unos chetos.

Por supuesto, esto no podría ser tan fácil. Hay un número limitado de Little Sister por nivel, y para llegar a ellas tendremos que pasar por encima de sus protectores (Big Daddies) que nos pondrán las cosas difíciles. Una vez derrotemos a estos podremos acercarnos a las niñas y tomar una difícil decisión moral: ¿salvarlas y transformarlas en niñas normales para conseguir una cantidad pequeña de Adam o asesinarlas brutalmente para ser más poderoso? A nuestra elección queda, y quién sabe para qué influirá eso.

Steampunk cincuentero.

Pasemos al apartado gráfico. Desgraciadamente, el juego ya tiene bastante tiempo y los gráficos ya no impresionan como entonces (a pesar de poseer algunos efectos realmente alucinantes para su época), pero aunque los gráficos no nos maravillen de eso se encargará su magnífico estilo artístico. Con un estilo que roza el steampunk y el arte de los cincuenta, Rapture no es una ciudad de un videojuego, es una ciudad viva (bueno, más o menos... ya me entendéis). Como bien he mencionado al principio del análisis, es increíblemente importante la narrativa visual, es decir, que todos los detalles cuentan. Nada está puesto por azar o porque se le haya antojado al diseñador gráfico de turno; si el juego suele durar unas 10-15 horas, podríais pasaros el doble de tiempo simplemente admirando Rapture y es posible que no llegarais a apreciar todos los detalles importantes. La ciudad está contándote una historia y me parece de mala educación no escucharla.

Pium, pum, slitch y voces.

En cuanto a sonido se refiere, no nos podemos quejar. Hay una gran cantidad de sonidos (a veces muy útiles, pues nos ayudarán a entender qué narices está pasando en determinadas ocasiones), un sonido envolvente que funciona de miedo con unos buenos cascos y una cantidad indecentísima de cuidadas voces.

Cada enemigo puede llegar a tener su historia si somos pacientes, pues se pondrán a hablar de su pasado (o lo que ellos creen que es el presente) y a charlar entre ellos. A parte de eso, hay muchas cintas con las que nos iremos topando por el escenario que nos ayudarán a entender la historia de la ciudad, y de las cuales muchas voces os sonarán, así como las voces de los personajes principales (muy conocidas y especialmente cuidadas, como era de esperar). Además, el juego está completamente doblado al castellano, algo que se agradece muchísimo, pues siempre es muy incómodo ponerse a leer unos subtítulos en medio de la acción.

Si una pega se le puede sacar a este apartado es que, en determinadas ocasiones (sobre todo en cierta fase, ya os daréis cuenta) las voces se bugean, dando lugar a que los personajes hablen a veces en castellano, a veces en inglés y a veces en ambos a la vez. Sin embargo se puede considerar un bug menor, y no creo que se pueda tomar en cuenta a la hora de evaluar la calidad general del sonido.

Sin nota.

Llegados a este punto del análisis (mis respetos si lo has leído hasta aquí), podemos sacar una conclusión: Bioshock es un juegazo lo juegues como lo juegues, pero intenta no ser maleducado y escuchar a Rapture cuando te habla. Está claro que es un juego que recomiendo totalmente, pero que es probable que a cierto tipo de jugadores no llegue a convencer; sin embargo, con el precio al que está, yo le daría una oportunidad, pues a lo mejor te sorprendes. Si no quieres gastarte un duro, ver este walkthrough de Alexelcapo [ http://www.youtube.com/playlist?list=PLLf-iEGEIjjWHnKJYjyh70qae5XrHAf71] es lo más parecido que existe a jugarlo (además veréis que el chico le echa ganas).

Y todo está dicho. ¿Ya está? ¿Ni una nota? ¿Es un juego de 9,8 o de 9,3? A lo que yo respondo:¿acaso importa eso? A pesar de que haya análisis no veréis ninguna nota en este blog (bueno, análisis en hobbyconsolas en este caso ;). Me parece que los videojuegos (algunos por lo menos) son un arte más, y me parece que el arte no se debería puntuar. Dicho esto, disfrutad del juego y de los videojuegos en general. Hasta la próxima. 

85

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Bioshock 2 también se luce en PS3

    Da gusto volver a lugares agradables y, si ya conoces Bioshock, sobran las presentaciones. En caso contrario, lo primero que deberías hacer es buscar el juego y mentalizarte para vivir grandes momentos frente a la pantalla. Esto, además, nos permite ahorrar algo de texto e ir directamente a lo interesante. Vivimos tiempos de continuaciones y un título de éxito como este no puede quedarse solo en una entrega. Bioshock fue todo un descubrimiento donde gráficos, efectos especiales, música, argumento y personajes estaban tan bien integrados que sólo había que dejarse llevar por el embrujo de una historia que narraba, con una perfección apabullante, la hecatombe vivida por una extraña civilización submarina de

    Hobby

    88

    Muy bueno

    Lo mejor

    Ambientación increíble y los combates, memorables

    Lo peor

    Tenemos la sensación de haberlo visto todo antes

    Volvemos a Rapture con Bioshock 2

    Da gusto volver a lugares agradables y, si ya conoces Bioshock, sobran las presentaciones. En caso contrario, lo primero que deberías hacer es buscar el juego y mentalizarte para vivir grandes momentos frente a la pantalla. Esto, además, nos permite ahorrar algo de texto e ir directamente a lo interesante. Vivimos tiempos de continuaciones y un título de éxito como este no puede quedarse solo en una entrega. Bioshock fue todo un descubrimiento donde gráficos, efectos especiales, música, argumento y personajes estaban tan bien integrados que sólo había que dejarse llevar por el embrujo de una historia que narraba, con una perfección apabullante, la hecatombe vivida por una extraña civilización submarina de

    Hobby

    88

    Muy bueno

    Lo mejor

    Ambientación increíble y los combates, memorables

    Lo peor

    Tenemos la sensación de haberlo visto todo antes

    No te pierdas nuestro análisis de Bioshock 2

    Si ya conoces Bioshock, sobran las presentaciones. En caso contrario, lo primero que deberías hacer es buscar el juego y mentalizarte para vivir grandes momentos frente a la pantalla. Esto, además, nos permite ahorrar algo de texto e ir directamente a lo interesante. Vivimos tiempos de continuaciones y un título de éxito como este no puede quedarse solo en una entrega. Bioshock fue todo un descubrimiento donde gráficos, efectos especiales, música, argumento y personajes estaban tan bien integrados que sólo había que dejarse llevar por el embrujo de una historia que narraba, con una perfección apabullante, la hecatombe vivida por una extraña civilización submarina de hombres y mujeres con poderes sobrehumanos. Segundas partes... Ahora,

    Hobby

    88

    Muy bueno

    Lo mejor

    Ambientación increíble y los combates, memorables

    Lo peor

    Tenemos la sensación de haberlo visto todo antes

Más análisis de usuarios