Imagen de perfil de Chibi Lod
Análisis de Halo 4
Chibi Lod

Análisis Halo 4

Han pasado
cinco años desde que nuestras Xbox vivieran la última aventura del Jefe Maestro con su épico y emotivo
final. Ahora, 343 Industries ha
recibido la importante tarea de continuar el legado del héroe espacial creado
por Bungie. Y seguramente vosotros,
culpables, estéis hasta el cuello de preguntas
y de incógnitas
. ¿Es el Jefe Maestro de verdad o han desvirtuado su figura
hasta convertirlo en una especie  de
soldado que nada tiene que ver con su historia? ¿Habrán conseguido estar a la
altura? ¿Habrán logrado continuar la estela de éxitos que Bungie había ido
creando año tras año? Si queréis saber las respuestas a todo esto, seguid
leyendo…

 

El Jefe Maestro ha vuelto


Han pasado cuatro años, siete meses y diez días desde el
final de Halo 3 y Cortana se ve obligada a despertar a John-117, más conocido como el Jefe Maestro, al recibir unas raras
lecturas. Tras eso, la conocida pareja formada por un soldado y una IA se verán
obligados a abrirse paso entre el Covenant
que ha entrado en la famosa nave “Forward
Unto Dawn
” hasta acabar en un planeta Forerunner
llamado “Requiem”, que es uno de
los muchos Mundos Escudo que construyeron los Forerunners
para poder resguardarse si alguna vez necesitaban activar los Halos. Allí
deberán buscar la nave insignia de la UNSC,
la Infinity, para poder llevar a Cortana a la Tierra ya que han pasado 8
años desde que la crearon y las IA fallan a los 7, como evidentemente podremos
comprobar.

 

Argumentalmente,
la historia cuenta con 8 capítulos perfectamente hilvanados
entre sí con una narrativa que ya
querrían tener otros shooters actuales y que son tomados como el paradigma de
los juegos de disparos. A lo largo de dichos capítulos se nos muestra un desarrollo entre el Jefe Maestro y
Cortana muy intimista y creíble, de hecho se podría decir incluso que, en ese
sentido, se ha pasado de los personajes a las personas. La duración no es
excesivamente elevada, unas 10 o 12
horas, aunque si se juega en
cooperativo con una dificultad elevada ese tiempo puede extenderse.

 

La variedad de enemigos se hace
patenten en este juego. No sólo tendremos en nuestra contra a los ya conocidos grunts, jackals, élites y hunters sino que también tendremos que
enfrentarnos a los prometeos. Esta nueva raza se divide en 3: prometeos, crawlerswatchers. Los primeros son las unidades
más fuertes y tienen aspecto humanoide. Los segundos son como perros mecánicos,
muy vulnerables al daño pero rápidos y con gran potencia de fuego. Los últimos
son unidades de apoyo, protegen con escudos a los demás o reviven a los
caballeros.

 

Combates añejos y
novedosos


La esencia de la
saga, como no podía ser de otro modo, son los combates y los tiroteos. En esta
nueva entrega se nos presenta una dicotomía:
por un lado los de 343 Industries han decidido seguir una
senda continuista y, por otro, han querido introducir novedades.

 

La forma de enfrentar al Covenant es la usual y la que hemos estado practicando a lo largo
de estos años: esquivar las granadas de plasma, tener cuidado con los
Aguijoneadores, guardar las distancias con los élites (especialmente si van
equipados con Espadas de Energía), estar ojo avizor por si nos sorprenden los
hunter, etc.

La parte novedosa viene con los prometeos. Los crawlers pueden aparecer de cualquier
lado, ya que pueden escalar paredes o bajar por ellas, lo que nos obliga a
tener vigilado en combate varios niveles de altura, no sólo el que abarcamos
con la vista. Además, estos perros mecánicos vienen en grupo y nos rodean para
dispararnos con sus armas de repetición aunque, por suerte y como hemos
comentado, podemos matarles con facilidad. Por otro lado tenemos a los caballeros prometeos, que no sólo tienen un escudo sino que tienen la
posibilidad de teletransportarse a otro lugar, incluso detrás nuestra. Por
último, los watchers son,
posiblemente, los enemigos con más peligro potencial. Estas unidades que
parecen como helicópteros no tripulados en miniatura poseen la capacidad de
proteger con escudos a las demás unidades, revivir a los caballeros e, incluso,
dispararnos.

 

Además, con la conjunción de los enemigos prometeos y Covenant tenemos una combinación de combates que nos conduce al
frenetismo y al continuo movimiento, ya que la IA está especialmente cuidada, es muy flanqueadora y adaptativa.

 

El arsenal que
nos encontramos en este juego es más numeroso
que lo visto hasta ahora, ya que nos encontramos con todas las armas vistas
hasta ahora a las que hay que añadir las prometeas. De esta forma se conforman 3 grandes grupos de armas: las humanas,
las Covenant y las prometeas. Hay que destacar que tendremos que cambiar muy a
menudo de arma ya que hay muy poca
munición
, demasiada poca. A veces da la sensación de que son necesarias
demasiadas balas para acabar con los enemigos y que los cargadores no tienen la
cantidad de balas que deberían. Cabe mencionar también que se ha “reducido” las
explosiones de las granadas y ahora
tienen que estar bastante cerca del enemigo para hacerles daño.

 

Los vehículos
también harán acto de aparición en Halo
4. Continuando el legado de la saga,
aparecerán los clásicos Mongoose, Ghost, Warthog y demás, aunque se incluirá
una novedad que es la llamada Mantis.
Este vehículo es una especie de mecha que cuenta con una ametralladora en un brazo y un lanzador
de misiles en el otro, lo que le dota de una gran potencia de fuego
que nos permite hacer frente a gran cantidad de enemigos. De hecho, incluso hay
vehículos aéreos que podremos usar en determinados momentos de la campaña.

 

En esta ocasión vuelven las habilidades de armadura que
había en Halo Reach, con unas pequeñas modificaciones. En primer lugar siempre
tendremos sprint, que deja de ser habilidad de armadura. En segundo lugar, a
las ya conocidas mochila cohete, camuflaje activo, holograma y el escudo
parcial se suman la mochila propulsora, que nos permite
desplazarnos hacia delante o los lados con gran velocidad, el escudo de luz densa, que es un escudo de energía que
nos protege de los disparos de forma muy similar al que portan los jackals, la torreta automática, que permite desplegar un robot volador que nos apoya y
la visión prometea, que es una especie de visión térmica que nos permite
distinguir amigos de enemigos y verles a través de paredes y otros objetos.

 

Un apartado técnico con sabor agridulce


En lo técnico, este juego parecía estar destinado a convertirse
en lo mejorcito que hubiésemos visto y fuéramos a ver por nuestra Xbox y,
aunque tenía potencial para ello, no lo ha conseguido.

 

No estamos ante un motor Frostbite 2.0 movido por
PC, pero es innegable que la calidad técnica de los gráficos en sí es altísima.
No se aprecia tearing, clipping y apenas hay popping. Asimismo las texturas son de una calidad pasmosa, tanto en realismo,
como en definición ya que, por mucho que nos acerquemos a los objetos no se
pixela su textura y, por primera vez en la saga, parece que de verdad llevamos
una armadura de metal. Hay un
equilibrio justo entre escenarios
ajustado
s y lineales y grandes
espacios abiertos
y amplios. Asimismo los efectos de luz son muy realistas.

 

Pero el gran problema no es ese, culpables, el problema más
notorio es el doblaje. Las voces son
muy buenas, así como sus rasgos prosódicos,
sin embargo, están descompasadas con los labios. Este problema afecta sobre
todo a las cinemáticas CGI y, a mi entender, es un problema
más de doblaje que de montaje. Parece como si las frases en versión original
duraran más tiempo que las frases en español, lo que indica una dejadez en ese sentido por parte de los
dobladores que no se entiende de
ninguna de las maneras.

 

Por otro lado, el juego tiene pequeños tirones al cargar el juego, aunque tiene lugar en zonas
totalmente ausentes de enemigos y esos tirones no duran ni un segundo, por lo
que no molestan en exceso.

 

El sonido
también es uno de los puntos fuertes, no sólo la banda sonora que acompaña en
todo momento y no hace más que potenciar la jugabilidad, sino que los sonidos
de explosiones, motores y disparos están muy
logrados
.

 

El multijugador, el gran fallo


Así como los anteriores aspectos que 343 Industries ha
introducido han resultado novedosos y un acierto, no ha pasado así con el multijugador. En primer lugar, han
quitado el modo de juego conocido como Tiroteo
quitándole el único contenido multijugador que tenían los usuarios que no
poseen conexión a Internet. Por el contra han querido introducir, para suplir
eso, las Spartan Ops, que son una serie de misiones semanales (5 cada semana hasta un máximo de 10 semanas en esta
primera temporada de misiones) que suceden meses después de la finalización de
la campaña y cuya historia complementa a la narración principal. Sin embargo,
para jugar a estas misiones hay que tener una cuenta Gold, aunque queramos jugar en solitario o en cooperativo offline.

 

La parte competitiva del multijugador se denomina Juegos
de Guerra. Por lo visto aquí han querido adaptar la forma de jugar de Call of Duty a Halo, creando una extraña combinación poco acertada que ni es Call of Duty ni es Halo. Se ha introducido la obtención de armas y equipo mediante rachas de bajas, así como la
posibilidad de crear clases en
función de las armas que hayamos desbloqueado
según nuestro nivel. De esta forma se incita a la injusticia ya que, el que más mate se ve automáticamente empujado a
matar más al obtener mejores armas y lo mismo pasa, sólo que al revés para
aquellos jugadores menos habilidosos.

 

El multijugador
ofrece una gran cantidad de modos.
Tenemos el ya conocido Asesino, en
el que hay que acumular muertes para ganar, Regicidio, que se basa en lo mismo con la salvedad de que el
jugador que vaya primero da más puntos a quién le mate que ir a por otros
rivales, Dominio, para fortificar y
defender bases, Captura la bandera,
que consiste en capturar la bandera del rival y defender la propia, Rey de la Colina, donde se consiguen puntos
estando en un área determinada del mapa, Bola
Loca
y Bola Rápida, en el que
tendremos que mantener un objeto en nuestro poder el mayor tiempo posible, Extracción, dónde hay que sacar
zonas de suministros para ganar y, por último,
Infestación, donde dos jugadores que han sido infectados por el flood deben atacar cuerpo a cuerpo a
otros jugadores Spartan que van
armados con escopeta y pistola.

 

Además, parece que 343
Industries
no sabe que estamos en el año
2012
ya que el multijugador se
basa en hosts, que es un sistema
total y absolutamente obsoleto que sólo beneficia al que tiene mejor conexión.
De hecho, los casos de lag y
movimientos retardados suceden a menudo,
no demasiadas veces pero si las suficientes como para incordiar. Lo más normal
habría sido poner servidores dedicados, que para ello este juego es el buque
insignia de Microsoft y se cobra por
jugar online.

 

Finalmente, uno de los mayores problemas ha sido la propia conexión durante los primeros días. Al
principio al jugar online el sistema te metía en partidas sin tener en cuenta
tu nivel, por lo que se podían dar
casos de encontrar en la misma partida a alguien de nivel 1 y a alguien de
nivel 45 (sólo hay 50 niveles). Además, hasta hace poco, no se podía jugar la
campaña en cooperativo online o jugar en el mismo grupo con otro amigo a los Juegos de Guerra porque “el sistema
estaba desbordado”.

 

Las claves:

Gran calidad gráfica,
sobre todo las texturas y las luces Parte narrativa muy
cuidada y emotiva Juego ideal para ser
disfrutado en compañía y con dificultad elevada Acción y frenetismo en
cada combate que nos dejará ni un segundo de descanso Multijugador que
gustará a los que esperaban un shooter más convencional.

 

Alternativas:

Halo: Reach, el último
Halo desarrollado por Bungie Como juego de ciencia
ficción tenemos la saga Mass Effect Si se busca el
frenetismo ahí tenemos Vanquish En PS3 tendríamos
Kilzone 3 o Resistance 3 En Wii podríamos optar
por The Conduit 1 y 2

 

Sabías que…

Halo 4 es el juego más
caro de la historia de Microsoft La saga Halo estaba
pensada para ser desarrollada exclusivamente en Mac hasta que Microsoft compró
Bungie

 

Gráficos 90: El realismo, las texturas y la luz son
sobresalientes y están muy logrados. No obstante no podemos obviar los tirones
de carga.

 

Sonido 85: El descompás de las cinemáticas es muy molesto y
recriminable a pesar de que la banda sonora sea magnífica y los sonidos de
disparos, explosiones y vehículos estén más logrados que nunca en la saga.

 

Jugabilidad 70: La historia es muy buena y los controles
responden bien, pero el online es nefasto. El sistema de hosts da muchos
problemas.

 

Modos de juego 85: Mucha variedad, sin embargo quitar el tiroteo y
dejar a los que no tienen Internet sin multijugador es un punto negativo.

 

Valoración final 83: A pesar de los fallos que tiene, Halo 4 es un
buen juego y que seguramente tenga un online que pueda gustar a mucha gente
pero no por ello podemos dejar de señalar sus defectos. Realmente espero que
este sea sólo un paso de aproximación de 343 Industries al universo Halo y que
el segundo juego de la saga que realicen de manera íntegra, es decir, Halo 5, remedie
los pocos detalles que le han faltado a este juego para ser un juego
sobresaliente.

 

*Análisis previamente publicado de manera íntegra en GuiltyBit ( http://www.guiltybit.com/analisis/halo-4-analisis-xbox-360/ ). Todos los derechos reservados al autor (es decir, a mí) y la página en cuestión.

83

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis maestro de Halo 4 para 360

    Han pasado cuatro años, siete meses y diez días desde que el Jefe Maestro entrara en estado de criogénesis, tras quedar varada en el espacio la nave Forward Unto Dawn, al final de Halo 3. Es el año 2557, y el principal cambio para él, al despertar, es saber que su mentor ya no es el estudio Bungie, sino 343 Industries, que ha cogido el testigo de la franquicia estrella de Microsoft. Desde que la compañía de Redmond decidiera saltar al ruedo consolero con la primera Xbox, el famoso Spartan II ha sido su particular morlaco y, ciertamente, su embestida sigue siendo tan poderosa como siempre. Una vez acabada la terna

    Hobby

    94

    Excelente

    Lo mejor

    El online es gigantesco y la inclusión de Spartan Ops, un acierto. Hay armas y poderes a mansalva.

    Lo peor

    Gráficamente, se ha estancado un poco. Spartan Ops precisa de Xbox Live Gold, aunque se juegue solo.

Más análisis de usuarios