Imagen de perfil de Chibi Lod
Análisis de The Witcher 2 Assassins of Kings
Chibi Lod

Análisis The Witcher 2

En 2007, un desconocido estudio polaco
llamado CD Projekt RED nos
sorprendía con un juego de rol muy centrado en las decisiones morales,
presentándonos un mundo en el que no había una distinción entre buenos y malos,
solamente estaba la historia, con sus decisiones y consecuencias. Dicho juego
estaba basado en una serie de novelas del autor polaco Andrzej
Sapkowski.
De esta forma en The Withcer 1
encarnábamos a Geralt de Rivia, un brujo, es decir, un mutante encargado
de dar cuenta de monstruos y todo tipo de criaturas hostiles.

 

Un mundo adulto y
oscuro


Ya centrados en The Witcher 2, el juego nos sitúa justo después de
lo acontecido en el primer juego. Tras salvar al rey Foltest del
asesino, que resultó ser un brujo, el monarca hace de Geralt su guardaespaldas
personal
. A pesar de eso, el brujo no consigue evitar una segunda tentativa
de asesinato y el rey Foltest muere justo al principio del juego. Tras eso, el
asesino huye, dejando a Geralt en la escena del crimen y, por tanto, incriminándole.
De esta forma comienza toda una odisea en busca del asesino de reyes para que
Geralt pueda restablecer su honor. No obstante, el brujo tiene además
propias metas ya que ha perdido la memoria y quiere recuperarla a toda costa.

 

El mundo en el que se desarrolla el juego es muy adulto y verosímil.
Los reyes tienen sus disputas y feroces guerras por palmos de tierras. Hay
conspiraciones, intrigas, mentiras y engaños. Así, todos los personajes del
juego se mueven en unas tonalidades de grises que nos impiden
categorizarlos en cajones estancos como “el bueno, “el malo” o “el héroe”.  De hecho, muchas de las decisiones que
tenemos que tomar, las tomamos prácticamente a ciegas ya que nunca estamos
seguros de hacer lo correcto y nos preguntamos qué habría pasado de haber
elegido otra opción. Esto sin duda, es algo bueno, ya que ayuda a que el título
sea rejugable. También es un punto a su favor el hecho de que las consecuencias
de nuestras decisiones sean prácticamente inmediatas, a diferencia de
otros juegos en los que el camino que hemos seguido sólo influye para
mostrarnos una cinemática final u otra.

 

Asimismo, hay otro elemento que es recurrente últimamente en los juegos
de rol, especialmente en la saga Dragon Age. Ese elemento no es, ni más
ni menos, que el racismo. Los humanos se consideran a sí mismos
superiores a los elfos o los enanos, obligándoles a vivir en el exilio o en
guetos. Esta segregación tiene una gran importancia en la trama ya que
está siempre presente y tiene además, como consecuencia, la aparición de un
grupo vengativo de no humanos denominado Scoia´tael, dirigidos por Iorveth,
del que nos os contaremos gran cosa para no spoilearos
la aventura.

 

Otro tema que es bastante recurrente en la historia es el sexo, y
es que, como ya hemos dicho, este es un juego bastante adulto y en él se
reflejan todas las pasiones humanas, y el sexo no podía ser menos.

 

Rol en estado puro


Argumentalmente, la historia se divide en tres grandes actos, a lo
largo de los cuales también podemos ir tomando diversas decisiones que
afectan a cómo se desarrolla la trama. Por tanto, hay muchas maneras de
terminar la historia y diferentes objetivos que lograr. Tanto es así que
podemos llegar a presenciar hasta un total de 16 finales distintos, algo
que sin duda ayudará a paliar las aproximadamente 40 horas que dura el
juego. No es un juego corto, pero al ser de rol podían haberse extendido un
poco más con la historia.

 

Además de la historia principal, contaremos con diversas misiones
secundarias
, además de otras tareas con las que podremos ganar un dinero
extra
. Podremos participar en partidas de dados, pulsos o incluso peleas
de puños
en las tabernas de las ciudades.

Como todo buen juego de rol que se precie, podremos hablar con diversos NPCs,
aunque no con todos ya que generalmente solo podemos entablar conversación con
los mercaderes o con aquellos que nos encargan misiones. En
dichos diálogos podemos intimidar o incluso hacer uso de la magia para salir de
alguna situación comprometida. Además, tenemos la posibilidad de adquirir un
gran número de libros que nos permitan conocer un poco más a fondo la
historia de los reinos o incluso aprender sobre los puntos débiles de los
monstruos que nos encontremos en el camino.

 

Por otro lado, el título mantiene un nivel narrativo muy alto
durante los dos primeros actos del juego, aunque decae un poco en el tercero,
sobre todo si lo comparamos con los anteriores. Ese tercer acto tiene más pinta
de “cierre” que de un capítulo más en la historia, con que lo que deja
que desear.

 

Los combates en The Witcher 2 son en tiempo real y bastante
dinámicos, ya que para derrotar a los enemigos tenemos a nuestra disposición un
amplio abanico de posibilidades que tenemos que ir combinando. Podemos
usar pociones, que fortalecen diversos resistencias o características; aceites
para las espadas, que aumentan el daño provocado; bombas, que dañan o
aturden al rival con distintos efectos; y trampas, que podemos desplegar
por el campo de batalla estratégicamente. Por otro lado también podemos hacer
uso de un conjunto de hechizos menores denominados Señales, que sirven
aturdir a los rivales, inmovilizarlos, ponerlos de nuestro lado, abrasarlos o
protegernos de una parte del daño.

 

Conviene, destacar que los combates son bastante exigentes, como
el juego en general. Lo que nos obliga a hacer uso de todas nuestras artimañas
para salir victoriosos. Aún así, los chicos de CD Projekt han sabido
crear con gran maestría un sistema desafiante a la vez que entretenido,
por lo que ningún enemigo es imposible si le ponemos el empeño suficiente.

 

Como punto negativo general no podemos evitar señalar que no
tenemos mucha libertad
a la hora de explorar. No llega al nivel de pasillerismo de otros títulos de rol
pero sin duda es algo que deberían mejorar de cara a la próxima entrega de la
saga. Además no hay una gran variedad de armas o armaduras, aunque es la
ideal de acuerdo a la extensión del juego.

 

Todo un despliegue
artístico


El apartado artístico del juego es muy alto, representando con
verdadera fidelidad lo que sería un mundo medieval. Tanto las ropas, como las
construcciones o los paisajes son bastante verosímiles y dan un aspecto general
al juego envidiable. Además, esta labor también se ve en los diseños de
enemigos no humanos, tales como los trolls o las arpías. En este punto no
podemos evitar destacar los colores, que son todos bastante mates y apagados,
algo que influye mucho en la concepción de “mundo oscuro” que el juego quiere
transmitir.

 

No obstante, a pesar de que artísticamente es una verdadera maravilla,
técnicamente no lo es tanto. El juego sufre de un tearing brutal y
exagerado, resultando incluso molesto en determinadas ocasiones. Por suerte,
este defecto gráfico de una forma tan exagerada en el prólogo del juego y
decae, aunque no desaparece, en el resto de la aventura. Por otro lado tardan
en cargar algunas texturas
en determinados momentos, algo que puede
resultar incómodo de ver. A su vez también se puede apreciar algo de popping
y clipping
, aunque no es para nada molesto y solo lo apreciamos si nos
fijamos en demasía en el juego buscando esos detalles.

 

En lo que respecta al sonido, es totalmente impecable. Las voces
están muy bien interpretadas y resultan adecuadas a sus personajes, tanto en su
entonación como en el timbre. El sonido ambiente también está muy bien
logrado, tanto en los paisajes de bosque, como los de montaña y, por supuesto,
los de ciudad. La banda sonora, por su lado, acompaña en todo momento
aunque en ocasiones puede volverse un poco repetitiva.

 

Las claves:

Altamente rejugable,
muchas posibilidades Gran calidad narrativa,
nos mantendrá pegados a la pantalla hasta el último minuto Dificultad elevada,
aunque no desquiciante Mundo adulto y creíble

Alternativas:

The Witcher 1, aunque
solo está disponible para PC The Elder Scrolls V:
Skyrim Un título parecido,
aunque menos individual es Dragon Age: Origins Si queremos algo más
japonés, ahí tenemos Lost Odyssey

Sabías que…

Se rumorea que CD
Projekt está trabajando en una tercera parte de la saga La saga cuenta con gran
multitud de libros y de relatos breves La primera parte estuvo
a punto de llegar a PS3 y Xbox 360

 

Gráficos 85: Artísticamente cumple de sobra y es de lo mejorcito que hemos visto en
Xbox 360. Aún así, errores como el excesivo tearing o los fallos al cargar
texturas son inexplicables y deberían ser remediados en los futuros juegos para
consola que desarrolle esta compañía.

 

Sonido: 95: A pesar de que la banda sonora puede resultar un poco repetitiva en
ocasiones, todo el apartado sonoro es totalmente sublime, desde el sonido
ambiente, a las voces, pasando por todos los sonidos de los monstruos y las
peleas.

 

Jugabilidad 90: La gran variedad de finales, así como las distintas elecciones morales
que vamos tomando a lo largo de la historia hacen que queramos volver a jugar a
este juego, como mínimo, otra vez más. Eso unido al gran desarrollo narrativo
hace que este juego sea sobresaliente en este apartado.

 

Modos de juego
100
: El juego es lo que es, es decir, un juego de
rol para una sola persona. Por tanto, no podemos pedirle más modos de juego
cuando es un género en el que no corresponde. No obstante, los dados, las
peleas de puños o los pulsos son interesantes minijuegos que complementan el
desarrollo de la trama principal.

 

Valoración
final 93
: El juego tiene fallos gráficos y eso puede
lastrarle un poco o incluso echar para atrás a varios posibles compradores. A
pesar de ello, la excelente historia y la variedad de los combates convierten a
este título en uno de los grandes imprescindibles de la generación, sobre todo
si se es amante del rol. Ponedlo en vuestra estantería al lado de Dragon Age:
Origins.

 

*Análisis previamente publicado de manera íntegra en GuiltyBit ( http://www.guiltybit.com/analisis/the-witcher-2-analisis-xbox-360/ ). Todos los derechos reservados al autor (es decir, a mí) y la página en cuestión.

93

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de The Witcher 2 en Xbox 360

    El argumento de The Witcher 2 nos pone en la piel de Geralt de Rivia, el mismo protagonista de la primera entrega de este RPG. Se trata de un brujo que ha perdido la memoria (menudo topicazo) y emprende un largo viaje para detener al asesino del Rey, al tiempo que descubre su propio pasado. Como buen juego de rol, tenemos que explorar un gigantesco mundo repleto de monstruos, elfos, enanos y demás fauna de fantasía. Dialogar con otros personajes puede sacarnos de más de una situación comprometida, pero si no somos capaces de convencerles por las buenas, también podemos usar nuestra magia (al más puro estilo jedi) para que

    Hobby

    87

    Muy bueno

    Lo mejor

    Es muy variado y la historia nos mantiene enganchados para descubrir el pasado del brujo blanco.

    Lo peor

    Las primeras horas son un poco duras y tiene ralentizaciones o texturas que no cargan.

    The Witcher 2 y su análisis exclusivo de PC

    The Witcher 2 es uno de esos juegos que hacen temblar los cimientos del rol para PC. Y podría parecer extraño viendo de dónde viene la saga, porque si echamos la vista atrás, el primer juego no estaba mal si conseguíamos abstraernos de los patéticos diálogos, lamentables secuencias cinematográficas y un doblaje al español tan malo que viene a darle la razón a los que creen que las voces originales parecen (¿siempre?) mas creíbles. El caso es que el protagonista de esta serie, Geralt de Rivia, vuelve y lo hace con un juego superlativo en todos los aspectos. Por ejemplo en el argumento, que se ha hecho mucho más adulto

    Hobby

    96

    Obra maestra

    Lo mejor

    El aspecto gráfico es colosal, el argumento y la posibilidad de elegir qué queremos que pase.

    Lo peor

    Por decir algo, no está doblado al castellano y pide mucho, pero que muuucho PC.

Más análisis de usuarios

The Witcher 2 Assassins of Kings