Imagen de perfil de TheJoker95
Análisis de Batman Arkham Asylum
TheJoker95

Bienvenido al Manicomio

"Tengo miedo... de que cuando las puertas de Arkham
se cierren sobre mí... sea como estar en casa"

 

POR ALGUNA RAZÓN,
BATMAN ES UN SUPERHÉROE QUE SIGUE ATRAYENDO.
Han pasado generaciones y generaciones pero donde
muchos otros superhéroes han quedado en un segundo plano, el hombre murciélago
sigue en el podio, reconocido como uno de los mejores que existen.

Probablemente tenga
mucho que ver con que el Caballero Oscuro haya sido siempre bendecido con los
mejores guionistas, ilustradores, productores o cineastas. Alan Moore, Frank
Miller, Tim Burton, Jim Lee, Christopher Nolan, Paul Dini… son grandes hombres
cada uno en su campo, pero tienen algo en común, todos han trabajado con este
personaje de algún modo, ya sea dándonos grandes películas u otras obras
maestras en el terreno en donde mejor se desenvuelve Batman: los cómics.

Pero faltaba algo, y
era introducir a este gran personaje en el amplio mundo de los videojuegos, y
aquí es donde entra Batman Arkham Asylum.

 

EL JUEGO ESTÁ BASADO EN LA NOVELA GRÁFICA DE GRANT
MORRISON
llamada Arkham Asylum: A Serious House on Serious Earth,
aunque conocida mundialmente como Arkham Asylum. Con Batman llevando al Joker a
la isla de Arkham en el batmóvil. Allí lo apresan para llevarlo a su celda,
todo parece ir bien hasta que Joker escapa y se complican las cosas.
Antes de que nos hayamos dado cuenta, el payaso se ha hecho dueño del
psiquiátrico y estaremos a su merced. Así tendremos que pasar una de las peores
noches del murciélago, en la que tendrá que enfrentarse a un puñado de enemigos…
y a sus propios miedos.

 

EL DESARROLLO ES SIN DUDA LO MEJOR
DEL JUEGO
. Tendremos que recorrer el manicomio de Arkham a medida que nos
enfrentamos a los enemigos en combates cuerpo a cuerpo, o los eliminamos uno a
uno sigilosamente si están armados.

Al
contrario de lo que pueda parecer a primera impresión, Arkham Asylum no es un
juego lineal, disponemos del mapa de la isla de Arkham donde nos movemos
libremente mientras que podemos resolver acertijos de Enigma, seguir rastros
forenses o dirigirnos a nuestros objetivos buscando constantemente caminos
alternativos, ya que nuestros enemigos no pararán de cerrarnos puertas,
reforzar la seguridad o ponernos obstáculos.

Aunque no
es un “sandbox” en toda regla, ya que en todo momento estamos limitados por los
claustrofóbicos terrenos de Arkham, que consisten en el manicomio propiamente
dicho, con las penitenciarías, salas médica y unos amplios terrenos exteriores.

 

La tarea de
recorrer el asilo es mucho más sencilla con nuestros gadgets a mano, tan útiles
como el gancho, el batarang o la batgarra, que tienen también aplicaciones en
los combates. Estos artilugios y las habilidades de Batman se pueden mejorar en
un cómodo menú y así por ejemplo hacer que el gel explosivo se detone automáticamente
o poder lanzar más de un batarang a la vez. Las opciones no son muy amplias,
todo hay que decirlo, pero tampoco decepcionan.

 

NUESTRO PROTAGONISTA ES MUY VERSÁTIL. Batman
cuenta con un amplio abanico de habilidades que se pueden mejorar, y los
momentos de acción y sigilo son una maravilla.

Los combates
se resuelven con un sistema muy espectacular y visual, con solo tres botones,
golpear, contraatacar y aturdir, Batman realiza patadas, llaves, puñetazos y
combos de una forma tan fluida que parecerá que estamos viendo una escena de
video en lugar de estar jugando. Este control tan innovador, que busca más la
espectacularidad visual que la dificultad, fue bautizado como “freeflow”.

 

Para cuando
conviene que los guardias no nos descubran, utilizamos nuestras dotes para el
sigilo, como atacar por la espalda, desde una cornisa, desde las alturas o
rematar a un enemigo cuando está en el suelo.

En este
sentido la IA es magnífica, los matones de Joker reaccionan de una forma muy
realista según como vaya la situación. Cuando son un grupo numeroso se
comportarán tranquilamente, pero cuando van perdiendo hombres empiezan a
ponerse muy nerviosos, se reagrupan, disparan a lo loco y se asustan
fácilmente, la sensación de controlar la situación no tiene precio.

Una habilidad
de lo más interesante para el arte del sigilo es la visón de detective, que
será prácticamente imprescindible, es similar a la vista de águila de
Assassin’s Creed pero bastante más desarrollada. Pulsando un solo botón
obtenemos información del terreno, detectamos rastros y delatamos la posición
de los enemigos, aunque estén detrás de una pared o una planta debajo de
nosotros, además podemos diferenciar a hombres que están armados (en rojo) de
los que no, y nos dicen como es su estado de ánimo, todo esto es muy
importante, porque nos sirve para preparar nuestra estrategia de ataque, pues
no sobreviviremos ni diez segundos a los disparos de los matones.

 

LA MAYORÍA DE ENEMIGOS con los que nos
encontramos son matones del Joker a los que podemos zurrar fácilmente, aunque
para añadir variedad en los combates algunos tienen cuchillos o bastones
eléctricos y tendremos que utilizar una táctica distinta. El plantel de
supervillanos está bastante bien aunque la mayoría no suponen un verdadero reto
porque su forma de combatir es idéntica, acaba convirtiéndose en algo rutinario
y en uno de los puntos débiles del juego. Nos enfrentaremos a Cocodrilo
Asesino, a Bane, a Hiedra Venenosa o al Espantapájaros, con el que viviremos
los momentos más oscuros y épicos del juego. Todos ellos y otros muchos más que
no aparecen cuentan con su propia biografía e información que se introducen en
una base de datos conforme encontramos algo de ellos por Arkham.

Aunque
también contamos con aliados, Oráculo será la que más aparezca, se comunica con
nosotros por radio y aparte de darnos información sobre el entorno y alguna que
otra pista, nos retransmitirá a menudo lo que ocurre fuera del manicomio,
aunque también podremos enterarnos por otros modos, como cintas de entrevistas
de los presos de Arkham. También aparece Jim Gordon, aunque no demasiado se ve
claramente reflejada la relación entre ambos personajes, y será protagonista en
un par de situaciones.

 

TODO EL JUEGO, DE HECHO, ES UN HOMENAJE A
LOS FANS DEL HOMBRE MURCIÉLAGO.
Como juego de acción y aventuras, es
probablemente uno de los mejores de la generación (y el mejor de superhéroes),
sin embargo, este gran juego se disfruta plenamente cuando uno es fan del
personaje y todo su universo.

Rocksteady no
se limitó a meter con calzador a Batman y ya está, no, respetaron todo su
universo y lo usaron en su provecho.

Así, las
referencias están en todas partes, el propio Batman, por ejemplo, es un homenaje
a lo viejo y lo nuevo. Con una personalidad muy noble, el Batman de Arkham
Asylum refleja el de la etapa anterior a la corriente Frank Miller (oscura y violenta),
aquel incorruptible que prácticamente tenía la palabra “justicia” escrita en el
pecho. Es, al mismo tiempo, un Batman muy parecido al actual de las películas,
pero que en lugar de negro totalmente, viste el traje negro y gris como
referencia al Caballero Oscuro de los cómics. Muchos de los gadgets aparecieron
ya en “Batman” de Tim Burton y la vista de detective aparecía brevemente en la
película “El Caballero Oscuro” de Christopher Nolan.

Todo el mapa
por el que nos movemos es también una fuente inagotable de guiños: desde celdas
de villanos, las biografías… recorrer la isla de Arkham de cabo a rabo es
verdaderamente inquietante, pero no pararemos de encontrar referencias, si te
subes al edificio más alto podrás ver a lo lejos la torre Wayne y la ciudad de
Gotham, si rebuscas un poco en penitenciaría encontrarás celdas fácilmente
reconocibles de villanos como Harvey Dent.

A esto nos
invitan los acertijos de Enigma, que nos llevarán de un lado para otro de
Arkham y nos harán rebuscar por todos los rincones para resolverlos, además si
estamos atentos iremos encontrando lápidas del fundador Amadeus Arkham que poco
a poco nos irán contando una historia de lo más misteriosa…

 

EL UNREAL ENGINE III DA SU MEJOR CARA EN
ARKHAM ASYLUM.
El apartado gráfico es espectacular y nos muestra un Arkham
con un aire oscuro y decadente, personajes con un modelado y una expresión
excelentes y escenarios –si bien es cierto que algo vacíos, aunque está
justificado teniendo en cuenta el lugar en el que estamos- lleno de pasillos
estrechos, lugares ocultos y objetos extraños, todo con un lujo de detalle
increíble. Los efectos de la luz y la física tampoco se queda atrás.

El doblaje
también es de calidad, destacando una estrella como Claudio Serrano (que dobla
a Christian Bale en las películas) en la voz de Batman y un Joker, que aunque
no es Mark Hammil, también hace un brillante papel.

 

Para
terminar, el juego se completa en unas 10 horas más o menos, y a partir de ahí
se alargará dependiendo de lo fan (o lo perfeccionista) que seamos, dedicándonos
casi en exclusiva a los acertijos de Enigma. El modo desafío también puede
alargar considerablemente la duración, con retos de acción o sigilo, que si
tienes PS3, también puedes jugar como el  Joker.

 

------------

 

GRÁFICOS: 96 – Brillante el equilibrio entre un apartado artístico
sobresaliente y unos gráficos de última generación (más teniendo en cuenta que
es del 2009). Además está pulidísimo y por ello apenas nos encontramos con
errores.

SONIDOS: 95 - Un doblaje al español casi perfecto, una banda sonora
muy buena (aunque no es la de Hans Zimmer) y unos efectos impecables, que se
notan sobre todo en las peleas.

DURACIÓN: 88 – La historia ronda las 10, y aunque los desafíos y
los acertijos de Enigma alargan la vida del juego, unas horitas más no habrían
sobrado.

CONCEPTO: 95 – Genial, es
al mismo tiempo una reinvención total y un homenaje a Batman, que encima, como
videojuego, no falla en casi ningún aspecto.

JUGABILIDAD: 96 – Lo más aplaudido por todos, un sistema de combate
novedoso y espectacular y un control del personaje y los gadgets intuitivo y
eficaz.

DIVERSIÓN: 94 - La historia tiene un ritmo sorprendente variado y
el modo desafío es muy entretenido e incita a uno a superarse. Los constantes guiños
y las referencias encantarán a los fans.

 

VALORACIÓN FINAL: 94 – Intenso, oscuro y divertido, Arkham Asylum
es el sueño de cualquier fan de este superhéroe, aunando lo mejor del Batman de
los cómics y de las películas en un solo videojuego que además como tal, está
lleno de virtudes jugables y es un ejemplo a seguir en la mayoría de sus
aspectos. Con una jugabilidad impecable, una ambientación oscura y decadente,
un desarrollo que intima con varios géneros y un apartado técnico fantástico. Arkham
Asylum es un juego que ningún fan de la acción y las aventuras se debería
perder.

Si además eres fan, añade a todo
eso un uso magistral de la licencia del personaje y su universo, y lo disfrutarás
como pocos.

 

Alternativas: En el terreno de los superhéroes, pocos juegos
igualan a esta obra maestra de Rocksteady, pero cambiando de compañía,
Spiderman 2 de PS2 era un gran juego que muchos recuerdan con cariño. En el
terreno del sigilo, muchos podrán hablar maravillas de Metal Gear Solid 4, solo
para PS3, o de  Splinter Cell Conviction,
solo para 360

 

------------

NOTA DEL AUTOR: Me ha costado
mucho hacer este análisis, y más aún publicarlo, ya tenía escrito uno pero
cuando lo miré lo rehice por completo y aún así creo que me dejo cosas. He
comentado muchas veces que Batman Arkham Asylum es mi juego preferido de esta
generación, por ello no me gustaba el hecho de tener que calificarlo, de ponerle
una nota que lo definiera.

De hecho, si no fuera porque Kayugh
me animó (Un saludo) no creo que lo hubiera publicado.

 

 

------------

 

Quizás te pueda interesar...

 

El Universo de Batman [Post Oficial]

http://www.hobbyconsolas.com/foros/index.php?topic=21401.0

 

 

94

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios