Imagen de perfil de AlexGrohl
Análisis de Sleeping Dogs
AlexGrohl

Bienvenidos a Honk-Kong.

Sleeping Dogs, ese juego que pasó por tantas manos y que parecía que su destino no era muy claro ni prometedor, llegó a las tiendas el pasado verano de la mano de Square Enix. Un juego que, a pesar de su complicado desarrollo, ha sabido convencer a los más fanáticos del género y que te deja un buen sabor de boca. Pero como dijo Jack el Destripador... "vayamos por partes"...

Antes de nada me gustaría hablar de sus puntos más fuertes, que no son pocos, y acabar con los puntos más malos (o flojos, según como se mire) de este novedoso sandbox.

Uno de sus puntos más fuertes y que es de los primeros que sorprenden al jugador es su jugabilidad y dentro de esta, su casi perfecto sistema de combate, con una amplia variedad de combos, patadas, puñetazos y demas movimientos que hacen muy variada la lucha, que está inspirada en el sistema de combate de los últimos juegos de Batman. Cabe destacar su alta interacción con el entorno, pudiendo rematar a tus adversarios con un amplio abanico de objetos como por ejemplo paredes, coches, barras,... Ademas, tendremos un novedoso sistema de mejoras para aprender nuevos movimientos o habilidades según vayamos subiendo de rango. Y si queremos pasar del cuerpo a cuerpo y centrarnos en la acción más directa, tendremos a nuestra disposición varios tipos de armas con los que hacer frente a lo que se nos ponga delante, aunque éste no es muy variado y solo dispondremos de diez tipos diferentes de armas, como una pistola, un subfusil o una escopeta, por ejemplo.

Otra de las cosas que más me han sorprendido es su historia, quizás porque no tenía demasiadas esperanzas puestas en ella y al final acabó cumpliendo con creces. Hay que decir que la introducción es su parte más floja pero a partir de la mitad del juego la cosa se va poniendo más que interesante, llegando a un final que convence bastante. También decir que la historia está notablemente ambientada en la ciudad de Hong-Kong, y digo notablemente porque su apartado gráfico influye mucho en este apartado, cuestión de la que hablaremos más adelante. Aun asi, la ambientación por sí sola es muy buena, con una ciudad llena de detalles que hacen que te metas de lleno en el juego, llena de carteles, puestos de comida, tiendas y letras chinas (esto último ayuda mucho a meterse en el juego, sin duda).

Por el otro lado y, casi como todos los juegos, tiene sus puntos débiles que hacen que la nota no sea mayor y que, como he hecho con los puntos fuertes, pasaré a detallar.

Nada más empezar el juego, nos damos cuenta de que este juego no está hecho para demostrar maravillas visuales, es decir, que no sorprende en sus aspectos gráficos. Las texturas no son nada del otro mundo, el renderizado no es de los mejores y los gráficos en general dejan bastante que desear comparándolo con otros juegos de la fecha aunque, hay que decir en su defensa que para mover una ciudad tan detallada como esta necesita que se deje de lado el apartado visual, debido a las limitaciones que existen en las consolas actualmente. Lo único notable en este apartado son los personajes, que estan muy bien detallados, en especial Wei Shen, el protagonista.

 

Por último, para movernos por la ciudad necesitaremos vehículos y tendremos una variedad de vehículos al más puro estilo GTA (coches, motos, barcos) pero la conducción de estos puede llegar a ser algo tedioso y que a mucha gente le desesperará al principio. Digamos que la conducción es demasiado "arcade", con un sistema de frenado y de giros un tanto extraños y que harán que no duremos con el coche sin daños mucho ya que el control de estos deja mucho que desear. Aun asi, como dice la gente, todo es cuestión de práctica y a medida de que avanceis en la historia le ireis cojiendo el truco al tema de la conducción. Mención aparte el control de los barcos, que es bastante desesperante y que hará que preferais nadar antes que navegar, para que mentir.

 

Eso si, cabe recalcar que en este análisis solo me centro en las cosas más destacables y que Sleeping Dogs es un juego que tiene infinitas virtudes y muy pocos defectos, que harán divertirse a cualquiera que le guste el género sandbox. La duración de este juegazo también es muy buena, con un gran elenco de misiones secundarias (encargos, trabajos, robos, carreras,...) y pasatiempos (ir de compras, karaoke, quedar con chicas,...) que harán que nos tiremos unas cuantas horas si queremos exprimir el juego (alrededor de 25 horas). Quizas la falta de un modo multijugador es lo que hace que esta duración no se alargue pero la verdad es que no lo necesita en absoluto.

Conclusión: Merecida compra para aquellos que les gusta el género y la tercera persona. Un juego que tiene pocos fallos resaltables y muchas virtudes. Divertido, sencillo, largo y que te enganchará durante unas cuantas horas.

85

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Sleeping Dogs desde Hong Kong

    Hasta hace relativamente poco tiempo, el cine asiático era un desconocido en Occidente. En los últimos años, eso ha cambiado gracias a la calidad de producciones que han hecho que el cine japonés, chino o coreano tuviera un reconocimiento que merecía por méritos propios hacía ya tiempo. Y si el cine oriental da cabida a todo tipo de géneros, han sido filmes de mafiosos como Infernal Affairs (titulada Infiltrados en el remake dirigido por Martin Scorsese) o Duelo de Dragones, los que han influido directamente en la ambientación de Sleeping Dogs. Artes marciales, disparos, conducción, libertad de acción y amplias posibilidades en un mundo abierto, son las señas de identidad de un

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    Los combates cuerpo a cuerpo y los tiroteos son espectaculares. La ambientación general.

    Lo peor

    Técnicamente tiene algunos fallos: pobre IA, bugs generales, etc. No cuenta con modos multijugador.

Más análisis de usuarios