Imagen de perfil de TheJoker95
Análisis de L.A. Noire
TheJoker95

El cine negro en un juego

Muchos fueron lo que esperaron con ansias el nuevo título de Rockstar. "¡Como GTA pero pero de detectives!" dijeron "¡Como RDR!"... para bien, muchos se equivocaban.

 

L.A. Noire es uno de esos espécimen únicos que se encuentran solo de vez en cuando. Una aventura única, con un argumento cuidadísimo y unas mecánicas jugables que prácticamente se camuflan y no parecen serlo, juntos forman un compendio que dan lugar a más que un videojuego, una experiencia.

 

La historia nos sutúa en la ciudad de Los Ángeles de 1947 de manera espectacular, el ambiente, la música jazz, la elegancia, y el glamour, la magia del cine... todo eso empieza a perder su encanto cuando la trama que nos acontece (a los mandos del novato policía Cole Phelps) dejan de ser una simple rutina y empiezan a transformarse en una serie de casos oscuros y violentos (reales de la época por cierto) que poco a poco, parecen estar relacionados entre sí.

 

Así, Cole Phelps irá ascendiendo en el departamento de polícia de Los Ángeles, para poco a poco hacer frente a verdaderas conspiraciones que requeriran no solo su astucia como detective o su habilidad con la pistola, sino también su integridad moral. 

 

¿Que pinta un jugador aquí? Hasta aquí todo parece ser el argumento de lo que podría ser perfectamente una película clásica de cine negro. Sin embargo, Team Bondi (bajo el mando de Rockstar) se encargaron de desarrollar un juego que se alejaba de culquier convencionalismo de los géneros habituales y se convertía en un juego único, que mezcla (a veces sin mucho éxito) géneros más que conocidos, como la acción, el sandbox o las aventuras gráficas más clásicas con elementos que lo hacen especial.

 

L.A. Noire es una emocionante aventura de carácter lineal disfrazada de juego de mundo abierto, entre misión y misión podemos darnos paseos y disfrutar de la belleza de los realistas escenarios pero no hay mucho que hacer más allá de la historia principal.

 

En cuanto a mecánicas jugables se refiere, L.A. Noire deja todo su peso en los interrogatorios y las investigaciones acompañada de una trama emocionante y dejando de lado la acción, esto es todo un acierto porque es aquí donde el juego muestra todo su potencial.

Los interrogatorios son increíbles, tras hacer preguntas basadas en las pistas conseguidas debemos escuchar al interrogado y juzgar por lo que nos dice (y como lo hace) si nos miente, nos dice la verdad o si queremos sonsacarle algo más. Esta mecánica deja de parecer sencilla en cuanto nos ponemos frente a la pantalla y admiramos la complejidad de los personajes, cada uno con personalidad propia (esquivo, arrogante, inseguro...) y que reaccionará de manera distinta a las preguntas que les hagamos o a como le tratemos, el comportamiento es increíblemente realista y cada interrogatorio será toda una experiencia. Haciendo bien estos interrogatorios conseguiremos más pistas y/o pruebas que nos ayudarán en nuestra investigación. Si no los conseguimos, daremos más vueltas pero acabaremos concluyendo el caso, es practicamente imposible quedarse atascado, y aunque en este sentido el juego puede ser algo lineal, en alguna que otra ocasión serán nuestras decisiones las que fijen como lo completamos.

 

Los interrogatorios se completan de manera brillante con la búsqueda de pistas y pruebas en los numerosos escenarios, cualquier cosa puede ayudarnos y unas suaves notas de piano nos indicarán donde se encuntra un objeto que pueda ser relevante (o no), el objetivo es que nos sintamos como verdaderos detectives, y es algo que el juego sin duda consigue

 

Pero muy a menudo los interrogatorios y la busqueda de pistas no son suficientes, y aquí es donde vemos el componente de acción del juego, que es el más convencional y también el menos conseguido.

La búsqueda por emular la realidad hasta el extremo ha dado lugar a unas escenas de esta índole bastante limitadas y en ocasiones sosas. Así, los tiroteos serán realistas, nada de constantes explosiones ni efectos hollywoodienses, y nuestro personaje se mueve mientras dispara de forma muy natural, pero que queda muy extraña en un juego y no es demasiado eficaz.

Lo mismo ocurre con algunas zonas plataformeras, estas son muy convencionales y para nada tienen "momentos Uncharted" aunque en alguna que otra ocasión nos regalen un buen momento.

Ni siquiera las misiones secundarias se salen de este concepto, son (como ocurriría con un detective de verdad) increíblemente cortas y a veces solo consisten en cumplir objetivos muy concretos, como enfrentar a una pequeña banda de atracadores o dar caza a un criminal a la fuga.

Las persecuciones (a pie o en coche) son quizás lo más emocionante en este sentido, de nuevo, la acción no se fomenta y podemos tener a un sospechosos a tiro y aún así no poder dispararle, aunque en ciertos momentos podemos disparar al aire y acabar la persecución, asustándoles.

 

Todo este apartado en conclusión emula un realismo extremista, que no simpre resulta demasiado divertido y que sirvió para alejar a muchos usuarios de "gatillo fácil" del juego, dejando para el resto una experiencia mejorable en este sentido pero bastante interesante y perdonable gracias a la gran calidad de la otra cara del juego.

 

L.A. Noire se completa con un apartado sonoro, visual y argumental brillante,  el argumento es muy complejo, adulto y maduro, y está llevado a cabo por unos personajes casi humanos interpretados magistralmente por actores de cine y televisión, destacando el papel protagonista de Aaron Stanton como Cole Phelps y el de todos los compañeros que va teniendo durante la aventura. Gracias al sistema de captura facial estos personajes están llevados al videojuego de manera formidable, aunque luego el conjunto de los gráficos no sea demasiado revolucionario, en este apartado no tiene igual.

En cuanto al apartado sonoro, la gran banda sonora mezcla temas de la época con una muy buena banda sonora orquestal. No está doblado, como es habitual por Rockstar (tiene subtítulos en castellano) pero es que las voces originales son tan increíblemente buenas que lo más "bilingües" lo agradecerán.

 

VALORACIÓN FINAL: 95 

L.A. Noire es único, como esperiencia es brillante pero como juego consigue romper los convencionalismos del género. Sus grandes virtudes en muchos apartados consiguen tapar las carencias en otros creando en general una aventura muy atractiva para cualquier usuario. Si además buscas algo nuevo donde la acción es secundaria y eres amante del cine negro o simplemente las buenas historias. No hay ninguna razón por la que debas dejar pasar este juego

 

Alternativas: Heavy Rain es otro gran ejemplo de una aventura única y de como una gran historia puede crear un gran juego, es aún menos convencional que L.A. Noire y practicamente no tiene ninguna mecánica jugable descriptible

95

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de un grandioso L.A. Noire

    Hemos hablado tanto de L.A. Noire en los últimos meses (desde noviembre de 2010) que uno no sabe ya a qué agarrarse para contar lo que ha visto y sentido a la hora de ponerle las manos encima. Si habéis seguido la actualidad en HobbyNews.es, habréis visto vídeos de todos los colores hablando de personajes, formas de interrogar a los sospechosos o la forma en la que nos moveremos por la ciudad de Los Ángeles. Rockstar, con este título, se convierte en el rey del hype y reproduce con una precisión milimétrica la estrategia que le llevó al éxito hace ahora un año con Red Dead Redemption. Pequeñas dosis del juego

    Hobby

    98

    Obra maestra

    Lo mejor

    La gigantesca ciudad de Los Ángeles, la expresividad de los personajes y su ENORME diversión.

    Lo peor

    Que al leer los subtítulos nos perdemos las caras que ponen los testigos/sospechosos...

Más análisis de usuarios

L.A. Noire

la-noire-caratula

98

Hobby

90

Comunidad

Plataformas: PC , PS3 , Xbox 360

Fecha de lanzamiento: