Imagen de perfil de Rosewade
Análisis de Dragon Age Origins
Rosewade

Cocktail de Dragones y Rol

 

Ferelden,
tierra próspera, multicultural y donde la felicidad se encuentra en cada
rincón. La gente vive despreocupadamente sin miedo a nada, cada raza va a su
bola y tan solo las envidias en las cortes logran alterar la armonía de este
reino. Pero no todo es jauja, lo bueno acaba cuando hordas de engendros
tenebrosos liderados por el Archidemonio irrumpen para acabar con todo lo que
pillen por delante.

 

Ahí entramos
nosotros, depende de la raza y clase que escojamos viviremos una

historia
inicial que servirá de trasfondo a todo lo que nos viene por delante. Así
seremos reclutados para entrar a formar parte de Los Guardas Grises, legendaria
orden que emerge cada vez que una Ruina (la amenaza general) acecha Ferelden.
Con nuestros nuevos poderes, libraremos una batalla en la cual seremos
traicionados y nos quedaremos como único Guarda Gris para combatir la Ruina.A
partir de ahí tendremos que ir visitando distintas partes de Ferelden para
unificar a todas las facciones (enanos, elfos, templarios,…) bajo un mismo yugo
y así poder hacer frente lo más fuerte posible a la Ruina en una batalla final.

 

A lo largo de
nuestro periplo nos iremos encontrando diversos personajes que iremos
reclutando para nuestro equipo. Con ellos podremos empatizar de una manera
increíble gracias a su tremendo carisma. Una barra indicará lo simpático que le
caemos; la cual irá oscilando dependiendo de las decisiones que vayamos
tomando, de las cuales hablaré más adelante. Además de la posibilidad de
intimar con algún miembro del grupo.

 

Como he mencionado
antes, absolutamente todas las decisiones que tomemos, por mínimas que sean;
repercutirán en relación a la magnitud de la decisión. Algunos dilemas me han
sorprendido personalmente cuestionando mi propia moralidad y ética; ya que
normalmente ser pragmático conlleva repercusiones bastante malas y muchas veces
nos lamentaremos de ciertas elecciones (siempre te queda el guardado y
cargado). Además lo habitual es que no haya solamente un blanco y negro; sino
una escala de grises que abre un amplio abanico de finales muy variados.

 

El sistema de
caracterización de personajes es muy interesante y gratificante, eso sí va de
la mano del típico sistema de experiencia con subida de niveles que hemos visto
todos. Cuando elevamos el nivel de nuestro personaje, subimos atributos, y
seleccionamos las habilidades que queremos que nuestro personaje aprenda en
función de la clase que tenga. Además de tener un amplio sistema de talentos,
que alberga tales como robar, crear ungüentos o trampas por ejemplo.

 

El arsenal disponible
es el típico de cualquier juego de rol: espadas de todo tipo, hachas, arcos,…
Pudiendo añadir a las armas que lo toleran, un sistema de runas que las hacen
más efectivas contra determinados tipo de enemigos. Éstos últimos a veces se
repiten un poco, no habiendo un bestiario muy alto y muchos soldados solo
varían en función de la armadura que ostenten; supongo que es perdonable en un
juego de ambientación medieval. Pero se echa en falta más criaturas en general,
porque tras 10 horas de juego ya las has visto todas.

 

Una de las
grandes bazas de este juego es su gran duración. La trama principal dura
aproximadamente unas 35 horas. Aunque las misiones secundarias alargan el juego
considerablemente, siendo éstas muy variadas y abundantes. Suelen ser favores
de distintos grupos de Ferelden que te piden un favor, es más muchas veces
realizando ciertas misiones pueden conseguirte el apoyo de distintas personas
en la trama principal.

 

La mecánica
del juego es bastante acertada y sencilla de manejar. Con un botón realizamos
el ataque sencillo y en un menú contingente de las principales habilidades (con
la posibilidad de editar) que nos permite atajarlas en su uso en combate.
También cuenta con un menú radial muy práctico e intuitivo, que permite
seleccionar fácilmente cualquier función en combate al más puro estilo Mass
Effect. Dejando unos combates con multitud de posibilidades y muy profundos.

 

El apartado
gráfico es el punto débil de este título. El clipping es poco habitual pero
existente, y algo de popping se aprecia en la vegetación sobre todo. Las
texturas y definición no están muy conseguidas, además las cinemáticas están
realizadas con el mismo motor del juego; por lo que resultan poco
espectaculares a nivel gráfico. Como mencioné antes muchos enemigos se repiten
y sobre todo en lo referente al modelo y forma de actuar.

 

Por último,
la banda sonora es espléndida y consigue momentos realmente épicos, pero hay sonidos
en combates que no resultan muy convincentes, y muchas veces no está acompasado
el sonido de la hoja con el golpeo (ya es para sacar punta). Eso si las voces
de los personajes están realmente conseguidas. En mi opinión como última pega
es que los dragones no están suficientemente integrados en el juego como uno
quisiera.

 

LO MEJOR:

Una
trama y una ambientación sobresaliente. Convence
en todos los sentidos a los fans del rol. El
sistema de moral y toma de decisiones te sumerge realmente en el juego. La
duración del juego, en ningún momento se hace pesado gracias a las misiones tan
variadas. Combates
muy equilibrados generalmente.

 

LO PEOR:

Un
apartado gráfico pobre, muchos enemigos se repiten. Muchas
veces cae en los tópicos del rol. Recuerda
mucho a otros títulos como el Mass Effect.

 

TAMBIÉN HE ANALIZADO:

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/el-triste-final-de-la-fantas-a-30771

 

 

88

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios