Imagen de perfil de NDWildChild
Análisis de Sleeping Dogs
NDWildChild

De cómo Activision dejó escapar a los perros.

 

Lealtad, honor, sacrificio...palabras recurrentes en el
mundo del cine, de los videojuegos, de la literatura, de la mafia...pero, ¿hasta
dónde estarías dispuesto a llegar?, ¿cruzarías la línea?, ¿estás preparado?.

 

United
Front Games nos transporta a la sorprendente Hong Kong de Sleeping Dogs (antaño propiedad intelectual de Activision bajo el
nombre de True Crime: Hong Kong),
para ofrecernos un magnífico “sandbox” repleto de acción, persecuciones y violencia.

 

Hablar
de Sleeping Dogs es hablar de un
producto redondo que ha sabido
tratar la mayoría de sus múltiples facetas, tanto técnicas como jugables, de la
mejor manera posible. Un título variado, atractivo, repleto de acción, de cosas
por hacer, con grandes momentos y todo ello sin descuidar una trama madura, compleja,
bien narrada y con algún que otro giro argumental digno de las películas
orientales de John Woo.

 

La historia nos cuenta las vicisitudes de Wei Shen, un policía que se ve
obligado a acepar un tremebundo caso cuya finalidad será acabar con las mafias
más poderosas de Hong Kong. Para lograrlo, deberá ganarse la confianza de los mayores capos e infiltrarse
en sus filas mediante las nada recomendables acciones de extorsión, asesinato,
espionaje, robo, tortura... y todo ello mientras deambula por los
ambientes más tórridos y conflictivos de la urbe china.

 

Cabe destacar el gran acierto que supone escoger ésta ambientación “exótica”
para alejarnos así de las típicas urbes “yanquis”, harto vistas en demasiados
videojuegos. Así que, la ambientación le sienta de maravilla y
el trabajo de United Front Games para traernos una reproducción más que interesante
de Hong Kong, con más de 35.000 fotografías realizadas para la ocasión y cuatro
años de trabajo, merece la pena. La ciudad está llena de vida, de
detalles, de barrios, de callejuelas, podemos encontrar mercados nocturnos,
salas de fiesta, muelles, todo está lleno de neones, de carteles y cómo no,
lleno de gente. Además todo está pensado para favorecer la jugabilidad, es
decir, para que las persecuciones (a pie o en vehículos), los tiroteos, las
peleas y otras muchas cosas que haremos durante la partida se hagan lo más
divertidas posible. Es un juego creado, pensado y desarrollado para el
jugador.

 

En cuanto a aspectos más técnicos cabe destacar la
solvencia del motor gráfico, con una estable tasa de imágenes por segundo, buenas animaciones,
escenarios “parcialmente” destructibles, buenas texturas (en general), excelente
iluminación, cambios climáticos (de noche y con lluvia la ciudad es simplemente
espectacular), con un modelado de personajes francamente bueno para ser un “sandbox”,
con bastantes NPC’s, y todo ello movido con una soltura envidiable. Como puntos
negativos
podríamos  destacar el exagerado
efecto brillante de la piel de los protagonistas, algo de “popping” típico en juegos
de mapeado extenso, algún que otro bug por aquí y por allá (sin ninguna
trascendencia en el juego) y una conducción de vehículos que, aunque divertida,
es muy arcade y posee unas físicas un tanto juguetonas (entiéndase, irreales).

 

Referente al sonido, nos llega con un magnífico doblaje al inglés y al
cantonés y con subtítulos al castellano. Algo que molestará a muchos pero que
no es suficiente motivo como para no probar este gran juego.

 

Finalmente, es un juego que sabe innovar dónde debe, y ser tradicional en otros aspectos más típicos
de los juegos “sandbox”. La introducción del sistema de lucha (con un toque rolero de progresión) parecido al de
juegos como Batman es un atractivo más del título y seguramente nos encontramos
ante uno de los mejores sistemas de lucha implementados en un juego que no es
100% de "mamporros". Además, los tiroteos, coberturas, saltos en marcha sobre
vehículos y otros minijuegos están perfectamente implementados y hacen  de Sleeping
Dogs un excelente juego dónde, además, la violencia y la crudeza de las imágenes ayudan a
dotar de realismo y seriedad a un divertidísimo juego.

 

En conclusión, uno de los mejores “sandbox” jamás
creado (en mi humilde opinión), con un aspecto cinematográfico y de película de artes marciales logradísimo, con una historia típica pero bien
contada y actuada y que ofrece horas y horas de diversión asegurada.

 

Así pues: ¿Cruzaréis la línea? Yo os lo recomiendo!

 

 

PD. Para Helloween lanzarán un DLC con una historia de zombies y vampiros
inspirada en la mitología china. Sí, sé que hay zombies por doquier, pero creo
que patearlos al puro estilo Bruce Lee puede estar entretenido ;)

Saludos a todos/as.

 

 

Mis otras impresiones/opiniones:

 

Resident Evil 6: http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/quedo-intento-44314

 

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Sleeping Dogs desde Hong Kong

    Hasta hace relativamente poco tiempo, el cine asiático era un desconocido en Occidente. En los últimos años, eso ha cambiado gracias a la calidad de producciones que han hecho que el cine japonés, chino o coreano tuviera un reconocimiento que merecía por méritos propios hacía ya tiempo. Y si el cine oriental da cabida a todo tipo de géneros, han sido filmes de mafiosos como Infernal Affairs (titulada Infiltrados en el remake dirigido por Martin Scorsese) o Duelo de Dragones, los que han influido directamente en la ambientación de Sleeping Dogs. Artes marciales, disparos, conducción, libertad de acción y amplias posibilidades en un mundo abierto, son las señas de identidad de un

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    Los combates cuerpo a cuerpo y los tiroteos son espectaculares. La ambientación general.

    Lo peor

    Técnicamente tiene algunos fallos: pobre IA, bugs generales, etc. No cuenta con modos multijugador.

Más análisis de usuarios