Imagen de perfil de DestinoRPG
Análisis de Bastion
DestinoRPG

Cuando la narración hace la épica

Bastion es un título cláramente indie, así que empecemos por decir que
es un juego diferente a los estándares que nos encontramos en este
mundillo de los videojuegos: Estudio pequeño, escenarios y personajes
dibujados a mano, poca publicidad (De hecho, casi toda proveniente de
las buenas críticas que le han dedicado las principales webs del sector)
y su distribución exclusiva a través de medios de descarga (Xbox Live
Arcade y Steam). Quizás por todo eso (y su bajo precio, 15 €) este juego
genera aún más admiración del público que lo ha probado.

 

El sistema de batalla es el de un Action-RPG al uso, pero con gran variedad de matices que permiten adaptar nuestro estilo de juego al combate y no a la inversa. Antes de entrar en cada fase, podremos elegir la combinación de armas y mejoras de las mismas que llevar, lo cual permite gran variedad de planteamientos. ¿El arco o la carabina? ¿Queremos rapidez o causar estados alterados con el machete? ¿Preferimos invocar criaturas o lanzar granadas? ¿Mejorar nuestra vitalidad o tener más % de golpes críticos? ¿Nos ponemos algún handicap (Como que los enemigos exploten al morir) para aumentar la experiencia que recibimos por derrotarlos?

 

Esa flexibilidad podría quedarse en nada si encontramos una combinación con la que nos sentimos a gusto, pero para evitar que nos acomodemos el juego nos ofrece una serie de retos para cada arma que nos proporciona interesantes beneficios: La del arco nos pide puntería para destrozar varios blancos usando el
menor número posible de flechas, la del machete derrotar a muchos
enemigos en el menor tiempo posible... Y a eso hay que unirle las Vigilias, que serán como mini-logros para cada arma: Atravesar a tres enemigos a la vez (arco), causar mucho daño de un solo golpe (Martillo)...

 

En Bastion siempre tendremos algo que hacer, bien sea superar retos, bien sea avanzar en la apasionante historia narrada fenomenalmente por un narrador, que nos explica cómo era el mundo antes del desastre o cuenta los sucesos que estamos viviendo en ese mismo momento como si fuera una historia lejana perteneciente a la épica. Bastion es uno de esos juegos en los que no solo importa la historia,
sino que el cómo se cuenta se convierte en un aliciente extra de la
misma.

 

El sistema de combate es rápido y dinámico, con muchos enemigos con diferentes estilos a los que, una vez que les cogemos el punto, tenemos que olvidar, porque nos encontramos en nuevas zonas con nuevos enemigos mucho más letales. No estamos ante un juego particularmente difícil, pero más de un reto se nos puede complicar muchísimo. Y no hablemos de lo que pasa si el jugador se pone a activar todos los handicaps a la vez, que eso convierte en un infierno hasta a la fase más simple.

 

El apartado sonoro es un tema aparte. Ganador de dos premios VGA'11 a la mejor Banda Sonora y al mejor tema, Bastion ofrece temas pausados, con un toque místico y especial que aumenta la sensación
casi etérea del mundo que nos rodea. No son demasiados, pero
todos tienen una magia especial que casa a la perfección con el juego y
nos hace sumergirnos aún más en la historia. ¿Y qué decir de la mágica
voz del narrador? Es pieza clave del juego en sí y se convierte en hilo
conductor de la historia y se mezcla con la música en una simbiosis casi
perfecta.

 

En resumen: Bastion es, seguramente, el mejor juego descargable del
año (Un VGA'11 lo certifica). Su estilo único, sus posibilidades, lo divertido que es,
su genial ambientación y su reducido precio compensan en gran parte su
relativa corta duración (Entre 10 y 15 horas). Es de esos juegos que puede que no gusten igual
a todo el mundo, pero pocos jugadores podrán decir que lamentan haber
desembolsado esos 15 € por su adquisición. Totalmente recomendable para
todo el mundo.

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios