Imagen de perfil de TheJoker95
Análisis de God of War III
TheJoker95

Desata tu furia divina

“La medida del hombre reside en cómo obra con el poder”-Platón 

 

A VER SI OS SUENA… El protagonista del juego se llama Kratos, es
un espartano que se comunica a gritos, es tan jodidamente poderoso que no hay
nada que pueda pararle, y cuando crees que el juego se está empezando a poner
muy fácil, entonces algo ocurre fuera de tu voluntad que empieza a quitarte
todos tus poderes, te manda al Infierno (literalmente) y de ahí tienes que
buscar tu salida a la vez que empiezas de nuevo tu andadura en la evolución del
personaje.

Sí, ya sé lo que
estáis pensando, hasta ahí, podría ser cualquier God of War, pero en este
análisis voy a hablar de su tercera parte.

 

GOD OF WAR III ES SUPUESTAMENTE EL FIN DE UN
CICLO.
Tras una época
dorada en PS2, no es de extrañar que el juego fuera tan bien recibido en su
momento en su estreno en PS3. La última historia de Kratos (hasta que nadie
importante diga lo contrario) estaba muy en la línea de lo visto en la saga
anteriormente. A la acción desenfrenada habría que añadirle una puesta en
escena fantástica y unos gráficos de infarto que harían de la venganza de
Kratos un torbellino de violencia y sangre sin apenas momentos de respiro.

 

MÁS ALLÁ DE LO “VISUAL”, EL JUEGO NO
ARRIESGA DEMASIADO.
God of
War III se sostiene escrúpulosamente en los pilares que marcaron la saga desde
el principio, a la breve introducción antes comentada se le une la acción que es
predominante y a ella le acompañan algunas zonas plataformeras bastante
dirigidas y puzzles sencillos que sirven para darnos algo de respiro entre
pelea y pelea. Los elementos guionizados, con los QTE’s a la cabeza, son
también constantes y son una de las claves del éxito de la saga. Esta vez son
más espectaculares que nunca gracias a los grandes gráficos. Desde el modelado
de Kratos que es increíble, hasta el de los pequeños detalles de los
escenarios.

 

La venganza de
Kratos es mastodóntica. El Fantasma de Esparta no tiene piedad en un juego
donde todo es extremadamente violento, grande y radical. Eso lo demuestran
momentos como la batalla con Cronos, que es probablemente uno de los enemigos
más grandes visto nunca en un videojuego. Al accesible sistema de batalla se le
añaden una cantidad enorme de QTE’s muy agresivos que crean en general un
conjunto bastante espectacular y dinámico en cuanto al desarrollo de la acción.

 

¿Ha merecido la pena tanto protagonismo a la acción? De hecho sí, cada batalla
tiene unos efectos geniales y unas animaciones cuidadísimas y muy pulidas, a
los golpes y combos clásicos se le añaden otros nuevos que aportan variedad,
además de nuevas armas y objetos que nos ayudan en combate. Estos han crecido
en PS3, son muchos más multitudinarios y el control se adapta a ello, podemos
cambiar de arma de forma más accesible en medio del combate y tenemos golpes
impresionantes como coger a un enemigo y cargar con él contra una desafortunada
masa de enemigos.

 

EL RESTO DEL JUEGO NO ESTÁ TAN CUIDADO, Como si de un shooter se tratara, la acción
pura y dura es lo único que parece importar en God of War III, que además es un
juego bastante corto. Las plataformas son poco más que anecdóticas con un
sistema tan sencillo como es posible. Estas no son más que meras zonas de
transición entre unos u otros lugares. Los puzzles son algo más relevantes, y aunque
tampoco son demasiado desafiantes, la variedad se agradece, como algunos que
juegan con el ritmo y otros, como si de Echocrome se tratara, con la
perspectiva. A este conjunto hay que añadirles el uso que tienen nuestros
objetos y armas en el entorno, con las sandalias de Hermes podemos correr por
las paredes, con la cabeza de Helios podemos iluminar caminos totalmente
oscuros, etc.

 

El argumento está más
o menos cuidado, aunque hay momentos de bastante brillantez (como una gran
introducción antes de comenzar el juego) y un gran uso de personajes, elementos
de la mitología griega y un final bastante chulo, en general los
desarrolladores han estado poco inspirados en un juego que, desde el principio,
ya parece estar terminando y durante las 7 horas más o menos que dura el juego
se dedican a poco más que a marear la perdiz. Cierto, el argumento no ha sido
nunca una de las razones por las que adquirir un God of War, pero es que en
esta ocasión, si no te quedas tan embelesado con su puesta en escena como para
pensar en otra cosa, te darás cuenta de que todos esos efectos tratan de tapar
una historia algo pobre.

 

LA VARIEDAD DE ESCENARIOS SIGUE SIN SER EL
FUERTE DE LA SAGA
. Ni
siquiera en la última aventura de Kratos el juego mejora en este sentido. Al
Infierno previamente mencionado hay que añadirle otros clichés de la saga como
cavernas y lugares exteriores oscuros y devastados, que además se repiten mucho. No obstante, el apartado
gráfico hace un gran trabajo, mostrando todos estos lugares con unas texturas
muy suaves y casi reales, y un buen apartado artístico que le acompaña.

Momentos como perseguir a Hermes en una ciudadela mientras la lluvia moja todo
el lugar son impresionantes. La iluminación también es magnífica y el modelado
de los personajes, exhaustivo y bien detallado, Kratos luce como nunca antes lo
habíamos visto, al igual que todo lo que le rodea. Es un juego que
definitivamente entra por los ojos.

 

GOD OF WAR III SE DISFRUTA AÚN MÁS EN
VERSIÓN ORIGINAL.
Desde que
empezó en PS2, el doblaje al español bastante más que correcto de la saga se ha
visto manchado por una voz de Kratos que no le hace justicia en absoluto. La
potente  voz de T.C. Carson en versión
original es tan increíble que estarás deseando que Kratos hable solo para
escucharla. A él hay que añadirle otras grandes voces como Kervin Sorbo (el
mismísmo Hércules de la mítica serie de TV) que hace el papel de Hércules, como
no. O la de Malcolm McDowell (como Dédalo) todo un gran reparto de estrellas
invitadas.

 

A el juego le
acompaña una gran banda sonora, a menudo heredada del resto de la saga con
ligeros ajustes y otras pistas nuevas. Para añadir un tono épico al conjunto,
se utiliza frecuentemente tambores y voces orquestales.

 

PARA TERMINAR, EL JUEGO SE COMPLETA EN UNAS
7 HORAS.
Aparte, si tienes
la paciencia suficiente como para completar los desafíos del Olimpo, puedes
entretenerte combatiendo en la arena. Aunque eso es toda la “chicha” jugable,
es un detallazo por parte de Sony que God of War III incluya todo tipo de
videos de Making of sobre el juego, desde el doblaje hasta el como se
hicieron as animaciones. Lo cual está muy bien.

 

------------

 

GRÁFICOS: 96 – De lo mejor de PS3. God of War III corre
de maravilla sobre unos increíbles graficazos, que quedan patentes en todo
momento, lo repetitivo de los escenarios resta puntos.

SONIDOS (Voz Original): 96 – Una gran banda sonora épica y un doblaje
lleno de estrellas en papeles secundarios, la voz de Kratos brilla con luz
propia.

DURACIÓN: 80 -  La
historia es muy corta y los desafío tampoco es que te vayan a volver loco, los
extras se agradecen.

CONCEPTO: 89 – Intacta la fórmula de PS2 con un par de
retoques, pero sigue funcionando, la historia de Kratos finaliza (porque
finaliza ¿verdad?) a lo grande.

JUGABILIDAD: 94 – Da su mejor cara en los combates, la de las
plataformas, puzzles y el resto de acciones cumple de sobra. Control intuitivo
y eficaz.

DIVERSIÓN: 95 – Si solo vas buscando acción,
espectacularidad y una gran puesta en escena es grandioso, de lo mejor de PS3.
Pero no le pidas nada más…

 

VALORACIÓN FINAL: 92 – God of War III es un grande, pero solo lo es
en un sentido, sus desarrolladores se dieron cuenta de qué era lo que a la
gente le gustaba de la saga y lo han explotado al máximo, así, es el juego más
compacto de la saga. La acción desenfrenada casi no para durante la historia y
todo lo demás es secundario. Incluyendo una historia algo sosa que queda
eclipsada bajo unos gráficos y una puesta en escena espectacular.

Lo dicho, debe
estar en tu estantería si eres un fanático de la acción, si no, tampoco te
dejará indiferente, pero quizás no lo consideres una obra maestra como muchos.

Por cierto, no se si lo he dicho ya pero el juego es
EXTREMADAMENTE violento. Ahí lo dejo.

 

Alternativas: Aunque no llega a su nivel en
espectacularidad ni gráficamente. Castlevania Lords of Shadow es más redondo
como aventura, con grandes escenas de plataformas y puzzles además de acción.
Dante’s Inferno también es una buena alternativa, más flojete gráficamente que
los dos anteriores pero con buena historia y adictivos combates.

Por lo demás,
Hack’nd Slash hay a patadas en esta generación, pero destacan los Ninja Gaiden
(también en versión Sigma) y Bayonetta (y muchos más que me dejaré por ahí)

 

--------

 

Reviews que te pueden interesar

 

Castlevania Lords of
Shadow.

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/la-resurreccion-de-un-grande-29949

 

Dante’s Inferno

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/consumete-tu-mismo-con-tu-rabia-28337 

92

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    La review más salvaje de God of War III

    Lo bueno de Kratos es que es uno de esos héroes de los videojuegos que te devuelven lo que inviertes con intereses. En el caso de los usuarios, la saga God of War suele recompensar las semanas, días, horas y minutos de impaciente espera en apabullantes e infinitos ratos de entretenimiento. Y en el caso de los que escribimos, las andanzas del Espartano suelen convertir en litros de sangre los inmensos ríos de tinta que hemos derrochado en los últimos años las webs y revistas especializadas.   Los que jugamos habitualmente solemos tomar como verdad incontestable aquello de que nunca segundas partes fueron buenas o que buscar la originalidad de una segunda, o

    Hobby

    94

    Excelente

    Lo mejor

    Es un espectáculo visual sin parangón en la historia de los videojuegos. ¡Palabra!

    Lo peor

    Que nos dure tan poco... ¡¡sólo 8 ó 10 horitas!!

Más análisis de usuarios