Imagen de perfil de jondance
Análisis de Bioshock Infinite
jondance

DIVERSIÓN INFINITE

Ken Levine nos regala de nuevo un shooter que va mas allá del
simple mata-mata del panorama actual. Con una trama independiente del primer
BioShock nos ofrece una experiencia inolvidable que nadie debería perderse.

 

Booker
DeWitt es el protagonista esta vez, un personaje que a diferencia de los
anteriores BioShock si tiene un trasfondo y un personalidad.

Booker
no es el típico héroe ni antihéroe, su única motivación por ir a Columbia es
cumplir un trabajo de unos amenazantes personajes que lo obligaran a recoger
una muchacha de la ciudad a cambio de cumplir una deuda.

 

El
juego estaba ambientado en 1912, y arranca con Booker en un bote de camino a un
faro solitario en medio del mar (claro homenaje al primer BioShock). Un
ascensor lo llevara hasta Columbia, una ciudad que  a diferencia de Rapture se encuentra en plena
efervescencia, de hecho llegamos el día en que se celebra una importante feria.

Poco
a poco nos iremos enterando como esta ciudad utópica está dirigida por el omnipresente
Zachary Comstock, una persona xenófoba  y
obsesionada con la pureza de la raza y el color.

 

El
juego se olvida un poco de los puzles y se centra mas en la acción pura y dura,
siendo tres vertientes las principales, la armas de fuego, los vigorizadores y
el skyhook.

Solo
podrás llevar dos armas a la vez, y aunque si hay muchas armas disponibles en
todo momento, la munición para estas escasea teniendo en teoría que ir
cambiando de arma a menudo de no ser por las múltiples maquinas expendedoras de
munición impedirán que te quedes sin.

 

Los vigorizadores
te otorgaran distinto poderes, pero da la impresión de que no esta ajustado
todo lo que debiera ya que algunos son muy útiles pero hay otros que apenas
usaremos, como por ejemplo el de los cuervos.

El uso de
los vigorizadores está sujeto a una barra del HUD que se rellena con sales que vas
acumulando por el escenario.

 

Por último
nos queda el skyhood, un gancho que nos permitirá desplazarnos por cualquier
parte de la ciudad por unos raíles que hay en el cielo (destinados a llevar
mercancía, trenes etc), además lo podemos usar como arma de cuerpo a cuerpo.

 

También
podemos equiparnos con ropa (pantalones etc) que nos dan distintas
bonificaciones y que podemos ir cambiando en cualquier momento de la partida.

 

Se acabo
la vida regenerable de los últimos shooters, en BioShock Infinite volverán los
tan añorados botiquines de toda la vida, eso sí, con un escudo (al estilo HALO)
recargable, aunque no es muy potente. No obstante las múltiples maquinas
expendedoras se ocuparan de que siempre estemos bien pertrechados de todo.

A lo largo del juego vamos encontrando
objetos que nos ayudan a mejorar tanto la barra de vida como la del escudo.

En general, el juego des bastante disfrutable
en cuanto a los enfrentamientos, ya que aunque Booker es prácticamente inmortal
(ahora lo explico) los enemigos tienen una alta IA y muy buena puntería.

 

Y me he dejado para el final lo mejor: Elizabeth.

 

El personaje que nos acompañara durante toda
la aventura, es el  PNJ de la industria
con mejor IA que he visto (con permiso quizá de Ellie de The Last of Us).

Reacciona ante cualquier situación con
coherencia, ayuda constantemente a Booker, no molesta durante los tiroteos,
realiza comentarios con lógica, y nos salva de cualquier atolladero… si… si
caemos en un tiroteo ella nos salvara por lo que podríamos decir que Booker
DeWitt es un semidiós, pero no os confundáis, creedme que esto no afecta a la
jugabilidad como puede parecer a simple vista. Es un juego muy disfrutable, y
parte de su encanto lo proporciona la maravillosa Elizabeth.

 

En cuanto a la duración, la campaña en modo
normal puede durar entre las 12 o 14 horas, aunque esto puede variar en función
del modo de jugar del gamer.

 

Cabe decir que no es un juego muy rejugable,
aunque posee el Modo 1999 con una dificultad mucho mayor que puede invitar a
muchos a probar.

 

Mención especial para el Songbird del que no
quiero decir nada para no destripar nada de la historia, pero muy buena implementación
aunque quizá poco explotada.

Y por último aunque no menos importante, la
banda sonora: un trabajo soberbio de Garry Schyman, impecable. Una BSO de diez.

 

VALORACIÓN FINAL:

 

Es un juego innovador, con una banda sonora magnífica, una
historia absorbente y unos gráficos a la altura. Cómpralo sin dudar.

 

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de BioShock Infinite

    ACTUALIZADO (16/03/2015): Repescamos este análisis para recordaros que si sois usuarios Gold de Xbox Live ya podéis descargar BioShock Infinite sin coste adicional en Xbox 360 gracias a la promoción Games with Gold de marzo. TEXTO ORIGINAL (25/03/2013: Seguramente estéis de acuerdo con nosotros en que el primer BioShock es uno de los juegos más especiales de esta generación. Por muchos motivos. Parecía difícil que otro juego pudiera llegar a hacerle sombra. Pero... ¿y si ese juego asumiera muchos de sus patrones jugables, puliera lo prescindible y nos sumergiera en otra ambientación magistral, en otra sorprendente trama llena de giros y sorpresas? Y así llegamos a BioShock Infinite. Un shooter subjetivo muy especial

    Hobby

    95

    Excelente

    Lo mejor

    Su ambientación, su trama, su apartado técnico, su doblaje, sus combates llenos de posibilidades...

    Lo peor

    Mientras juegas, resulta inevitable compararlo con el primero. Y las comparaciones son odiosas...

    Análisis de Bioshock Infinite: Panteón marino, episodio 2

    ACTUALIZADO 27-3-2014: A algunos os preocupa la proporción precio-duración de Bioshock Infinite: Panteón marino 2 (con razón), así que antes de proceder al análisis os aclararo ese punto. Esta expansión cuesta 14,99 euros, lo que, en mi opinión, está al límite de lo admisible para un contenido de unas 3 horas. Aún así, no lo he tenido en cuenta a la hora de puntuar. Por otro lado, hay que tener en cuenta que lo ideal es adquirir el pase de temporada, que cuesta 19,99 euros. Con él tienes el primer episodio de Panteón marino, este segundo episodio y el extra multijugador de Batalla en las nubes. Esa opción sí

    Hobby

    81

    Muy bueno

    Lo mejor

    Una vez más, el guión y el carisma de los personajes. El vigorizador Mirón.

    Lo peor

    ¿Demasiadas vueltas de tuerca en la trama? Voces solo en inglés.

    Análisis de Bioshock Infinite: Panteón Marino, episodio 1

    Desde que se anunció Bioshock Infinite, las comparaciones entre su Columbia y la ya clásica Rapture de los dos primeros Bioshock fueron inmediatas. La ciudad entre las nubes molaba, pero la sumergida tenía un encanto especial, tanto que a muchos jugadores les hubiera encantado regresar a ella en todo su esplendor. Pues bien, deseo cumplido. El primer DLC para el modo historia de Infinite ha llegado y traslada a Booker y Elizabeth a la utopía sumergida de Andrew Ryan. Pero, ¿qué pintan estos personajes aquí? No contestaremos aquí a eso, pero sí os daremos una advertencia: no juguéis a este DLC si no habéis terminado primero Bioshock Infinite, pues tiene bastantes

    Hobby

    74

    Bueno

    Lo mejor

    La renovada recreación de la ciudad. El final.

    Lo peor

    Los combates se vuelven algo repetitivos. Voces en inglés. Su estratosférico precio.

Más análisis de usuarios

Bioshock Infinite