Imagen de perfil de clay bullet
Análisis de Army of Two The Devil's Cartel
clay bullet

Doble o nada

Con un mando conquistas reinos, vences a dioses, exploras
escenarios exóticos y vives experiencias inolvidables. Con un camarada con el
que emprender tu basta travesía esta experiencia es el doble de gratificante.

Con mi primo vague por las instalaciones forruner matando
Covenant y flood por igual con mi primo, con mi mejor amigo nos convertimos en
los mayores cabronazos que jamás habían pisado Pandora, con mi hermana defendí
la ciudad de Nueva Mombasa del ataque Covenant, con mi padre destruí el anillo único
de poder y con mi vecino resistimos hordas de zombis en una batalla que sabíamos
que ya estaba perdida.

Uno es poderoso, dos
ya son invencibles

Los Army of Two siempre han apostado por la acción cooperativa
entre dos jugadores. Es una saga no apta para lobos solitarios. Siempre ha
optado por una sutil mezcla entre acción y estrategia. Con su tercer juego
decidieron optar por otra modalidad bien distinta, “dinamizando” la durabilidad
del juego. Un cambio drástico que no gusto a muchos dado que la saga se había
caracterizado de su mezcla de acción táctica mientras que en esta entrega el
juego se limita a una constante y perpetua danza de vísceras sin más
complejidad que apuntar y disparar. Eso claro no gusto mucho, como muchas de
las innovaciones (o falta de ellas) en el tercer juego de la saga cooperativa
de EA.

Los componentes tácticos de las anteriores entregas han
desaparecido en el desierto mexicano del tercer juego. Aún conserva la basta personalización
de las armas, las cuales ahora podemos probar en una galería de tiro antes de
confirmar cualquier compra o equipárnosla. Se ha reducido el número de armas
pero no en balde estas son mensajeras de la muerte que saben hacer muy bien su
trabajo. En pocas palabras están muy chetas.

La personalización no termina con las armas, dado que esta
la ropa y las máscaras. Estas últimas ya son la marca de la casa de los
operativos TWO. No solo nos ofrecen varias mascaras que iremos desbloqueando a
medida que avancemos sino que además podemos crear las nuestras propias
mascaras con total libertad. Imaginaos combatir contra un cartel llevando una máscara
de Deathstroke mientras vuestro compañero lleva una máscara de Heisenberg,
simplemente espectacular.

En algunos puntos se nos plantearan ciertas decisiones para afrontar
diversas situaciones. Un ejemplo seria, que decidamos con nuestro amigo quien
hace apoyo de francotirador mientras el otro avanza hacia la posición enemiga.

Si causamos las suficientes bajas podemos activar el modo aniquilación
que nos hace inmunes a las balas y tenemos munición infinita y nuestras armas
hacen el doble de daño y si lo combinamos con la aniquilación de nuestro
camarada tendremos como resultado un festival de carne.

Hay otro elemento que es la Visión TWO (marca registrada). Este
funciona como componente táctico que nos permite ver las diferentes formas que
tenemos de afrontar un tiroteo. Muy bonito sobre el papel pero a la práctica es
una mecánica tosca y sin mucha utilidad.

 Cuando lo jugábamos mi
amigo hizo una definición breve y exacta de lo que era el juego: “La peli que
Michael Bay nunca fue capaz de hacer”. Y es que el juego chorrea acción muy del
estilo de los mercenarios. Con una trama que sin impresionar es una excusa creíble
para abrirse paso a tiros por las calles de México.

Jugabilidad: 85

A la furia del cartel
nadie jamás ha escapado

Los personajes de la anterior entrega tienen un papel
protagonista pero no jugable. Esta vez los afortunados son dos nuevos personajes,
Alpha y Bravo, mostrándonos el clásico dúo estrambótico al que estamos
acostumbrados.

La historia tiene como antagonistas principales al líder del
cartel Esteban Bautista y su mejor esbirro , aquel que conocen como el Diablo,
que nadie sabe lo que oculta tras su máscara (en realidad si tienes dos dedos
de frente sabes quién es perfectamente). Ambos quieren el control total de la Puerta,
su único obstáculo el alcalde Córdova el cual tiene una infatigable lucha
contra el cartel.

Los operativos TWO somos contratados por él, para defenderlo
y escoltarlo. Pero como toda buena escolta en los videojuegos, algo se tuerce y
somos arrojados a las calles de la Puerta para detener al cartel y recuperar a Córdova.

La historia tiene giros buenos y giros malos, los primeros
sobre todo en el desenlace del juego. Aunque echamos de menos al dúo original,
he de admitir que los nuevos no lo hacen nada mal.

La dirección de las escenas es  similar a la de una película de acción contemporánea,
con niveles memorables por su genialidad en aspectos “cinematográficos”,
haciendo algunas escenas simplemente geniales.

Historia: 79

Una decente
perspectiva del campo

El juego luce correctamente a secas. Se nota que EA tampoco invirtió
mucho dinero a este apartado. Los escenarios son correctos pero pueden resultar
ásperos y rara vez impresionan. Los personajes están bastante bien detallados.,
sobretodo el dúo original en especial Ríos.

Debe de haber tres modelos para cada tipo de enemigo, el
resto no es mas que un claro Control+C y Control+V.

No tiene un motor de destrucción brillante pero se aprecia
el detalle.

Graficos: 83

Un buen casco puede
salvarte de una bala, pero un buen oído puede librarte de ella

Esta doblado al castellano, su doblaje es digno de una película
de acción, con unas voces más que acertadas para la ocasión. Sin duda el
doblaje es uno de los mejores aspectos del juego.

No muy lejos le deja la banda sonora del juego. Una pieza
que sin llegar a eclipsar a las de Zimmer u O´Donnel es más que decente.

Sonido: 89

Doble o nada

Modesto esa es la palabra. El principal problema del juego
puede haber sido una falta de innovación, la búsqueda de lo casual (similar a
lo que paso con Dead Space 3) o simplemente que quisieron que Army of Two 3
destacase por encima de sus antecesores siéndose  de bruces de forma accidental.

Pese a la falta de innovación y la suplantación de la acción
táctica por la frenética, es un juego que si tienes un camarada con el que
compartir tu sofá y no estás muy metido en la saga (o en mi caso le perdonas
sus carencias). Es un juego que disfrutaras con creces.

Valoración: 84

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

84

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Army of Two Devil´s Cartel

    Los mercenarios de la organización T.W.O. han adoptado el sistema de binomios que se utiliza en muchos ejércitos: un hombre se mueve hasta una zona segura, mientras su compañero le cubre… y así se van alternando para flanquear (y eliminar) a las tropas enemigas. Ese ha sido el planteamiento de toda la saga Army of Two, y así se conserva en The Devil´s Cartel. Lo que sí ha cambiado son sus protagonistas (Alpha y Bravo sustituyen a Salem y Ríos, que aparecen en papeles secundarios) el motor gráfico (Frostbite 2.0 en lugar de Unreal Engine 3) y la ambientación. En este caso, los campos de batalla “tradicionales” ceden su lugar a

    Hobby

    70

    Bueno

    Lo mejor

    Los escenarios destructibles, gracias al motor Frostbite 2.0 y algunos diálogos. El cooperativo.

    Lo peor

    Es repetitivo y pierde las opciones tácticas de los juegos anteriores. No hay modo versus online.

Más análisis de usuarios

Army of Two The Devil's Cartel