Imagen de perfil de TheJoker95
Análisis de Limbo
TheJoker95

Donde Viven los Monstruos

 “Pensé en mi familia: ahora eran vulnerables y no sospechaban nada. Enloquecido por la impotencia, maldije a Dios y me pregunté si él lloraba también. Mis propios sollozos habían asustado a las gaviotas, que se marcharon… y en medio de aquel terrible silencio comprendí el verdadero significado de la palabra soledad”

 

                                                                              Relatos de la Fragata Negra (Watchmen)

 

 

 

UN NIÑO LEVANTA LA MIRADA. Ante sí, un camino largo por recorrer, oscuro y decrépito. La maleza parece abatirse sobre nosotros, el bosque donde nos encontramos es frondoso, infinito, los árboles son demasiado altos… no hay escapatoria. Y lo peor es el sonido. No hay música frenética que nos incite a huir, no hay tambores que marquen el ritmo acelerado de nuestro corazón… es peor que eso, no se escucha nada… y no hay nada peor que el absoluto silencio. La noche es oscura… porque es de noche ¿verdad? Eso parece al menos. Un niño se despierta en este paisaje tenebroso. Un bosque oscuro parece. Pero ¿Qué vamos a hacer nosotros con un niño? ¿Es este nuestro protagonista? Difiere mucho del resto de personajes de videojuegos, este chaval parece muy frágil, pero hay algo que asusta en él, porque en su rostro no hay miedo, de hecho no hay nada. Aunque podemos adivinar en él una gran determinación, avanzar sobre tierras hostiles y oscuras será la tarea de este desafortunado personaje, pero nosotros le ayudaremos.

 

LA ATMÓSFERA OPRESIVA, LA AMBIENTACIÓN OSCURA, NUESTRO MISTERIOSO PROTAGONISTA. Es una primera impresión demasiado fuerte como para que Limbo no te atrape sin remedio, y es un comienzo genial para uno de esos juegos indie por los que todo el mundo se vuelve loco. Sí, Limbo es uno de esos juegos que se desmarcan del resto para satisfacer el lado más bohemio de los gamers, si hace 10 años hubiera salido un juego en blanco y negro, con un protagonista que hace poco más que saltar y que dura dos horas, nos habríamos partido de risa y nadie lo habría comprado. Pero por alguna razón es ahora, y no hace 10 años, cuando queremos este tipo de juegos, será que es capaz de evocar sensaciones de las que no son capaces los juegos actuales, o será simplemente que los gamers somos unos caprichosos.

 

PERO EL JUEGO NO ES SOLO UNA BUENA IMPRESIÓN. Limbo sabe continuar muy decentemente lo que empieza, pronto descubrimos que la gran atmósfera y estilo visual vienen acompañados de una jugabilidad que combina ingeniosos puzzles con plataformas. La gracia está en lo bien integrados que están estos elementos en el juego, que se implementan de un modo muy natural. La verdad es que si lo miramos con un poco de perspectiva, el juego no pasa de ser una sucesión de estas situaciones a la que difícilmente se le puede encontrar una cohesión lógica, pero esto es algo muy perdonable gracias a la ejecución de los mismos y a la propia ambientación, que verdaderamente atrapa. La jugabilidad es tan sencilla como la propuesta, nuestro personaje (que nos será un completo desconocido durante todo el juego) es capaz de saltar y agarrar objetos, como si de un sackboy se tratara, aunque cuenta con una inusitada resistencia. Lo cierto es que es más que suficiente, y con este par de acciones podemos resolver todo tipo de puzzles. Hablando de puzzles, estos nos plantean un gran desafío durante todo el juego, la clave está en que la mayoría de las veces son tan directos e intuitivos que nos cuesta encontrar la solución, aunque parezca una paradoja. Otras veces habrá que pensar un poco más, pero todos comparten el mismo planteamiento, una integración lógica en el escenario, y una resolución la mayoría de las veces basada en el ensayo y error, si amigos, morir será una de las cosas que más haremos en Limbo.

 

LA NARRATIVA ES UN ARMA DE DOBLE FILO. Y lo es, porque de hecho no la hay. Una oscura ambientación –y a veces macabra- es nuestro escenario de juego y al mismo tiempo la única pista que tenemos de la posible historia que rodea el juego, recientemente me contaron la que (por lo visto) era la historia oficial del juego, pero yo no estoy aquí para valorar lo que los creadores pueden contar aparte, sino para valorar lo que exponen en el juego, que es más bien poco. Todo esto genera un misticismo alrededor del juego que es capaz de dejar expectante incluso al más desinteresado, no es para menos gracias al fabuloso “background” del juego. Sin embargo, lo cierto es que a la hora de la verdad uno termina el juego dudando si lo que ha visto es una obra maestra o una broma de mal gusto. El desenlace es uno de los más extraños que podréis ver en un juego, y creedme, no lo estoy diciendo como una virtud precisamente, pues si esperabais respuestas, no tendréis ninguna, sino más preguntas.

 

No puedo evitar irme al mucho más reciente Journey, un juego que genera tanto misticismo como este Limbo, pero que sin embargo sabe resolverse de un modo mucho más “iluminador” y no por ello sin perder un ápice de identidad y originalidad. Limbo parece directamente desembocar en una secuela, una secuela que, ya sabemos que al parecer no existirá, y es algo bastante frustrante, aunque como se suele decir, para gustos los colores, y lo que yo he visto como un desenlace algo decepcionante, otros lo verán como un fascinante ejercicio de inventiva, al menos se puede decir que Limbo, fiel a su estilo, mantiene su misterio hasta el final.

 

De hecho es el misterio lo que hace que este juego se lleve de buena gana durante toda la partida, la pregunta de quienes somos, donde estamos y que hacemos no serán del todo respondidas (o al menos no implícitamente) pero vivir el oscuro viaje que vive nuestro protagonista es a menudo fascinante, más allá de puzzles o plataformas, hay muchos momentos del juego que no tienen precio y que son, generalmente, de naturaleza inquietante, y aportan al conjunto un tono aún más oscuro 

 

TÉCNICAMENTE Limbo es bien sencillo, hablo de un apartado técnico lo suficientemente bueno como para garantizar pocos o ningún error gráfico y con un personaje bastante bien animado a pesar de su poca variedad de acciones. Pero es artísticamente donde el juego destaca, el hecho de que el juego no tenga más color que el de una escala de grises es algo que llama la atención desde el principio, es un recurso que se utiliza magníficamente durante todo el juego, dándole un tono sombrío al juego que, acompañado del sonido, te mete en una atmósfera tan tensa como la aventura que nuestro protagonista deberá emprender…

 

 

------------

 

GRÁFICOS: 83 – Gráficos simplistas pero eficaces en los que destaca el oscuro apartado artístico

SONIDO: 92 – Es difícil valorar esto cuando Limbo es un juego prácticamente “mudo”, pero si nos vamos al conjunto, el sonido aporta mucho, sin apenas música y con solo efectos de sonido como acompañantes, Limbo consigue crear una atmósfera muy tensa gracias a esta faceta.

DURACIÓN: 74 – El juego apenas dura dos horas, al igual que Journey, y no ofrece nada más, si bien el juego de ThatGameCompany te ofrece la rejugabilidad, Limbo no lo hace, y rejugarlo será cosa tuya. A un juego que dura dos normalmente debería esperarle un castigo severo en el apartado duración, pero como el resto de la experiencia, estos juegos no son como los demás y no merecen entrar en el mismo saco.

CONCEPTO94 – El concepto es genial, la ambientación, un desarrollo oscuro, pero el final (del que ya he hablado lo que opino) y la ejecución del conjunto hacen que no llegue al 100, porque si bien Limbo se presenta como una anomalía en la industria, la jugabilidad y el desarrollo no son, y nos encontramos con un juego en el que el desarrollo plataformas/puzzles está muy arraigado, Limbo no me sorprende tanto como lo hacía Journey, donde no sabía que esperar.

JUGABILIDAD: 90 – Sencilla pero efectiva, como casi todo en el juego, el par de acciones que realiza nuestro personaje nos sirve para todo, si bien la acción de saltar se siente algo tosca a veces.

DIVERSIÓN: 89 – Lo primeros minutos de Limbo son inmejorables, sin embargo una vez que continúas el juego, no digo que se me hiciera rutinario pero sí que para mí pierde algo de fuelle, aún así el desarrollo puzzle plataformero te mantiene toda la partida con interés.

 

VALORACIÓN FINAL: 88 – Presentado como una de las experiencias más especiales y gratificantes de esta generación, Limbo es un juego con el que uno empieza con muchas ganas. Los primeros minutos crean una atmósfera y una tensión que hacen que el juego tenga una gran presencia, a partir de ahí, el juego se mantiene dignamente pero con un desarrollo jugable que no es tan especial como el resto de la experiencia, basado en el ensayo y error y en el que morirás constantemente, haciendo que esas 2 horas de duración se alarguen moderadamente para algunos o indefinidamente para otros. Aún así, muchos de los momentos que tiene el juego no tienen precio y nunca deja de sorprenderte completamente. Además “de regalo”, el juego trae uno de esos finales que tanto le gusta a la gente porque dan mucho de que hablar.

 

Alternativas: Journey es el otro juego en que uno debe pensar cuando piensa en esas experiencias que hay por ahí en la industria, porque aunque hay muchas en esta generación, realmente son estos dos juegos los que están en la cima. Que te guste más uno que otro es una cuestión personal, a mí Journey me parece más redondo, pero no deberíais de dejar pasar ninguno de los dos si tenéis ocasión.

 

 

-----------

 

REVIEWS RELACIONADAS

 

JOURNEY

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/levantate-y-anda-36825 

 

88

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Limbo

    “Intentando conocer el destino de su hermana, un niño entra en lo desconocido”. Con esta enigmática frase como único hilo argumental, los daneses de PlayDead abrían, en 2010, las puertas al tenebroso y minimalista universo de Limbo, que se entornaban tímidamente para permitir el paso, por primera vez, a los jugadores de XBLA que tuvieran el valor suficiente para emprender un viaje en solitario hacia lo impredecible. Precedido de una gran expectación en la comunidad ‘indie’, la obra prima de PlayDead cumplió, tras su lanzamiento, con todas las expectativas y fue considerado instantáneamente como uno de los mejores juegos independientes de la actual generación, algo que ya nos pone en situación

    Hobby

    93

    Excelente

    Lo mejor

    Los rebuscados puzles, su dirección artística y ambientación... espectacular en los iPad Retina.

    Lo peor

    La duración es escasa y algunos retos del final son bastante complicados.

    Review del misterioso... Limbo

    Normalmente, no tenemos muchas ocasiones de jugar a algo tan especial y diferente como Limbo. La mayoría de las veces que nos encontramos con juegos así, vienen acompañados de la palabra Indie (o independiente, si lo preferís). La industria de desarrollos de este tipo ha cobrado una fuerza inusitada en los últimos años y, cada vez más, está presente en todas las plataformas de juego. Aportan títulos diferentes, arriesgados y a precios muy reducidos (incluso muchos son gratuitos). Algo que es poco frecuente entre las grandes compañías. Limbo es uno de esos juegos que ha calado hondo entre la comunidad de jugadores y la prensa especializada de todo el mundo. Con nosotros...

    Hobby

    89

    Muy bueno

    Lo mejor

    La ambientación, las sensaciones que se experimentan al jugarlo... es arte puro.

    Lo peor

    Cuando empezamos a sacarle todo su jugo, 'de repente', se acaba. Demasiado corto.

Más análisis de usuarios

Limbo

limbo-caratula

91

Hobby

83

Comunidad

Plataformas: Móvil , PC , PS VITA , PS3 , Xbox 360

Fecha de lanzamiento: