Imagen de perfil de DarkReaper_92
Análisis de Batman Arkham Knight
DarkReaper_92

Equilibrando la balanza.

La noche es oscura y oculta peligros...menos mal que Gotham tiene a Batman para sacarle las castañas del fuego.

Tras el enorme éxito que cosecharon las anteriores entregas de la saga Arkham: Arkham Asylum, Arkham City y Arkham Origins (aunque según mi opinión esta última, aunque no carente de méritos, se me antojó un pequeño paso atrás, quizás por el cambio de estudio, de Rocksteady a Warner), vuelve Batman para hacer de las suyas y esta vez viene más y mejor acompañado que nunca.

Un poquito de historia.

El juego comienza unos meses después de los sucesos de Arkham City. Tras un suceso en especial del final de este (que no revelaré para hacer spoiler) volvemos a ponernos en la piel de nuestro amado Caballero Oscuro, pero a medida que nos adentramos en los primeros compases del juego, podemos observar que Batman no es el mismo y que se encuentra turbado y ha llevado su lucha contra el crimen a cotas más altas dedicando y redoblando sus esfuerzos y la intensidad de sus tácticas. En el principio del juego se nos adelanta un poco de la historia en una breve introducción jugable muy del estilo del principio de Arkham Asylum. En esta introducción descubrimos que el Espantapájaros ha vuelto a la ciudad después de un "largo retiro" (los que hayan jugado a Arkham Asylum sabrán de lo que hablo) y amenaza con diseminar un nuevo y mucho más potente Gas del Miedo. durante la noche de Halloween, e insta a todos los habitantes de la ciudad a abandonarla lo antes posible. Lo que deja a Gotham desprotegida y a merced de los supercriminales y sus secuaces. Cabe decir que este juego es posiblemente el que cuente con más supervillanos que cualquier otro y todos dispuestos a acabar con el Hombre Murciélago, no faltarán a la fiesta: Dos Caras, el Pingüino, Riddler (que nos volverá a obligar a resolver sus intrincados acertijos, esta vez más exigentes), y Luciérnaga entre otros muchos. Pero quien se lleva la guinda del pastel será la nueva incorporación al plantel de "malos", y el que da su nombre al juego. Arkham Knight (o el Caballero de Arkham), un personaje totalmente nuevo, ya que no aparece en ningún comic, ni serie, creado por Rocksteady y supervisado por DC, y que pondrá a Batman a prueba como ningún enemigo le había puesto antes. Se trata de un misterioso adversario de origen desconocido, que parece conocer muy bien a Batman, sus motivaciones, sus tácticas y su puntos débiles y cuya verdadera identidad nos dará una enorme sorpresa.

El contenido del Bat-Cinturón.

Ya hemos dicho que Batman vuelve ( no hablo de la película protagonizada por Michael Keaton) y vuelve bien cargado de accesorios para enfrentarse al gran reto que se le plantea en la noche de Halloween. Entre su arsenal contará con:

-Batarangs: Su arma insignia, una fusión malévola entre un bumerang y un suriken, con forma de murciélago (ahí es nada) diseñado para noquear enemigos o desorientarlos en combate, pulsar interruptores fuera del alcance, etc. Y los hay de varios tipos: convencionales, por control remoto... y luego tendremos la posibilidad de lanzar más de uno a la vez.
-Batgarra: Una pistola arpón multiproposito que nos servirá tanto para facilitarnos el desplazamiento como para agarrar a nuestros enemigos y atraerlos hacia nosotros a un espacio más "intimo y personal"
También contaremos con otros artilugios que ya conocemos de la saga como: el secuenciador criptográfico, la pistola de cargas eléctricas, el gel explosivo...pero sin duda el que hará las delicias de los seguidores del Hombre Murciélago, es el único que no le coge en el cinturón (y mira que le cogen cosas) y ese es el Bat-Móvil y es que gracias a la magia de la nueva generación de consolas, ha sido posible añadir lo que los fans de este superhéroe llevaban desde el comienzo de la saga esperando y antes no pudo incluirse, ya que según palabras de los diseñadores PS3 y X Box 360 solo podrían mover una estructura básica del coche, sin texturas y sin escenario. El Bat-Carro es un hibrido entre un bólido y un tanque ( parecido al de las películas de Nolan, pero no igual), totalmente diferente al que pudimos ver (pero no conducir) en Arkham Asylum y en la Bat-Cueva de Arkham Origins (a medio construir). Este nuevo vehículo cuenta con dos modos:
-El modo normal: En este modo el coche se asemeja a un super deportivo capaz de alcanzar altísimas velocidades gracias a un motor de más de 1000 CV y un impulsor que nos dará potencia extra.
-El modo de combate: En este, el chasis se eleva y las ruedas pivotan para permitirnos el desplazamiento lateral y la maniobra en 360º. No es muy efectivo para largos desplazamientos, pero gracias al impulsor trasero y a unos laterales nos permitirá esquivar disparos a una velocidad sorprendente ya que por las calles de Gotham patrullan los tanques-drone (es decir, no tripulados) de Arkham Knight que no perderán una oportunidad para borrarnos del mapa. Pero no se queda ahí la cosa, ya que el Bat-Móvil cuenta con un armamento de lo más potente: un cañón Vulcan con munición de Carburo de Tungsteno capaz de perforar casi cualquier blindaje, una ametralladora Gatling para fuego rápido y un arma antidisturbios de incapacitación no letal, ya que Batman no mata, además de un cable que nos permitirá dar energía a generadores eléctricos, colgar el coche de las paredes en ciertos puntos, además de un sistema PEM, pirateo remoto de drones y la posibilidad de usar el coche sin estar subidos en él.

Jugabilidad.
En este apartado no hay mucho que decir, la jugabilidad es muy similar a la de los anteriores Batman, combates cuerpo a cuerpo, fases de sigilo, pequeños puzles, con ciertas mejoras, especialmente en el planeo, ya que los picados nos harán ganar más altura y más velocidad, la opción de usar ciertos gadgets mientras nos encontramos en el aire, y también en el combate, en el que contaremos con nuevos movimientos, nada muy nuevo, pero siempre divertido. Y por supuesto el uso del Bat-Móvil, que nos permitirá movernos por el nuevo escenario, que es mucho más grande que los de anteriores entregas, con mucha facilidad y fluidez gracias a un manejo muy pulido, y también las situaciones de combate en las que tendremos que desplegar todo nuestro arsenal y nuestra pericia con los controles ya que los tanques del Caballero nos lo pondrán muy complicado en ciertas ocasiones, más por su número que por su dificultad, pero los hay de muchos tipos. Es necesario destacar que los enemigos que se encuentren a pie en la calle huirán despavoridos al ver nuestro impresionante monstruo con ruedas en acción y que en los momentos en los que nos encontremos luchando cuerpo a cuerpo con los matones de cada villano, podremos realizar, a parte de los remates de anteriores juegos, un combo en el que el Bat-Móvil, siempre que este cerca, noqueará con un disparo del arma no letal a un enemigo. Y por último, en ciertas partes del juego, haremos equipo con un aliado (Robin, Nightwing o Catwoman) y podremos alternar el control de ambos personajes, de los que uno siempre será Batman, para enfrentarnos a fases de combate mano a mano y otras de sigilo (aunque de estas últimas hay menos), realizando combos y movimientos cooperativos.

Misiones y secundarias.
Esta es una de las partes en las que reside uno de los pequeños fallos del juego. Las misiones principales se desarrollan como en los anteriores juegos y son bastante entretenidas, aunque son (en mi opinión personal) bastantes pocas, la historia acaba muy rápido si solo completas estas. Ya que el juego apuesta por el uso de pequeñas misiones secundarias que debes completar para derrotar y capturar a cada super villano a excepción de El Espantapájaros y el Caballero de Arkham. Las misiones te instan a realizar determinadas tareas, que varían según el villano, por ejemplo: para detener al Pingüino deberás destruir ciertos alijos de armas infiltrandote en edificios y acabando con sus esbirros para luego acabar con las armas (en estas misiones te ayuda Nightwing) o para detener a Dos Caras debes impedir que sus matones roben ciertos bancos esparcidos por la ciudad (que son principalmente lo que en anteriores juegos llamaban fases de Depredador) hasta que Dos Caras se canse y decida ir al último personalmente. Lo realmente malo de esto es que elimina casi del toda la sensación de "enemigos finales" ya que en el caso de Dos Caras sigue la mecánica de cualquier otro matón y es muy simple eliminarle, ya que no hay que hacer nada especial, lo bueno es que al haber muchos villanos hay un número considerable de secundarias, que van desde las antes mencionadas a acabar con explosivos en las calles usando el Bat-Móvil para despejar la zona de drones antes de desacerte del explosivo, resolver una serie de asesinatos misteriosos, buscar bomberos que han sido secuestrados, apagar incendios y descubrir al causante, etc. Todas estas misiones nos harán ir ganando experiencia, que se traducirá en puntos de mejora que nos servirán para mejorar el equipo de Batman en 5 formas: Habilidades, Combate, Bat-Traje, Gadgets y Bat-Móvil y cada apartado tendrá multitud de mejoras distintas, más resistencia contra disparos y golpes en el traje, mejoras de armamento para el coche, nuevas utilidades para los gadgets y nuevos movimientos de combate. Todo esto nos hará más eficaces para la tarea de limpiar Gotham

Gráficos y sonido.
Si en el apartado anterior se encontraba la pega del juego (la única que para mi gusto se puede poner), este es su punto fuerte, lo único que cabe decir es que tanto los gráficos y acabados del escenario y personajes (ya solamente el personaje de Batman cuenta con más poligonos que todo el escenario de Arkham City) como la banda sonora y las voces son una verdadera delicia. El escenario es el más grande en un Batman hasta la fecha, totalmente explorable ya sea a pie, planeando con la capa o montados en el Bat-Móvil. Cuenta con muchos más interiores y la altura máxima del mapeado se ha multiplicado encontrando auténticos rascacielos, como la torre de Wayne Enterprises. También podemos encontrarnos con muchos más personajes, tanto secundarios (Gordon, Oráculo, Lucius Fox...) como matones en las calles o conduciendo coches y todo con una perfecta fluidez, sin a penas tiempos de carga. Y el apartado sonoro es otra obra maestra, unos efectos sonoros increíbles (los frenazos del Bat-Móvil, el sonido del viento en la capa al planear...), una música que te mantiene en tensión cada segundo y unas voces en castellano muy buenas (la voz de Batman es la misma que la del Batman de Christopher Nolan), aunque en ocasiones no estén totalmente acompasadas y la voz de Nightwing, que esta doblado por el mismo que pone la voz en castellano a Sheldon Cooper de la serie The Big Bang Theory, que desentona un poco con el ambiente del juego. A parte de estas pequeñas manchitas el juego es un autentico triple A que hará las delicias tanto de los fans de Batman, como de aquellos que sean primerizos en el universo del Caballero Oscuro.

Para finalizar quiero despedirme, no sin antes aconsejaros que si no habéis jugado no perdáis tiempo y os pongáis a ello ya, no os arrepentiréis.
Espero que os haya gustado mi analisis-review y que disfrutéis, con mis pequeños toques y comentarios para hacerlo más ameno.

Un saludo.

97

Obra maestra

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Batman Arkham Knight para PS4

    Tras numerosos retrasos, polémicos anuncios de pases de temporada, cancelaciones de ediciones especiales  y otros contratiempos, Batman Arkham Knight es ya una realidad con la que he podido pasar más de 30 horas con la versión de PS4, tiempo más que suficiente para completar la trama principal y buena parte de las tareas opcionales para poder emitir un veredicto con fundamento acerca de uno de los juegos más esperados del año. Un juego que,  dada la naturaleza de su trama y desarrollo, resulta bastante complicado de tratar sin estropear muchas de sus sorpresas.  Y es que justamente, algunas de las cosas que hacen MUY grande a esta entrega son justo aquellas de las que

    Hobby

    95

    Excelente

    Lo mejor

    Historia, tareas opcionales, doblaje, el Batmóvil, la jugabilidad... ¿seguimos?

    Lo peor

    La falta un pelín de épica en los combates contra jefes. Alguna voz del doblaje.

Más análisis de usuarios