Imagen de perfil de jorge_alke
Análisis de Dishonored
jorge_alke

La esperanza surge de la oscuridad

"La venganza es el manjar más sabroso condimentado en el infierno"

 

Corvo, guardaespaldas de la emperatriz, niñero querido, odiado por unos y amado por muchos.  

 

Sus misiones fueros de vital importancia para la solución del posible apocalipsis que sufre Dunway, una ciudad otrora engalanada con el progreso y actualmente sucumbida por una peste que infesta la ciudad y desevoluciona a los hombres hasta convertirlos en zombies.

 

Su recibimiento fue conmovido por la empreatriz y su hija quienes añoran a Corvo más que nadie en su ausencia. Todo recibimiento es poco para un guardaespaldas que tendrá que afrontar la pesadilla de perder a su amada soberana a la vez que su hija es raptada y cautivada.

 

"Estabas en el sitio preciso en el momento equivocado"

Por si fuera poco, la tortura de perder a sus dos únicas joyas está plenamente vinculada con la inculpación de semejantes actos. Torturado, mancillado y desprotejido Corbo tendrá que ganarse el indulto total con la ayuda de unos eventuales amigos que velarán por su protección. 

 

Nosotros, en su poder, tendremos que desmembrar una trama de conspiraciones, custodiar a la futura emperatriz y demostrar nuestra observancia. ¿Cómo acataréis las misiones? Todo depende de vosotros.

 

Pagarás por tus actos... pero no ensuciaré mi nombre para ello.

Si algo caracteriza Dishonored es la versatilidad a la hora de afrontar las misiones. Éstas son entregadas en la presunta zona no hostil desprotegida de guardias y colonizada por los hombres que juraron lealtad y protección a la emperatriz y su siervo. 

 

Una vez finalizada la huída donde estábamos prisioneros tendremos a nuestra disposición un mundo, semiabierto, para emprender las misiones al sistema de juego que más se adapte a nuestra jugabilidad, repercutiendo a lo largo de la trama hasta conducirnos a varios finales.

 

Como buena sombra que es Conor, una leyenda llamada "El Forastero" nos visitará en sueños para hacernos pleno miembro de su orden que, sin tomarlo ni beberlo, acarrea una serie de poderes para planificar nuestras estrategias en combate. Los poderes se ramifican en sigilo y combate para moldear nuestras preferencias. Si optamos por el combate los guardias acudirán a la batalla y nos dificultarán el paso, ademas de reflejarse en el final. Hay que admitir que las batallas mantienen un realismo correcto a la par que un dinamismo notable. Las diferentes habilidades innatas de Connor le prestan contrataques mortales y estocadas poderosas. A parte del acopio de los poderes y la utilidad de la espada Corvo poseé más variedad de armas mortales como una ballesta, una pistola o granada.

 

Si optamos por el sigilo, las misiones se alargan e incluso resultan tediosas. Los más avezados del géneros encontrarán una reestructura bastante simple. La primera persona no facilita mucho esta vertiente y la obliga a evolucionarla al combate. También hay que decir que, si cabilamos bien, los poderes son una estratagema importante para escabullirse del combate, pero eso no justifica los errores perpétuos como la desequilibración de la IA a la hora de supervizar las zonas. Este cabal mella por todos los lados, el sigilo no está plenamente acertado para los más talluditos.

 

Cada misión está centrada en asesinar una o varias personas para favorecer nuestra orden y acercarnos más a la verdad. Si perdonamos los errores que conciernen al sigilo podemos encontrar una forma brillante de afrontar las situaciones descartando el uso descabellado de nuestro filo. Planificar, indigar y esperar nos beneficiará para darle el marrón a otro y que se encargue del problema y así mantener nuestra reputación. Este aspecto está muy bien conseguido y lo han pulido de una forma que se asemeja a Hitman y Deus Ex pero con su propia personalidad.

 

Ciudad, preciosa y melancólica ciudad

Las misiones secundarias que encontramos en nuestras pesquisas recrean una trama secundaria que mantiene la esencia que sólo Bethesda sabe ofrecer. Al final del juego, si prestamos atención, todas las tareas alternativas convergen en un trasfondo que desafía a la trama principal. 

 

Si somos insistentes y cabezones, en el mapeado encontramos diferentes objetos coleccionables junto a runas y talismanes que nos refuerzan las habilidades. 

 

Sinceramente, en el tema secundario el juego se lleva la palma. Muchos objetivos alternativos afectan indirectamente a la ruta que forja la trama principal y nos beneficia/perjudica cara el final.

 

Las asquerosas ratas no merman la calidad artística

Bien, el juego no es sobresaliente en el apartádo gráfico general. Muchísimas texturas bailan, la nitidez general está bastante aplastada y el moldeo de los personajes es soporífero. Pero, ¿realmente importa?

 

Como alegué en Deus Ex, no me importa que decaiga gráficamente, ésto no resta calidad. La ausencia de la supremacía gráfica se compensa con una calidad artística soberbia. La recreación de la ciudad sabe calcar perfectamente aquella crisis mundial que otrora sufrieron nuestros ancestros, la pesta. La ciudad evolucionan degradándonse cada vez más. Lo que antes era un bello estanque se ha exonerado a un túmulo de bazofía, contaminada y dominada por las ratas. La ciudadania se ve alterada por la contaminación actuando como Zombies. La ambientación general es impresionante. 

 

A nuestros paseos solitarios les acompaña la música triste y decaída que crece en los momentos puntuales de enfrentamientos o en presencia de un objetivo importante. El doblaje al castellano es sobresaliente y el sonido ambiental general no tiene nada que envidiarle. Chapó en este aspecto.

 

Dishonored es un juego ambiguo. O bien te lo tomas con aplomo o acudes a la acción sádica que sabe ofrecer. Los más veteranos del sigilo no encontrarán una vertiente muy refinada y puede que les resulte hastío y soporífero, pero quien realmente busque un reto no puede dejar escapar la oportunidad de sumergirse en la decadente ciudad de Dunway que desprende una calidad artística plausible y destila un ambiente que nos hará replantearnos si la venganza es fruto del cielo o fuego del infierno.

85

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Dishonored de PS3, 360 y PC

    Actualizado: Dishonored es uno de los juegos de PS Plus de abril, por lo que rescatamos su análisis ahora que todos sus suscriptores podéis descargarlo sin coste.  Podemos contar con los dedos de las manos las sorpresas que nos hemos llevado durante esta generación, al menos tan gratas como Dishonored. Las cabezas pensantes detrás de este título auguraban lo mejor: Arkane Studios, que trabajaron en Bioshock 2, alguno de los creadores de Deus Ex y sobre todo los diseñadores de Ciudad 17, de Half-Life 2. Y la verdad es que, como nos parecía en nuestro avance, el resultado es excelente, pero vamos por partes. La historia se desarrolla en la ciudad de Dunwall, una

    Hobby

    94

    Excelente

    Lo mejor

    Absolutamente todo.

    Lo peor

    Un poco corto para lo bueno que es. El apartado gráfico es simplemente correcto.

Más análisis de usuarios