Imagen de perfil de israflamenco
Análisis de Binary Domain
israflamenco

¿Estais bien? Gritar si estais muertos

Dile a un hombre que puede hacer las cosas de forma más simple y ese mismo hombre realizará lo complejo para simplificar una tarea. Si quieres barrer, no barras, aspira. Si quieres comer, no caces, cocina. Aunque puede ir más allá, porque somos avanzados, y ya ni cocinamos, ni cazamos…otros lo harán por nosotros: Los robots. Pero siempre hay alguien que verá negro en el corazón blanco de una persona, y querrá utilizar esas “ayudas” en armas para sus fines lucrativos. Amada es de estas personas y se ha propuesto violar la Nueva Convención de Ginebra, creando robots con apariencia humana. Nuestro objetivo será conseguir pruebas de que realmente es posible y detener al culpable, todo ello manejando a Dan Marshall y su pelotón…pero el camino será duro y robótico…

 

 

 

 

 

Hay un concepto que allá por los años ochenta se puso muy de moda entre cinéfilos, una palabra que servía para “definir” a una película que había sido rodada “silenciosamente”, sin levantar interés alguno, pero que cuando es estrenada causa furor entre el publico y se convierte rápidamente en un gran éxito. A este tipo de películas se las llama “Sleepers”. Pues bien, Binary Domain es, según mi humilde opinión de jugón, el “durmiente” de este año. Cuando me lo regalaron (gracias al que tuvo el detalle) he de reconocer que mi pensamiento fue: “Otro imitador de Gears Of Wars”, y es cierto que sin jugarlo profundamente esa es la sensación que tenemos. Y es que en esta generación, sorprender se ha convertido en una virtud, porque cada vez tenemos más juegos de acción clónicos que no hacen más que copiar momentos de otros juegos y nos lo venden como nuevo. Insisto, Binary Domain no es un caso parecido.

 

 

 

 

 

El primer golpe, en los ojos

 

Al iniciar la partida, lo primero que hacemos es abrir la boca con el apartado grafico, y parece increíble, ciertamente, porque es muy difícil ser sorprendidos en este aspecto cuando tenemos juegos que tocan el techo grafico en sus correspondientes consolas. Pero en Binary Domain los efectos están cuidadísimos, y sobre todo el primero que vemos en el “mini tutorial” que nos imparte nuestro compañero de equipo Boateng: La lluvia, que choca contra nuestros trajes, contra el suelo, resbala por los coches… no exagero diciendo que me he resfriado cuando jugaba en las fases de lluvia, porque dan ganas de coger un paraguas y hacer un “Singin in the rain” en toda regla. Pero hay mas detalles gráficos que destacar: Modelados y expresión en los personajes, destrucción por partículas a los enemigos, tamaño de los mismos…en fin, es difícil resumir con palabra el apartado técnico, pero basta con decir que el mero hecho de sorprendernos es ya un éxito, y lo mejor es que va de menos a mas, es decir,  conforme avanzamos en el juego mas escenas espectaculares nos invaden y mas abrimos la boca. Se nota que me ha gustado el juego… ¿no? Pero subjetividad aparte, no trato de “vender la moto”, cuando debo criticar un juego lo hago, pero aquí Binary Domain tiene un merecido diez de diez, sin fallo alguno que destacar

 

 

 

¡Si, Señor!

 

Nada mas empezar, aparte de abrir la boca, lo que hacemos es enterarnos de que no estamos ante un Shooter convencional, más que nada por los comandos de voz. Siendo francos, es un apartado que no puedo valorar del todo, porque mi micrófono se unió a Mufasa en la otra vida, así que no puedo decir si se captan bien las ordenes o interfiere el sonido ambiente, aunque si puedo decir que en apartado de opciones se puede configurar a gusto del consumidor, bajando el ruido ambiental  y otros detalles. Lo que si puedo decir es que un aspecto que parece  metido con calzador, mas que nada por su poca utilidad durante el juego.

 

   Durante el juego podremos mantener conversaciones con el pelotón, aunque no esperéis conversaciones filosóficas a lo Pep Guardiola (en paz descanse…futbolísticamente), sino más bien del estilo: “Señor, ¿va todo bien?”, pudiendo responder con un simple ¡Ok! o diciendo “Con dos cojones”. Se puede responder mediante micrófono o pulsando Rb y seleccionando la respuesta adecuada. ¿Conseguimos algo según la respuesta? Si… y no. Si respondemos de forma adecuada y correcta (sin palabrotas, por favor), nos ganaremos  la confianza de nuestro equipo, y si respondemos de forma seca, pues nos marcaran en la casilla “enemigo del futuro”. La repercusión de tener o no tener confianza se ve en  las órdenes durante el combate.

 

    Mientras avanzamos por los niveles de Binary Domain (muy variados,  desde cloacas, edificios, un tren en marcha, fases en vehículos…) y peleamos con los enemigos, podremos  dar órdenes a nuestros compañeros, tales como que nos cubran, que ataquen, que carguen contra los enemigos o que se reagrupen. Si hemos sido buenos con ellos (es decir, si les respondemos de buenas maneras y  no les disparamos durante los tiroteos), pues obedecerán, pero si hemos sido malos compañeros, pues pasaran olímpicamente de nuestras ordenes cual Rambo de pacotilla y harán la guerra por su cuenta. ¿Interesante? Bueno…  yo a veces he sido malvado con ellos y aun así han respondido bien, y eso unido a que las conversaciones no tienen repercusión en el desarrollo del juego… pues dejan la sensación de que es un aspecto  bastante desaprovechado, aunque interesante para desmarcarse de la competencia.

 

 

 

¿Sueñan las ovejas con…?

 

Los enemigos, como parece obvio, son robots de todos los colores y tamaños.  Al principio tenemos la sensación de que son parecidos entre ellos, pero con el paso del tiempo empiezan a ser mas duros, de distintos colores (color= dificultad de matarlos) y de tamaños…ejem… enormes, sobre todo los enemigos finales. Hay Shooters que carecen de enemigos finales para animar la velada (Me viene a la mente Prophet y su terrible soledad), pero ese no es el caso en Binary Domain, porque los hay en una buena cantidad y de un tamaño que quita las ganas de comer. Además de grandes,  son espectaculares y alguno bastante difícil de matar, por lo que en este aspecto podemos estar contentos. Quizás vemos una I.A un poco mejorable  (y esto literalmente, que por algo son robots, así que la culpa es de Amada),  porque con la acumulación de enemigos en pantalla únicamente debemos sacar nuestra arma (también de todos los tipos, pistolas, metralletas, granadas…) y disparar a lo loco… aunque no tan a lo loco.

  Y es que  el sistema de impactos  anima un poco los combates, pudiendo matarlos cacho a cacho, dejarlos cojos, disparar a la cabeza y que se maten entre ellos… esto logra hacer mas amenos los abundantes tiroteos, que lejos de ser pesados son de lo mas divertidos, también gracias al sistema de cobertura, útil y espectacular

    El ultimo detalle a destacar y que rompe la rutina de “te mato, me disparas, te mato” es la posibilidad de  comprar armas, mejorarlas y comprar botiquines  en las tiendas sueltas por los escenarios.  Compramos con la puntuación que se nos da al eliminar a los enemigos (según los combos, donde disparemos…) y podemos mejorar la  puntería, el daño… además de comprar mejoras para cada personaje (y que debemos colocar  cuidadosamente en el inventario, porque hay un limite de capacidad, por si alguien lo entiende,  se ponen de la misma forma que en Parasite Eve de Psp), de forma que mejoran la vitalidad, la evasión…  En resumen, detalles que hacen más ameno el juego y que aportan más variedad.

 

 

Con la pluma nos ganan, con la voz me pierden

 

Para terminar, una de cal y otra de arena: el sonido y el guion. El primero cuenta con la ventaja de estar  doblado al español, pero aquí entramos otra vez en el esplendido mundo de la opinión personal. Y es que yo soy partidario de dejar las voces en ingles siempre que se pueda, porque en Binary Domain  la voz de Dan no le va ni con cola. Hay otros personajes que si están muy bien doblados, pero el protagonista tiene una voz demasiado juvenil y joven para alguien que es conocido como “el superviviente”, por lo que pierde enteros en ese aspecto. Aunque el resto de apartados rayan el notable alto, como  el sonido de las armas, impactos, trajes en movimiento…

 

  Todo lo contrario que el guion, muy cuidado y con varios giros argumentales que nos harán exclamar alguna que otra palabrota sorpresiva, cosa que se agradece porque es precisamente lo que a los Shooters de hoy en día le empieza a fallar, un contexto donde liarse a tiros con todo el mundo.

 

 

Total, que…

 

…estamos ante una grata sorpresa en el mundo de los videojuegos, quizás algo infravalorado por la prensa mundial. Y es que Binary Domain tiene todo lo que le puedes pedir a un videojuego: Gráficos, historia, personajes carismáticos, tiroteos intensos, escenas espectaculares… Quizás con el paso del tiempo la gente le de mas oportunidades, y de verdad que lo merece, porque una vez se empieza no se puede terminar (por cierto, para como esta el nivel, es largo, pues me ha durado unas 10 horas) y además tiene multijugador (no lo he probado, ¡no hay tiempo!). Solo me queda decir que es  un gran juego, que si podéis debéis darle una oportunidad…y  que ya sabéis… gritar si estáis muertos.

 

 

Un saludo amigos

 

PD: Perdonar, he vuelto a cometer el mismo error que en otra review, no he analizado el de PS3, sino que HE ANALIZADO EL DE XBOX 360... Aiiss.. perdon :)

Tambien he analizado:


Syndicate
http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/sindicatos-contra-la-crysis-37645

Mass Effect 3
http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/el-octavo-arte-36505

Silent Hill Downspour
http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/y-yo-sin-paraguas-36493

Final Fantasy XIII-2
http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/la-kupointencion-es-lo-que-kupocuenta-36679

Metal Gear Solid
http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/best-yet-come-36885

 

 

 

 

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Binary Domain con bots

    El protagonista de Binary Domain, un sargento de nombre Dan Marshall, comparte historia con un grupo variopinto de personajes. Unos que se llevan más carisma y estilo que casi todos los miles que han pasado por nuestras pantallas en lo que va de generación. Su forma de enfrentarse a los enemigos es todo un homenaje a lo que se puede considerar un héroe genérico. Un corte que se adapta a los tiempos que corren, donde inteligencias artificiales, redes instantáneas y nanorobots pueden ponernos las cosas muy difíciles. Lo que ofrece este título de SEGA, ideado por el estudio de la serie Yakuza, es una amalgama de otros juegos. Todos con una

    Hobby

    80

    Muy bueno

    Lo mejor

    Una historia de robots, con personajes llenos de personalidad. Una delicia para los fans de Sci-Fi.

    Lo peor

    El control juega malas pasadas al salirnos de la rutina y, en general, se hace monótono.

Más análisis de usuarios

Binary Domain

Thumbnail

80

Hobby

89

Comunidad

Plataformas: PS3 , Xbox 360 , PC

Fecha de lanzamiento: