Imagen de perfil de Roy-san
Análisis de Final Fantasy XIII
Roy-san

Fantasía hermosa pero encadenada.

Final Fantasy es una de mis sagas favoritas. Y es que Final fantasy VII fue el juego que acompañó la llegada a mi vida de la primera consola que pude llamar mía (Antes jugaba con las de mi primo, viejo conocido si has leído mis anteriores análisis): Mi aún viva Psx. Final Fantasy y Gta III marcaron mi gusto por los juegos por una razón: Tener un mundo entero y libre por recorrer, con bastante que hacer fuera de la historia.

 

Ya comprenderán cómo (Al igual que muchos) comencé a alucinar cuando vimos las primeras imágenes de FFXIII, (sobre todo yo, al que la aventura de vaan dejó algo frío como el que esperaba una luna tipo majora's mask para cierto fenómeno astronómico y al final sólo viste la misma luna de todos los días pero en hd.) esperando con ansias la entrada de la saga en 360 (Eran los tiempos en que mi ps3 me daba muchos problemas, aunque nunca pude precisar porqué. Por eso me hice con la entrega de Xbox) al fin pude jugarlo, y aunque no era lo que esperaba, me gustó.

 

Y es que FFXIII entra por los ojos ya con la primera cinemática de una historia magnífica: Un mundo amenazado (Vale, es algo típico del rol, pero acá hace que te preocupes más de la caída del nido que del calentamiento global ó el inquietante aumento de programas de tv y kits para sobrevivir al apocalipsis zombie), unos héroes que deben luchar contra su fatal destino (Otro tópico, pero los personajes tienen su encanto que hace que te enganches con ellos.), y un mundo donde no todo es lo que parece.

 

Técnicamente, es un juego vistoso, con escenarios de una belleza que es sublime, pero a la vez decepciona saber que no puedes recorrer todo eso. Pero aún con eso estarás más de una vez mirando embobado el paisaje, que mezcla entornos naturales que parecen sacados de la amazonía con desolados yermos, ciudades sacadas de un arquitecto de Dubai... Final fantasy es un mundo que insinúa mucho, aunque te advierto, es un mundo recortado. El diseño de personajes, tanto principales como secundarios, está cuidado con detalle. Es así como, tanto en las secuencias CG como en las hechas con el motor del juego, se ven de maravilla, como sacados de una peli.

 

El sonido también es un  apartado bien hecho, los efectos de sonido son  de lo mejor que vi en su tiempo. Y la música es deliciosa (La BSO está disponible y es muy buen repertorio). Pero para mi las voces se llevan lo mejor. Tanto en ingés como japonés estamos ante una calidad que te hace ignorar los subtítulos porque con su sola voz el personaje logra transmitir emociones. Y el control es muy cómodo, no presenta mayor complejidad.

 

Aunque la moda del rol actual parece imponer el combate en tiempo real, FFXIII no abandona el sistema de combate por turnos. Pero en Square saben que hay que evolucionar este sistema, y lo hacen de una forma que creerás que es en tiempo real por lo dinámicos que son. Aunque para mí representa un retroceso el controlar las acciones de sólo un personaje, hay que reconocer que el componente estratégico ha aumentado. Aunque no controles a los demás miembros de tu equipo, si debes asignarles roles durante la batalla (Ataques cuerpo a cuerpo, sanación, etc. Vamos, como el equipo A, pero con un par de chicas guapas), y a su vez tendrás que cambiarlos varias veces, ya que la IA de los enemgos está bien currada, aunque con una curva de dificultad bien ajustada (Salvo enemigos como el adamanquelis, que te hace pensar que, ya sean los protas del juego o un bebé armado con una cuchara, pasará lo mismo: Serás masacrado al igual que cuando comenzaste Daemon's souls). Al final de cada combate, será evaluado de 1 a 5 estrellas y e función a tu desempeño, aobtendrás puntos de cristal que te ayudarán a subir de nivel.

 

Y esto es otro apartado en la jugabilidad: El nivel y la personalización de personajes y sus armas. Ahora es más complejo y menos automático, lo que es bueno si te gusta la estrategia, aunque demasiado largo, engorroso y aburrido si solo quieres agitar una espada y esperar que el otro se muera porque sí (Si buscas eso, juega Zelda twilight princess, solo agitando el mando a locas podrás hacer de todo.). incluso las armas puedes tunearlas (No, nada de pegatinas, que no es juego de coches.), desmontarlas e incluso evolucionarlas como si fueran Pókemon (más de una vez esperaba ver algo así como "Enhorabuena! Tu arma Lionheart se ha convertido en Pikachu!). Esto te incentiva a sacarle el jugo a los escenarios buscando cofres o derrotando enemigos para conseguir materiales con los que hacerte un arma muy chula... o definitivamente joderla. Esto  igual cuenta para los roles e incluso las habilidades de tus heroes.

 

Pero esta hermosa fantasía de belleza ténica, historia sublime e interesante sitema de combate, que pudo ser de los mejores juegos de la generación, falla en un punto clave en la mayoría de los juegos de rol: ¿Dónde quedó la exploración que te hacía pasar horas y horas recorriendo pasillos, para llegar a un enemigo más duro que azotarte contra una pared de roca (Y a veces, ni eso, pero al menos ganabas experiencia)? ¿Dónde están esos diálogos con  personajes no controlables que te decían simples choradiilas, pero te daban a antender que ese mundo vivía por algo más que por la historia de los héroes de turno (Como en los Zelda, donde a veces me paso tardes enteras sin avanzar la historia, sólo escuchando las tonterías de los aldeanos)? ¿Dónde están los minijuegos que te enganchaban y picabas para superar tus récords (Aunque siendo honesto, estos me dan lo mismo desde que me atasqué jugando a la herradura en Red Dead)? ¿Las carreras de chocobos (¿Ya asalió para 3ds?)? Ni siquiera ahora tienes posadas, tiendas ó eso, sino que compras todo en unas terminales que hacen muy impersonal el juego (Y te hacen pensar que los críos de este universo son geeks que no salen de su casa, si es que todo lo hacen por internet: Comprar materiales, items de salud, guardar partida).Así explorar puede hacer aburrido. Ahora lo único interesante que puedes hacer fuera de la historia son las misiones de cazador, que a veces molan más incluso que la historia principal si buscas retos. Y además, esperaba que, como muchos juegos de la generación, nos diera momentos en que tomar decisiones influyentes en la trama, pero la historia,  aunque bellísima, no nos permite. Con esto, la fantasía más hermosa de SquareEnix se convierte sólo en un ben juego que no tiene mayor replay que volver a ver esos hermosos escenarios y personajes, pero poco más. Como dije en el título, le han puesto cadenas a una entrega que, siendo sobresaliente, podía (Y debía) dar más de si misma. Tengo la misma sensación que tuve con Resident Evil 4: Es un buen juego (¿Y qué si me gustó? Ahora está de moda decir que los disparos no molan, pero en la generación pasada solo le vi alabanzas y unas pocas criticas.), pero ojalá no se convierta en pauta y atrofie una saga que por muchos es querida, y en especial para mi, que fue de las primeras que pude llamar mía (En el sentido del cariño que le tengo).

 

Si estamos ante un buen juego ó no, yo te digo que sí. Pero de ti depende como siempre cómo vivas la experiencia de juego. Pensemos eso sí, en tres cosas:

 

LO BUENO: Final Fantasy XIII es un juego de rol con una belleza técnica enorme, una historia que atrapa y un sistema de comabte muy interesante. El componente estratégico es bueno, y con una curva de dificultad acorde. 

 

LO MALO: El juego es una sucesión de enormes pasillos que, aunque vistosos y demás, Es un retroceso en el concepto del rol: Libre exploración para buscar secretos y cosas así. No hay mayores misiones secundarias que las misiones de cazador. No está doblado, así que si no podías leer ni siquiera las preguntas de un examen, menos podrás con una historia que es buena y subtitulada.

 

LO FEO: Esa sensación de que la saga se ha vuelto (Como otras que ya no voy a enumerar porque ya estoy harto de críticas -Incluso yo dejé de criticar la monotonía de los Shooter, es un tema ya demasiado usado y muchos lo hacen por estar a la moda-) demasiado orientada al mercado yankee, eso significa que sacrificamos todo lo bueno como juego de rol y lo convertimos en peleas con gráficos hd. Esperemos que SquareEnix no nos traicione y que evolucione (Porque "Volver a los origenes" debería ser reemplazado por "Evolucionar manteniendo lo escencial") esta fórmula permitiendonos otra vez una verdadera fantasía final, pero libre.

 

ALTERNATIVAS: Skyrym es el mejor juego de rol hasta la fecha, un mundo abierto con gráficos subimes y que es casi eterno. También tienes la secuela FFXIII-2 menos lineal pero en el fondo más de lo mismo. Si tienes ps3 deberías jugar  Final Fantasy VII, juego largo y emotivo como pocos. En portátiles tienes Crisis Core FFVII y Kingdom Hearts bbs para psp, Kingdom Hearts RE: Coded para y FFIV remake en Ds. En 3ds, Prueba Ocarina Of Time 3d, aunque sólo si no lo jugaste en su momento.

 

Si te gustó la rewiew ó mi estilo de escribir, echa un vistazo a mis otros trabajos:

 

 

Dungeon siege III, Una alternativa barata, pero buena si eres poco exigente en esto del rol.http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/topicos-topicos-everywhere-corregido-36913 Super Smash Bros Brawl, Otro juego con carisma propio. http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/para-que-sangre-si-tengo-carisma-37385 Just Cause 2, el juego con el defecto contrario de este Final Fantasy: Un mundo enorme, pero mal aprovechado. http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/paraiso-tropical-o-lo-que-quede-de-el-37011

 

 

Saludos y gracias a todos!

 

75

Bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Final Fantasy XIII en versión limitada

    Cada vez que Final Fantasy llega a una nueva consola se ve rodeado de tanta expectación que le resulta imposible contentar a todo el mundo. Sin embargo, es necesario reconocer que en Square Enix se les da muy bien hacer felices a millones de jugadores de los que saben perfectamente lo que buscan. Desde los fans que se aferran a Final Fantasy VII y sus trucos de lágrima fácil, hasta los que jamás se habrían imaginado a un dios convertido en moto (sí, de las buenas, con cañones a los lados). Y es que una virtud de esta saga es que se reinventa una vez tras otra y, como

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    Una producción visual impresionante

    Lo peor

    Tramos muy lineales y una conversión pobre desde PS3

    Un apoteósico Final Fantasy XIII en PS3

    Que Final Fantasy llegue a PlayStation 3 es un acontecimiento tan grande que da cierto vértigo. Sin embargo, es necesario reconocer que en Square Enix se les da muy bien hacer felices a millones de jugadores de los que saben perfectamente lo que buscan. Desde los fans que se aferran a Final Fantasy VII y sus trucos de lágrima fácil, hasta los que jamás se habrían imaginado a un dios convertido en moto (sí, de las buenas, con cañones a los lados). Y es que una virtud de esta saga es que se reinventa una vez tras otra y, como nos ha pasado varias veces anteriormente, este Final Fantasy

    Hobby

    88

    Muy bueno

    Lo mejor

    Para esto se metió el Blu-Ray en PS3

    Lo peor

    Muy lineal, aunque se arregla al final

Más análisis de usuarios