Imagen de perfil de zombichunfli
Análisis de Final Fantasy VIII
zombichunfli

Final Fantasy VIII, un tesoro

He visto que no hay todavía ninguna review sobre Final Fantasy 8 y he decidido hacer los honores. La verdad es que este es mi primer análisis, espero no hacerlo mal. ¿Quién no conoce y se ha pasado ya esta joya? Es mi juego favorito dentro de la saga y quería rendirle este homenaje. Intentaré no ser muy extenso, pero tampoco quiero dejarme cosillas.

 

¿Cómo empezar explicando Final Fantasy VIII? Es un juego tan enorme que resulta difícil resumir en unas pocas líneas el argumento y principales aspectos del mismo. Vayamos por partes.

 

 

Argumento

 

Lo más importante en un juego RPG seguramente sea el argumento. Este nos tiene que mantener pegados a la consola y engancharnos como si fuera una droga. Partiendo de ahí, Final Fantasy VIII cumple los requisitos.

Empezamos siendo Squall, un estudiante de Seed (básicamente los seeds son contratados para realizar todo tipo de misiones) en el Jardín de Balamb, una especie de universidad. La cosa empieza a ponerse bien cuando conseguimos los primeros GFs (invocaciones), los cuales tienen un papel esencial para triunfar en las batallas. Una vez nos hemos examinado y pasamos a ser seeds, nos mandaran misiones en las que la historia se irá complicando. La mala viene siendo una bruja que quiere dominar el mundo básicamente (qué novedad en los antagonistas xD), así que tendremos el encargo de deshacernos de ella. A partir de este momento, la historia se verá afectada de forma radical con múltiples guerras, las cuales son bastante épicas, hasta tal punto en el que los 6 protagonistas se vean metidos en un marrón para salvar al mundo de la compresión del tiempo.

También hay algo muy intrigante y que te hace querer saber más, unos extraños sueños que los protagonistas tienen. En los sueños hay un personaje llamado Laguna, que aunque no parezca ser importante, tendrá mucha relevancia más adelante en la historia. No quiero hacer spoilers por si hay alguien que  no lo haya jugado. Un aspecto importante es la evolución del protagonista, su carácter a lo largo del juego y su historia hacen de Squall uno de los mejores personajes de la saga.

 

 

Jugabilidad

 

La forma de juego es como la de cualquier final fantasy, con mundo abierto, barcos, naves voladoras y chocobos como transporte. También podremos alquilar coches para avanzar por el mapa, algo bastante bueno para los que prefieren no luchar en el mapamundi.

 

Las batallas son diferentes de otros Final Fantasy en cuanto a la magia. No hay puntos de magia (PM) y en su lugar las magias son las que se gastan. Podemos ir extrayendo magias de enemigos hasta un máximo de 100 unidades de cada magia (100 piros, 100 curas, 100 hielo+ etc.) y cada vez que usemos una gastaremos una unidad. Sin embargo, las magias en final fantasy 8 no son tan importantes en combate como en otros juegos de la saga.

 

El sistema de mejora de personajes es curioso cuanto menos. Se basa en enlazar las magias que vamos extrayendo a cada uno de los parámetros del personaje (fuerza, vit, defensa, ataque especial…) y así seremos nosotros los que decidamos qué queremos subir según las magias que enlacemos. Eso sí, si usamos una magia en el combate que tengamos enlazada a un parámetro, el valor de dicho parámetro descenderá correspondientemente a la cantidad de magias que usemos.

 

Lo que realmente importa en los combates son dos elementos: los GFs y los ataques especiales (límites).

 

Los GFs serán lo que más daño hagan a los enemigos, usando a estos según los elementos que afecten al objetivo. Una cosa curiosa es que al invocar a un GF tardara un poco en llenar la barra, y si en ese momento el enemigo te ataca, esa VIT la perderá el GF y no tú. Hay que tener cuidado ya que el GF puede morir y te hará falta resucitarlo con colas de fénix para GF, las cuales no son demasiado baratas. También las invocaciones suben de nivel y lo más interesante es que aprenden habilidades que afectan tanto a ellas como al personaje que estén enlazadas. Estas habilidades afectan al combate o simplemente fuera de él (hay habilidades como (Ningún encuentro) que sirven para evitar el 100% de los combates opcionales). Tendremos cerca de 20 GFs a lo largo del juego, algunos de ellos siendo bastante difíciles de conseguir, lo que hace muy interesante su búsqueda ^^

 

Los ataques especiales son realmente impresionantes. Empezando por ataques mas sencillos, conforme avancemos en la historia conseguiremos ataques para los 6 personajes, cada uno diferente del resto. Los de Squall se basan en apretar el gatillo R1 en el momento adecuado; los de Zell consisten en introducir secuencias de botones en un tiempo limitado; los de Irvine disparan balas muy potentes apretando el gatillo repetidamente; los de Quistis tienen diferentes efectos según vayas adquiriendo habilidades enemigas (parecido a materia Habilidad Enemiga de FF7); los de Selphie consisten en magias aleatorias que puedes elegir; y por último Rinoa, que envía a su perro Angelo para realizar diferentes ataques. En particular me encanta el especial de Zell, con el que haciéndolo sólo una vez me cargué al malo final XD.

 

En Final Fantasy 8 hay una curiosa forma de ganar dinero. Conforme subamos nuestro nivel de personaje, podremos ir haciendo exámenes de 10 preguntas tipo test (Si o No). Si los aprobamos subimos el nivel de Seed, que supone un aumento de nuestra paga. Este aspecto me parece el más realista de todos los Final Fantasy.

 

En cuanto al nivel, no es necesario subir de nivel para “ser mejor”. En Final Fantasy 8 los monstruos tendrán el nivel que tus personajes tengan. Esto está muy bien para aquellos que no quieren entrenar, de tal forma que no sea imposible avanzar en el juego, pero siempre un reto. A los que sí nos gusta entrenar y lleguemos a nivel 100, los monstruos serán mucho más temibles, y el desafío estará garantizado. Una ventaja que tiene subir de nivel es que las magias que se pueden extraer de los enemigos son mucho mejores que si fuéramos un nivel bajo.

 

 

¿Qué hacer por el mundo?

 

La historia principal nos va a llevar a muchos lugares y nos dará mucho que hacer, por lo que no será nada aburrido continuarla. Si por otro lado no queremos seguir la historia principal, ¡no importa! Final Fantasy 8 tiene multitud de cosas para que no nos aburramos. Ya desde el principio del juego tendremos disponible la opción de jugar a las cartas. Me quito el sombrero ante Square con las cartas: qué juego más simple, pero qué guapo está. Puedes hablar con la gente de todo el mundo, pero si pulsas el botón cuadrado podrás retarles a una partida de cartas. Hay diferentes reglas por todo el mundo, y según la zona en la que juegues habrá reglas en cuanto al modo de juego y a la forma de pago al ganar. Horas y horas podrás entretenerte con las cartas. Las cartas son de los monstruos del juego (tanto menores como importantes) y de los personajes principales y secundarios. Conseguirlas todas será todo un reto a la vez que un placer. También hubo cartas de FF9, pero personalmente me gustan más éstas a pesar de ser más simples.

 

Los GFs opcionales son también una buena forma de pasar el rato si no queremos seguir la historia. Extraer magias ocultas por el mapamundi es también una actividad entretenida. Cómo no, hay chocobos que te darán rato de diversión. Hay varios templos de chocobos por el mundo y tendrás que hacer misiones para completarlos. Conseguir las armas finales y los materiales que hacen falta no será pan comida y deberás dedicar bastante a su obtención. Los límites de algunos personajes (como Zell o Rinoa) se obtienen en revistas esparcidas por el mundo, hazte con todas para optimizarlos; también el límite de Quistis te hará buscar determinado monstruos para obtener habilidades.

Puede que se me olviden cosas, pero esto es una idea ligera de lo que se puede hacer en el mundo.

 

 

Música

 

Los pelos de punta se me ponen al escuchar muchas de las canciones de esta hermosa banda sonora. La saga vuelve a presumir de su compositor Nobuo Uematsu que deja un maravilloso legado en todos y cada uno de los juegos a los que dota de música. No hay más palabras: música tremenda para un juego tremendo.

 

 

Gráficos

 

Aunque este no es un apartado importante para mí en un juego de rol, sé que para mucha gente es imprescindible. Teniendo en cuenta que el juego es del 1999, sobra decir que tiene unos gráficos sublimes. El previo Final Fantasy 7 mostraba unos gráficos increíbles para la época, pero éste les da un aspecto más realista y humano a los personajes. También las secuencias son fascinantes y algunos lugares del juego una maravilla. Gráficos tremendos para un juego tremendo.

 

 

Conclusión

 

Muy a la altura de sus predecesores, Final Fantasy 8 es un juego increíble. Un mundo en guerra con momentos dramáticos y emotivos que no te dejaran igual. Un amplio mapa que recorrer y una historia larga y profunda completan este juego de la saga que es prueba de la calidad de SquareSoft en aquellos tiempos. Obligatorio para todos los amantes del rpg y más para los que jugaron a la saga y les gusta. No se puede escribir la sensación que el juego transmite, sólo se siente jugando. Obviamente no todo el mundo estará de acuerdo conmigo, pero les guste más o menos, los amantes de la saga no podrán negar la calidad de este título.

 

 

I’ll be waiting for you. If you come here, you’ll find me. I promise.

95

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios

Final Fantasy VIII