Imagen de perfil de xBaphomethx
Análisis de F1 2013
xBaphomethx

Al fin...¡pole position!

Como fiel fan de los juegos de fórmula uno y del deporte desde hace más de década y media, me atreveré a hacer esta review de la manera más objetiva posible.

Codemasters es una compañía de programadores en la que pongo mi confianza cuando adquiere licencias de deportes de motor. Empezó con un muy prometedor F1 2010 a pesar de ser un juego casi en fase beta y con muchísimos bugs.  Faltaba también un modo espectador en el modo online, y más modos de juego.

Con F1 2011 se apostó por un juego más arcade, más colorido y sin el filtro sepia del anterior, con algunas novedades en el desgaste de neumáticos (con la introducción de los Pirelli) y el Safety Car. El cual era casi inexistente ya que no aparecía nunca. Inexplicablemente, el efecto lluvia en modo lluvia extrema se convirtió en una especie de "efecto velocidad de la luz a lo Star Wars". Algo que, por suerte, fue subsanado en las siguientes ediciones.

El F1 2012 fue, para mí, la gran mejora esperada. Se eliminaron muchos bugs, el control era más realista, pero le faltaba sensibilidad en el giro cuando se utilizaba mando y, además, el coche tenía cierta incómoda inercia en las curvas. El juego, a grandes rasgos, era casi lo que se esperaba de él. También incluía divertidos modos (aunque no demasiado sustanciales) como el modo campeones, en el cual debías batir a los campeones del mundo en diversos retos.

Y aquí acabamos con F1 2013, el que probablemente sea el último de su generación.

 

Todos los aspectos se pulieron, aunque los gráficos sufrieron un pequeño bajón casi imperceptible en el realismo de los colores y las texturas.  Pero aún así, las mejoras en el control y en el realismo del desgaste de neumáticos lo han convertido en un mayor reto, y el más parecido a la F1 real que jamás se haya programado. 

 

Dispone de divertidos modos de juego y de algo muy esperado por los nostálgicos:  el modo clásico, el cual hará las delicias de los que esperaban competir con monoplazas de otros tiempos con potencia y físicas totalmente diferentes. Además de los circuitos clásicos añadidos.

En definitiva: El mejor y más completo juego de F1 jamás hecho, a pesar de sus pequeños defectos. 

 

Lo único que mejoraría serían los daños, los cuales haría más realistas (coches mucho más frágiles) y pediría unos mejores servers para el online, para  que no diesen lagazos inesperados o para que no propicien caídas de partidas. Aparte, otro punto negativo es que las celebraciones de podio son recicladas de las anteriores versiones. Incluso diría que echo en falta las entrevistas y las ruedas de prensa cuando se acaba en el podio.

 

P.D: Mi nota va en base a lo que es: un juego de carreras.  Para mí, éste es el mejor juego de su género en consola, ya que, no requiere incontables horas para hacerse con los coches como en Forza o Gran Turismo (de los cuales no se conducen ni un 10%), pero sí requiere dedicarle horas para encontrar el reglaje más adecuado y para ser rápido en cada circuito.  Eso añadido a sus modos de juego, lo convierten en un simulador infinitamente más divertido y a la vez más accesible y directo que sus competidores.

98

Obra maestra

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de F1 2013 para PS3, Xbox 360 y PC

    En los últimos años, Adrian Newey se ha erigido como el mayor gurú de la Fórmula 1, diseñando modelos ganadores para la escudería Red Bull, sin que casi nadie pudiera rechistarle. Si nos trasladamos al ámbito del diseño de videojuegos, los ingenieros de Codemasters podrían equipararse a la figura de Newey, pues llevan elaborando grandes juegos de coches desde los tiempos de Micromachines, Colin McRae o Toca Touring Car, estas dos últimas evolucionadas con el tiempo a sagas tan aplaudidas como Dirt o Grid. Desde 2010, la compañía británica es la encargada de explotar los derechos del Mundial de Fórmula 1, de modo que la de este año será ya

    Hobby

    90

    Excelente

    Lo mejor

    El control es magnífico. El Mundial cooperativo. El efecto de la lluvia, donde brilla el motor EGO.

    Lo peor

    El contenido clásico de los 90 es un DLC. Sale con la temporada casi acabada. Le falta “ambiente".

Más análisis de usuarios

F1 2013