Imagen de perfil de israflamenco
Análisis de Bloodborne
israflamenco

Fromsoftware, cazadores de Sueños

Bloodborne

La noche ha caído sobre
Yharnam. Un año más, otra lucha por nuestra supervivencia. Desde mi ventana veo
a mis vecinos, a mis amigos, a sus familias, ir de un lado a otro. Llevan cajas
enormes con provisiones, los pequeños dan las últimas patadas a su balón de
paja. Un perro, seguramente abandonado ante el frenesí de “La Noche de Antes”,
mira lastimosamente a cada hombre que pasa delante suya. Nadie le ha visto,
pero seguramente el pobre esté pensando… ” ¿Por qué no puedo yo protegerme también
de esta noche? “

Mi esposa, mi querida
Hanna, ha llegado hace un rato. Ha traído un par de Viales de la Clínica y un
Guijarro. No he entendido bien esto último, pero verla sonreír me ha hecho
pensar… ¿saldremos de esta noche con vida? Unos pasos en el salón me han
anunciado la llegada de mi hija, mi dulce Lucy. Creo que ha llegado el momento
de contarle la verdad. Tiene derecho a saber qué está ocurriendo

En La Noche de Antes,
cada casa es un caso distinto. Algunos padres les dicen a sus hijos que van a
jugar a un juego en el Pueblo. Que deben esconderse en sus casas y evitar ser
encontrados. Mientras sus hijos, ilusionados, se toman sus medicinas, los
padres van colocando las barricadas en las ventanas.

Otros padres, sin
embargo, deciden contar la verdad. Cogen a sus hijos y les dicen que va a
comenzar una cacería, y que lo más seguro es permanecer en casa. Dan
instrucciones básicas sobre cómo actuar en determinados casos, y besan a sus
hijos con dulzura. Seguramente, estos ayuden a colocar las barricadas. Y esa
familia cenará a luz de la chimenea, todos juntos y esperando a que pase la
noche. La última noche

Mientras escribo estas
palabras han sonado las campanas de la Catedral. Se me ha ido el Santo al Cielo
entre tanta carta. La noche ya ha caído sobre Yharnam, y no queda nadie en sus
calles. Nadie humano, al menos. Subiré a besar a mi Lucy y a contarle un
cuento, le contaré la historia aquella del Cazador que hizo despertar el Sueño.
Es mi historia preferida, me la contaba mi padre antes de cada Cacería. He de
irme, la última campana se ha callado. La noche reina. Empieza la Cacería

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algo tiene From Sofware, que es capaz de abducirnos
completamente dando los mínimos detalles posibles. Bloodborne no es un alarde
de narrativa, no encontraremos largas secuencias que nos destripen un argumento
típico. En Bloodborne, tú eres tu narrador, tu espectador y tu propio “diccionario”.
Desde que entramos en Yharnam tenemos la sensación de que algo malo está
ocurriendo, sin saber qué. Y cada personaje misterioso que encontramos va
creando una red que, aún siendo inconexa al inicio, al final acaba tejiendo una
macrohistoria tan profunda, tan rica en detalles, que hará obligatorio el
rejugar la aventura para captar los detalles. Si en juegos anteriores la
temática tendía a encasillarse en aventuras de caballeros andantes, para esta
ocasión los chicos de FromSoftware han cambiado el rumbo, urbanizando un poco
la temática. Esto quizás explica por qué tenemos unos escenarios tan “catedráticos”,
sin los espacios naturales tan frecuentes en los anteriores juegos de la “saga”.
Y al principio uno empieza a pensar que es un defecto, porque acostumbrados a
cruzarnos con un Anor Londo en
nuestras vidas, podemos creer que Bloodborne peca de ser repetitivo en
escenarios. Pero no hay mal (aunque para mí no sea un mal) que por bien no
venga. Si tuviese que destacar algo de Bloodborne por encima de todo lo demás,
es su diseño artístico, simplemente sobrecogedor y esencial para añadir a cada
paso esa sensación de penumbra, agobio y perdición que reina en la aventura.
Las vírgenes retorciéndose, gárgolas que nos miran desafiantes, cadáveres petrificados…todo
suma para crear una atmosfera inigualable en cualquier videojuego que podáis
pensar. He aquí la buena decisión de situarnos en escenarios tan “físicos” como
Catedrales, callejuelas, Castillos y demás, pasando por lugares frecuentes como
Bosques, Cloacas…

Así, creo que puedo asegurar categóricamente que nadie te
hace meterte en una ambiente tan bien como Bloodborne. Evidentemente, esto es
un videojuego y hay otros factores esenciales que ahora analizaremos, pero lo
importante es causar buena impresión de inicio, y Bloodborne destaca en esto. Y
destaca en muchísimas cosas más

 

 

 

ÚNICO E INCOMPARABLE


Una de las primeras cosas que se debe dejar claro para poder
disfrutar de Bloodborne es que no se puede comparar a Dark Souls ni Demons Souls.
Basar una review en ir punto por punto diciendo en qué es mejor y en qué es
peor sería un gran error, porque sería como comparar cada día de nuestras vidas
con el anterior. Bloodborne tiene sus virtudes y tiene sus defectos, algunos de
estos nuevos y otros ya existentes en la saga. Pero seguramente su mayor virtud
sea la misma que en cada juego de la compañía, y es su capacidad para exigirnos
el máximo en cada momento. No es el juego más difícil que he podido probar, ni
tampoco un paseo por las nubes. Cuándo atacar, con qué arma, de qué forma…son
decisiones que deberemos tomar rápidamente si no queremos morir. ¿Moriremos
mucho en Bloodborne? De forma progresiva a nuestra experiencia. El hecho de no
contar con escudo nos obliga a aprender rápidamente a esquivar. Allá tu si
quieres hacerte el héroe, pero lo mejor es administrar bien golpes, esquives y
curaciones, sin descuidar la barra de resistencia. Todo un reto para nuestras
manos, gratificante a la par que demencial. Posiblemente mates a un Boss a la
primera, te creas Dios y te mate una araña más adelante que podrías matar de un
golpe. Esa es la esencia. Hacer que cada paso tenga una presión. No contar con un sistema que determine el peso de tu equipo puede sonar a decepción, pero si vas a centrar tu juego en la agilidad, cobra cierto sentido. Aquí no existen los combates estáticos ni los descansos. Debes actuar rápido.

Donde ya no debes de ser tan rápido es en la exploración. Si vas a saco y rápido, te
pasarás la aventura y no habrás visto ni la mitad de cosas y de escenarios.
Recuerda, tú eres tu propio narrador, marcas el ritmo de tu aventura. Llevo días
comentando con un conocido de la Web (HOLA ESLI) mis progresos, y cada uno
hemos visto cosas distintas. Personajes que el otro no ha conocido,
acontecimientos distintos, escenarios sin descubrir…Bloodborne es un puzle hecho
a ciegas, donde encontramos piezas sin querer y las colocamos sin saber bien si
encajarán. Pero se encuentran y se encajan, sin duda, y forman un todo
sencillamente espectacular. Insisto, no voy a comparar demasiado juegos entre
ellos. Cada uno tiene su identidad y sus peculiaridades. Los enemigos de
Bloodborne son espectaculares, algunos más difíciles, otros más sencillos, pero
todos igual de imprevisibles. Los “comunes” son muy variados, peligrosos en
solitario y letales en grupo. Quizás esta sea la única comparación que voy a
hacer, y es la del escenario como un enemigo más. Antes, Dark Souls  era difícil por
sus “defectos” de desarrollo, con escenarios llenos de caídas, agujeros y mil
cosas más que nos hacían odiar un pasaje. En Bloodborne, el escenario no es un
enemigo casi nunca, sino un espectador y ambientador de lujo. Para mí, esto es
una virtud respecto a los demás, porque una cosa es ser difícil y otra bien
distinta es desesperar a propósito por una cabeza loca que diseña un laberinto
mortal.

 

 

 

EL JUEGO QUE PS4
NECESITABA


Seguramente, Bloodborne podría haber salido perfectamente en
Ps3, porque, pese a ser una gozada visual, hemos visto cosas similares en
nuestra anterior generación.  El ser Next
Gen le otorga ventajas, evidentemente, como un mejor aspecto en los diseños de
escenarios, pero hay otros detalles en los que flojea un poco, como los tiempos
de carga. Ya dije en mi review de Dark Souls que la gran virtud de la saga era
generar sus escenarios sin más carga que la que se produce al morir. Bueno, en
Bloodborne es igual, pero al morir el tiempo de carga es muy largo, y a veces
desesperante. A lo mejor por eso lo hicieron menos demencial en sus escenarios,
para no provocar suicidios por la espera. Además, tenemos luces y sombras en el
aspecto gráficos de los escenarios (tres veces he dicho ya escenarios…madre),
mezclando los que son ricos en detalles con bosques que tienen demasiada niebla
un poca distancia en el dibujo. ¡Pero qué demonios, esto no importa! Aunque
solo lo comento porque creo necesario dejar claro que es un Next Gen en todo,
menos en gráficos, que siendo muy muy buenos, nos hacen esperar aún mas para la
gran Generación que se anunció. Eso sí, el Sonido si es de calidad superior.
Doblaje al Castellano muy bueno (aunque para la voz de algún personaje prefiero
el Inglés), y una banda sonora más frecuente que en otros juegos. Aunque la
música importa poco en este juego, son más importantes los efectos sonoros. Los
lamentos de los enemigos, los gritos en una calle, el llanto de un bebé…todo
suma, todo tiene un cuidado espectacular

Pero, a fin de cuentas, Bloodborne ha dado a los usuarios de
Ps4 lo que estos necesitaban. Un juego largo (30 horas para la aventura, muchas
más si quieres descubrir todos sus secretos), desafiante e inmersivo, de esos
juegos que te marcan para toda tu vida. Una vez que cae la noche en Yharnam, tú
eres un cazador y siempre lo serás. Querrás repetir, créeme. Y cuando creas que
no queda nada, algo más habrá, como las mazmorras que se pueden crear con los
materiales que encontramos en la Aventura, cada una distinta a las demás en
profundidad, enemigos y objetos en su interior. Lo dicho, la cantidad de horas
que se le puede echar a Bloodborne es tan demencial como su planteamiento en
cada apartado. Pero podríamos concluir con lo que se ha empezado a convertir en
algo habitual con cada juego de FromSoftware: Bloodborne es la llave a Yharnam,
es el pasaje a una aventura que no te dejará indiferente siempre y cuando sepas
lo que te vas a encontrar. Jugadores que quieran juegos comunes, aquí no lo
vais a encontrar. La mayor virtud de este juego reside en su peculiaridad, ya
conocida si has probado Dark Souls, afortunadamente por descubrir si nunca has
jugado a la saga.

Y poco más, querido cazador. Si quieres detalles más
técnicos, puedes preguntarlo en los comentarios o leer una review
especializada, donde prima más lo técnico que lo “sensitivo”. Bloodborne no se
analiza…se intenta explicar lo que transmite. Conseguirlo…ya es otra cosa

 

 

 

 

Review dedicada a
Esli, que por su culpa he dado el salto a la Nueva Generación. Verle hablar de
este juego me hizo desear Bloodborne, y no me arrepiento de haberlo hecho. Su
presencia justifica la compra de la Ps4. ¡Seguiremos investigando el New Game
+, Esli! ;)

 

¡Pasaros por su review para conocer su opinión! 

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/greatness-here-114904

99

Obra maestra

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Bloodborne en PS4

    ACTUALIZADO 27/03/2015 - Antes de nada, gracias por aguantar la espera y por la paciencia que habéis mostrado en los comentarios. Ya está aquí, con todos ustedes, nuestro veredicto final de Bloodborne, la nueva joya de PS4. Bloodborne por fin ha llegado a PS4. Esta nueva entrega de FromSoftware no comparte nombre con los anteriores juegos del estudio nipón aunque es mucho más que un sucesor espiritual de las sagas Demon's y Dark Souls. Como ya sabéis, la ambientación ha cambiado por completo, abandonando el estilo fantástico medieval por una especie de Londres victoriano en la más absoluta de las decadencias.

    Hobby

    93

    Excelente

    Lo mejor

    El diseño de niveles. Su elevada dificultad. Lo gratificante que resulta. La dirección artística.

    Lo peor

    Los tiempos de carga. Puede echar atrás a los menos hardcore. Pequeños fallos técnicos.

Más análisis de usuarios