Imagen de perfil de thefroggg
Análisis de Pokémon Esmeralda
thefroggg

Fuck pokemon GO, esto era poemon de verdad.

Imagen ficha por defecto

He perdido la cuenta de las veces que he jugado a este juego. No fue ni el primero ni el último de los juegos de la franquicia pokémon que pasaron por mis manos, pero sin duda si fue de los que más horas de mi vida se han llevado; quizá por las posibilidades de conexión con otros juegos, quizá porque la inclusión del Frente Batalla doblaba las horas de juego disponibles, o quizá porque fui de esa generación de niños nacidos en los 90 a los que la Game Boy Advance les cayó del cielo en mitad de la primaria para, junto a la ps2, regalarnos nuestras primeras viciadas un tanto insanas. Es una obra simple, sí, aunque exprimía las capacidades de la consola de nintendo, pero no tiene nada que hacer contra un rpg actual y, aun así, me parece de los títulos de esa generación que mejor han envejecido y que invitan a ser rejugados en la actualidad.

 

Jugabilidad

La fórmula es la de siempre: rpg por turnos en el que la estrategia se basa principalmente en dos factores: el tipo del pokémon y de su ataque (fuego, tierra, fansasma, etc) en tanto que, por su tipo, cada especie tendrá unas fortalezas y unas debilidades,  y el reparto de estadísticas en cada uno de ellos (si es fuerte en ataque físico, defensa, ataque especial, etc). También existe cierta estrategia a través del uso de objetos, aunque eso se explotaría más en posteriores entregas, y en Pokémon Esmeralda no terminan por tener mucha incidencia en el combate más que para curarnos o potenciar algún ataque. Esto en lo relativo al combate, aunque la jugabilidad va más allá: como en todos los juegos dela franquicia, tendremos dos objetivos, deberemos recorrer el mundo que se nos propone atrapando pokemon para  configurar un equipo que nos permita superar los sucesivos gimnasios (que hacen el papel de jefes finales de nivel), hasta superar la liga pokémon y el frente batalla después. Además, existe el costoso y reconfortante objetivo de completar las 386 entradas de la pokédex, atrapando, evolucionando, criando en la guardería e intercambiando pokémon con otras personas. Este último objetivo es muy interesante, ya que una de las grandes críticas que se le hace a este y otros juegos de pokémon es su excesiva facilidad, y es que se nota que es un juego pensado para ser accesible a niños de 9 años; sin embargo, si quieres completarlo al 100%. verás que completar la pokédex nacional será un obstáculo que te requerirá cientos de horas de juego (en mi caso tengo acumuladas más de 300 en mi cartucho original de 2005) y que no está al alcance de todo el mundo.

A partir de aquí, existen variaciones de la fórmula jugable original: las tiendas de batalla, la zona safari, o los concursos pokemon, en los que sí se añade otro componente estratégico, ya que en estos combates la finalidad no es derrotar al adversario sino impresionar a un jurado, por lo que podremos entrenar a nuestros pokemon en aspectos diferentes al combate como la carisma, la belleza o el ingenio, a través de los pokecubos y su set de ataques.

 

Historia

El pequeño (introduzca nombre) acaba de mudarse a Hoenn y, como suele ser habitual, ha escogido un pueblo con solo tres casas y poco comunicado con la civilización. Por caprichos del destino el investigador más prestigioso de la región es vecino suyo y le entregará un pokémon tras ayudarle a escapar de un pochyeena salvaje. Después de unas peripecias por las rutas cercanas a modo de tutorial, comenzará la aventura de completar la pokédex y ganar la Liga. Poco después, se cruzarán en el camino de nuestro intrépido y callado protagonista los intereses del Equipo Aqua y el Equipo Magma, organizaciones criminales ultra ecologistas decididas a borrar la incidencia del ser humano sobre la tierra y el mar (cada una por su lado) despertando a los pokémon legendarios Groudon y Kyogre.

95

Excelente

Lo mejor

e

Lo peor

e

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios