Imagen de perfil de Esli
Análisis de Uncharted 3 La Traición de Drake
Esli

La grandeza nace de pequeños comienzos

Gran parte del encanto de los videojuegos reside en su capacidad única para contarnos historias de las que podemos formar parte. Y así, Uncharted 3 nos invita a sumergirnos en una emocionante aventura que cumple un interesante equilibrio entre familiaridad y originalidad, donde no faltarán guiños a los tópicos aventureros que nos puedan resultar conocidos, ni los momentos únicos y sorprendentes que hacen de ésta una experiencia única.

 

Mucho se ha debatido sobre si Uncharted 3 es o no una obra maestra, y tanto su nominación a Juego Del Año (GOTY) como algunas puntuaciones perfectas en los medios especializados parecen ser el aval que así lo certifique. Pero yo no creo que la cuestión sea si es o no merecedor de tan prestigioso reconocimiento, ya que es innegable que estamos hablando de un juego de mucha calidad. Para mí, la expresión correcta es: “Sí, Uncharted 3 es absolutamente genial, pero, ¿es tu tipo de juego?”

 

Si ya has probado alguno de sus predecesores es muy probable que sepas la respuesta, porque es muy similar en casi todos los sentidos, pero también incorpora varias novedades suculentas que completan una fascinante trilogía donde cada una de sus tres entregas cobra identidad propia. Tanto si eres nuevo en Uncharted como si no, te invito a que las descubras.

 

 

Conoce a Nathan Drake, ¿acaso necesita presentación?

Intrépido, perspicaz, y con la capacidad de salir airoso de cualquier lío en el que se vea envuelto (por imposible que parezca), nuestro protagonista es un héroe peculiar, el típico ladrón con buenas intenciones que no aprovecha su “talento” para el mal, sino que se dedica a la busca y captura de tesoros y reliquias, salpicando cada una de sus hazañas con un irresistible carisma y un brillante sentido del humor. A sus 35 años, es el prototipo de hombre que en algún momento todos hemos soñado ser, y el atractivo y valiente galán por el que casi cualquier fémina suspiraría. Así es Nathan Drake, porque así de bien lo han pintado, pero lejos de quedarse en una simple recreación artificial del protagonista perfecto para esta aventura, Nate nos hace olvidar por momentos que se trata de un personaje ficticio y se planta ante nosotros como si fuera una persona de carne y hueso, en parte gracias a un apartado técnico y a un doblaje casi perfectos, y en parte gracias a un excelente guión que hace que sea fácil conectar y empatizar con él. Pero estas cualidades no aplican solamente a nuestro personaje principal, sino que se extienden a unos secundarios, cada uno con una personalidad única y muy marcada, que son igual de imprescindibles para completar la historia. Sin irme demasiado por las ramas, merecen una mención especial la inteligente (y guapa) Elena Fisher, que tiene su propia historia con Drake, su mentor y gran amigo Victor Sullivan (o Sully), y la malvada Katherine Marlowe que, además de ser la antagonista principal de esta historia, guarda un interesante pasado común con los protagonistas.

 

En esta ocasión Drake anda en busca de La Atlántida de las Arenas, una ciudad perdida que guarda un terrible secreto y que, de existir, se ha mantenido oculta durante siglos. Para ello, emprende un viaje que lo llevará por medio mundo, pasando por localizaciones europeas, amplios desiertos, tenebrosas fortalezas, criptas, y otros parajes exóticos, tras las pistas iniciadas por la inscripción de su propio anillo. Sí, el anillo que ha estado llevando colgado al cuello todo este tiempo, de manera despreocupada, ese anillo es la clave que da vida y misterio a Uncharted 3. Una manera hermosa de concluir una trilogía, porque como cualquier tercera entrega que se precie, ésta cierra un ciclo retomando aspectos de los inicios, y todo de una manera muy natural, sin forzar ningún aspecto en un guión que se perfila de manera hollywoodiense. Y no faltarán los obstáculos que dificultarán la tarea de Drake y compañía, ya que el bando de Katherine Marlowe no sólo persigue el mismo objetivo (aunque por diferentes motivos), sino que además es portadora de otra de las claves necesarias para desvelar el misterio, un curioso artefacto que está estrechamente relacionado con el anillo de Nathan.

 

 

Explora, Dispara, y Piensa

Nuestra aventura se desarrolla a base de correr, saltar, y trepar por los escenarios más bellos que he visto en un juego, y que parecen haber sido construidos ladrillo a ladrillo. La antigüedad de las localizaciones se percibe en el desgaste, las grietas, las telarañas, y otras irregularidades que ayudan a que el despliegue técnico que se abre ante nuestros ojos se materialice en un entorno fascinante a la vez que creíble. Y la luz del sol, que incluso puede deslumbrar por momentos, ilumina los entornos de manera sobrecogedora, proyectando de manera natural las sombras de cada objeto y cada personaje, cuyas animaciones son muy fluidas y verosímiles.

 

Pero el juego no consiste únicamente en admirar sus logradísimos gráficos sino que, además de avanzar por las enormes localizaciones, toca enfrentarse a los matones de turno, que nos obligarán a utilizar un variado arsenal y a aprovechar el escenario para aplicar el sistema de cobertura y disparo que tan bien funciona en Uncharted. Y es que lo que más abunda en este juego es precisamente eso, los duelos a base de tiroteos, pero su repetitiva mecánica se disimula perfectamente gracias a la variedad de enemigos y situaciones. Y si nos apetece (y las condiciones son las adecuadas) podemos optar por derribar a los enemigos en un mano a mano muy peculiar, con un sistema de combate que combina el estilo de los clásicos beat ‘em up con los modernos Quick Time Events. El resultado es curioso, pero una vez te acostumbras es fácil darse cuenta que funciona y encaja perfectamente con el estilo cinematográfico del juego.

 

Y la propuesta Corre-Dispara-Piensa se completa con el ingrediente que posiblemente sea el más sutil, pero no por ello menos importante. Y es que en Uncharted 3 debemos resolver grandes enigmas en forma de ingeniosos puzzles que aprovechan de manera magistral elementos como interruptores y engranajes, obligándonos a jugar con nuestra perspectiva y con las luces y sombras. Algunos son un tanto light, pero la mayoría son bastante desafiantes y la única posible frustración la podríamos encontrar en unas pistas que a veces parecen incompletas (pero que en realidad no lo son si inspeccionamos el terreno debidamente). Y como último recurso, el juego ofrece consejos cuando estamos en apuros, y la decisión de aceptarlos es totalmente opcional.

 

 

Las dos caras del disco: ¿videojuego o película interactiva?

Uncharted 3 es un torbellino de explosiones y situaciones límite que se suceden sin descanso, y el ritmo crece de manera exponencial tanto en su argumento como en lo jugable. El único inconveniente lo podrían encontrar algunos usuarios, dependiendo de si su desarrollo les parece o no demasiado guiado, donde los momentos más espectaculares se dan gracias a su elaborado guión, y los momentos en los que la interacción es mínima se dan por culpa de él. Así que, si eres de los que disfruta de la libertad de acción, es posible que aquí encuentres poca y te parezca que casi siempre se limita a nuestro modo de afrontar los duelos y a nuestra capacidad para resolver los puzzles. También es posible que te moleste la sensación de no tener el control en determinados momentos, en los que algunas acciones están demasiado contextualizadas y, por ejemplo, Drake no correrá ni desenfundará el arma por mucho que inclines el stick o presiones L1 (aunque no sea necesario realizar esas acciones en ese momento, no deja de ser curioso que hayan capado los botones). Y algunos momentos de “ensayo-error”, si se repiten demasiado, generan situaciones un poco ridículas donde parece que haya un director gritando “¡Corten!” para repetir la toma. Y aunque los videojuegos tienen esa peculiaridad (la de permitir replantear nuestra estrategia cuando las cosas no funcionan) con este juego no sentí que tuviera un incentivo real para intentar lograrlo todo al primer intento, ya que el consuelo de saber que podía repetirlo todo sin ningún tipo de penalización eliminó gran parte de la tensión que habría hecho que la experiencia fuera aun más emocionante.

 

Por otro lado, si te atrae el aire cinematográfico y espectacular que desprende este juego, posiblemente encuentres en él una experiencia memorable, porque lo es, independientemente de que te pueda parecer el juego más abierto, el más cerrado, o algo intermedio. En cualquier caso, su fórmula puede encantarte o no, pero difícilmente te disgustará.

 

 

En definitiva, y tal como se puede leer en el antiguo y preciado anillo de Drake: “SIC PARVIS MAGNA”, o “La grandeza nace de pequeños comienzos”. Y es que, te puede gustar más o te puede gustar menos, pero Uncharted 3 es un buen juego, que otorga una grandeza muy especial a una trilogía que tuvo un (relativamente) pequeño comienzo.

 

 

LO MEJOR: La sensación de vivir una aventura apasionante, con variedad de situaciones marcadas por un ritmo absorbente y arropado en todo momento por un argumento muy completo lleno de diálogos geniales.

 

LO PEOR: Su elaborado guión tiene un precio (que sólo le parecerá caro a algunos), y es que da lugar a algunos momentos que pecan de una excesiva “guionización” en detrimento de la interactividad más característica de los videojuegos.

 

 

Gráficos: 10 - El nivel de detalle es asombroso, tanto en los escenarios como en los personajes y sus animaciones. Perfecto.

 

Sonido: 10 - La melodía del tema principal anticipa la emocionante aventura que nos aguarda. Las voces son fabulosas, y el resto de la banda sonora completa este apartado de manera brillante.

 

Duración: 7 - El modo individual se puede terminar en unas 11 horas, aproximadamente, y su rejugabilidad va a gustos. Por otro lado, si te atrae su propuesta multijugador puedes sumarle algún punto en este apartado. (Yo no lo menciono, no porque no sea de calidad, sino porque no es de mi preferencia).

 

Concepto: 9 - Personajes, guión y jugabilidad se funden en una experiencia fascinante que vale la pena probar.

 

Diversión: 9 - Si acompañas a Nathan Drake en su aventura definitiva, vivirás un trepidante viaje lleno de momentos únicos difíciles de olvidar.

 

 

TOTAL: 45 sobre 50 -> que equivale a -> 90

 

 

- Esli - esli.mm@gmail.com

 

 

-------------------------------------------

ANEXO - También he analizado:

- Call of Duty MW3 -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/mw3-un-deja-vu-para-…

- RAGE -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/rage-el-huerfano-de-…

- Portal 2 -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/piensa-en-portales-u…

- Crysis 2 -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/una-review-un-tanto-…

- Killzone 3 -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/huye-de-helghan-y-na…

- Resistance 3 -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/no-te-resistas-a-res…

- Final Fantasy XIII -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/el-final-de-final-fa…

- Borderlands -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/un-2x1-sorprendente-…

- Resident Evil 5 -

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/conoce-la-nueva-cara…

 

ANEXO 2 - Sobre mis Reviews:

- Parto de la premisa de que ya has leído Reviews de la prensa especializada. Por eso no profundizo en todos los detalles, sólo intento transmitir las sensaciones que he tenido como usuario.

- No pretendo ser totalmente objetivo, sino expresar de manera clara cuánto me gusta (o disgusta) un juego.

- ¿Por qué escribo Reviews? Como todos vosotros, me apasionan los videojuegos y me gusta describir lo que he experimentado al jugar cada uno de los que pasan por mis manos. Creo que parte de la diversión reside en poder compartir nuestra opinión con los demás.

- Si esta review te ha parecido útil o interesante, recuerda clicar en el "Me gusta" que hay justo aquí debajo! :-)

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios