Imagen de perfil de Novoa
Análisis de Dishonored
Novoa

Ha sido todo un honor, Corvo.

Dishonored fue para mi una grata sorpresa, jugablemente es de lo mas divertido y dinámico que he jugado esta generación y la historia consigue atrapar aunque no es nada que rompa moldes, una historia de venganza al fin y al cabo.

 

Corvo, nuestro protagonista, es el guardaespaldas de una emperatriz a la que asesinan al principio de la aventura, culpándonos a nosotros de su muerte. Además, secuestran a su hija (de la emperatriz), que en teoría es la sucesora al trono. El resto es una historia de vendetta con giros de guión, asesinatos, sistema de karma que condiciona el final etc... nada que no hayamos visto hasta ahora. Eso sí, el juego tiene mucha personalidad, personajes entrañables y una estética y recreación de lo que podría ser una Londres victoriana al estilo steampunk dignas de los mejores apartados artísticos de la generación.

Si bien es cierto que a nivel de arte es una maravilla, no lo es tanto a nivel técnico, sin llegar a sobresalir en ningún aspecto pero tampoco llama la atención negativamente en ningún apartado, si acaso las expresiones y modelados faciales de los personajes, como nos tiene acostumbrados Bethesda.

 

Donde reside el punto realmente fuerte de este juego es en su
desarrollo jugable. Es un juego lineal, dividido en capítulos o misiones que se llevan a
cabo dentro de un mapa bastante amplio dividido a su vez en diferentes secciones, donde en cada
una de ellas encontraremos tanto runas y talismanes (que nos serviran para potenciar nuestras habilidades) como varias misiones
secundarias, que puedes realizar tanto antes, durante o después de llevar a cabo la
misión principal. Se accede a cada sección del mapa mediante una puerta y un
pequeño tiempo de carga. Merece la pena mencionar la verticalidad y amplitud de los mapas, nos podremos mover casi por donde queramos y el "toque" de parkour hace todo muy fluido e intuitivo. Me he sentido mucho más asesino en este juego que en toda la saga Assassin's Creed.

 

Digamos que es el juego más sandbox de los juegos lineales. Hay muchas formas de eliminar a tu objetivo, atendiendo a un estilo más directo y otro desde las sombras. Herramientas hay de sobra, ya que en una mano tendremos normalmente armas de fuego o una espada entre otras, y en la mano derecha diferentes poderes al estilo Bioshock, aunque jugablemente no tenga mucho que ver. Jugar a Dishonored es muy divertido, puedes jugar como quieras y acabar con el objetivo sigilosamente es todo un reto en muchas ocasiones. 

 

Dishonored es un juego muy recomendable que gustará a casi todo el mundo, eso sí, para sacarle el máximo partido hay que tener paciencia, que al fin y al cabo como más se disfruta este título no es cogiendo una pistola y liarse a tiros, ya que ni tendrás éxito, ni está pensado como un FPS sin más.

Espero que Bethesda presente otra entrega de Dishonored (o ya puestos también de Fallout) ya que me darian la primera razón de peso para pasarme a la nueva generación.

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Dishonored de PS3, 360 y PC

    Actualizado: Dishonored es uno de los juegos de PS Plus de abril, por lo que rescatamos su análisis ahora que todos sus suscriptores podéis descargarlo sin coste.  Podemos contar con los dedos de las manos las sorpresas que nos hemos llevado durante esta generación, al menos tan gratas como Dishonored. Las cabezas pensantes detrás de este título auguraban lo mejor: Arkane Studios, que trabajaron en Bioshock 2, alguno de los creadores de Deus Ex y sobre todo los diseñadores de Ciudad 17, de Half-Life 2. Y la verdad es que, como nos parecía en nuestro avance, el resultado es excelente, pero vamos por partes. La historia se desarrolla en la ciudad de Dunwall, una

    Hobby

    94

    Excelente

    Lo mejor

    Absolutamente todo.

    Lo peor

    Un poco corto para lo bueno que es. El apartado gráfico es simplemente correcto.

Más análisis de usuarios