Imagen de perfil de Kiros
Análisis de Portal 2
Kiros

I´ve been really busy... being dead

Portal 2, segunda parte del aclamado juego "Portal" de Valve, va un paso más allá para convertirse en un mucho más que una digna secuela de aquél juego que revolucionó el concepto de puzzle en el año 2007.

 

De nuevo encarnamos a Chell, la cual ya manejamos por las salas Aperture Science (el abandonado complejo subterráneo en el que se desarrolla toda la acción) en la primera parte. Y, cómo no, nos volvemos a encontrar con la carismática IA de las instalaciones: Glados, quien con su inigualable humor, nos planteará retos aún más complicados a los que tendremos que hacer frente con nuestra única arma: el arma de portales (o "portal gun"). El argumento se inicia tras los acontecimientos sucedidos al cierre de la primera parte, por lo que si aún no la has jugado no vamos a estropearte la sorpresa.

 

La saga ha experimentado cambios considerables a nivel de riqueza argumental, y eso es algo que se agradece. Si en la primera parte íbamos de sala en sala con el único objetivo de llegar al final (cosa que ya era un reto en sí) en Portal 2 se nota que se han tomado más tiempo para crear un eje argumental en el que no faltan giros y situaciones diversas (esta vez no sólo visitaremos salas de pruebas) en entornos más grandes y abiertos que lo que vimos con anterioridad. Todo ello nos ayudará a descubrir más cosas acerca de Aperture Science y de la propia Chell y a ser conscientes del tamaño titánico de las instalaciones, visitando zonas inéditas. En total, la duración del juego también ha aumentado respecto la primera parte, pudiendo la campaña durar de entre 4 a 6 horas, e incluso más si no quieres perderte ningún detalle. Una duración nada desdeñable en un título de sus características, y que, aunque a algunos les pueda saber a poco, sólo decir que serán 4 o 6 horas intensas y profundas, y totalmente rejugables gracias al modo con comentarios de los creadores que aparece tras completar la campaña por primera vez.

 

A nivel jugable, el título mantiene intactas las señas de identidad que lo caracterizan y que lo hicieron tremendamente adictivo e original. En esta parte se incluyen más sitios donde puedes situar tus portales, más tipos de objetos para interactuar, los puentes de energía o los curiosos "geles" ((el azul (propulsión) que incrementa la velocidad al pasar por encima; el naranja (repulsión) que te permite realizar grandes saltos; y el gris (conversión) que te permite colocar portales en las superficies en las que lo uses)), con lo que las opciones y la diversión se multiplican. Si hablamos estrictamente del control del personaje, este es ahora más suave y fluido que en la anterior entrega, consiguiendo que no perdamos la orientación cuando encadenamos un combo de portales a mucha velocidad o cuando desafiamos las leyes de la física con cambios de perspectiva imposibles, por ejemplo. También se ha añadido la opción de hacer zoom para enfocar con precisión a zonas más alejadas.

 

El apartado técnico también ha sufrido grandes cambios positivos. El juego luce un actualizado motor source (una revisión del usado en los últimos Half-Life), por lo que el salto de calidad desde 2007 es más que notable. Los efectos de luz o el agua han sido meticulosamente recreados y logran un realismo asombroso. Todo esto sumado a la belleza de los escenarios, los innombrables detalles y los logrados efectos físicos (derrumbamientos, escenarios dinámicos…) harán que te quedes contemplándolos más de una vez o que explores hasta el último rincón en busca de curiosidades como objetos, pintadas en los muros, pósters…(e incluso algún que otro easter egg). El juego en su versión de PC está muy bien optimizado, y es totalmente accesible aunque no tengas las últimas tarjetas gráficas. Si bien es cierto que en algún momento podemos sufrir alguna ínfima caída de frames o algún parón en las zonas de autoguardado, no es algo que desmerezca al título para nada y no influye en la experiencia de juego.

 

A una mejorada historia, más opciones jugables, buenos gráficos… le tenemos que añadir una de las más notables incursiones a la serie y algo que los fans pedían desde hacía tiempo: el modo multijugador. Este modo supone un buen extra para el modo principal, pudiéndole alargarle la vida con nuevas zonas y salas a las que podrás jugar junto a un amigo (y más ahora con las nuevas zonas recientemente añadidas, ¡gratis!). En este modo encarnamos a Atlas y a P-Body, dos graciosos robots a los que Glados no dudará en poner a prueba su capacidad de cooperación. A tus 2 portales hay que sumarle los 2 portales de tu compañero, por lo que las situaciones se vuelven más complejas (¡por suerte sois 2 cerebros también!). Aquí podrás hablar con tu compañero (si tienes headset), escribir por el chat o simplemente indicarle donde quieres que sitúe su portal apuntando y dejándole una marca en la pared. Como punto curioso, tienes a tu disposición un amplio abanico de gestos y movimientos para que tu compañero vea lo “molón” que eres.

 

Conclusión: Tras mucho tiempo de espera, Portal 2 satisface con creces las demandas de quienes se quedaron con ganas de más tras enamorarse de ese brillante juego de simple concepto y retadoras situaciones. Se nota que sus creadores han trabajado a fondo tras el confeso inesperado éxito de la primera parte y que no han estado de brazos cruzados (como dice la mítica frase de Glados, título del review). Esa fórmula ganadora añade una mejor historia, más duración, mejores gráficos, un buen modo multijugador y futuros nuevos mapas y contenido. Además, los peseedores de la versión de PC que tengan tiempo (y sobretodo maña...) pueden crear sus propios mapas con la herramienta gratuita de Valve "Hammer"... ¿Aspectos negativos? Queremos más!... Portal 3?  

 

 

95

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios

Portal 2