Imagen de perfil de duncan
Análisis de Metal Gear Rising Revengeance
duncan

Jack is back

Tras los acontecimientos de MGS4 Raiden trabaja en un agencia de seguridad privada protegiendo al líder de un gobierno de algún país africano. Dicho presidente es atacado y raiden fracasa en su misión de protegerlo cuando este es asesinado. Los autores del atentado tienen otros planes más oscuros en mente que amenazan la paz mundial. Raiden tratará de impedir que los lleven a cabo...

 

Gráficos:

El diseño de Raiden en el primer nivel del juego es el mismo que lucía en MGS4, en los siguientes niveles  presenta un aspecto mucho más cyborg.

Los modelados de los personajes son correctos con el clásico despliegue de efectos como chispas, explosiones y acción ultrarrápida y megaexagerada (enemigos de tamaño descomunal, acrobacias aéreas imposibles,...) marca de la casa (Platinum Games).

Los escenarios flojean mucho al ser bastante simples en texturas y sobretodo al estar demasiado vacíos aunque los pocos elementos que encontremos son susceptibles de ser despezados en unos pocos centenares de pedacitos.

De los diseños se encarga Yoshi Shinkawa, como viene haciendo en todos los MGS desde Psx, y hay suficiente variedad de enemigos. Algunos son "viejos conocidos" como los gekkos de MGS4, el Metal Gear Ray y algún otro. 

 

Sonido:

Música rockera de fondo para ambientar los combates. Multitud de sonidos de katanas cortando, disparos y explosiones que no sorprenden pero cumplen con su cometido y un doblaje correcto sin más.

 

Jugabilidad:

Como en cualquier hack'n slash se trata de un botón para bloquear ataques y aporrear los botones encadenando golpes y algún combo. Tenemos la posibilidad de frenar el tiempo para cortar a los enemigos en tantos pedazos como podamos y "tomar" algunas  partes de su cuerpo, lo que nos proporcionará energía, vida, puntos o algún extra. Aunque la mecánica es simple resulta de lo más adictivo.

Nos dan puntos según nuestra actuación a la hora de eliminar enemigos que podemos canjear por mejoras, nuevas armas y algún cambio estético.

En los escenarios también encontraremos armas dejadas por los enemigos como lanzacohetes aunque no resultan demasiado útiles al ser lentas y con poca munición, y es que este juego está pensado para la katana.

Los jefes finales son de estilo clásico: con escenario propio, con ataque vistosos y que se aferran a la vida con ganas. Mención especial para el enemigo final, duro como pocos.

Como apunte diré que los tiempos de carga son los más cortos que he encontrado en un juego de PS3.

 

Historia:

Una trama bastante floja con conspiraciones internacionales, secuestros de niños, grupos de mercenarios hi-tech y nuestro pequeño grupo de héroes que luchan por la paz mundial. En fin, una excusa para liarse a cuchilladas con todo lo que se ponga por delante.

Aunque se hace referencia muy de pasada a los hechos acaecidos en MGS4 no hace falta en absoluto haber jugado al título de Kojima para entender la trama.

 

Duración:

Unas 5 o 6 horas. Tiene algunos coleccionables que le pueden alargar un poco más la vida y la posibilidad de descargarse el traje de Ninja de MGS, que no es un gran cambio pero no esta mal.

También tiene una serie de misiones RV que no son gran cosa pero que ahí están.

En cualquier caso, como he dicho antes, la jugabilidad es muy entretenida así que si os gusta el género lo encontrareis bastante rejugable.

 

Lo mejor:

· Jugabilidad sencilla pero entretenida.

· El diseño de los personajes.

 

Lo peor:

· Escenarios demasiado vacíos y sin ser malos podrían estar más trabajados.

· Historia muy simple.

 

Conclusión:

Aunque oficialmente pertenece a la saga MGS deja de lado cualquier atisbo de sigilo para convertirse en un hack'n slash puro y duro 100% Platinum Games.

Satisfará a los aficionados al género y siempre está bien visitar el universo de MGS desde una nueva perspectiva (en la que de paso nos ahorramos las escenas video tocho de las que a veces abusa Kojima).

 

Alternativas:

Bayonetta, Devil May Cry o Vanquish (debo decir que no he jugado a este último) me parecen lo más parecido aunque el título de la bruja me parece de jugabilidad algo más compleja y la del cazador de demonios más repetitiva, al menos antes de DMC.

También está God of War III, con acción más contundente y explicita y un acabado técnico muy superior.

 

Curiosidades:

· Como muchos ya sabréis el juego empezó a estar desarrollado por Kojima Productions y tenía que ser un Metal Gear con las señas de la saga al combinar acción y sigilo. Finalmente el desarrollo del juego llegó a un punto muerto del que los desarrolladores no sabían como salir así que decidieron pasarle el proyecto a Platinum Games que lo convirtió en lo que mejor saben hacer: un hack'n slash.

· Raiden fue un modelo de caza japonés durante la segunda guerra mundial. El nombre en código aliado para este modelo de avión fue "Jack".

 

Esperó que os haya gustado y esperó vuestros comentarios!

80

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Metal Gear Rising: Revengeance

    El desarrollo de Rising: Revengeance ha estado plagado por retrasos y cambios de estudio, lo que en muchas ocasiones suele ser sinónimo de productos irregulares y mal acabados. Pero ese no es el caso: Platinum Games acudió al rescate y ha creado un universo fiel a Metal Gear, en el que no faltan sus piezas clave (conversaciones por códec, enemigos carismáticos…), pero con un desarrollo totalmente distinto, que se centra en la acción pura y dura, con la katana como protagonista. De hecho, desde el momento en que se presentó el juego, la coletilla “tactical espionage action” típica de la saga dejó su lugar a un nuevo concepto “lightning bolt action”,

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    El Zan-Datsu, el ritmo de los combates, los enemigos finales, la banda sonora,

    Lo peor

    La duración de la campaña. La traducción al castellano. Pocas misiones VR.

Más análisis de usuarios