Imagen de perfil de kayugh
Análisis de Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca
kayugh

Lágrimas que convierten sueños en realidad

‘Ego, que viajo inter
duos mundos en busca de mysteria de aqueste art nobilis, IURO SOLEMNEMENTE
aceptar las TRES REGULAS aquí inscritas et FACERE AD OMNES TEMPORIBUS lo
posible per ser dignus de nomen <<Magus>>’


Fdo.__________

 

 

¡Válgame!

 

Ni No Kuni: La Ira de
la Bruja Blanca
nos llega al fin tras una larga espera en exclusiva a nuestras
‘pleys 3’, cogido de una manita a Level 5 y de otra al Studio Ghibli, unos
artistas de la animación japonesa.  Con
semejantes padrazos, sólo podemos esperarnos de lo bueno lo mejor, de lo mejor
lo superior. Palabra.

 

 

Así que, este es el niño que debe
salvar el mundo…

 

… o eso escuchamos en la
introducción del juego. En Ni No Kuni encarnamos a un muchachito que nunca ha
roto un plato llamado Oliver, residente en Motorville. De la noche a la mañana,
Oliver se verá envuelto en la más mágica de las aventuras, acompañado en todo
momento por Drippy, esa peculiar “cosa” con un farol por piercing y forma de
peluche. Así que, lo mejor es que abramos nuestro Vademécum del Mago, firmemos el citado juramento, y nos abrochemos
el cinturón que el viaje será largo y os aseguro que vienen curvas.

 

 

Viajando a otro mundo

 


La mano del Studio Ghibli se deja ver en el apartado artístico y sonoro, y en
parte es gracias al buen hacer de Level 5.
Tanto el acabado artístico como la puesta en escena son sinceramente
impecables
. En todo momento sentiremos y reconoceremos la misma magia que
desprenden películas como Mi Vecino
Totoro, Porco Rosso o El Castillo Ambulante
por decir unas cuantas. Puestos
a andar, andaremos por preciosos pero tópicos parajes, a través de un detallado
mapamundi lleno de secretos por el que gustosamente nos perderemos casi a
propósito, y charlaremos con las gentes de unas pequeñas villas que destilan
arte y carácter propio. Es el clásico y manido desarrollo de los jrpg. Todo ello mientras suenan
coherentemente unas melodías capaces transmitirnos sensaciones, de motivar al
más desaborío del pueblo y de ablandar el corazón más macarra. Y
es que a mí, los buenos temas tocados a piano me suelen llegar al alma.

 

 

Los más fans de la cultura
japonesa están de enhorabuena, ya que podrán elegir voces en japonés y para los
que estamos learning english, pues en
inglés –pero tranquilos que todo está subtitulado al castellano-. Las voces son
acordes y fácilmente identificables. 
Quizá nos choque el vozarrón de Drippy, pero todo tiene su razón, ya lo
veréis cuando lo juguéis. Y por cierto, el trabajo de localización es junto a Borderlands 2, de lo mejor que he visto en toda la generación, sublime. La cantidad de expresiones coloquiales
incluidas y lo bien dichas que están es asombrosa, y la libre adaptación que
han tenido para darnos los textos en nuestro idioma ha sido uno de los mayores
aciertos. Y si domináis el inglés, configurad la consola en ese idioma y
disfrutad del juego doblado, porque tiene pinta de tener una localización tan
buena o mejor que la nuestra. Gran trabajo, sí señor.

 

 

Se puede decir que de principio a
fin, este juego presume en todo momento de belleza audiovisual por los cuatro
costados. Es puro arte en movimiento, incluso el mismísimo gameplay tiene sabor a cinta de animación –y no te digo ya nada de
las escenas de video-, además de moverse todo con una fluidez exquisita. Ni
rastro de bugs graves, como mucho encontraremos leves defectos técnicos que no
empañan en absoluto la aventura, a lo mejor ni nos damos cuenta.

 

 

MAGUS no travesa portae quando ha
fortes tempestas

 

 

Quizás su mayor pega es que el
dibujado en general tiene un look
infantil
. El aspecto de los protagonistas no ayuda demasiado a cambiar esa
visión, y esto es toda una trampa para los que desconozcan las ‘artes ocultas’ de las historias del Studio Ghibli, que por suerte también
están presentes en Ni No Kuni. Esa
fantasía tan suya, la presencia tan fuerte de la naturaleza en su mundo y el
contraste con máquinas atemporales, los mundos paralelos, el drama familiar… y
sobretodo el valor y el coraje para luchar con la pureza como arma por
recuperarlo todo a cualquier precio. Hablando de los personajes y comentando un
poco en general sin spoilear ni
intentar generar conceptos preconcebidos, habrá gente que les gustarán por
clásicos y otros que no. Personalmente me han gustado e incluso Drippy me ha
hecho reir, pero no creo que pasen a la historia y seguro que se les podía
haber dado más chicha o aportar más cosas, pero
los juegos a la carta no existen, son un mito.

 

 

MAGUS deberá decir siempre veritas,
et no dize falsus tetimonium

 


Por supuesto, como en casi todo jrpg que se precie, tendremos nuestra
dosis de buenos momentos argumentales, con giros de guion bien llevados, va todo
incluido. El ritmo argumental fluye despacio, firme pero con buena letra y
entiendo perfectamente que a algunos les pueda parecer que la historia se deja
ver con cuentagotas hasta cierto punto y eso no les mole, pero yo al menos no
me aburrí como sí me pasó con… lo tengo que
decir aunque me odiéis por ello: DQVIII, curiosamente también de Level 5. No
sufrí ese típico bajón o vacío argumental
, ya que el ritmo va constante y
progresivamente de menos a un poquito más, y luego a mucho más. Esto se debe en
parte a que podemos encargarnos tanto de las tareas secundarias –bastante
amenas y ágiles, y con la gratificación personal de sentirnos como si hubiésemos ayudado a una pobre ancianita a cruzar un
peligroso paso de peatones- como de lo principal sin llegar a despistarnos
nunca de nuestros objetivos. Y por supuesto, de una divertida mecánica de juego
que explicaré después.

 

 

Algo que me ha sorprendido es que
cuando nos terminemos la aventura principal, habrá un ‘postgame’ donde seguir con nuestras tareas secundarias pendientes,
unas cuantas misiones nuevas con más chicha y bastante reveladoras, y más
tiempo para explorar cada rincón de este mundo e irnos al Casino de Mala Muerte a ganarle fichas a los gentlemen del otro barrio. Destaco por encima del resto el mini
juego de cartas
“Contienda”,
recomendadísimo, muy divertido y adictivo.

 

 

MAGUS non avanza sine vigilare
suos pasos

 

 

Ser mago en el mundo de Level 5 y Ghibli implica muchas más
cosas de las que creemos. Por supuesto que dominarlas todas nos llevará
muchísimo trabajo, alrededor de 95 horas me costó lograr el 100%. Aunque si nos
conformarnos con terminar la historia principal lo podemos hacer tranquilamente
entre las 40-50 horas. Desafortunadamente pocos nacemos sabiendo, y si queremos
convertirnos en un ‘gran sabio’
deberemos completar al máximo nuestro Vademécum
del Mago.

 

 

Para ello habrá que conseguir
todos los hechizos
que nos ayudaran a continuar con nuestra aventura y
descubrir nuevos secretos, dominar el arte de la alquimia ya sea a lo Juan Palomo –yo me lo guiso yo me
lo…- o siguiendo las recetas que encontraremos en nuestros viajes, y por
supuesto llegar a ser el mejor, el mejor
que habrá jamás, mi causa es ser entrenador tras mi gran prueba real…
Perdón, me he dejado llevar. Sí, Ni No
Kuni se da un aire a Pokemon
llegados a cierto punto.
Pero aquí se llaman “únimos” y podremos capturarlos a
casi todos
. Hay una barbaridad, y contando sus distintas evoluciones superan
los 300
. Además si se portan bien, podemos darles chuches y fortalecerlos, amén
de equiparlos con diversos objetos para mejorar sus características. Estos
únimos sirven para luchar únicamente, pero también podemos seleccionar a
cualquiera de los personajes para luchar, aunque sólo a uno a la vez. Los
combates son ágiles y entretenidos
, nos movemos libremente por el campo de
batalla, y transcurren en tiempo real donde seleccionamos un comando que tiene
un tiempo de preparación o funcionamiento y un tiempo de recarga. Nunca se me
hicieron cansinos. Lamentablemente tienen una cierta tendencia al spameo una vez tus enemigos no te causen
ningún problema, que suele ser casi siempre. Solamente los jefes a los que te
enfrentas te harán replantearte un poco la situación y te darán más trabajo
para darles el finiquito. Pero ninguno de ellos llega a ser desquiciante, como
sí lo es la IA de tus compañeros de contienda, esa es tristemente la verdadera
dificultad del juego, porque el resto es fácil.
Desespera ver como ordenas a
tus compis que se protejan, y atónito los ves haciendo como si pasara un carro y encima dirigiéndose hacia el ataque tan
devastador que está preparando tu enemigo. En fin, tiraremos de plumas de
fénix, como se ha hecho toda la vida.

 

 

Si lográis dominar al 100% los
hechizos, la alquimia, y el personal
training de los únimos, mirad el buzón en los próximos días porque pronto
recibiréis un sobre certificado con el honorífico título de “Gran Sabio”.

 

 

¡Blanco y en botella!

 


Así es, a grandes rasgos Ni No
Kuni: La Ira de la Bruja Blanca.
No nos gustará o nos puede decepcionar un poco
si el look nos parece demasiado
infantil, si necesitamos momentazos tras momentazos en el desarrollo de la
historia, si estamos cansados de tópicos del género, o si el hype se nos ha atragantado.  A mí por suerte, no me ha pasado ninguno de
las anteriores condicionales. Yo lo he disfrutado enormemente, si puntuara en
estrellas como si fuesen tenedores de la guía
Michelin, por mi parte se llevaría cinco tenedores por el gustito que aún
tengo en mi paladar, emm… digo... lo considero un juego de cinco
estrellas
por lo mucho que he gozado jugándolo. Se ha convertido por derecho
propio en uno de “mis grandes de la gen”.
Es un jrpg con un aroma tradicional
pero con su propia personalidad y un trazo exquisito, una banda sonora capaz de
emocionarnos, unas mecánicas divertidas que me han llevado a visitar poblados y
ayudar a sus gentes, coleccionar únimos, explorar y descubrir los secretos que
se esconden por todo el mapeado ya sea por tierra, mar o aire, a un postgame de lo más revelador y
obviamente, a un juego que derrocha magia y fantasía entre la totalidad de sus
40-100 horas de duración en las que no me cansé de jugar y ayudé a Oliver y sus amigos
a lograr sus objetivos en su virtuosa, dramática y emotiva historia.

 


Firmad el juramento del mago y
visitad ese otro mundo, se lo merece  =)

 

 

Espero que os haya gustado mi
crítica, cualquier consonancia o disonancia hacédmela saber. Gracias por leer,

 

 ( ^∇^)

 

 

Además de esta opinión, firmé en
otras como:

 

Xenoblade
Chronicles

 

Trine

 

Battlefield
3

 

 

 

92

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Ni No Kuni: La ira de la Bruja Blanca

    La historia de Oliver funciona casi como una pieza musical.  Los primeros compases son movimientos suaves y ascendentes; un argumento con la “firma” del Studio Ghibli (en que se dan cita elementos muy personales, como la pérdida de un ser querido o la existencia de otro mundo dentro de éste) y un estilo visual detallado, que respeta las normas del mejor anime, nos abren la puerta a un juego de rol largo y muy profundo.   La batuta se agita entre momentos de exploración –con un mapa gigantesco, ciudades llenas de vida y mazmorras- y combates, que se desarrollan con un sistema híbrido entre turnos y tiempo real (nosotros ejecutamos los

    Hobby

    92

    Excelente

    Lo mejor

    El diseño artístico y musical, a la altura de las mejores películas de Ghibli.

    Lo peor

    El ritmo es un poco lento, y no arranca hasta que llevamos 6 ó 7 horas de juego. No está doblado.

Más análisis de usuarios