Imagen de perfil de Roy-san
Análisis de The Legend of Zelda Ocarina of Time
Roy-san

La leyenda se reescribe en castellano y en 3D

Uffff.... acá vamos. Hay juegos que son tan queridos que sinceramente es difícil hablar de ellos: Son aventuras que marcan a una generación, sea de consolas o de jugadores, representan un salto dentro de sus respectivos mundos y en general, dan una satisfacción casi plena la cual con el paso del tiempo le da un halo de leyenda que lo hace casi intocable ¿Quién podría decir algo contra juegos como FFVII, Metal Gear Solid, o el propio título que nos ocupa, sin recibir un verdadero tsunami de críticas, insultos y unos pocos comentarios que, aunque correctos, reprueban su opinión? por otro lado, también es difícil hacerle justicia a juegos de ese calibre, ya que las alabanzas llueven de tal cantidad y rapidez que, si fuera lluvia real, el pobre Noé no hubiera alcanzado a salvar ni siquiera un miserable perro callejero. Normalmente hubiera evitado hacer este análisis, pero no sé.... desde  hace días este jueguito me da vueltas en la cabeza (Y eso que lo jugué hace un tiempo, ahora estoy rejugando mi querido Wind Waker), así que quizá de esta forma la dichosa canción del tiempo deje de sonar en mi cabeza cuando quiera dormir.

 

Medio mundo videojueguil ya conoce de sobra la historia del chico que no tenía un hada, hasta que esa mosca parlanchina llamada Navi llegó diciendo "Hey, The Great Deku Tree was summoned you!" y que fue el inicio de una de las grandes aventuras de la generación de 64 bits. Que fue el inicio de un periplo que llevaría al joven héroe a través de un reino encantado (Aunque algo vacío) donde conocería a una princesa con cierto complejo mesiánico de querer asumir ella los destinos de Hyrule (Joder, parece que papá está muy ocupado siendo un personaje ausente), gente-roca que come.... rocas, hombres-peces hermafroditas (De otro modo no me explico como Ruto parece ser la única Zora con ovarios en todo Hyrule), siete sabios que muestran diversas virtudes del alma humana, y claro, el malo malísimo, que hasta mi propio hermano de 6 años lo define como "el señor de la maldad" (Con tono tétrico, claro), y todo marcado constantemente de una forma épica, centrada en una ocarina misteriosa, una espada legendaria y un poder divino... que tiene la manía de no mantenerse nunca junto (Lo que hace evidente que la trifuerza son 3 imanes, imposibles de unir a menos que tengas cinta adhesiva ó que encajes las tres partes en una Pokeball). En fin, una historia que, aunque tiene bastantes tópicos y elementos trillados (¿Y qué buen juego no?) se mantiene épica y viva, aún a más de una década.

 

Pero recordemos, señores, que estamos ante un remake de un juego de 1998 que, a mi entender, cumple 3 funciones: La primera, obviamente, vender a base de nostalgia, ya que recordemos que estaba en el catálogo de lanzamiento de una 3DS a la que no le tenían mucha fe, así que un juego legendario (Tanto jueguil como comercialmente hablando) vende seguro ¿O acaso alguien cree que no? Muchas 3ds han despegado porque este remake ha abierto un mundo portátil a varios jugones. Segundo: Celebrar ó, eligiendo mejores términos, homenajear a una saga que ya lleva sus años en el mundo y en los corazones de varios (Yo incluido), y el último, que es la razón de todo (me corrijo, la mayoría) buen remake: Pulir técnicamente un juego que ha hecho historia. Así que veamos un poco mejor esta evolución técnica.

 

Hacer portable un juego de N64 a portátil no es en realidad gran proeza, títulos como Ultimate MKIII ó Super Mario 64 han demostrado qué pueden hacer con sus circuitos lo que en los 90 hubiera sido un orgasmo videojueguil. Pero aún así, no puede negarse el buen trabajo que se hizo en esta ocasión. Hubiera sido fácil un copia y pega directo desde los archivos del cartucho de N64 y aún así hubiese vendido como churros, pero en vez de eso, se le ha hecho un lavado de cara impecable. Las texturas que en 1998 te hacían dudar si tenías miopía ahora están bien definidas, algunos acartonados fondos han pasado a ser polígonos más creíbles, incluso algunos personajes que eran cuadradísimos como hechos en Minecraft ahora han sido más redondeados y estilizados. Claro, los cambios más notorios están en la tríada protagonista, en elementos algo más ignorados, no hay mucha diferencia. Para ser justos, pensemos en esto: Si no has jugado el OoT original en mucho tiempo y lo juegas otra vez en N64, parece que en tu mente se veía más nítido y gráficamente mejor (Poder propio de la nostalgia), pues este remake es como tu mente lo recuerda, además de añadir un efecto 3d impecable.... si lo ves de frente y no eres delicado de ojos, el 3d cansa y además connsume la batería en nada. El sonido sí es casi íntegro del original, lo cual no es malo, ya que la banda sonora es pegadísima y los efectos y voces...... bueno, la banda sonora es pegadísima. (Aclaración: los efectos y voces -onomatopeyas, en verdad- son buenos, pero bastante lejos de juegos similares)

 

Pero vamos ahora sí a lo que de verdad pesa en el remake: Qué aporta de nuevo.

Pues en realidad, no mucho, pero es algo que se agradece: El control. Mientras el mando del juego original era algo molesto, la versión de 3ds aprovecha bastante bien sus capacidades. Al fin, tras los dos anteriores juegos portables, es de agradecer manejar a nuestro héroe con botones y stick, ó usar el giroscopio de la 3ds para apuntar el tirachinas, las flehas ó el gancho. Además de que ahora la acción no se interrumpe tan molestamente con el menú de pausa, ya que toda la interfaz e información pasará a la pantalla táctil, donde es más fluido que nunca la asignación de ítems y el cambio de equipamiento ¡Hasta parece que ese canijo templo de agua es más fácil ahora que no es molesto cambiarte de botas!... porque de hecho se hizo más fácil, ya que el juego brinda mucha más ayuda que el cartucho dorado de 1998: Las piedras Sheikah (¡Me niego rotundamente a llamarlas de otra forma!), líneas de colores para orientarse en el templo..... vamos, que te ahorran estrujarte los sesos e incluso te ahorran buscar la guía en internet.

 

Y finalmente los últimos añadidos: El primero es la Deseada traducción al castellano. Ahoras sí podrás leer cada cosa que salga por ahi, ver todo lo que te diga Navi cada 30 segundos y (No lo negues, a todos nos ha pasado) Hartarte leyendo hasta el infinito (Por error) al maldito búho de las narices (¡Carajo, no quiero que repitas nada!). Y se ha incluido (Como se hizo en la edición especial de GCN) el verddero reto que es OoT Master Quest: Aumenta la didicultad, cambian los enemigos, se invierten las mazmorras... es la verdadera prueba de si eres digno de empuñar la espada maestra o sólo una nena que se la pase pescando.

 

Peeeeeeero. Si soy sincero, el remake no es la gran cosa si ya lo jugaste en sus versiones anteriores. Y este es el punto flaco del juego: Se agradece el lavado de cara, se agradece el hecho de que sea portátil, se agradece el castellano y se agradece el master quest, aunque debas desbloquearlo pasándote el juego una vez.... pero si quieres algo nuevo a nivel jugable, no hay nada. A mí me gustó tener OoT portátil, porque no tuve ni el original ni la reedicion de GCN, pero no me llenó tanto como pensaba. Hubiera sido de agradecer que incluyeran novedades mayores, me explico: Los fans acérrimos de Zelda conocerán "Ura Zelda" La idea de una expansión vía cd (Con periférico incluido) para OoT que no cuajó por las escasas ventas del periférico N64DD en Japón. El contenido de esa expansión era prometedor: Nuevas mazmorras, ítems, poderes, personajes... sé que es soñar asquerosamente demasiado lejos, pero haber retomado ese contenido y portarlo a un cartucho de 3DS Hubiese sido un verdadero hito en la saga, y sólo ahí hubiese podido plegarme al océano de fans que lo llamaron en su tiempo el mejor de la historia.

 

Resumiendo, OoT 3d es un gran remake, porque es un gran juego, pero no es nada innovador, no es nada del otro mundo. Al igual que me pasó cuando jugué el original, no entiendo porqué se le dice el mejor de la historia, cuando (Salvando las distancias técnicas) es muy similar a A Link to The Past. En fin, mis razones a tener en cuenta son éstas:

 

LO BUENO: The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3d es sin dudas un imprescindible en 3ds. Es duradero, es divertido y tan lleno de magia como el año que se lanzó. Además aprovecha como pocos los controles de la portátil. Es una delicia volver a los botones. Y además está en castellano e incluye el modo Master Quest.

 

LO MALO: No aporta nada nuevo respecto a 1998. El lavado de cara gráfico es mucho menor en personajes secundarios. El 3d cansa al rato y consume la batería en menos tiempo que la campaña de homefront.

 

LO FEO: Que no aporte nada, teniendo tamaño potencial (Haber puesto los elementos de Ura Zelda hubiese sido el gran bombazo de la saga, aunque es soñar demasiado), que el modo master quest deba desbloquearse, y que con ayudas sea todo tan masticado. Si esperas algo nuevo, hay altas probabilidades de dejarte frío (No confundir con que no te guste).

 

ALTERNATIVAS: 3DS tiene un catálogo ya bien nutrido, aunque si buscas una leyenda a la altura, prueba el remake de MGS 3 Snake Eater. Ds y Wii tienen sus propios Zeldas, pero si quieres salir de la saga, prueba Gta Chinatown Wars en DS y The Last Story en Wii. PS3-XBOX360-PC tienen al soberbio Skyrim como caballo de batalla. Para Psp, mi favorito es Crisis Core FFVII, mientras que en PSVita lánzate por Assasin's creed Liberation y New little king's story.

 

==========Hey! Look! Listen! Echa un ojo acá==========

=================Cállate, navi!====================

 

*Ultimate Marvel V/S Capcom 3: Heroes y villanos liándose a tortazos ¿Se puede pelear en serio vistiendo mallas de colores?: http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/pateando-culos-disfr…

 

*Gta Chinatown Wars: Inmersivo y portátil. Ser el criminal más buscado desde las dos pantallas de tu ds: 

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/una-ciudad-dos-panta…

 

*Zelda Skyward Sword: Hermoso, divertido, original, la obra maestra de una  Wii que se nos va: 

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/catarsis-pura-menos-…

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Zelda: Ocarina of Time 3D

    No temáis, que no vengo a inventar la pólvora. Más que nada porque en el caso de The Legend of Zelda Ocarina of Time (sin el 3D) lleva ya 13 años inventada. Así que una vez que Nintendo ha decidido añadirle una tercera dimensión y lavarle la cara para que tenga una apariencia de actualidad brutal en Nintendo 3DS... ¿qué decir? Para muchos, es este The Legend of Zelda Ocarina of Time el que más apasiona a los Zelderos de todo el mundo... y aunque no es mi caso, debo reconocerle su decisiva influencia en todo lo que vino después. Que no es poco.  Nintendo ha decidido, con el típico

    Hobby

    95

    Excelente

    Lo mejor

    El remozado aspecto gráfico y el uso de las 3D y el giroscopio.

    Lo peor

    No guarda la partida en el punto exacto por el que vamos...

Más análisis de usuarios