Imagen de perfil de Otos
Análisis de Spec Ops The Line
Otos

The Line That You Must Cross

Exacto, hay una línea, muy fina, casi visible pero intangible, el ser humano se mueve por impulsos, por decisiones, y dependiendo de esas decisiones quedas delante o detrás de esa línea, muchos definen esa línea como moral.

 

"El hombre no es lo que tiene, es lo que hace. Tus actos te definirán"

  

"Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo"

  

"¿Quieres que la gente recuerde tu nombre? Haz algo drástico, algo que otros no se atreverían a hacer"

 

 "La ignorancia dá la felicidad"

 

Os preguntareis que a qué vienen estas frases, solo intento transmitir el sentimiento que se despierta jugando a SPEC OPS, una sensación de que cada decisión que tomas ha sido más desacertada que la anterior, imaginarte qué habría pasado si hubieses elegido la otra opción. Pero en este retrato de la guerra que se nos presenta no hay una opción buena y una mala, no, es una mala, otra mala y muchas veces habrá otra mala. Nos dejan elegir, si, pero sólo una de las dos o tres que nos presenten y ninguna será agradable. Todo esto porque tienes un poder, y no me refiero a nada sobrenatural ni mutante, me refiero al poder de dejar que una persona viva o muera. En este juego, nos guste o no... esa línea deberá cruzarse, porque no hay vuelta atrás.

 

El ejército estadounidense envió al batallón 33 de infantería a evacuar Dubai antes de la gran tormenta. Tu misión es ir a investigar que ocurrió con el batallón 33 después que se perdiera contacto con ellos. Eres el capitán Martin Walker, líder de un comando de los Delta Force formado por tí, Lugo y Adams. Deberás abrirte paso entre las ruinas de los rascacielos más emblemáticos, dunas gigantes y oleadas casi interminables de enemigos.

 

Estoy hablandote a tí, porque cuando empieces a jugar notarás que no es un clon del Keanu Reeves de "Speed" el que ves en pantalla, sino que te verás a tí mismo portando el primer arma que encuentres, el que piense que la ha cagado decidiendo algo, el que se sorprenda con los giros de los acontecimientos, el que sufra porque tiene que avanzar sobre una lluvia de balas mientras cae una tormenta de arena y sobre todo, el que cuando llegue al final del juego suelte un "NO ME JODAS".

Seguiría hablando de sentimientos, pero empezaría a destripar toda la trama, asi que ahora empezaré a comentar lo que me ha supuesto técnicamente.

 

JUGABILIDAD:

  

La jugabilidad es sencilla, pocas animaciones, por lo que el juego se basa en apuntar y disparar, mucho de cubrirte e informes de inteligencia a modo de exploración que no cumplen su cometido, aunque si los buscas y los encuentras desvelarán partes de la trama.

 

Aunque sea un juego de guerra y aunque esperando unos segundos te cures, en este título los Rambos duran 5 segundos, planear por dónde y cuando atacar a los enemigos es esencial, un segundo de más expuesto en la cobertura y estarás muerto. La conclusión que he sacado es que los enemigos (al no ser los típicos, sino los estadounidenses), son tan buenos como el protagonista.

 

Y direis: "¡¡Pero si son tres tíos contra todo un ejército!!" y teneis razón, solo que esta vez sí sois tres tíos, no eres tú con dos acompañantes, te puedes quedar sentado que tus compañeros Lugo y Adams acabarán con gran parte de los enemigos (siempre que lo permitas) y me parece un gran acierto, aunque a veces salgan como locos al campo de batalla.

 

Las coberturas son a su vez una de las partes más importantes a la hora de acabar con los enemigos, por eso el mayor fallo de la jugabilidad es imperdonable, muchas veces te verás corriendo en busca de coberturas y cuando llegues a ellas.... nada, sigues de pie por mucho que le des al botón, por lo que tienes más facilidades de acabar muerto. Tienes que ir de cara a la cobertura para cubrirte, si vas de lado no va a pasar nada, solo que te quedarás de pie ante la lluvia de balas.

 

El apuntado es complicado, tienes el típico círculo blanco con cámara al hombro, no es nada innovador, pero aun apuntando a la cabeza a los enemigos con el círculo no quiere decir que les vayas a dar, y esto no se si es una ventaja o una desventaja, me explico, ventaja puede ser porque sube un poco la dificultad del juego y te presenta como un hombre con fallos, o la desventaja de que está mal programado y el Gunplay (como descubrí que existía el otro día, pues se lo cojo prestado a Montana) no es muy exacto.

 

Y direis: "¡¡Si sólo trata de pegar tiros!!" y teneis razón, después de los 6 o 7 primeros capítulos os parecerá que es lo mismo, en eso quedaremos todos de acuerdo, pero os aseguro que, después del capítulo con el que empieza el juego, todo os va a resultar un torbellino de acción, sentimientos y mucha confusión.

 

GRÁFICOS:

  

Si este apartado es de los que más te importan, al principio te va a parecer que te están quemando los ojos, a pesar de ir a 720p es muy poligonal, el render no es una delicia y las texturas son simplistas y todo camuflado en un aspecto visual único, con los matices rojos muy altos para, acertadamente, dar la sensación de sequedad y calor del desierto.

Eso si, las tormentas de arena se presentan como niebla roja, no da la sensación de que te esté rodeando una ventisca de arena.

 

DURACIÓN:

 

Poco que decir, unas 10 horas la primera vez, rejugable totalmente, te quedarás con la duda de qué habría pasado si hubiese elegido C en lugar de A y los distintos finales te harán por lo menos jugarlo más tiempo, después se pueden elegir capítulos por lo que no es necesario volver a empezarse el juego de nuevo.

 

SONIDO:

 

Buen doblaje al castellano, sin alardes de superproducción, pero que se agradece para que la inmersión en la historia sea casi total.

Algunas voces están descompensadas y suenan a tu izquierda cuando están delante del televisor, el sonido de helicópteros, balas y explosiones no añaden nada extraordinario pero cumplen.

La BSO se lleva la palma, hará que disparar en medio de una discoteca, en un centro comercial o en plena guerra civil sea divertido, canciones como "Hush" de Deep Purple, el tema "The day the world went away" de Nine Inch Nails, "Rooster" de Alice In Chains, o el par de temas de The Black Angels hacen un gran servicio al jugador y a los fans.

 

CONCLUSIÓN:

Este juego no es una virtuosidad en su género, como veis, ni siquiera he puntuado los apartados, porque la realidad es que el juego no pretende ser una delicia visual, ni siquiera que se le recuerde por la cantidad de acciones que puedes hacer con el personaje, lo que pretende es que dudes, que te sientas mal, que recapacites por todo lo que has pasado y sobre todo que te hagas la pregunta del millón:

 

¿CÓMO LO HABRÍAS HECHO TÚ PARA NO SENTIRTE CULPABLE?

Este es el lado amargo de la guerra, el que no te enseñan en otros juegos, aquí.... cada vida cuenta.

 

74

Bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis desgarrador de Spec Ops The Line

    En un panorama abarrotado de juegos bélicos, Spec Ops The Line consigue abrirse paso con una propuesta contundente; se trata de un “shooter” centrado en el argumento, en que el capitán Martin Walker y sus dos operadores Delta, Adams y Lugo, viven una pesadilla mientras llevan a cabo una operación de rescate en Dubai. Se supone que la ciudad ha quedado aislada por una gran tormenta de arena, y que allí se está librando una guerra entre los miembros del ejército y los rebeldes del batallón 33, a las órdenes del coronel Konrad (un nombre inspirado en el autor de El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad). Nuestra misión

    Hobby

    84

    Muy bueno

    Lo mejor

    El argumento, nos hace cuestionarnos nuestras propias acciones, y nos somete a decisiones morales.

    Lo peor

    Técnicamente no es gran cosa, la IA falla y los tiroteos se vuelven repetitivos.

Más análisis de usuarios

Spec Ops The Line

84

Hobby

84

Comunidad

Plataformas: Xbox 360 , PS3 , PC

Fecha de lanzamiento: