Imagen de perfil de juan_ronda
Análisis de The Legend of Zelda A Link Between Worlds
juan_ronda

A Link between Games

Antes de nada, y siendo honesto debo aclarar que me cuesta mucho ser imparcial al analizar este juego. Su predecesor “A Link to the Past” para Super Nintendo fue mi primer juego de la saga y, como nos pasó a muchos, me dejó una huella imborrable.

 

El título de este análisis se debe entender tal cual, pues “A Link between Worlds” es un guiño al juego que salió originariamente para Super Nintendo en el año 1992 que se denominó “A Link to the Past”. Es evidente la conexión entre ambos juegos. 

 

 

En esta ocasión un extraño personaje llamado Ravio nos venderá objetos que nos permitirán avanzar en la aventura descubriendo que paralelamente a Hyrule existe otro mundo llamado Lorule que deberemos liberar de las tinieblas y oscuridad. Incluso tiene su propia princesa llamada Hilda.

 

 

¿Ya he estado aquí antes?   -   Gráficos   -   91/100

 

El apartado gráfico es correcto y apropiado a la perspectiva desde la que se desarrolla el juego. Mantiene la esencia de la aventura de Super Nintendo, con las suficientes mejoras para que percibamos una evolución significativa. Esta perspectiva es un elemento que nos devuelve inconscientemente al pasado recordando el juego original de Super Nintendo.

 

La característica de fundirnos en las paredes y convertirnos en un dibujo plano nos muestra cómo avanza Link como pintura en la pared manteniendo en todo momento una perspectiva correcta. Es cierto que en algunos momentos concretos (paredes que están más escondidas y salas ocultas) perdemos la visión de Link, lo cual tampoco es muy determinante.

 

Los efectos están muy conseguidos, por ejemplo cuando utilizamos objetos como el cetro de fuego y los portales dimensionales que nos lleva a Lorule. Mención aparte merece el efecto 3D, que si bien le da un aspecto muy actual a la aventura, al final termina cansando. Cuando comienza la aventura es obligado observar este efecto por ejemplo al usar el báculo de tornado. Aunque personalmente acabé apagándolo para que la batería durara más tiempo.

 

 

Sintonías épicas para un juego épico   -   Sonido  -   89/100

 

En este apartado no hay mucho que decir: tanto las melodías como los efectos de sonido son los típicos de la saga e inconfundibles. Son correctas y están mejoradas. Transmiten la misma épica que el resto del juego y se integran perfectamente en la aventura.

 

 

¿Comer? Qué pérdida de tiempo, cuando podría estar buscando bebés Maimai   -   Jugabilidad   -   93/100

 

Como todos los juegos de la saga, al principio cuesta un poco arrancar, porque el protagonista no posee objetos, precisamente esta característica provoca que el comienzo sea más lento. Luego, el jugador va sumergiéndose progresivamente en la aventura y una vez que se coge el “ritmo” el nivel de disfrute aumenta hasta su máxima expresión.

 

Hablar de los puzles, es hablar de ingenio. Están muy conseguidos y no son nada repetitivos. Interruptores, zonas inalcanzables a priori, estatuas que podemos desplazar para avanzar…y nuevas posibilidades de “quebrarnos” la cabeza gracias a la habilidad de Link de convertirse en pintura.

 

Los objetos (repetidos de otras aventuras de la saga) nos ayudan a avanzar, a conseguir cofres ocultos, a abrir puertas, etc. El hecho de que se puedan comprar nos permite seguir el orden de mazmorras que nos apetezca. Esto difiere del resto de juegos de la saga. A mí personalmente no me ha importado demasiado, no lo veo como algo positivo o negativo. Ahora no tendremos que reponer flechas y bombas, porque su uso al igual que el resto de los objetos se limita con una barra que disminuye conforme los usamos y que se regenera sola con el tiempo.

 

El mapa es otro de los aspectos estratégicos que le proporcionan un extra muy importante al juego. Yo diría que el mapa es como otro personaje más. Es el mismo que en el juego “A Link to the Past”, pero es diferente. El mapeado de Lorule es totalmente nuevo aunque tiene la extensión de Hyrule. Una idea magnífica es la de poder superponer el mapa de Lorule sobre Hyrule con sólo tocar un interruptor. Esto nos permite poder estudiar cómo acceder a ciertas zonas de uno y otro mundo usando los portales dimensionales.

 

Como cabría esperar una vez acabada la historia principal existen otras misiones, como la de conseguir los bebés Maimai, conseguir cofres con rupias, juegos como el Octoestadio y otros en los que podemos entretenernos en los tiempos entre mazmorras.

 

Un aspecto negativo es la facilidad de los jefes finales. Algunos en el primer intento pueden ser derrotados si se conoce un poco la mecánica de los juegos de la saga. Otros quizás requieren un par de intentos pero siguen siendo muy “blanditos”. Al terminar el juego, se desbloquea el modo Héroe en que podemos completar la aventura con un nivel de dificultad mayor. Lo ideal hubiera sido que este modo estuviera disponible desde el principio.

 

Por otro lado, habría que aclarar que el “peso” del juego recae en las propias mazmorras y en los puzles que se plantean para avanzar en las mismas.

 

 

Un "Must Have" de tomo y lomo   -   Conclusión   -   92/100

 

Desde que ví las primeras imágenes y videos, desde que lo reservé, desde que llegó a mi casa el paquete con el cofre…estaba convencido del éxito del juego. Es un juego que transmite nostalgia y recuerdos de una etapa que vivimos algunos de nosotros. Como si se tratara de un presagio del título “A Link to the Past” de hace más de dos décadas, éste “A Link between Worlds” es una conexión al pasado, una puerta dimensional al año 1992, en el que pasé un verano disfrutando de mi primer juego de Zelda, que terminaba una y otra vez con tal de ver y escuchar la melodía del final.

 

Los objetos y las nuevas características, sobre todo la posibilidad de “fundirse” en las paredes le proporciona una dimensión estratégica y muy divertida al juego.  En definitiva, la equilibrada mezcla entre elementos ya conocidos y nuevos, es tan buena que le confieren una épica propia de los juegos sobresalientes.

 

Sin duda, “A Link between Worlds” es un juego que se disfruta de principio a fin. Si eres un amante de los videojuegos y tienes una consola 3DS, es un “Must Have” que se dice en inglés, haciendo referencia a esos títulos que debes jugar e incluso tener en tu jugoteca.

92

Excelente

Lo mejor

El aspecto retro que recuerda a "A Link to the Past".

Lo peor

La facilidad para derrotar a los jefes finales.

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Zelda: A Link Between Worlds

    "Según reza la leyenda, hace mucho tiempo, la paz de un hermoso reino se vio amenazada por la ambición de un malvado ladrón que confinó a las descendientes de los sabios y se apoderó del artefacto sagrado que garantizaba el equilibrio del mundo. Cuando el destino de Hyrule parecía abocado a las tinieblas, un joven héroe de ropas verdes surgió de la nada y, guiado por la princesa Zelda y el poder de la Espada Maestra, logró sepultar al rey demonio y devolver la luz al reino. Pero la gesta que nos ocupa transcurrió cientos de años después de aquella hazaña, y aunque el mundo era idéntico al que narraban los escritos, todo

    Hobby

    94

    Excelente

    Lo mejor

    Control sublime. Ingeniosos puzles pictóricos. Libertad total en Lorule. Gran valor sentimental.

    Lo peor

    Mazmorras y jefes poco exigentes. Menor duración. El Modo Héroe debería venir desbloqueado de serie.

Más análisis de usuarios

The Legend of Zelda A Link Between Worlds