Imagen de perfil de Mumi
Análisis de Diablo III
Mumi

Necesito más furia!

Os seré
franco: los juegos de rol me aburren. Así de simple! Siempre lo mismo: pa'riba
y pa'bajo, completando misiones, hablando con gente rara, matando bichos y
"farmeando".

Pero, mira por donde, esta vez no ha sido así, y el más
sorprendido de no haberse aburrido (y estándose aburriendo...) soy yo!

 

Blizzard, una década después de sacar su antecesor, nos deja
oler Diablo III, un título que combina magistralmente rol y acción en tercera
persona en un mundo donde predominan los diablillos, zombies, ratas gigantes,
arañas enormes y feroces, bestias armadas hasta los dientes y jefes más grandes
que el monitor de nuestro PC.

 

Y cual es nuestra desdicha en esta aventura? 

 

Como bien os podréis imaginar, nuestra misión será traer la paz
que tanto echan de menos todos los aldeanos en sus tierras, y que mediante una
historia con un argumento digno de las mejores películas de fantasía, iremos
viendo como evoluciona.

 

Pero primero es lo primero: quien somos? Un bárbaro o un cazador
de demonios? Somos hombre o mujer? Después de elegir una de las cinco clases
posibles, nuestro sexo y con qué nombre queremos que nos llamen en el juego,
empezará nuestra aventura.

 

A medida que completemos las tareas que se nos enmiendan a lo
largo de la historia, ganaremos la magnífica experiencia que nos permitirá
subir de nivel. Cada ciertos niveles, a parte de ganar vitalidad, los ansiados
puntos de fuerza, los deseados puntos de inteligencia para los magos, y los
necesarios puntos de defensa, ganaremos habilidades y sub-habilidades, las
cuales se complementan con las primeras.

En total, podremos llevar seis, todas ellas personalizables a
nuestro antojo e táctica.

 

Por lo que hace la indumentaria de nuestro héroe (y como en todo
juego de rol) cada pieza, ya sea casco, guantes, botas o hasta anillos nos
ayudaran a mejorar nuestros atributos. Todas estas piezas, a lo largo de las
arduas batallas sufrirán cierto desgaste. Será conveniente repararlas antes de
que se rompan... 

 

Y los temas más técnicos del juego?

 

Jugabilidad: este título dispone de una carga cognitiva muy
baja, y esto no es nada malo. Cierto es que hay infinidad de opciones en el
juego, pero poco a poco, con la ayuda que ofrece el juego, y donde la gran
mayoría de acciones se hacen mediante un click, no tendremos ni la más mínima
dificultad a la hora de machacar monstruos con nuestro héroes. A los pocos días
de juego dominaremos los "short-cuts". Atacaremos con un click,
usaremos otra habilidad con el botón derecho, y las cuatro habilidades
restantes con cualquiera de las teclas que nos apetezca del amplio teclado, ya
que es totalmente personalizable.

 

Historia: con mucha influencia de Tolkien, en Diablo 3
disfrutaremos (o sufriremos...) de una aventura en la que todo personaje es
importante y profundo, en la que cada detalle nos cuenta algo sin ser en vano,
donde prácticamente nos será imposible entender a la primera qué demonios (y
nunca mejor dicho!) qué ocurrió en esas tierras.

 

Gráficos: cierto es que la máquina no necesita una gran potencia
para hacer "correr" el juego, pero lo disfrutaremos aún más si
tenemos una tarjeta gráfica un poco decente. Durante el juego, podríamos decir
que los gráficos están un poco más avanzados que los del WoW, por ejemplo. Pero
es durante las animaciones donde vemos el duro y decente trabajo de la gente de
Blizzar: arte digital transformado en animaciones fantásticas que no tienen
nada a envidiar a la realidad.

 

Sonido: banda sonora que inspira coraje y hace hervir la sangra
para machacar a todo aquello que no sea nuestro aliado. Desenvainar la espada,
destrozar un barril, acuchillar un espectro o desechar todo aquello que ya no
queramos: todo está sonorizado, con máximo detalle y precisión.

 

Diversión:
uno de los puntos más fuertes del título, y es que cuenta con diversos aspectos
que lo hacen, por lo menos a un servidor, lo hacen  un título digno de mi amplia estantería.

Des de
un principio podremos iniciar partida en modo cooperativo, de hasta 4 personas,
y eso si, online. Seamos el nivel que seamos, y sea cual sea la misión que
estemos cursando, el buscador nos meterá en una partida idéntica a la que estuvimos
jugando el día anterior, para no repetir historia ni saltársela. Un punto muy
fuerte para no dejar lagunas en el juego.

Por lo
que hace el multijugador, cuantos más seamos, más enemigos habrá y más fuertes
serán. La dificultad se adapta al instante, dependiendo de cuantos jugadores
seamos y que niveles tengan.

Si no
tenemos la suerte de encontrar a nadie que nos eche una mano siempre podremos
contratar los servicios de héroes que moverá la IA del juego. Las habilidades
de esto también personalizables por nosotros, dependiendo de que estrategias
tomemos en el juego.

Los jefes, muy presentes
en este y todos los títulos de Blizzard, nos harán sudar sangre, y  nunca mejor dicho. De tamaños colosales,
habilidades espeluznantes, objetivos oscuros y piedades nulas, los “bosses” de
Diablo 3 hacen honor a una historia épica, en la que la organización, ya sea
con la IA o con compañeros reales, será clave para superarlos con éxito y
honor.

 

Otros datos:

 

Si vamos escasos de oro,
siempre podremos subastar nuestras pertenencias. Ya sean espadas, armaduras,
gemas o anillos con huecos, la casa de subastas ofrece un amplio abanico de
objetos que quizás suplan las necesidades de nuestro guerrero o el de otro.

 

Aún no, pero se dice que
el título ofrecerá PvP, para que la frase “Dímelo a la calle” no quede en vano.
 Por el momento no la han habilitado, y
no se sabe cuando será. Ya editaré sea posible…

 

Si no disponemos de
internet, no podremos jugar a Diablo 3. Una lástima, ya que en el caso que
queramos jugar solo, la línea telefónica nos es más bien inútil… cosas de
Blizzar.

 

En fin, un titulo muy
recomendable salvo el precio que tiene (unos 60€ la edición normal), y que nos
pondrá el dedo índice más fuerte que los brazos de Swarzeneger de tanto clikar.

Si tenéis un PC decente,
una buena conexión a internet y ganas de destrozar a todo aquél que se os meta
por delante en una historia intensa y sorprendentemente atípica, esta es una buena
opción de compra.

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Diablo III en PS3 y Xbox 360

    ACTUALIZADO 30-08-2013: Lo prometido es deuda, así que incluimos el vídeo de gameplay localizado a nuestro país para que podáis ver el verdadero resultado del doblaje. Además, hemos aprovechado para hacerlo con un nuevo personaje (un bárbaro en vez de un mago) para que veáis otro estilo jugable. Blizzard nos trae a PS3 y Xbox 360 uno de sus grandes exitos de PC, Diablo III, el hack and slash que encandiló (y sigue haciéndolo) a millones de jugadores de ordenador. Aunque Blizzard ya lanzó juegos para consolas como Mega Drive, Super NES, Nintendo 64 o incluso la primera parte de la saga en PS One, hacía muchos años que se dedicaban

    Hobby

    89

    Muy bueno

    Lo mejor

    Técnicamente está muy pulido. Horas y horas de diversión.

    Lo peor

    El sistema de combates es algo simplón y la mecánica bastante repetitiva.

    Analizamos Diablo 3 y su infierno

    La Worldwide Invitational de Blizzard 2008 en París (en el fin de semana que España ganó la Eurocopa 2008), desveló Diablo III. Mucho tiempo ha pasado desde entonces y muchos han sido los cambios que ha sufrido la beta hasta conseguir uno de los mejores títulos que hemos jugado en un PC de toda la historia.¿Exageramos? No, ni un pelo. Diablo II llegó hace trece años, convirtiéndose en todo un éxito de crítica y ventas en muy poco tiempo y, por lo visto, este Diablo 3 va por el mismo camino. A las grandes notas que le han dado en todos los medios, hay que sumar una gran acogida por

    Hobby

    98

    Obra maestra

    Lo mejor

    El dinamismo de los combates, la historia, los persoanjes, el sistema de juego...

    Lo peor

    Que no esté activa la casa de subastas por dinero real y el modo PVP

Más análisis de usuarios

Diablo III

diablo-3-caratula

94

Hobby

88

Comunidad

Plataformas: PC , PS3 , PS4 , Xbox 360

Fecha de lanzamiento: