Imagen de perfil de tsubasaozora
Análisis de The Order 1886
tsubasaozora

No aceptes nada, cuestiona todo

THE ORDER 1886

Playstation 4

“La Punta del Iceberg”

LCD 42”

5.1 Voces en Inglés

1 Jugador

 

 INTRO


 “Quién creería que aquel que en la mañana fue conocido como el mejor
caballero del mundo, pasaría a ser un mentiroso, y no mejor que ninguno.”


 Sir Thomas Mallory,

 Le Morte D’Arthur, c.1470

 

 HISTORIA


 The Order 1886 nos ubica en ese preciso
año, para beber del potencial que involucra la revolución industrial, y al
mismo tiempo revivir la antigua leyenda del Rey Arturo de una forma innovadora.

 

 Una Orden de
Caballeros se mantiene viva aún después de la muerte del Rey Arturo, con el
objetivo de erradicar una amenaza que se mantiene oculta en las sombras y espesa
neblina de una Londres traída a la vida enriquecida con tecnologías potenciadas
más allá de lo que pudiera haberse visto en esa época. Esta lucha por erradicar
esa amenaza se extiende desde ya hace muchos años, pero no fue sino hasta hoy
(1886), que la batalla puede llegar a ver un fin gracias a la revolución
industrial,  y la ayuda de mentes
brillantes como la de Nikola Tesla, produciendo equipo armamentístico con poder
suficiente para enfrentar esta amenaza.

 

 Pero para mantener
las cosas interesantes, a esta antigua guerra se le suma un grupo rebelde que
parece estar en contra de las decisiones gubernamentales así como de ciertos
personajes aristocráticos que potencian el desarrollo del mercado utilizando
vías marítimas. Es en este caso, cuando la policía se ve superada, que La Orden
entra en juego para salvaguardar el interés de La Reina en pos del beneficio de
Londres.

 

 El comienzo es un
gran spoiler de lo que se avecina, una jugada muy arriesgada, pero de alguna
forma, si te dejas llevar, pronto verás que lo olvidarás hasta el momento en
que se te vuelva a recordar. Esto es porque la trama se narra de manera
correcta, y cada hecho acontece de forma acertada, con momentos que en
principio quizás parezcan simples y comunes dentro de este tipo de relato, pero
que van cobrando fuerza a medida que avanza la historia. No te pierdas detalle, porque todo encierra
un misterio digno de una gran súper producción. Remarcando momentos de duda, acentuando
momentos de impotencia debido a las restricciones de un juramento que te
comprometiste a proteger, así como la rebeldía ante la autoridad de personas a
las que respetas, para concluir viendo lo que… mejor lo descubres por ti mismo.

 

 Personajes


 De esta forma nos
encontramos en una Orden presidida por un Canciller, el Barón Augustus D’Argyll,
y compuesta en principio por nuestros protagonistas, Sir Galahad (Grayson), como
el personaje principal, Lady Igraine (Isabeau D’Argyll - Isi), Sir Percibal (Sebastian
Mallory), y el Marqués de la Fayette, así como Sir Lucan (Alastair D’Argyll), comandante
de las fuerzas, y otros integrantes que se mantienen ocultos por razones de
guión, o simplemente se mantienen como personajes políticos de influencia o
consejeros de La Orden.

 

 Augustus representa
un personaje de autoridad máxima, su papel es el de un moderador conocedor y
protector del comportamiento protocolar característico de la Orden. Respetado
pues se comenta que es uno de los pocos que… mejor lo descubren ustedes.

 

 Todos los personajes
representan un papel correcto y de gran nivel, sin actuaciones que puedan
llegar a sobresalir por encima de los demás, exceptuando quizás la del Marqués,
por romper un poco la sobriedad del carácter Inglés con su humor y picardía
Francesa. Aunque solo sucede en una o dos oportunidades.

 

 El villano de turno,
representa un papel correcto, manteniendo clase en todo momento aún en
situaciones “comprometidas”, mientras que sus aliados mantienen la postura de
sus creencias defendiendo aquello que creen importante en papeles muy bien desempeñados.

 

 Finalmente Sir
Galahad se lleva el papel principal y toda la presión de una actuación que dará
vida a esta historia cumpliendo cada faceta de la misma con un resultado
decente teniendo en cuenta que el carácter inglés no es muy reconocido por mostrar
sus estados anímicos de manera efusiva.

 

 El Guión


 El guión es sobresaliente, y se aleja de lo que por lo menos
hoy estamos acostumbrados a ver, reviviendo la leyenda del Rey Arturo que
parecía olvidada en la temática de los videojuegos, aunque manteníamos presente
gracias a obras como The Witcher, o Skyrim conteniendo pinceladas de esa
mitología, y trayéndola a una época más actual en la cual un nuevo peligro
saldrá a la luz. Mezcla mitos y legendas de manera genial, abriendo las puertas
a un guión más complejo de lo que se llegó a mostrar o podías sospechar. Encierra
un potencial a primera vista de proporciones colosales y resulta en una obra
digna de ser jugada gracias a las escenas de acción, y su más que detallada
ambientación, así como su principio y desenlace. Te dejará con ganas de más,
mucho más, pero no por no cumplir con la propuesta, sino porque en el fondo
sabes que se viene algo muy, muy grande.

 

 

 SONIDO


 La música de The
Order 1886 fue compuesta especialmente para vestir esa época, pero se realizó
un trabajo muy especializado y personalizado con resultados que otorgan a este
título un sonido propio que saca mucho “jugo” a este apartado, gracias a las
voces que componen los coros capaces de otorgar un ambiente sagrado o de
misterio a las escenas que le corresponda, manteniendo viva la ilusión de un
ambiente oscuro y lleno de amenazas que nos observan desde lejos.

 

 Pero no son solo los
coros masculinos con las voces más graves que alguna vez hayas escuchado, sino
que también los instrumentos fueron seleccionados para acompañar este tipo de
sonido. Lo descubrirás de primera mano en la pantalla del título con un
contrabajo ejecutando una melodía de lo más exquisita, y que de primeras quizás
pases por alto, pero que cuando vuelvas a escuchar te hará decir “The Order”.

 Brindan profundidad e inmersión en la historia aunque no acompañan en todo
momento a fin de enfatizar solo las partes más importantes de la historia.

 

 El sonido que más me
llamó la atención, fue el de las pistolas. Pero al poco tiempo, y tras escuchar
los fusiles, recordé con alegría el sonido del rifle M1 Garand en Medal of
Honor para decirme a mí mismo, “claro
esto es 1886, el director está respetando los sonidos de armas antiguas.” Los
sonidos FX son bastante creíbles incluso en las nuevas tecnologías armamentísticas,
se nota que le pusieron trabajo. Así como el sonido ambiente  al escuchar melodías de piano clásicas de la
época.

 

 Las voces


 No soy amante del idioma inglés británico,
me parece un arma de doble filo, puede vestir a tu obra dándole un carácter
único o puede destruirte en el intento si los diálogos no están bien
equilibrados. Pero las voces están bien seleccionadas según cada papel que se
interpreta, aunque no logran brillar en su máximo esplendor, producen
actuaciones creíbles totalmente respaldadas por los rasgos de las caras de los
personajes. Me quedo con la voz de nuestro protagonista, aunque aún no logra
encontrar al 100% el personaje, seguido del Canciller que eclipsa a todo el
resto y Sir Percival cuya interpretación me recuerda a Qui gon Jinn, aunque no
existe relación alguna con ese actor o personaje.

 

 

GRÁFICOS


 Este apartado
pareciera estar más que claro. Sin dudas Ready at Dawn sabe lo que hace cuando
hablamos de apartado gráfico teniendo en cuenta God of War en sus dos entregas
para PSP. Para The Order 1886 vuelve a tener la ayuda de Sony Santa Mónica y
los resultados son sobresalientes marcando el comienzo de lo que espero sea el
estándar de esta nueva generación.

 

 Los modelados de la
ciudad de Londres son paisajísticamente hablando hermosos en todas sus
panorámicas, con una distancia de dibujado decente ayudada por la neblina
característica de la ciudad para disimular algunas texturas y formas, logran
resultados muy correctos.

 

 Las calles de la
ciudad se muestran sumamente estrechas, características de una zona céntrica,
con empedrados en las paredes, caminos, botellas, basura, y todo tipo de
elementos de una ciudad en decadencia por la polución en la que no faltan
partes de carruajes en desuso, así como agua que se escapa de algún desagüe o
drenaje.

 El mármol, las
maderas finas de paredes o puertas, los detalles de escaleras, los cuadros,
todo brilla con luz natural de una forma que no viste antes. Todo está cuidado
para demostrarte que estás en un palacio de máxima elegancia, o en un burdel en
decadencia. Sobresaliente.

 

 Los modelados de los
4 personajes principales así como sus secundarios son enormes, y detallados al
máximo con lujo. La cámara toma a nuestro protagonista por la espalda, desde un
poco más arriba de la cintura, dejando ver en su vestimenta todo tipo de
detalles. Desde las costuras hasta los bordados, pasando por las cadenas y
accesorios de metal, todos trabajados con biseles y decoraciones grabadas como
si de verdadero metal se tratara.

 Con brillos y sombras que reaccionan a la luz
ambiente, así como las telas de las vestimentas que se alejan de texturas
planas y simulan casi a la perfección las imperfecciones de las costuras y
entramados, así como sus pliegues al vestirlas debido a las articulaciones de
nuestro cuerpo y musculatura. Dejarán ver las manchas de sangre según en qué
parte nos corten o disparen. Se moverán según nuestras acciones, o el impulso
del propio viento.

 

 Los modelados de los
enemigos o extras alcanzan tal nivel, que simplemente viéndolos puedes
identificar su ascendencia o nacionalidad. Los modelados de los seres
legendarios cuya mutación se produce en tiempo real son excelentes, tanto en la
transformación inicial como en la final.

 

 Los objetos con los
que podemos interactuar, comenzando por las armas, con partes de madera, y
enchapados con fantasías labradas sobre el metal para dar una terminación
elegante muy al estilo rifles o escopetas Winchester del “lejano oeste”. La
electricidad, que se desplaza elegantemente sobre los rieles de nuestras armas,
o las terminaciones en cuero de nuestros guantes o equipo. La reacción de las
explosiones producidas por nuestras armas, o los impactos eléctricos, así como
la reacción en cadena de la combustión generada por el disparo de una bengala. Todo
muestra un lujo de detalle extremo.

 

 Los tiempos de carga son prácticamente inexistentes. Hablamos de
pantallas negras que aparecen y desaparecen casi de inmediato. En un tiempo
llegué a pensar que los tiempos de carga se disfrazaban haciendo que nuestro
personaje no pudiera correr por el mapa, pero luego comprendí que este limitante
era para no recortar diálogos, y dar soporte a la inmersión de la historia. Te
darás cuenta cuando revisites algunos de esos mismos escenarios y puedas correr
libremente.

 

 Cámara cinematográfica, sin dudas uno de los aspectos que llaman la
atención son las bandas negras, superior e inferior, pero no me molestó en lo
más mínimo cuando jugué Resident Evil 4, y The Order 1886 no fue la excepción.

 

 

JUGABILIDAD


 En este apartado, The
Order 1886 te invita a jugar sin preocupaciones. La historia mantiene el clima
dosificando momentos de acción y simulada exploración en un recorrido 90% “pasillero”
de forma efectiva. Pareciera estar dirigida a un público que solo quiere
disfrutar la historia, pero al mismo tiempo te brinda combates  bien implementados con momentos de acción
interesantes, y te hará resolver desafíos totalmente desigualados con ayuda de
los QTE (Quick Time Events), en los que deberás presionar el comando indicado
en el momento justo para salir victorioso. Son abundantes en las escenas de
sigilo y resuelven varias situaciones.  Se puede observar el toque de Sony Santa
Mónica.

 

 Resulta muy efectivo
para los principiantes, pero para los jugadores veteranos la jugabilidad pierde
muchos enteros, no solo debido la poca explotación del personaje e historia,
sino que tampoco tenemos niveles de dificultad extra, o multijugador online.

 

 La curva de dificultad es inexistente, y tu mayor problema será
apuntar a unos enemigos que se mueven muy bien a la hora de esquivar tus
disparos gracias a una IA enemiga correcta
moderada por una dificultad que te brinda un poco de reto, pero no torna
ninguna situación desesperante, sumando una IA aliada que no obstruye ni resta
protagonismo a nuestro personaje.

 

 El salvado es automático y abundante al igual
que los check point, y nuestro protagonista puede recuperar su integridad si se
resguarda el suficiente tiempo por lo que las chances de morir son escasas.

 

 Las armas. Se nota un estudio armamentístico previo muy profundo, y
los diseños de las armas que no corresponden a la línea temporal concuerdan dentro
de la ficción manteniendo los estándares que sustenta la trama con un valor
agregado de innovación digno de la época. De esta forma encontraremos armas
modificadas para ser automáticas, desde pistolas, revólveres, escopetas,
fusiles, ballestas, rifles de arco eléctrico, ametralladoras pesadas llamadas “termitas”
con modificación especial para causar explosión ígnea, entre algunas otras
variantes que te dejaré descubrir.

 

 No hay árbol de
habilidades, o debloqueables que potencien al personaje y te inviten a re jugar,
pero sí tendrás algunos coleccionables que te llevará algún tiempo encontrar.

 Nuestro personaje
cuenta con una habilidad de disparo rápido que podrá ralentizar el tiempo por
unos instantes en sacrificio de la precisión a la hora de disparar con la
pistola o revólver.

 

 La duración es otro punto flojo, y en mi opinión el peor de todos, ya
que son solo de 5 a 7 horas de juego, de las cuales una buena parte se las lleva los
videos que detallan la trama.

 

 Los controles son excelentes, y te adaptas rápidamente ya que desde
un principio tienes todas las habilidades que necesitas por lo que el control
no cambiará o mejorará en absoluto.

 

 

 CONCLUSIONES


 La experiencia


 Me sentí reviviendo
una mezcla muy extraña y agradable entre Resident Evil 4 y Bioshock Infinite.
Creo que es la mejor descripción de la experiencia que se me ocurre para
definir este juego aunque no termina de ser del todo correcta.

 

 Si tengo que valorar la experiencia mi nota final sería un
98, lo disfruté de principio a fin las tres primeras partidas. Las 5 horas se
me pasaron “volando”, y no me dio tiempo a decir “le faltaría esto”.

 

 Si tengo que valorar
la propuesta del Director Creativo, Ru Weerasuriya, otra vez mi nota final
sería un 98. La propuesta era simple, una época, 1886, seres legendarios,
disfrutar la historia jugando sin interrumpir el ritmo pero sintiendo que soy
parte de la misma. Todo dentro de un ambiente de ficción, pero que me haga
decir, si fuera real, así sería. Todo se cumple.

 

Valoración


 Creo que el error de
valoración para este juego, se produce al meterlo dentro del género “Shooter en
tercera persona”, y es normal ya que guarda amplias similitudes y fue lo que
nos parecía estar vendiendo desde un principio. Pero la idea de Ru Weerasuriya
es similar a la de David Cage (Heavy Rain - Beyond: Two Souls), lograr la
experiencia máxima de la historia, recortando todo lo que se interponga en el
medio. Y esto lo dice en un Diario de Desarrollo oficial de Playstation.

 

 Si lo piensas un poco
y  le quitáramos las escenas de disparos,
tendríamos en nuestras manos a Beyond: Two Souls. Pero Ru, se diferencia de
esto gracias a la incorporación del sistema de disparos y las escenas de acción
más elaboradas.

 Ahora, lo que no
podemos obviar, es su escasa duración, teniendo en cuenta Heavy Rain y Beyond:
Two Souls. Y es debido a esto que decido mi nota final.

 

Lo mejor:


La historia con suficiente material para lograr una
trilogía.

El apartado gráfico

La inmersión

 

Lo peor:


La duración.

Algún popping muy puntual aleatorio. (Juego sin actualizar)

En tres partidas, una falla de IA aliada (Juego sin
actualizar)

 

 PALABRAS FINALES


 Esperar para jugar


 Al terminar de jugar The Order 1886, me quedó sin dudas una
sensación de satisfacción y al mismo tiempo una molestia por haber esperado
tanto tiempo para jugar esta historia. Evité todo tipo de noticias, aunque
finalmente sucumbí a la tertulia y las palabras de Rafael Aznar no hicieron más
que “desinflar” mis ganas de jugar este título. Por eso hoy te escribo para
decirte, no te pierdas esta historia, no
pagaría los 70 Euros de salida por este juego
, pero debes jugar esta historia.

 

 REFLEXIONES


 Los retrasos


 Tras haber terminado
de jugar The Order 1886, me pregunté el porqué de la tan corta duración, y no
puedo evitar pensar que a este juego le quedaba un año más de desarrollo, para
cerrar una historia que fácilmente podría haber durado 24 horas y haber dejado
lugar para precuelas. Pero claro, todos los juegos se retrasaron este año, y
PS4 necesitaba un Triple A, por lo cual todo me hace pensar que SONY estuvo
presionando.

 

 El juego cierra muy
bien, a diferencia de la sensación que me dejó Destiny, pero la historia queda
rotundamente abierta. Al ver los modelados de personajes, y escuchar a los
programadores hablar de  5 semanas para
terminar un modelado en God of War II, contra 5 meses para terminar un modelado
de God of War III, no me quiero imaginar el tiempo que le tomó a Ready at Dawn solo
realizar el modelado de Sir Galahad, y aún más, terminar el desarrollo de su
propio motor gráfico. Acá no hay un Euforia, Unreal, o Havock, es puro trabajo
de Ready at Dawn y Sony Santa Monica.

 

 La punta del Iceberg


 Ok, terminó. El juego está a la venta y
las notas no son muy favorables. Pero la historia introduce muchos elementos inesperados,
los QTE se pueden mejorar, los combates de disparos dejaron muy buen sabor de
boca, y la postura de Sir Galahad apunta a que un juego muy grande está por
venir.

 

 Ready at Dawn tiene los suficientes elementos para crear un vende
consolas. Ya no habrá que crear todo desde cero, todo está listo para programar
uno de los mejores juegos que verá Playstation 4 con posibilidades de un tercer
juego en forma de precuela. El juego pide acción a gritos y el escenario está
preparado para que Ru Weerasuriya rompa ese molde conservador y deje volar su
imaginación, solo falta que escuchen a los jugadores y den vida a The Order
1887.

 Ésta, es mi impresión
final.

 

 Gracias por pasar.

 Kuwabara, kuwabara.

 Slds.

88

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de The Order 1886

    Se ha hecho de rogar, pero, por fin, ve la luz el análisis de The Order 1886. Desarrollado por Ready at Dawn, estudio que se ganó la confianza de Sony con sus adaptaciones para PSP de algunas de las sagas de la compañía (Daxter, God of War: Chains of Olympus y God of War: Ghost of Sparta), el juego estaba llamado a marcar un punto de inflexión en el catálogo de exclusivas de PS4. ¿Se han cumplido las expectativas que había a su alrededor? Por desgracia, sólo algunas. Vayamos por partes, porque estamos ante un juego polémico, concebido con problemas de los que, seguramente, el propio estudio era muy consciente.

    Hobby

    78

    Bueno

    Lo mejor

    Los gráficos son brutales. La ambientación geográfica e histórica. La banda sonora.

    Lo peor

    Dura 7-8 horas. La historia es floja y acaba de manera súbita. Es un shooter con pocos tiros…

Más análisis de usuarios