Imagen de perfil de TheJoker95
Análisis de Assassin's Creed La Hermandad
TheJoker95

El Poder de Roma

Cuando Ezio venció a
Rodrigo Borgia, todo parecía haber acabado,
nada más lejos de la realidad,
una extraña aparición mística y un forzoso cambio de planes para los asesinos
modernos dieron lugar a La Hermandad, la segunda entrega de la trilogía de
Ezio.

 

Ahora me olvidaré un poco de todas las polémicas ¿era o no
necesario este juego? que si expansión que si AC 2.5 que si la mayor decepción
de la historia, bla bla bla.

Lo cierto es que, analizando el juego desde el punto de
vista actual (con Revelations ya en el mercado y más que puntuado) fue bastante
revolucionario para la saga y distinto de Assassin’s Creed II. Pues, aún
partiendo de la misma época, protagonista y localización (Italia) el juego nos
sabe dar una historia bastante interesante y una importante inyección de
novedades y mecánicas jugables, además de un multijugador cuanto menos,
curioso.

 

Así, AC La Hermandad nos narra la historia de la segunda
parte de la vida de Ezio, en la que él, abandona el carácter juvenil y decide
reconstruir la orden de los asesinos.

 

Tras un principio
bastante menos relajado que el de ACII,
Monterggioni recibe un ataque de
los Borgia, que deja la villa inhabitable, y obliga a un temperamental Ezio a
ir a Roma, en busca de una nueva venganza personal.

 

Por su parte, la labor de Desmond y compañía no ha hecho más
que empezar, la mencionada visión mística fue mucho más significativa para
ellos y se disponen a visitar todos los templos hasta dar con el fruto en lo
que es un desarrollo esencialmente plataformero. Desmond, por tanto, tendrá
mayor peso en esta historia, y el argumento paralelo de 2012 (aunque escaso)
irá en “crecendo” hasta terminar con un final apoteósico. Pero de nuevo, la
mejor parte del juego está dentro del Animus.

 

Cuando Ezio llega a Roma (desarmado y herido), se encuentra
con una ciudad rota debido a la influencia de los Borgia. Así Ezio comprende
que su labor está de nuevo más allá de su personal deseo de venganza.

 

Por suerte no estamos
solos,
muchos de los personajes de ACII vuelven en La Hermandad, y desde
sus respectivas facciones, nos ayudarán en lo que es la misión principal del
juego, convertirnos en líderes de
una orden fuerte y unida para asestar el golpe definitivo a los Borgia (y a la
trama en Italia, de paso).

Aquí el juego lo hizo bien, y es que La Hermandad creó un
nuevo estilo para la saga AC, en el que la duración y la profundidad del juego
no radica tanto en la historia principal (algo más corta y simple que en ACII) sino en decenas y decenas misiones,
encargos y tramas secundarias. Lo que crea en definitiva una experiencia mucho
más completa y variada. Si en Assassin’s Creed II tras terminar la historia
hablaba de que no había mucho que hacer, en su secuela ocurre todo lo
contrario.

 

Estas misiones
secundarias no se limitan a “estirar el chicle”
, sino que son una de las
grandes razones por las que disfrutamos el juego. Desde el nuevo sistema
económico, que nos permite mejorar la ciudad entera de Roma (que produce
consecuencias económicas, argumentales y jugables), pasando por las nuevas
misiones de Las Máquinas de Leonardo o las Guaridas secretas (mucho más
emocionantes y curradas que en ACII) y terminando por las pequeñas misiones
secundarias, que nos proponen esta vez las distintas facciones. Todas ellas
añaden variedad, calidad y una importante aportación al argumento, es fácil
distraerse de la historia y disfrutar de ellas

 

¿Qué ha pasado con la
historia entonces?
es más corta, simple y directa, pero también más
variada. Depende de con quién estemos trabajando se nos pedirá sigilo, combate,
robos, así iremos cumpliendo con nuestros aliados hasta que decidan unirse a
nuestra causa, aunque también nos dan nuestro espacio para actuar, en general
se acabó aquello de ser un lobo solitario, y gran culpa de esto la tiene otra
de las más importantes mejoras, La Hermandad.

Esta entrará entre las tareas secundarias, mientras
mejoramos Roma, podemos salvar a distintas personas, estas se unirán a nuestra
causa, y a partir de ahí, podemos gestionar a nuestros asesinos, mandarlos a
misiones por toda Europa, armarlos… el componente estratégico engancha, es
entretenido y accesible, pero también afectará en el apartado jugable. Podemos
hacer que nuestros asesinos acaben con un objetivo que le marquemos o que nos
ayuden en una pelea, aunque en un principio serán algo inútiles, se vuelven
increíblemente eficaces conforme suben de nivel.

 

La jugabilidad se
mantiene, pero cuenta con algunas actualizaciones,
la más llamativa de
todas es el sistema de combate, AC La Hermandad aparta del todo la dificultad
en los combates (para desgracia de los más puristas) en pos de conseguir
espectacularidad, y ciertamente lo consigue, una vez dominado el sistema, Ezio
será letal y sencillamente impararable, y encadenará muertes como si de un
freeflow (Batman AA y Batman AC) se tratara.

 

Por último, la ciudad de Roma será el principal lugar en el
que juguemos (aunque también visitamos Nápoles o España) y está recreada con
detalle, además es tan grande que de hecho tenemos la opción de recorrerla
entera a caballo, sin embargo, el juego no se ha optimizado para ello, puesto
que es bastante engorroso.

 

Pero la mejora más
representativa para muchos fue el multijugador,
que realmente cumplió las
expectativas, de una fórmula tan cerrada como la de AC Ubisoft se sacó de la manga
un modo online bastante atractivo y sobre todo, revolucionario, pese a que a la
larga resultaba ser algo limitado y escaso en opciones.

 

El apartado técnico
es algo irregular en La Hermandad,
mientras que por un lado tenemos una
representación de Roma del siglo XVI sin igual, y unas cinemáticas más
conseguidas, por la parte negativa los errores gráficos son aún más frecuentes
y más molestos que en ACII, como los parones instantáneos cuando el juego se
pone a cargar muchas cosas a la vez.

El apartado sonoro vuelve a ser brillante, con una banda
sonora y un doblaje magistrales.

 

VALORACIÓN FINAL: 94

 

Empecemos por una obviedad, AC La Hermandad no es tan mágico
ni tan memorable como lo fue ACII para los fans, además cuenta con muchos
elementos que a priori son negativos, como una misma época, una historia
continuista y un mismo personaje.

A pesar de todo ello, Ubisoft se esforzó por hacer de este
un juego trascendente en la saga ¿Cómo? añadiendo cantidad y calidad en las
misiones, y un montón de novedades (algunas más importantes que otras, como el
desapercibido Entrenamiento Virtual) y mecánicas jugables. Con eso conseguimos
un juego increíblemente generoso en cuanto a contenidos. Entre sus principales
puntos negativos, nos encontramos con una historia (que aunque es más variada)
más corta y menos trascendente. Y un abanico de errores gráficos que pueden
llegar a divertir y desesperar a la vez.

 

Quizás no es mejor que Assassin’s Creed II, pero ofrece más horas de diversión frente a la pantalla

 

Alternativas: El resto de la saga

 

----------

 

Reviews relacionadas

 

Assassin's Creed II

http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/el-inicio-de-una-era-28203

94

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de La Hermandad para PC

    Hablar de Assassin's Creed es hacerlo de una de las mejores sagas de la presente generación. Comenzando con la repetitiva, pero efectiva, jugabilidad de la primera entrega y tras la evolución que supuso la siguiente, Ezio Auditore ha vuelto para dar un paso más allí donde hacía falta. Assassin's Creed La Hermandad es la continuación directa del segundo título y sigue, por tanto, la apasionante historia de nuestro asesino florentino. En esta ocasión viajamos a Roma. ¿El objetivo?, los Borgia y unos cruzados que aún resisten. Nuestra arma, la Hermandad. Hoy traemos la review de la versión PC. Nada nuevo bajo el sol: nombre, desarrollo, personajes y sólo en el aspecto

    Hobby

    96

    Obra maestra

    Lo mejor

    Todo lo que vimos en Assassin’s Creed II, pero mejor, con añadidos muy bien pensados...

    Lo peor

    Empieza a ser importante conocer lo ocurrido en los juegos anteriores para entenderlo todo...

    Ezio pasa review a La Hermandad

    Hablar de Assassin's Creed es hacerlo de una de las mejores sagas de la presente generación. Comenzando con la repetitiva, pero efectiva, jugabilidad de la primera entrega y tras la evolución que supuso la siguiente, Ezio Auditore ha vuelto para dar un paso más allí donde hacía falta. Assassin's Creed La Hermandad es la continuación directa del segundo título y continúa, por tanto, la apasionante historia de nuestro asesino florentino. En esta ocasión viajamos a Roma. El objetivo, los Borgia y unos cruzados que aún resisten. Nuestra arma, la Hermandad. Manteniendo la mecánica de Assassin’s Creed II, La Hermandad perfecciona y aumenta la fluidez de los combates. También eleva la variedad de

    Hobby

    96

    Obra maestra

    Lo mejor

    Todo lo que vimos en Assassin’s Creed II, pero mejor, con añadidos necesarios o innovadores.

    Lo peor

    Siguen presentes algunos errores que nos sacan de la ambientación. Si no te atrae la historia...

Más análisis de usuarios