Imagen de perfil de JorgeMaiden
Análisis de Resident Evil Revelations
JorgeMaiden

Las promesas de Capcom sí que dan miedo

Te prometo que mañana te devolveré el juego.


Es el claro ejemplo de una promesa absurda. Una evidencia más que común en cualquier parte del mundo. Un nuevo concepto de la palabra mañana que puede prolongarse hasta semanas o meses. Pero no nos importa, ¿por qué? porque estamos acostumbrados y expuestos a estas falsas promesas que no se cumple, y las tomamos con humor, claro está.

 

-Hijo, ¡tráeme dos barras de pan y no te comas las puntas!

-¡Prometo que no lo haré!

 

No, amigos, las madres no son ingenuas, obviamente saben que vas a zamparte imperiosamente esa puntita de pan, y una barra entera mientras su textura crujiente y calentita nos encandila con ese aroma tan embriagador. Las madres ya ponen sus medidas para subsanar estos "percances", en este caso, comprar dos barras de pan en lugar de una. Estas madres...

 

Pero dejémonos de zarandanjas y estúpidas analogías y centrémonos en el tema que nos incumbe. ¿Qué pasa cuándo una compañía de videojuegos nos hace una promesa? Antes nos prometían acciones que cumplían; si decían que Mario tendría la gorra roja, ahí estaba dando brincos con su reluciente gorra roja (vaya tontería acabo de decir). Si nos prometían que un incógnito God Of War superaría las barreras de la brutalidad y la atrozidad, lo cumplían, Si prometían un Mario revolucionario que sería el no va más ahí teníamos el Mario Galaxy, sí, cojones, lo cumplían.

 

Ahora... já, ¿qué nos queda? ¿Un aparente Nuke Dukem con un historial de desarrollo realmente impactante y un producto final que resulta ser un bodrio? Un Aliens que... bueno, mejor ni hablar de él. O, lo realmente importante aquí, la vuelta a las raíces que con tanto ahinco han rogado los fans clásicos de Resident Evil.

 

Resident Evil Revelations: Controversia y promesas

No hace falta jurar ni analizar minuciosamente los lanzamientos recientes que representan, ilusoriamente, los survivals para saber que algo no va bien. Una saga que revolucionó un género muy aclamado ha ido abandonando y podando sus raíces para moldearse a las predilecciones de unos jugadores menos exigentes pero más abocados a la acción. Capcom, como toda compañía que se aprecie, tiene como finalidad atraer a un mayor número de jugadores aunque eso suponga quebrar sus inicios y perjudicar a sus fans primigenios. La compañía solo trata de aumentar su productividad y demanda, ciñéndose a las exigencias de un público que anhela campos bastos y atestados de zombis, acabando con ellos como si de un festival de metralla se tratase y, para colmo, que llueva munición infinita. Pues claro, si los jugadores piden, la compañía da y mantiene a esos descerebrados sumisos y contentos. ¿Y qué pasa para los que añoramos el verdado placer del miedo y la angustia? Esa sensación de soledad donde, guiados por la locura y la demencia, ateníamos las órdenes de nuestro cerebro trémulo acompañado por el continuo temblor de nuestras manos, sujetando el mando, y preparado para ser arrojado contra la televisión al mínimo susto. Esos angostos callejones abarrotados de zombis con el único consuelo de una hoja verde y la remota posibilidad de eludirlos y salir intacto. El aprender a racionalizar los suministros cuando, por "olfato" innato, olíamos un boss inminente... Bendita nostalgia, siempre nos quedaras tú y algunas promesas de Capcom como...

 

Resident Evil Revelations

En una época de desforestación "videojueguil", Capcom plantó una esperanza en el territorio de la 3DS. Un juego que prometía revolucionar el catálogo y exprimir el potencial gráfico de la consola. Primero sacó Resident Evil Mercenaris; no sé que fumada se pegaron a la hora de engendras semejante aberración, pero diremos que sirvió de preludio para el juego que nos conscierne. Después de mil anuncios y noticias anodinas junto promesas y palabrería que se quedo en desconcierto total, llegó el juego. ¿Se cumplieron las promesas de Capcom de retomar sus orígenes? Vamos a ver...

 

 

La trama, a priori, puede parecer simple e intrascendente. Dos personajes, uno de ellos Jill Valentine, un clásico de la saga, desaparecen sin rastro alguno en un barco. Pues vaya, pensaréis. Esto solo es la premisa temporal del juego, poco a poco todo se complica y aparecen conspiraciones y enigmas que se irán aglutinando y cobrando sentido a lo largo del juego, no puntualizo más para evitar Spoilers.

 

Los principales protagonistas son Jill Valentine y un tal Parker Lucian surcando los mares en un barco, aparentemente, tranquilo pero acompañado del mal personificado.

Por otro lado, Chris Redfield y Jessica Sherawat buscarán la pista de los dos desaparecidos. Y, además, controlareos en una parte de dos capítulos a dos agentes que colaborarán con Chris para seguir el rastro de su compañera desaparecida. El juego está comprendido por 12 capítulos, se acaba en unas 10 horas en dificultad normal.

 

El principal escenario del juego es el barco, aunque el periplo nos presenta páramos nevados o flash backs dentro de una ciudad al borde de la extinción,

La trama nos mantiene absortos todo su transcurso y es el principal aliciente para no apagar la consola. Cada capítulo termina con una puntuación que valora nuestra actividad y con intriga para nutrir nuestras ganas de seguir jugando. Un puntazo en este aspecto.

 

El que la trama sea completa no compensa otras vertientes que cojean soberbiamente. Los primeros compases del juego mantienen la tensión al completo y una acústica muy tétrica eriza la piel. La primera impresión del juego es una felicitación a Capcom, pero no nos dejemos engañar, sí, el primer enemigo es costoso, el primer capítulo es una retrospección a los inicios de la serie, pero mediante avanza la trama la remisión emerge. Una vez te adaptes al control (algo engorroso sin ese periférico opcional), consigas unas pocas armas y tengas munición y vida para regalar, el juego pierde intensidad y Activision aparece convirtiéndolo todo en un Call Of Duty, hay que joderse... Con lo bien que pintaba al principio... No es de extrañar que pierdan los estribos a partir del capítulo 4, más o menos. Han intentado hibridar dos géneros muy dispares para acontentar a un público aun más amplio y les ha salido el tiro por la culata. Insisto en que no está del todo mal y que hay momento puntuales que crean tensión e incluso nos sobresaltamos súbitamente con algún enemigo repentino, pero es tan remoto y esporádico como predecible. Si a esto le sumamos un elenco de enemigos repetitivo y jefazos con una curva de dificultad desorbitada entre ellos, nos queda un "in game" algo lacrado. Casí Capcom, casí lo consigues...

 

El apartado visual es sublime. Gráficamente está en el auge del catálogo de 3DS. Hay un nivel detallístico impresionante y cumple en todos los aspectos de esta categoría. Expresiones faciales, nitidez, recreación de escenarios, agua hiperralista... Me quito el sombrero en esta vertiente tan lograda. En lo que al sonido respecta, una traducción simplona y poco conseguida en algunos personajes, pero se agradece. El sonido ambiental acompaña en los momentos de tensión al juego, por lo que se merecen otra reverencia.

 

Como alternativa nos queda un modo Online Cooperativo donde enfrentarnos a oleadas de Zombis progresivamente más difíciles recorriendo los ya trillados escenarios del barco. Es una opción a tener en cuenta para pasar el rato, se queda en eso, nada más.

 

En definitiva es un buen intento de mirar al pasado y volver a arraigar en sus inicios, pero que poco a poco va nutriendo la faceta de acción tan característica en los presuntos Survivals actuales. Un juego que destaca por su historia bien contada y por unos gráficos apabullantes acompañados por momentos de auténtico pavor pero muy distantes y predecibles. Es una buena opcción de compra ahora que está por 20 euros y que sirve de bisagra para el futuro Revelations 2 que ESPEREMOS cumpla con más certeza las promesas de Capcom.

 

___________________________________________________________________________________________________________

Esta review se la dedico a mi amigo Regreso_al futurO_29 que, hace un tiempo, me invito a naufragar en su review junto otros compañeros. Un saludo a ti y a todo el personal que nos enfrentamos a los zombis una y otra vez.

 

Un saludo especial a mi amigo Isra, que le dije que haría una review recientemente, toda tuya amigo.

 

Y al maricón de Terminator, un abrazo Jose!

 

Y a todos los que me solían leer habitualmente, Esli, Toni y todo el elenco de personas que se pasen por aquí, un abrazo a todos!

 

75

Bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Resident Evil Revelations HD

    Hay virus que nunca mueren, y uno de ellos es el de la saga Resident Evil, benigno por suerte para los amantes del arte del videojuego. Tras convertirse en uno de los títulos imprescindibles de 3DS, Revelations, la entrega mejor valorada de los últimos tiempos, se adhiere a la recurrente moda de las conversiones en alta definición. Sin llegar al tono de “survival horror” de sus antepasados, el penúltimo retoño de la saga es lo más parecido a la vuelta a los orígenes que los fans exigen desde hace tiempo con arañazos de desesperación, gracias a una ambientación lúgubre. El juego se desarrolla, en su mayor parte, en el Queen Zenobia,

    Hobby

    82

    Muy bueno

    Lo mejor

    La ambientación, con reminiscencias de los primeros Resident. Modo Asalto con cooperativo online.

    Lo peor

    Las novedades respecto a 3DS son bastante exiguas. Las voces están mal implementadas.

    Análisis de Resident Evil Revelations

    En 1996, Capcom marcó un hito con el primer Resident Evil. Nos encerró en una mansión con muchos zombis y pocas balas, y de paso dio nombre a un género: el ‘survival horror’, esos juegos en los que pásabamos tanto miedo como estrés por tener que racioncar cada bala y cada item de vida. Nueve años después volvió a hacer historia con Resident Evil 4, que redirigió la saga hacia la acción más espectacular. Ahora, en 3DS, la compañía nipona quiere rizar el rizo. Resident Evil Revelations une la sensación de claustrofobia de los Resident clásicos con la acción de los modernos. Y es el primer juego compatible con

    Hobby

    92

    Excelente

    Lo mejor

    La capacidad de sorpresa que tiene su variado desarrollo.

    Lo peor

    El control sin botón deslizante: funciona, pero no es tan natural.

Más análisis de usuarios

Resident Evil Revelations