Imagen de perfil de JakeScott
Análisis de Kid Icarus Uprising
JakeScott

El retorno del ángel caído

Veintiseis años después del juego de Nes, y veintiuno desde la secuela de GameBoy, llega por fin un nuevo juego de la saga de culto "Kid Icarus". Los fans hemos sido escuchados, y la espera ha merecido la pena. De la mente del genio Masahiro Sakurai, llega a 3DS Kid Icarus: Uprising. Pero antes, refresquemos la memoria: http://www.youtube.com/watch?v=KSfS9w9_0kg

 

                                    Kid Icarus Uprising 

 

La caja de los abandonados: un lugar oscuro, frío y triste, el lugar a donde van las sagas y los juegos geniales que fueron olvidados y pasaron a convertirse en mitos del pasado. Pero hace nada alguien ha abandonado esa caja. En el E3 de 2006, un joven ángel se asomó en un juego llamado Super Smash Bros Brawl, y dos años después, con aquel tan esperado título en nuestras Wiis, Pit, el héroe de Kid Icarus, volvió a renacer con un aspecto totalmente renovado. Cuatro años después, llega Kid Icarus Uprising, el primer juego de la saga en veinte años. Y lo hace con una fuerza excepcional. Sorry for keep you waiting!, dice un alegre héroe nada mas empezar el juego. Disculpas aceptadas, decimos nosotros.

 

Ascensión al Olimpo

 

Todos aquellos que jugaron al Kid Icarus original en Nes o la secuela de GameBoy, recordarán por qué se hizo célebre esta saga. Exacto, por su dificultad desmedida. Pero también por su ambientación grecomitológica, por su original mezcla de géneros y su sentido del humor. Todas esas señas de identidad están de vuelta, pero de un modo totalmente distinto. Uprising es un juego de acción, un arcade sobre raíles por una parte, y un shooter en tercera persona por otro. En un buen puñado de niveles, tendremos que limpiar el cielo y el infierno de enemigos que salen sin parar, a base de disparos y esquivas. Para hacerlo, nos movemos con el stick, deslizamos el stylus en la táctil para apuntar y disparamos con los gatillos. En las fases de vuelo sobre raíles es sencillo, pues solo nos tenemos que preocupar de fijar a los enemigos y movernos para esquivar proyectiles. Cuando aterrizamos, la cosa cambia, pues tenemos que dirigir no solo el punto de mira, sino también la cámara. Para ello, hay que deslizar dos veces el stylus, eso sin parar de apuntar a enemigos, disparar y esquivar con el stick.

 

Si eso os parece complicado, esperar a probarlo vosotros mismos. Es complicado, no solo por los controles extraños, sino porque el juego no te da un segundo de respiro. Por tener que sujetar la consola con sólo una mano, Nintendo decidió regalar con cada copia del juego una base en la que apoyar la consola, y jugar sentados frente a una mesa. Se agradece el detalle, pero personalmente, me ha parecido innecesario. Y eso que yo lo tenía más crudo, pues soy zurdo. Tenía dos opciones: sustituir el stick por los botones A, B, X e Y, nada recomendable pues no aportan la precisión de un botón deslizante, o colocar ese aparatejo que suelo llamar CPP, y si sigues mis reviews sabrás a lo que me refiero. Jugar con el Botón Deslizante Pro ha sido la salvación para mí a este juego, que de otra forma (la primera) habría resultado injugable. Pero claro, la consola con el CPP pesa casi el doble, así que, en sesiones largas, acabé con la muñeca hecha papilla.

 

Y con este planteamiento, se nos abre un modo aventura de duración aceptable en el que (casi) todas las fases siguen el mismo esquema. Primero, la Diosa de la luz Palutena nos da el don de vuelo, y ella guía nuestro recorrido mientras nosotros nos centramos en esquivar y disparar. Pero Pit es un ángel que no puede volar por sus propios medios, y cuando se pasan cinco minutos, el don de vuelo desaparece y caemos en tierra. Ahí sigue nuestra misión, aunque esta vez, con total libertad de movimiento y exploración. Los niveles son más bien pasilleros, aunque amplios, con varias alturas y algunos recovecos, que nos suelen llevar a cofres donde encontrar tesoros y armas. Cuando ya nos hemos cansado de liquidar monstruos, llegamos a la batalla contra el jefe, que suelen ser… ridículamente fáciles, para ser verdad. Esto choca con el tono general endiabladamente difícil de los niveles normales, aunque es un problema menor. Para algunos, seguro que es una ventaja…

 

Hablando de dificultad, este juego introduce un sistema muy original sobre como regular la dificultad. Antes de cada nivel, aparece un “caldero mágico” en el que apostar corazones (la moneda del juego) según el nivel de intensidad. Cuanto mayor sea, más corazones tendremos que apostar, y más corazones ganaremos como recompensa. Si nos matan, perderemos una porción de los corazones apostados, y la dificultad se reducirá automáticamente. En total, podremos regular la dificultad sobre 9 niveles, que con subdivisiones hacen un total de ¡90!. Alrededor de 2 y 3 es asequible para todo el mundo (menos es ridículo), pero a partir de 4, la dificultad realmente se nota… haciéndose infernal en los últimos niveles. ¿Y cómo cambian las fases según la intensidad? Pues con enemigos mucho más numerosos y resistentes, y más enemigos, y aún más enemigos… es una pesadilla. Un gran acierto del juego son las puertas dentro de las propias fases que llevan a zonas secretas con grandes recompensas, y que solo se pueden abrir si jugamos a un nivel de intensidad determinado. Y sabiendo que hay puertas de nivel 8, que se encuentran en la parte final de la fase, y que con morir una sola vez bajaremos a otro nivel más bajo… imaginad lo que supone esto para los jugones. Kid Icarus Uprising es un juego enormemente exigente, fácil de pasar pero dificilísimo de completar. Probablemente, el juego más hardcore jamás firmado por Nintendo.

 

Pit para toda la vida

 

No sólo por el enorme reto de completar todos los niveles al cien por cien Uprising es apasionante para los jugones. Es que es un juego enorme en todos los sentidos. Por ejemplo, las armas. Hay nuevo categorías, todas diferentes entre sí. Las espadas son perfectas para principiantes, pues combinan con equilibrio disparos y golpes cuerpo a cuerpo. Los orbitales tienen un tiro perfecto, a ráfagas y de largo alcance, pero no te darán la potencia a golpes que haría una maza, por ejemplo. Los báculos son muy buenos a distancia, pero si te gusta el combate más personal, lo mejor es brazal. Es cuestión de tiempo encontrar la que más se adapte a tu estilo, pero hay demasiado por elegir. Conseguirlas todas es prácticamente imposible, pues hay más de cien. Las consigues en tesoros en los niveles, comprándolas, fusionando las que ya tienes en un completo gráfico, por SpotPass e incluso por StreetPass.

 

También merecen mención los dones. Estos poderes los consigues en los niveles, y te dan distintas habilidades como invencibilidad, recuperación de vida, minas, saltos… Pero sólo podrás llevar unos cuantos al nivel, y para ello, tienes que encajarlas en un cuadrante primero. Cada don tiene una forma determinada, tipo Tetris, y tienes que buscar el modo de encajar el máximo posible. ¿Te suena de algo? Si jugaste al modo aventura de Smash Bros Brawl, sin duda lo relacionarás con las pegatinas. En aquel juego, de forma exactamente igual encajábamos las pegatinas en un tablero para que nos dieran habilidades especiales. Pues aquí igual. El único problema es que, debido a la velocidad del desarrollo del juego, probablemente te olvides de los dones, y si los usas sea por error (se lanzan desde la pantalla táctil). Tampoco es que sean vitales para el juego, aunque seguro que si les dedicas un tiempo te serán de utilidad.

 

Los dones no es lo único que nos suena de Smash Bros. Masahiro Sakurai, el responsable de este juego, también lo fue de Brawl, y eso se nota. No solo por la calidad, claro, sino por los más pequeños detalles. Los menús son clavados, el aspecto y los movimientos de Pit son iguales, algunos objetos de Brawl vuelven aquí (la bomba inteligente, esa puñetera http://www.youtube.com/watch?v=-F0lLAA4VSc , la comida tan trabajada gráficamente http://i92.photobucket.com/albums/l34/eliasal87/elias2/SSBBtcnicas9.jpg ). También en el enorme número de extras, cómo trofeos en 3D, galería musical, control totalmente personalizable… y el multijugador.

 

Aunque no sea tan completo como en Brawl, Kid Icarus tiene un multi muy correcto y entretenido, tanto online como local. 6 jugadores en 2 modos de juego (por equipos o todos contra todos), en un juego veloz, intenso y frenético, en el que cuentan tanto la habilidad como la suerte y los ítems. Cómo uno de ellos, exclusivo del multijugador, en el que juntando tres piezas nos dan un arma de un solo tiro superpotente. ¿Casualidad? http://www.smashbros.com/es/items/item14.html

 

Si me has soportado hasta aquí, te habrás dado cuenta de lo gigantesco que es este juego. Tanto en modos de juego, cómo en duración, como en diversión. Pero si hay algo que hace especial a este juego, es su humor. Olvidaos de vivir una aventura profunda y épica tipo Zelda, porque Uprising, cómo lo fue su antecesor de Nes, es un juego satírico y jovial, con momentos que te sacarán más de una sonrisa. Gran parte de ese punto lo ponen los comentarios de los protagonistas y los enemigos, que, literalmente, no se callan en todo el juego. Hablan de la misión, bromean sobre el propio juego, discuten, desvarían y comentan cosas que nunca imaginarías oír en un juego de Nintendo. Todo con un doblaje genial… en inglés. Aquí está el gran PERO del juego. Y es que las conversaciones son tan largas, y se suceden sin parar en medio de la misión, que si no sabes inglés tendrás que leer los subtítulos. Y eso puede ser fatal, una distracción de un solo segundo en un juego cómo este puede costarte muy caro. Y eso si que es frustrante. Una pena, porque los diálogos realmente no tienen desperdicio. Un doblaje a español podría haber estropeado las geniales voces que se oyen en el juego, pero aún así, se echa mucho de menos.

 

Visualmente, Kid Icarus es un logro. Las escenas de vuelo brillan por sus increíbles paisajes y efectos de luz, excepcional, no se parece a nada que hayamos visto en 3DS. Pero lo más digno de elogio es que todo se mueve con una fluidez espectacular. Incluso en el multijugador, apenas sufre de lag. Eso es algo genial, teniendo en cuenta la cantidad de cosas pasando a la vez en la pantalla. La banda sonora también destaca, con algunas partituras realmente buenas. No dudéis en que las oiremos también en el próximo Smash Bros.

 

Por último, hablaré del extra más llamativo del juego: la Realidad Aumentada. Con el juego vienen de regalo un sobrecito con 6 tarjetas de RA, exclusivas para este juego, que te permiten hacer fotos con hasta tres a la vez. Y si pones dos enfrente, lucharán. Cualquier cosa, puedes incluso enfrentar a Pit con una botella. Yo lo hice. Y ganó la botella. https://lh5.googleusercontent.com/-G-RdSHcB0sM/T6w-AvFCuKI/AAAAAAAAADI/… https://lh6.googleusercontent.com/-OZFQMC9Ty78/T6w-MdFZZTE/AAAAAAAAADg/… ¿Se convertirá esto en un nuevo fenómeno, con chavales intercambando los crometes en el patio del colegio? Lo dudo mucho. Pero no deja de ser un extra muy curioso, haciéndose por fin un buen uso de la realidad aumentada de la consola. El juego sería igual de bueno sin él, pero ya que está, se convierte en el broche de oro de un gran título. Un juego innovador, divertido, simpático, gracioso, largo, larguísimo, rejugable, con personalidad. Algo que no se parece a nada que Nintendo haya hecho antes, un soplo de aire fresco al catálogo de 3DS, una bomba que devuelve a Pit a la categoría que se merece en el Olimpo de los videojuegos. Espectacular.

 

• Lo mejor: es un juego gigantescamente largo, completarlo todo al 100% se convierte en un reto gigantesco.

• Lo peor: que no haya venido doblado dificulta mucho seguir la historia si no sabes inglés.

 

• Gráficos: 5/5

• Sonido: 4/5

• Jugabilidad: 4/5

• Duración: 5/5

• Innovación: 4/5

 

Total: 9/10

 

También analizados: 

 

Starfox 64 3D: http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/do-a-barrel-roll-28171   Mario Kart
7: 
http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/3-2mant-n-pulsado-el-bot-n-a-1-go-30733 Ghost Trick: http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/truco-maestro-31555 Super Mario
3D Land:
 http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/new-super-mario-galaxy-32981 Goldeneye 007 (Wii): http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/por-inglaterra-james-33929 Resident Evil Revelations:  http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/la-bsaa-la-fbc-y-el-cpp-35231 Metal Gear 3D: http://www.hobbyconsolas.com/videojuegos/opiniones/panico-nuclear-36567

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Kid Icarus Uprising

    Muchos años después del debut de la saga en NES, Masahiro Sakurai, responsable de juegos como Smash Bros y Kirby, ha recuperado a Pit para la causa consolera, y lo ha hecho por todo lo alto. La mitología cuenta que hubo un mortal, Ícaro, que osó intentar alcanzar el sol con las alas que su padre le había fabricado. Sin embargo, la cera que unía las plumas se le derritió en el intento y dio con sus huesos en el abismo marino. Pit, el protagonista de Kid Icarus Uprising, también tiene apéndices voladores, pero su cabeza está mejor amueblada. Como buen ángel que es, sólo usa las alas para servir

    Hobby

    90

    Excelente

    Lo mejor

    El control es preciso e intuitivo. Los diálogos destilan humor y simpatía.

    Lo peor

    Las voces están en inglés. El multijugador tiene solo dos modos y precisa una tarjeta por usuario.

Más análisis de usuarios