Imagen de perfil de Tercio2002
Análisis de SimCity
Tercio2002

Sombrero de copa y bastón: eres el alcalde.

 

SimCity es una de las franquicias más queridas del mundo jugón. Comenzó en nuestras SNES para convertirse en una imprescindible de ésta y el resto del recorrido lo hizo en PC con SimCity 2000, SimCity 3000, SimCity 4 y el último (bastante malo y no considerado un SimCity de verdad) el SimCity Societies. Ahora vuelve con más hype que nunca en un reboot (tan de moda últimamente como con Tomb Raider y DMC) que pretende saciar a los alcaldes que nos hemos quedado jugando a SimCity 4 durante una década. ¿Está a la altura?

 

POLÉMICA

 

SimCity tuvo un lanzamiento bastante estripitoso gracias a la cutre-decisión de EA de implementar un DRM online que nos obliga a estar conectados. Las 2 primeras semanas fueron infernales por el constante colapso de servidores y muchos jugadores tuvieron que esperar días para poder jugar. Parece que no se aprendió la lección como cuando pasó con Diablo 3... De todas formas, 3 semanas después el juego va de lujo. Hay más servidores y Maxis saca parches cada 2-3 días para machacar bugs y mejorar el rendimiento del juego. Ahora que es jugable, buceemos en el arte de manejar ciudades.

 

GRADUADO EN OBRAS PÚBLICAS

 

SimCity es un simulador de construcción de ciudades que nos permite crear una urbe desde cero siendo un pequeño pueblo hasta convertirlo en una metrópolis especializada en lo que quieras. Tenemos que equilibrar de forma sabia las zonas residenciales, comerciales e industriales para tener una ciudad exitosa y llevar a cabo un buen plan de trazado de carreteras para crear el menos tráfico posible. Las zonas residenciales nos dan viviendas (pagadores de impuestos), las zonas comerciales dan trabajo a la gente y son zonas que aumentarán la felicidad de la zona y por último las industriales aparte también de dar trabajo, proporcionan productos para abastecer a las zonas comerciales donde nuestros pequeños sims gastarán su dinero. Como veis, es un ciclo que necesita equilibrio. Sin la proporción adecuada y con mala planificación cerrarán tiendas, fábricas tendrán stock y nuestros habitantes vivirán infelices y eventualmente marcharán de la ciudad llevando sus impuestos con ellos.

 

Todo esto así explicado puede parecer aburrido pero engaña de primeras. Es un sistema tan rico y divertido que perderás HORAS (llevo 50 D:) creando urbes. A todo esto hay que añadirle que poco a poco tendremos que planificar el espacio también. Llegará un momento en que tendrás que aumentar la densidad de los edificios para seguir teniendo más habitantes y lugares de trabajo en el menor espacio posible mejorando la anchura de las carreteras. Pasaremos de tener casitas campestres a enormes rascacielos dignos de Nueva York.También entra a jugar el factor de riqueza de los habitantes ya que tendremos 3 clases: clase baja, media y alta cada uno con sus necesidades que habrá que proporcionarles como seguridad (policía, bomberos), salud (hospitales, reducción de polución, tratamiento de residuos) y sin olvidar los básicos como agua y electricidad. Cada una de estas necesidades se pueden tratar de muchas formas ya que el juego te da la libertad de escoger entre muchas opciones. Por ejemplo en cuanto a la electricidad podemos usar parques eólicos que no contaminan pero generan poca energía o usar plantas de carbón que contaminan pero generan mucha energía. Incluso podemos colocar centrales nucleares que no polucionan y generan GRANDES cantidades de energía... a coste de que pueda ocurrir algún incidente :P

 

Todo este trabajo es complejo. Lo más seguro es que los alcaldes noveles que no hayan jugado a SimCity anteriormente fracasarán en sus primeras ciudades pero te dará igual porque el juego es pura droga y no pararás hasta aprender. Añado que el juego también ofrece un apartado gráfico asombroso con grandes efectos de luces y los Sims y coches en 3D caminando por las calles con mucho detalle. Puedes inclinar la cámara a ras del suelo y observar como tu comunidad virtual hace su vida diaria. Cada sim en el juego tiene su propia vivienda y lugar de trabajo así que si te pones a seguir uno verás como va para casa y gana el pan de cada día en su oficina. Se nota que hay mucho detalle y mimo puesto aquí. La música es el único apartado que flojea un poco. Es funcional y cumple su objetivo, ofrecer un toque de distracción y relax pero no son canciones que recordarás.

 

FAVORES ENTRE COLEGAS

 

Lo que más se publicita del juego es su componente online para jugar con otros alcaldes en la misma región virtual (aunque se puede jugar sólo y ocupar toda la región por ti mismo pero tienes que seguir conectado). Podemos intercambiar recursos y enviar ayudas en forma de coches patrulla o camiones de bomberos si nuestro colega tiene problemas. Incluso nuestros habitantes pueden conmutar entre ciudades. Si se da el caso de que tu amigo tiene 100 puestos de trabajo de clase baja sin cubrir pues, para echarle una mano, podemos hacer una zona residencial de ese tipo y, gracias a buses o trenes, podemos enviarlos a trabajar a esa ciudad. En este apartado es donde brillan las especializaciones.

 

Cada ciudad se puede especializar en un apartado que la hará distinta a las demás ciudades de la región. Una puede ser una magnate del petróleo, extrayendo oro negro y vendiéndolo al mercado. Otra ciudad puede ser completamente turística y sacar dinero de visitantes que vienen a ver tus monumentos y museos u otra puede albergar las mayores fábricas de ordenadores y consumo electrónico y más posibilidades. Entre todas las ciudades de la región se puede colaborar para conseguir que, lo que te falte a tu ciudad turista te lo proporcione la ciudad minera de al lado. De esta manera el juego se hace muy dinámico versátil ya que muchas necesidades pueden ser saciadas indirectamente por tus vecinos (o también problemas como por ejemplo que toda la polución de la ciudad industrial vecina te llega a través del viento a tu ciudad ecológica!). También está la opción de realizar proyectos regionales que son macro edificios construidos en la región que necesitan la cooperación de todas las ciudades para realizar y, una vez hecho, se benefician todos como una estación espacial, un aeropuerto internacional o un gigantesco panel solar que os asegurará tener energía infinitamente.

 

También hacen acto de aparición los desastres que primero tendrás que desbloquear realizando ciertos actos en el juego. Podemos convocar terremotos, huracanes, una invasión alienígena, una epidemia de zombis y llamar a Bows... digo a un dinosaurio escupe-fuegos. El único inconveniente de los desastres es que a pesar de ser divertidos, apenas los usarás (o nunca) ya que las partidas son guardadas en el servidor y no puedes volver a una partida vieja. Así que despídete de crear una gran ciudad y verla invadida de zombis sólo por curiosidad ya que perderás mucho progreso.

 

EXTRAS

 

Para ponerle el broche final al juego, tiene logros, un modo de desafíos con el que compites en distintos objetivos contra otros jugadores y un ranking de los mejores jugadores en distintas categorías. También dispone el juego de DLCs que transforman tu ciudad en un estilo europeo como Londres, París o Berlín. En mi opinión, son muy caros para lo que ofrecen (10€!!) pero el que quiera desembolsar, tiene la opción ahí (y prometen más DLCs).

 

Otro punto negativo del juego es la cantidad increíble de bugs que tiene. Pero muchos. Afortunadamente este párrafo del análises quedará obsoleto pronto ya que Maxis saca parches a fuego corrijiendo todo lo que va mal.

 

En definitiva, puro "crack" videojueguil con gameplay profundo y sesudo pero altamente gratificante y satisfactorio acompañado de gráficos de aúpa. Todo un plus.

 

 

DESGLOSE

 

Gráficos 9

Sonido 6

Jugabilidad 9

Duración 9

 

TOTAL: 93

 

 



Leer más:  Sushi de Cyborgs |  (Metal Gear Rising: Revengeance)

93

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de SimCity para PC

    Más revuelo incluso que las altas expectativas generadas durante estos años, SimCity ha levantado su polémico sistema de antipiratería. Nadie es ajeno ya a la sonrojante metedura de pata por parte de EA y Maxis al obligarnos a estar permanentemente conectados a internet. Y no sólo eso, la primera semana de vida de este gigante ha hecho que muchos usuarios no pudieran jugar, al verse los pocos servidores puestos a su disposición totalmente desbordados. Lo podríamos entender si estuviéramos hablando de un juego online masivo, pero nada más lejos de la realidad. Aunque queramos echar una inofensiva partida sin compartir nada con nadie y preocuparnos solo de nuestra ciudad, tendremos que seguir

    Hobby

    86

    Muy bueno

    Lo mejor

    Construcciones más realistas, especialización de las ciudades, el lado sostenible y su motor gráfico

    Lo peor

    La obligación de estar siempre conectado a internet, algunas partes de los escenarios desaparecen

Más análisis de usuarios

SimCity

86

Hobby

93

Comunidad

Plataformas: PC

Fecha de lanzamiento: