Imagen de perfil de kayugh
Análisis de Bravely Default Where the Fairy Flies
kayugh

Square's Redemption

 ¿Qué tal si nos damos una vuelta por los años noventa? Buscar las raíces
del éxito, reencontrarse con uno mismo, con aquello que se sabía hacer bien y
que se sabe que a aun a día de hoy, gusta a su público. Y que Marty McFly nos asista si no sale bien
esta apuesta tan arriesgada como conservadora del pasado en el presente,
desarrollada por Silicon Studios y llevada a buen puerto por Square
Enix
.

 

Bravely Default parece surgir como contestación de las miles y
crecientes críticas hacia Square Enix.
Que si los Final Fantasy antes
molaban más, que si lo de ahora es todo pura basura, que si existe un pedestal
en el olimpo de los jrpg para el 7, el 8, el etc., blablabla…

 

Pues hala va, cogen y nos meten entre pecho y espalda este exclusivo para 3DS,
con un regustillo a jrpg clásico que no veas.

 

Bravely Default no necesita de gráficos realistas ni detallistas
para funcionar, es más, el estilo de los personajes es “deformed”,  con su puntito de
nostalgia. Los escenarios también huyen de ese realismo extremo, y se componen
de unas acuarelas dignas de aparecer en cualquier museo de arte. Si además le
sumamos el efecto 3D conseguimos una
profundidad que eleva exponencialmente el estilo preciosista de los escenarios.
De verdad, os digo que vale la pena poner el efecto 3D. Contemplareis embobados más de un paisaje gracias a la
vista panorámica que nos brindan cuando dejamos al personaje quieto. La
composición musical
no se queda atrás y suena a una muy alta calidad. Pero
quizás se abusa de ciertos temas y puede parecer algo cortita, aunque en
realidad cuenta con más de 40 composiciones. Buenos temas de batalla y otros
tantos que entonan notas melancólicas haciéndose valer del juego en su conjunto
y de la empatía para lograr esa chispita en nuestro interior.

 

La caracterización de personajes y localización está muy trabajada y
conseguida con unas voces y acentos muy pronunciados –recomiendo usar unos
buenos cascos, algunas voces y momentos bien lo valen-, y durante las 73 horas que duró mi viaje, sin dejarme
ni una secundaria por hacer ni puerto por visitar, no me he llegado a cansar de
ninguno de ellos. Además contamos con un elenco de secundarios de lujo, algunos
más que otros, siendo unos cuantos una parte importante de la trama. También
aparecen unas ‘skits’ al más puro
estilo ‘Tales of’ que nos ayudaran a
conocer más a nuestros personajes y sus manías.

 

¿Y qué hay de la historia? Sabemos que se basa en los tópicos y típicos
cristales que son guardianes de la oscuridad, los pilares del mundo, y cosas
similares, argumento quizás demasiado trillado por el rol oriental.

 

¡Pero no! la gente de Silicon Studios le ha dado otra
vuelta de tuerca al tema y nos presenta una historia de fe, de creencias, de
traiciones y lealtades, de no saber hasta qué punto la verdad es verdad, con algunos
personajes más elaborados que otros y con un ritmo que fluye grácilmente hasta cierto
capítulo. Porque aquí está el mayor error de este juego. Hay un bajón de ritmo
importante y que podría hacer abandonar la partida a muchos jugadores. Capítulos
que deberían llevar por título WTF!, que
se vuelven tediosos y en los que la trama avanza a cuentagotas, con una
dificultad de algunos jefes secundarios que se sale de cualquier parámetro
razonable, con un desarrollo de personajes que parece estancarse y en los que
en definitiva, muchos necesitaran de su fuerza de voluntad para seguir con la
historia o notaran un descenso grande en su interés en ella. Y lo entiendo
perfectamente, a mí también me costó un poco continuar mi partida. Con el final boss del juego todo cobra sentido…
pero amigos míos, primero hay que llegar hasta él, ¿no? Lo siento por todos
aquellos que se cansen y no lleguen.

 

Buena historia, altibajos en el ritmo, banda sonora genial, grandes
personajes y escenarios muy bonitos. Todo eso está de p.m. (puntos mágicos xD), pero el juego… ¿no será aburrido, verdad?
Con que un solo elemento falle, se cae todo el castillo de naipes.

Las mecánicas de combate de Bravely
Default son fáciles de entender y manejar, y a la vez profundísimas. Los
combates, como todo jrpg clásico son
por turnos. La novedad reside en que podremos usar el ‘default’ (guardia, reduciéndo daño recibido) y acumular un turno en
nuestro casillero. Hasta tres veces podremos darle a ‘default’, para luego usar hasta cuatro veces a ‘brave’, y utilizar los 4 comandos que
queramos por personaje. Esto tiene ventajas y desventajas, y dominar los
tiempos de combate es lo que te llevará al éxito en las peleas, ya que puedes
darle al ‘brave’ sin acumular turnos
con ‘default’, pero quedándote a
merced del enemigo y desprotegido durante unos cuantos turnos si éste sobrevive.
Y no es un juego fácil, yo no soy ningún experto pero tampoco ningún manco y
conmigo han acabado unas cuantas veces. Tiene su miga, y más cuando hay unos 24
trabajos por masterizar tan diferenciados entre sí, con habilidades tan
distintas y que nos darán unas ventajas y desventajas siempre distintas a las
de otros trabajos. Además podremos elegir las habilidades de un trabajo que no
tengamos como principal y poderlas utilizar como habilidades secundarias, y
luego otorgar habilidades de apoyo a cada guerrero. Pongo en duda que exista
una combinación absoluta, una que sea mejor indiscutiblemente que cualquier
otra, hay miles de ellas y todas válidas.

 

Por tanto, me atrevo a decir que el conjunto del juego en sí es redondo, ya
que además este juego hace un buen uso del streetpass,
podemos enlazar las habilidades de nuestros amigos con las nuestras, invocarles
para que nos echen una mano durante el combate, con lo que unido al efecto 3D se hace un buen uso de las
capacidades de la portátil de Nintendo.

 

 

Nota 4/5  -->  90

 

Mola: El sabor tradicional y la nostalgia, los paisajes
con efecto 3D, Edea, la banda sonora, el argumento, la profundidad de los
trabajos y los combates, la dificultad, la duración, algunos personajes
secundarios, el jefe final.

No mola: El bajón de ritmo en ciertos capítulos, el abuso
de algunas canciones, la dificultad desproporcionada de un par de jefes
secundarios del último capítulo que ni con nivel 99 estarás a salvo de que te
liquiden en un solo turno.

 

Mis otras reviews:

Monster
Hunter 3 Ultimate
/ Ni
No Kuni: La Ira de la Bruja Blanca
/ Xenoblade
Chronicles
/ Trine
/ Battlefield
3

Visítanos en:

Página
de Facebook Nexo Gamer
y Nuestra
Ultima Entrada del Blog

 

 

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Bravely Default

    Gran parte del atractivo de Bravely Default reside en sus ecos de jugabilidad clásica pero que trata de reinterpretar algo tan conocido como es Final Fantasy. El sistema de combate se basa en batallas en las que elegimos a nuestro enemigo, el golpe que vamos a darle y en qué orden antes de realizar el ataque. Para subir de nivel, el juego usa un sistema de trabajo similar al de Final Fantasy V que comienza en “aprendiz” y evoluciona a través de la práctica y las mejoras. El estilo visual también nos devuelve a la vieja escuela de RPGs, y todos los personajes siguen ese estilo “deformado” característico

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    Su complejo y generoso sistema de combate por turnos, sus personajes, la variedad de trabajos.

    Lo peor

    Hace falta emplear tiempo en entenderlo, quizá es un poco difícil al principio.

Más análisis de usuarios

Bravely Default Where the Fairy Flies