Imagen de perfil de DanteXX
Análisis de The Elder Scrolls V Skyrim
DanteXX

Un sueño hecho realidad

¿Sabes qué?. Sobre finales del año pasado empecé a tener un sueño. Un sueño en un principio un poco desorbitado, pero poco a poco iba cobrando afán por él.

 

Bueno tío. Yo he tenido muchos sueños parecidos. Me acuerdo una vez que soñé con una tía que estaba de bue....

 

Espera, sé a que te refieres con esos sueños. Pero no, lo que te voy a contar es algo extraño y a la vez hermoso, es algo difuso, algo que no acaba de cuajar en muchas perasonas pero que, gratificántemente, se convirtió en una realidad para mí...

 

¡Joder Dante!. Vale que ya lleves siete cervezas, pero esto ya es demasiado. Aunque, si te soy sincero, me has dejado intrigado. ¿Qué tal si me cuentas un poco de que iba ese sueño?

 

Faltaría menos amigo. Todo empezó una extraña pero fría tarde de diciembre. Yo estaba tumbado en mi cama, tapadito con mucho frío, y de repente me dormí y aquí empezó todo.

 

Lo primero que recuerdo es verme atado en un carro con unos cuatro desconocidos más que hablaban sobre un tema extraño, sobre el asesinato de un tal Jarl, asesinato que un mismo forastero que me acompañaba en ese mísero carro. En un principio no tomaba mucha atención a sus conversaciones, pues estaba impresionado por ese extraño lugar. Era un lugar frío y ameno, habitado pero desértico, claro y a la vez oscuro. ¿No será esto Russia, verdad?. Mis pensamientos no iban más lejos de intentar descubrir la ubicación en la cual me encontraba. Mientras mi mente se consumía por mis pensamientos, analicé más detalladamente aquel extraño vehículo, después de pasear diariamente con mi Ford se me hacía insólito ir encima de una carretilla. Observando, vi que un extraño hombre cabalgaba a un caballo que nos llevaba a todos nosotros, pero, ¿qué hacíamos ahí?. No fue mucho después de preguntarme eso cuando me di cuenta de un "insignificante" detalle...¡Estaba atado!. ¡Eso es!. Era un prisionero, y los otros compañeros también lo eran. Aunque las cosas estubieran más clara, aún se me planteaban más duda...¿Que he hecho yo para ir a la cárcel?.

 

¡Joder Dante!. Definitivamente, puedes escribir una novela. ¡No me mantenía más distraído desde que mi madre me hipnotizaba con los teletubis!. Sigue, sigue...

 

Esto no ha hecho más que empezar colega.

 

Mientras seguía admirando las totalidad de aquel fantástico lugar, tan real como nuestras excursiones por el monte, empecé a ver animales comunes de nuestros país como Zorros, perros, águilas... Cada vez estaba más y más convencido de que estaba en alguna parte de este mundo llamado La Tierra. Los extraños hombres empezaron a relacionarse conmigo. Yo intenté dialogar con ellos con un poco de verguenza hasta que cogí bastante confianza y me atreví a preguntarles dónde estabamos. Lo primero que me contestarón fué: Camino a una aldea. Lo siento, pero no recuerdo bien el nombre... Al final, acabaron tomándome por un bufón diciendo que era el nórdico más gracioso de Skryim. Gracias a ese ¿cumplido? deducí que me encontraba en un lugar llamado Skyrim. ¿Estaría esto por Europa o por America?. Ya sabes tío, la geografía nunca ha sido lo mío. Lo que me dejó un poco estrañado fue lo de nórdico. Me sonaba de algunos libros. Al final lo comprendí todo, junto a lo mencionado anteriormente de un Jarl, lo comprendí, me encontraba en alguna zona del norte. Pero, ¿dónde estaban los coches, las motos y los ruidos molestos de nuestra mierda de civilización?.

 

Mmmm... Tío, deduzco que tu sueño está fabricado por tus más gratos sueños y tus esperanzas. ¿Puedes describirme otra vez ese lugar llamado Skyrim?

 

Sí claro, te describiré lo que recuerdo. En un principio parecía estar dentro de un videojuego. Pero el paisaje era tan artístico, tan precioso, tan detallado y tal original que sólo Dios podría haber originado aquella perfección de lugar. ¡Estaba deseando llevaros a ti y a mi familia a ese lugar!.

 

Ya empezamos con tus tonterías religiosas... Venga, sigue describiendo el sueño anda...

 

Ya vería el final del destino. Una aldea sin edificios, ni coches ni nada de la revolución indrustrial. ¡Era todo medieval!. Ya lo comprendí, de alguna extraña forma estaba en la edad media. El carruaje se paró y mientras interrogaban uno a uno, pude ver en un reflejo mi rostro. Tenía el pelo largo y rubio, los ojos marrones y me sobresalía una enorme tocha, ¡que feo que era!. Al ver más detalladamente mi cuerpo me fije en mis brazos y mi pecho... ¡que ciclado que estaba!. Ya sabes que yo me machaco en el gimnasio, pero eso era algo exagerado y diferente. Al bajar me preguntaron sobre mi identidad, yo dije que era español. No sé si ignoraban este país o simplemente me cogieron, ¡pero la hostia que me dieron juré devolvérsela!. Así, que recordando mi anterior conversación mentí diciendo que era un nórdico. Y se lo creyó.

 

Espera, espera, espera... ¿Un rubiales fortachón?. ¿Seguro que no estarías soñando conmigo, no?. ¡El valiente Pedro recorriendo las extensas tierras de Skyrim!. ¿No me digas que no queda bien?

 

¡Tú tan bromista como siempre Pedrito!

 

Bueno, deja que continúe. Al bajar del carro y ya tener claro mi nuevo aspecto y localidad, me obligaron a hacer cola. ¿Sería para ir uno a uno a sus respectivos calabozos?. Lo primero que pensé fue el hacer una huida rápida, pero antes de que puediera actuar, ya se me adelanto un compañero. La represión fue clara y directa: un flechazo en toda la cabeza. Visto eso, me replanteé la idea de huir. Llamaron a uno de los prisioneros y un tío con una hacha dos veces él le partió el cuello en dos. ¿Será ese mi destino?. Si así lo es, esperaba despertar de una vez por todas de ese extraño sueño. Mis plegarias fueron escuchadas, ¡yo era el siguiente!. Me sentaron en el mismo lugar donde mi único amigo de ese lugar había sido aniquilado. Al sentarme un grito lejano oí. Todos lo ignoramos. Cuando ya el hacha había recorrido toda la trayectoria antes de dejarse caer y acabar con esa pesadilla, apareció un dragón.

 

¡¿Un dragón?!. ¿No sería un águila verdad?. Ya sabes que los animales nunca han sido lo tuyo.

 

No Pedro, no miento era un dragón. Yo también dude al verlo, pero, ¿qué animal escupe fuego?. El pánico se presento ante toda la zona. Unos corrían sin rumbo, otros sacaban nerviosamente sus armas para intentar perforar a dicho animal.

 

¿Qué hicierte tú?

 

¿Yo?. Lo mismo que hubieras hecho tú.

 

¿Matar al dragón?

 

¡Ya apereció el héroe!. Pues, mis impulsos, sinceramente, me tentaban a enfrentarme a esa cosa, pero, al final decidí buscar un escondite y huir de aquel ya inexistente lugar. Algo me decía, que tarde o temprano, me acabaría enfrentando a esa cosa. Tuve que elgir entre dos caminos, los llamados capas de la tormenta, donde se encontraba mi acompañante prisionero que mato a no sé que Jarl, o con los que intentaron cortarme la cabeza.

 

¿Te fuiste con los capas no?. Yo hubiera matado a esos hijos de puta que intanteron matarte.

 

Lo más normal sería haberme ido con ellos e intentar acabar con los otros. ¡Pero no!. Mi instinto primitivo me lanzo por el camino del miedo y decidí inclinarme ante el poder y el dinero que mis supuestos asesinos parecían tener. Una vez entramos en un refugio, se me presento dicho personaje diciendo que era miembro de la corteza y me quitó el yugo de las manos. Me convenció para coger un arma y un par de dinero y pociones. ¿Pociones?. Por lo que tenía entendido de mis largos viajes por los libros antiguos, las pociones regeneraban o vida o magia. Así que ya tenía remedio por si sufría algún daño. De camino a la salida me encontré con un par de capas de la tormenta. Yo ignoraba el atacarles, pero ellos me obligaron a hacerlo lánzandome flechas desde distancia. Con mi nueva espada no tardé mucho en aniquilarles, pero me resultaba extraño aquel hábil manejo con un arma que en mi vida había empuñado. Ahora ya era oficial, era mi decisión: los capas de la tormenta eran enemigos. Una ve conseguí salir de aquel deshonesto lugar. MI nuevo amigo me convenció de que fuera a hablar con su tío, un gran herrero según me dijo....

 

¡Joder!. ¡Pedazo de historia Dante!. ¡Vamos, yo invito a las cervezas!

 

De eso nada, yo las pago tío.

 

¡No, no y no!. Tu has estado 2 horas contando una historia, lo mínimo que puedo hacer es invitar yo.

 

Bueno, si insistes... ¡Gracias!. Pero la semana que viene me toca a mí.

 

¡Claro que sí Dante!. ¿Bueno, de camino a casa te animas a acabar de contarme tu sueño?

 

Uff... Contaré hasta donde lleguemos, pues para contartelo todo necesitaríamos una semana entera.

 

Al dejarme ya libre por las frías tierras de Skyrim repasé todo lo sucedido: Era un nórdico guerrero de Skyrim al que intentarón matar por una extraña razón e involuntariamente ha jurado lealtad a... como era... ¡A SÍ! a la legión. Antes de ver en el mapa dónde me había marcado la casa del herrero, decidí subir a una montaña para poder contamplar todo el horizonete, y así lo hice. De camino al pico de una cercana montaña, me encontré con una batalla entre unos valientes hombres y un gigante. Mira el gigante a la cara por lo que casi me rompo el cuello, y al verle el rostro, deducí que él era el malo. Al sacar la espada, el gigante cayó delante de mis narices. Me acerque a aquellos fornidos guerreros y les pregunte quién eran y si me podía unir a ellos (piensa que necesitaba aliados en mi nuevo lugar). Ellos no decidían si podía alistarme o no, así que me recomendaron el ir a Carrera Blanca a habler con el jefe de Los compañeros.

 

Seguido de dicho suceso, continué mi camino a lo alto de la aventura. En mitad de el camino me encontré a un hombre que me convenció de que le comprara algo con el poco oro que había conseguido en la torre que intentó destruir aquel dragón. Así que por lo visto, tenía suficiente para un trozo de pan. Me vendría bien después del hambriento día. Se lo compré y de pronto mencionó si por casualidad iba a un lugar llamado Laberintia. Le negué la pregunta y nos despedimos. ¡Eso era increíble!. En menos de diez minutos ya tenía 3 encargos pendientes y los muchos que me quedarían por hacer. No tardé más de cinco minutos en coronar la cima y poder ver la espectacular vista que todavía tengo en la mente. ¡Ojala pudieras verlo Pedro!. Era precioso... Se veía desde el mar, hasta unas elevadas montañas. Desde grandes ciudades hasta diminutas aldeas. Desde el cielo nublado, hasta la claridad del sol... ¡TODO!. Era precioso, nunca había visto nada igual en ningun sueño.

 

Bueno Dante, que sepas que ha sido una noche increíble, me lo he pasado muy bien con tu aventura. Espero que la semana que viene acabes de contármela.

 

¡Faltaría más amigo!. Aún quedan muchísimas horas más de contar, pero ya sabes, no tengo todo el tiempo del mundo. Nos veremos el próximo viernes, Pedro. Un abrazo y buenas noches.

 

Igualmente Dante. ¡Buenas noches!

 

 

 

 

_________________________________________________________________________

Espero que os haya gustado. No es exactamente una review, es concretamente lo que yo sentí al jugar al Skyrim por primera vez. Las sensaciones que le cuento a Pedro son 100% reales. Lo he extendido un poco, sí, pero no se puede contar un 1% de este juego en menos, he intentado resumir lo máximo. Si no os ha gustado comentarlo, pero sineramente, me lo he currado mucho y espero que el esfuerzo os haya gustado. 


Antes de acabar quería comentar que este sueño existe... y se llama Skyrim... Si no habéis compartido mis experiencias, por favor, ¡hacerlo ya!


¡Saludos!


PD: Esta review está inspirada en Montana. ;)

0

Malo

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Skyrim Dragonborn

    Cuando llega una expansión a The Elder Scrolls: Skyrim, es una expansión seria. Las dos anteriores tenían más de una pega (Hearthfire era algo simplote y Dawnguard era una sopa de bugs) pero ambas ofrecieron muchas horas de juego y experiencias diferentes a lo que estábamos acostumbrados a vivir en Tamriel. El tercer DLC llega hoy (día 4 de diciembre de 2012) y se llama Dragonborn. Sigue el mismo camino que sus precursores: 800 megas cargados de nuevos entornos, enemigos y habilidades. Ya os adelantamos que no es tan innovador como los descargables anteriores, pero sí nos ha parecido más sólido. Durante las seis horas (aproximadamente) que dura la aventura principal, vamos

    Hobby

    79

    Bueno

    Lo mejor

    Los retos de Apocrypha. Conocemos muchos enemigos y habilidades nuevos.

    Lo peor

    1600 Microsoft Points son 1600 Microsoft Points... El control del vuelo con los dragones es confuso.

    Análisis de Skyrim Hearthfire

    Hacía tiempo que se venía hablando de esta expansión por los foros, hasta que, hace unos días, Bethesda anunció oficialmente los detalles de Hearthfire. Éste es el segundo DLC para Skyrim... al menos en Xbox 360. Nos parece tremendo que los usuarios de PlayStation 3 ni siquiera tengan garantizada aún la llegada de Dawnguard, pero en fin... Un pedacito de Tamriel Como ya sabréis a estas alturas, Hearthfire no nos propone vibrantes aventuras ni transformaciones monstruosas. Los 400 Microsoft Points que invertimos en esta descarga nos sirven, en su lugar, para obtener la posibilidad de construir nuestra propia casa. Una vez tenemos el contenido en nuestro disco duro, hay tres regiones donde podemos

    Hobby

    63

    Aceptable

    Lo mejor

    Al principio, la ilusión de construir nuestro "cuartel general" consigue atraparnos.

    Lo peor

    Demasiados requisitos para cada pequeña etapa. A veces no sabemos cual es el siguiente paso.

    Análisis de Skyrim: Dawnguard

    ACTUALIZADO 3-8-2012: Después de que se resolvieran los bugs de Dawnguard que provocaban múltiples irregularidades, la versión de Xbox 360 ya funciona normalmente. La versión de PC acaba de llegar a Steam, a un precio de 19,99 euros. Respecto a la versión PS3, Bethesda ha dicho que tendrá que esperar hasta que la hayan pulido lo suficiente. Por lo visto, no están satisfechos con su rendimiento en esta plataforma y, seguramente, no querrán arriesgarse a enfurecer de nuevo a los jugadores con una expansión inestable. La pregunta es, ¿cuánto tardará en llegar a la consola de Sony? Skyrim recibe su primer contenido descargable. Por 1600 Microsoft Points (19,99 euros), el pack Dawnguard incorpora algunas mejoras para el juego general,

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    Los nuevos poderes y el vampirismo en general. Estupenda calidad-precio. Serana.

    Lo peor

    Algunas misiones están "de relleno". Esos insistentes bugs...

Más análisis de usuarios

The Elder Scrolls V Skyrim

76

Hobby

91

Comunidad

Plataformas: Nintendo Switch , PC , PS3 , Xbox 360

Fecha de lanzamiento: