Imagen de perfil de Montana
Análisis de Braid
Montana

Tiempo, sueño y responsabilidad

El tiempo y sus consecuencias. Responsabilidad. Nosotros.

 

No podemos cambiar el pasado. Lo hecho, hecho está. No
podemos volver atrás. Somos responsables de nuestras decisiones. Somos
responsables de nuestros actos. ¿Quién de ustedes no ha querido volver atrás y
cambiar el pasado en un momento determinado? ¿Cuántos sois los que nunca os
habéis arrepentido de una decisión tomada en cierto instante? ¿Cuántas
discusiones habríais querido evitar? ¿Cuántas son las palabras de las que os
habéis retractado o disculpado? ¿Cuántas lágrimas derramadas os hubiese gustado
borrar de vuestra memoria?

 

Todos somos responsables de nuestros actos, y no podemos
cambiar el pasado.

 

Los sueños, el tiempo y el destino. El joven Tim.

 

El joven Tim es un adolescente neoyorkino. Una persona
cualquiera, como tú y como yo, sin espada y sin poderes mágicos. Sin látigo y
sin sombrero. Sin un rifle de precisión y sin una cortadora de plasma. Sin
batarangs y sin  bandana. Una persona con
inquietudes. Una persona con sueños. Con muchos sueños y con imaginación. Con bastante imaginación.

 

La epopeya de Tim empieza con un sueño y con una ilusión. La
ilusión del amor eterno del que hablan las poesías y el sueño de poder enmendar
sus errores pasados. ¿Podrá nuestro héroe escapar a su destino y encontrar la felicidad
que tanto anhela? Descúbrelo conmigo y acompaña a Tim al mágico universo de
BRAID.

 

De la imaginación de un hombre al universo tangible.

 

Braid es un juego independiente desarrollado por el creador
de software Jonathan Blow, disponible en las plataformas de
descarga digital Xbox Live, PS Store y Steam.

 

Braid se desarrolla en todo momento como un
juego sidescroller en el que se mezclan puzzles y plataformas bajo una
atmósfera de leyenda artúrica con cierto aire vintage. Yo, personalmente, lo
describiría como un título vanguardista y atrevido, que bebe de los grandes
juegos de plataformas de los años 90 y se beneficia de la gran mente poética y
artística de su autor.

 

En Braid debemos ayudar a Tim a encontrar a
su princesa. La aventura se sucede a lo largo de cinco mundos en los que el
tiempo actúa de forma extraña y diferente, muchas veces a nuestro beneficio y otras veces
en nuestra contra. Además de saltar, Tim puede hacer uso del tiempo gracias a
que éste puede ser manipulado al antojo del jugador. Las capacidades de retroceder
en el tiempo, de ralentizarlo, o bien de crear universos paralelos deberán ser
dominadas a la perfección si queremos sacar todo el jugo a un juego mucho más
vasto y extenso de lo que pueda parecer a primera vista.

 

Braid es un juego de astucia e ingenio, pero igualmente
accesible a todo tipo de público. Los que sólo quieran pasar un buen rato
encontrarán en Braid el entretenimiento perfecto para un par de horas, al igual
que los jugadores más exigentes o los cazadores de logros, que disfrutarán al máximo
de esta experiencia calentándose el coco para exprimir el juego al 100%.

 

BRAID.

 

Si me preguntase alguien qué es Braid, diría que Braid es
poesía.

 

Braid es poesía gráfica, como la que envuelve la atmosfera
colorista y paisajística del universo Braid, cuyos paisajes y escenarios tienen
una influencia claramente postmodernista. Al que le guste la pintura de Van
Gogh
, encontrará en este juego un merecidísimo homenaje al pintor holandés, que
puede gustar más o menos, pero al que no le falta mérito y personalidad.

 

Braid es poesía lingüística, como la que alegoriza los
intervalos entre los distintos mundos de su propio universo. El juego está narrado
en forma de pequeños ensayos de prosa, que sirven de nexo entre los distintos mundos y promueven de forma magistral el diálogo entre el jugador y
Tim. Estos pequeños textos ayudan en gran medida a entender mejor a este carismático personaje y al universo que se
crea dentro de sí mismo, y son una parte fundamental del juego.

 

Braid es poesía sonora, como la que suena en cada mundo al
compás del tiempo que controlamos. Aunque el juego no cuente con una OST
propiamente dicha y compuesta para la ocasión, se han escogido composiciones
magistrales para su apartado sonoro que amenizan la aventura y son un regalo
para el oído del jugador, ya tenga éste el oído más o menos fino para la música. Recomiendo a todo el mundo escuchar las composiciones de Jami Sieber y Shira Kammen. No tienen desperdicio.

 

Braid es poesía mental, como todo el ingenio que se
desprende tras cada puzzle, que no sigue una línea metódica con respecto al anterior; como el brillante
uso del tiempo y el buen uso de la física y las matemáticas del que se hace gala en todo salto de Tim; y
como cada homenaje que el juego brinda a otros grandes del género, y con los
que muchos jugadores no podrán evitar esbozar una sonrisa al final de cada
mundo.

 

Pertenezco al lienzo, me crearon con la pluma y me dotaron
del lenguaje universal.

 

Braid es una obra de arte. No una obra de arte en el género
de los videojuegos como pueda ser Final Fantasy o The Legend of Zelda, sino una obra de arte en sí
misma convertida a videojuego. Un regalo para todos los que sepan apreciar el
buen uso de la narrativa, la música y la pintura, y un buen juego de puzzles
para todos los demás.

 

Lo mejor:


Una obra de arte convertida a videojuego. El ingenio derrochado en cada puzzle gracias al uso del tiempo. El apartado sonoro, digno de concierto. El final. El broche de oro que toda obra maestra debe tener.

 

Lo peor:

 

Su duración se antoja algo escasa. Que no se hagan más juegos como éste.

 

Braid Trailer -> http://www.youtube.com/watch?v=uqtSKkyJgFM

 

Kammen & Swan - Lullaby Set -> http://www.youtube.com/watch?v=Qk0xnm46B3U

 

Muchas gracias por leerme. Intentaré responder a todos los comentarios, ya sean constructivos o destructivos ;)

 

A. C. D.

 

 

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios

Braid