Imagen de perfil de Novoa
Análisis de Bioshock Infinite
Novoa

¿Tienes miedo de Dios?

-¿TIENES MIEDO DE DIOS?

-NO, PERO TÚ SI ME DAS MIEDO...

 

Bioshock es una de las sagas más especiales, con más
personalidad y, por qué no, la que más me ha tocado la patata en este mundillo
de los videojuegos.

Le tengo mucha rabia a Infinite, la verdad. Porque por culpa
de esta segunda obra maestra de Ken Levine, juegue al juego que sea, añoro la
magia que sólo Irrational Games supo implementar a sus juegos. No puedo empezar
y acabar un juego sin pensar que ninguno será tan bueno como el que jugué hace ya
más de un año, aunque lo último que se pierde es la esperanza.

 

Pero el tiempo puede con todo, hasta con la esperanza.

 

El inicio del juego es un gran guiño al comienzo del
primero, un faro, un hombre…y una ciudad. Y qué ciudad.

Columbia es a Infinite lo que Rapture a Bioshock, la
protagonista del juego.  

Puede que no llegue a ser tan impactante como ésta última,
todos sabemos que las comparaciones son odiosas.

Somos Booker Dewitt, y sabemos casi tan poco sobre él como de
Jack en el primero, aunque a lo largo de la aventura nos desglosaran su pasado
y los hechos que le han llevado a aceptar la misión de recoger a Elizabeth de
Columbia, la tercera protagonista del juego.

Esta vez somos nosotros los que encendemos la mecha que hace
volar por los ‘aires’ la ciudad. En los primeros minutos caminamos y exploramos por una ciudad viva, repleta de ciudadanos con sus respectivas preocupaciones, y
podemos observarlos entablando conversaciones con el resto de personas, donde
nos dejan entrever los comportamientos e ideologías que dominan Columbia, a la
vez que nos presentan un pequeño tutorial donde nos muestran el funcionamiento
de los vigorizadores, que vienen a ser los plásmidos. Esa media hora de recreo
por las calles de la ciudad flotante es un regalo que no pudimos disfrutar en
Bioshock, y se agradece. Entonces llega el número que nunca debimos coger y
empieza todo.

 

Si hay algo por lo que considero a Infinite mejor que
Bioshock es por su argumento, más complejo, con más matices pero con la misma
personalidad y talento en la forma de narrar los sucesos que nos hizo alucinar
con la antiutopía de Andrew Ryan. Y es que carece de cinemáticas (excepto en el
final y en el principio) y todo está narrado in-game.

Puede parecer una historia simple, superficial, que es una
mera excusa para perderse por Columbia y pegar unos cuantos tiros. Pero solo lo
parece, porque es la historia más complicada y enrevesada que he jugado nunca.
Es casi tan profunda como la ciudad submarina de Rapture (…), mención aparte
para el final del juego, enorme, que encaja todas las piezas para tirártelas a
la cara y pedirte que vuelvas a jugarlo para observar todos los detalles y
pistas que te habían ido suministrando poco a poco, sin darte cuenta.

 

Respecto a la jugabilidad, es una pena que este juego diste
tanto de aquel gameplay enseñado allá por el 2011, donde creo que se vinieron
demasiado arriba enseñando algo que no podían lograr con el hardware que tenían
en las manos.

Aún así, Infinite es muy divertido, quizás haya perdido
profundidad respecto al primero (menos secciones tranquilas, de tension, ya no
hay pirateo, no hay diferentes tipos de munición…) para ganar más rapidez y
combates más directos acorde con el mercado actual de shoters en el que nos
encontramos. No digo que lo prefiera así, ya que si ha perdido personalidad,
pero ha sido más un paso en paralelo que uno hacia atrás. Los aerorailes le dan
variedad y verticalidad a los combates, en los cuales también nos encontraremos
con zonas de sigilo.

 

Gráficamente es precioso. No pretende alcanzar un tono
realista, por suerte. La iluminación es excepcional y el diseño de los
personajes, salvo los más habituales como los guardias, está al nivel del resto
de la saga. Songbird es imponente, aunque para nada explotado, al igual que los Boy Of Silence y se echa mucho en falta un combate contra él. Artísticamente es Bioshock, sinónimo de lo mejor de la
industria, no hay más. La imaginación de la gente de Irrational es increíble. Es
curioso ver lo mucho que cambia la atmósfera de la ciudad a lo largo del juego,
cada vez más oscuro, difuminándose cada vez más la resplandeciente Columbia.

 

El doblaje está a la altura del resto del juego y tanto las
grabaciones como las melodías y canciones son de matrícula de honor, con muchos guiños a canciones míticas. No he
echado de menos jugarlo en VO.

 

CONCLUSIÓN

Bioshock e Ininite deberían de ser pensados como un solo
juego. Se complementan y uno no puede ser tan excelente sin el otro. Bioshock hizo que
Infinite sea a día de hoy mi juego favorito, no he podido decir nada realmente malo de
este juego, pero sé que no es perfecto, ni falta que le hace. No es perfecto
porque a mucha gente no le ha gustado, le ha decepcionado o simplemente nunca
se acercarían a un juego como éste, pero ofrece algo tan diferente que seguro
que cualquiera que lo juegue tardará mucho en olvidarse de lo que es y supone Infinite, cada mensaje y cada crítica escondidas bajo un shooter con personalidad y gran argumento.

 

Ojalá pudiera borrar todos mis recuerdos de lo jugado en
Infinite para volver a vivir por primera vez todos y cada uno de los minutos de esta obra maestra
audiovisual.

 

http://www.youtube.com/watch?v=FczOQ7Nmsd8

 

"Juega este juego y borrarás tu deuda".

100

Obra maestra

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de BioShock Infinite

    ACTUALIZADO (16/03/2015): Repescamos este análisis para recordaros que si sois usuarios Gold de Xbox Live ya podéis descargar BioShock Infinite sin coste adicional en Xbox 360 gracias a la promoción Games with Gold de marzo. TEXTO ORIGINAL (25/03/2013: Seguramente estéis de acuerdo con nosotros en que el primer BioShock es uno de los juegos más especiales de esta generación. Por muchos motivos. Parecía difícil que otro juego pudiera llegar a hacerle sombra. Pero... ¿y si ese juego asumiera muchos de sus patrones jugables, puliera lo prescindible y nos sumergiera en otra ambientación magistral, en otra sorprendente trama llena de giros y sorpresas? Y así llegamos a BioShock Infinite. Un shooter subjetivo muy especial

    Hobby

    95

    Excelente

    Lo mejor

    Su ambientación, su trama, su apartado técnico, su doblaje, sus combates llenos de posibilidades...

    Lo peor

    Mientras juegas, resulta inevitable compararlo con el primero. Y las comparaciones son odiosas...

    Análisis de Bioshock Infinite: Panteón marino, episodio 2

    ACTUALIZADO 27-3-2014: A algunos os preocupa la proporción precio-duración de Bioshock Infinite: Panteón marino 2 (con razón), así que antes de proceder al análisis os aclararo ese punto. Esta expansión cuesta 14,99 euros, lo que, en mi opinión, está al límite de lo admisible para un contenido de unas 3 horas. Aún así, no lo he tenido en cuenta a la hora de puntuar. Por otro lado, hay que tener en cuenta que lo ideal es adquirir el pase de temporada, que cuesta 19,99 euros. Con él tienes el primer episodio de Panteón marino, este segundo episodio y el extra multijugador de Batalla en las nubes. Esa opción sí

    Hobby

    81

    Muy bueno

    Lo mejor

    Una vez más, el guión y el carisma de los personajes. El vigorizador Mirón.

    Lo peor

    ¿Demasiadas vueltas de tuerca en la trama? Voces solo en inglés.

    Análisis de Bioshock Infinite: Panteón Marino, episodio 1

    Desde que se anunció Bioshock Infinite, las comparaciones entre su Columbia y la ya clásica Rapture de los dos primeros Bioshock fueron inmediatas. La ciudad entre las nubes molaba, pero la sumergida tenía un encanto especial, tanto que a muchos jugadores les hubiera encantado regresar a ella en todo su esplendor. Pues bien, deseo cumplido. El primer DLC para el modo historia de Infinite ha llegado y traslada a Booker y Elizabeth a la utopía sumergida de Andrew Ryan. Pero, ¿qué pintan estos personajes aquí? No contestaremos aquí a eso, pero sí os daremos una advertencia: no juguéis a este DLC si no habéis terminado primero Bioshock Infinite, pues tiene bastantes

    Hobby

    74

    Bueno

    Lo mejor

    La renovada recreación de la ciudad. El final.

    Lo peor

    Los combates se vuelven algo repetitivos. Voces en inglés. Su estratosférico precio.

Más análisis de usuarios

Bioshock Infinite