Mega Drive
Reportaje

10 juegos en que Mega Drive se impuso a Super Nintendo

Por Elisabeth López
-

A principios de los noventa, presenciamos cómo Nintendo acabó imponiéndose a SEGA. No obstante, con estos diez momentos (nueve juegos y periféricos), Mega Drive se lo puso difícil a SNES.

La guerra entre SEGA y Nintendo se remonta unos años antes del lanzamiento de las consolas de 16 bits por parte de ambas compañías. Sin embargo, fue la Mega Drive de SEGA la primera que llegó al mercado, ganando cierta ventaja sobre el Cerebro de la Bestia, Super Nintendo. Pero, esta guerra terminó hace mucho tiempo, por lo que volver a ello carece de sentido. Por esta razón, hemos preferido recopilar 10 momentos en los que Mega Drive se impuso a Nintendo, constituidos, básicamente, por juegos y periféricos. 

Así pues, y teniendo a la vuelta de la esquina una nueva versión de Megadrive: Genesis Flashbackhemos recogido los juegos y periféricos que hicieron que la consola de 16 bits adelantara en algunos momentos a la de Nintendo. No obstante, si aún queréis más motivos para disfrutar de esta máquina, no os perdáis los 20 mejores juegos de Mega Drive

1. Periféricos

Los periféricos de Mega Drive fueron, junto con los juegos y la ventaja temporal, los que marcaron una de las principales diferencias notorias entre la consola de SEGA y la de Nintendo. Especialmente destacables son: por un lado, el Mega-CD, que otorgaba a la consola de una unidad CD-ROM donde se podían ejecutar juegos mucho más avanzados y de mayor calidad; y, por otro lado, la SEGA 32X, que ofrecía una ampliación de 32 bits a la consola (de 16 bits). 

2. Altered Bleast

Altered Beast siempre ocupará un hueco nuestros corazones al ser el primer título que se vendió junto a la consola dentro de un pack. Además, siempre será, indiscutiblemente, una de las mejores adaptaciones realizadas de juegos trasladados de las máquinas recreativas a las consolas domésticas.

3. Golden Axe

El género beat'em up fue uno de los más famosos de las máquinas recreativas entre finales de la década de los ochenta y principios de la década de los noventa. A este pertenece Golden Axe, un beat 'em up de corte clásico en el que nuestra misión consistía en acabar con cualquier forma de vida malvada que se cruzara en nuestro camino. Lo que hizo a este juego especial fue un apartado técnico excelente y un par de niveles adicionales respecto a las máquinas recreativas.

4. Disney: Castle of Illusion, World of Illusion, Quackshot y Fantasía

Las consolas de Nintendo e incluso PS1 de Sony albergaron la mayoría de los grandes juegos de plataformas que se recuerdan a día de hoy. No obstante, la consola de 16 bits de SEGA consiguió hacerle competencia en el género a Super Nintendo con los juegos que nacieron fruto de la unión de fuerzas entre SEGA y Disney: Castle of Illusion, World of Illusion, Quackshot y Fantasía. Todos ellos ayudaron a incrementar la popularidad de la consola.

5. Sonic The Hedgehog

Tras el fracaso de Alex Kidd por convertirse en la imagen de la compañía, el erizo azul aterrizó en 1991 con su primera entrega: Sonic The Hedgehog. Este título rompió los moldes vigentes presididos por Super Mario Bros., pues es un juego de plataformas mucho más dinámico que gracias a la velocidad. Aunque no consiguiese destronar a Super Mario como el rey de los plataformas, supuso todo un hito en aquel momento.

6. Streets of Rage II

En 1992, las ofertas de juegos de ambas compañías eran espectaculares y las dos estaban en la cima. No obstante, Mega Drive contaba con una pequeña desventaja debido a su hardware más antiguo y su limitada paleta de colores, lo que hizo que los técnicos se estrujaran los sesos para sacar el máximo partido gráfico de la consola. Como resultado, sacaron juegos con un acabado increíble como Streets of Rage II, título de lucha que fue capaz de competir con éxito frente a todos sus rivales.

7. Disney's Aladdin

Este videojuego contaba con un claro trampolín para asegurar su éxito entre los niños de la época, la película de Disney del mismo nombre: Aladdin. A pesar de que Super Nintendo contó con su propia versión también, fue la desarrollada por Virgin para Mega Drive la que se llevó la ovación de los jugadores gracias a unos gráficos espectaculares. Como no, se coronó como uno de los mejores juegos de 1993.

8. Super Street Fighter II

El auge de las consolas de 16 bits hizo que el juego se adaptase a las mismas, incluyendo a Mega Drive. Lo que hizo que la versión para la misma fuese la clara ganadora, fue, entre otras cosas, los nuevos colores con los que contaba. 

9. FIFA International Soccer

FIFA International Soccer marcó un punto de inflexión en la trayectoria de los juegos de fútbol, pues el equipo de EA Sports consiguió que, por primera vez, fuésemos los protagonistas de auténticos partidos de la máxima competición, con unos estadios a rebosar de espectadores. Asimismo, los gráficos y la perspectiva isométrica colaboraron decisivamente a potenciar la espectacularidad de juego que primero aterrizó en la consola de 16 bits de SEGA.

10. Comix Zone

En 1995, SEGA dio un golpe en la mesa con Comix Zone, que era capaz de exprimir al máximo el poderío técnico de la Mega Drive y le auguraba seguir dando guerra.

Lecturas recomendadas